Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Mario Vargas Llosa: “Chile representaba un modelo que había elegido la prosperidad”

Mario Vargas Llosa: “Chile representaba un modelo que había elegido la prosperidad”

El jueves, en el Teatro Municipal de Las Condes, el premio Nobel de Literatura expuso sobre la libertad, en un evento organizado por La Otra Mirada. A la cita llegaron exministros, el expresidente Frei, empresarios y parlamentarios.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 1 de octubre de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

La cita era a las 8:30 de la mañana en el Teatro Municipal de Las Condes. Los protagonistas, Mario Vargas Llosa y su hijo Álvaro, acompañados del exconvencional Agustín Squella. Y por supuesto, el financista del evento, Nicolás Ibáñez. Mientras llegaba la gente, garzones de la banquetería Magdalena Vial ofrecían sándwichs, café, pasteles y jugos.

Antes de entrar a la sala, llegó el expresidente Eduardo Frei acompañado de su señora Marta Larraechea, a quienes muchos les pidieron foto. Estaban también los exministros Lucas Palacios, Juan Carlos Jobet, Alfredo Moreno, Julio Isamit, Harald Beyer y Roberto Ampuero, además del exjefe del segundo piso Cristián Larroulet, los exconstituyentes Chahín y Larraín Matte, el diputado Francisco Undurraga y los alcaldes de La Reina y Puente Alto, José Manuel Palacios y Germán Codina.

Había también un alto contingente del Partido Republicano, entre ellos el excandidato presidencial José Antonio Kast y sus colaboradores más cercanos, Arturo Squella, Carolina Araya y Cristián  Valenzuela. Y algunos representantes del mundo privado, como el presidente de la CPC, Juan Sutil; el expresidentre de la Sofofa y fundador de Pivotes, Bernardo Larraín y el CEO de BTG Pactual Chile, Juan Guillermo Agüero.

La cita partió tarde: cerca de 40 minutos después de lo programado, los asistentes pudieron entrar al teatro, que a los pocos minutos se llenó completamente.

La broma de Ibáñez a Frei que sacó risas

La periodista de Mega Soledad Onetto fue la anfitriona de la conferencia, y, tras dar una breve bienvenida, invitó al escenario a la dueña de casa, la alcaldesa Daniela Peñaloza. “Pensé, qué mensaje le puedo transmitir yo a Mario Vargas Llosa que él no sepa. Y me dejé inspirar por una frase tuya, ‘un escritor no escoge sus temas, son los temas quienes le escogen’ y a mí me escogieron los vecinos”, dijo para abrir, y luego agregó: “Desde nuestra comuna tenemos un compromiso concreto con la libertad”.

El segundo en subir al estrado fue Nicolás Ibáñez. Comenzó con una broma hacia el expresidente Frei, aludiendo a una frase de Vargas Llosa en que dijo que Chile era aburrido.

“Me vino a la memoria un comentario de nuestro querido invitado, diciendo que Chile era un país en el continente bastante aburrido, porque no pasaba nada. Sospecho que era en la época de nuestro querido Presidente Frei”. La alusión sacó risas entre los asistentes.

Posterior a eso hizo un análisis del momento actual, comparó al novelista con Churchill y dijo que la derecha actualmente estaba como en el tenis “que gana el que pierde menos”, y gracias a los errores del oponente.

Para cerrar, afirmó que Chile hoy tiene seis desafíos: identidad y aspiración nacional, ordenamiento constitucional, efecto deseado para una nueva Constitución, violencia y narcotráfico, institucionalidad y liderazgos y ganar no perdiendo.

“Chile representaba un modelo que había elegido la prosperidad”

Con ayuda para subirse al estrado y sin la energía que lo suele caracterizar, el premio Nobel subió a las 9:40 y se sentó en una silla a hablar sobre la libertad. Comenzó diciendo que hoy los países pueden elegir ser libres y prósperos o pobres y dependientes.

Aquí ejemplificó con Singapur. Más adelante habló de Chile, cómo le entusiasmaba el caso de nuestro país y que se había elegido la libertad. “Pero de repente, la violencia empezó a desconcertarnos, ¿por qué? ¿qué ocurrió?”.

“Chile representaba un modelo que había elegido la prosperidad, cuando América Latina había elegido la pobreza, la miseria, la demagogia. Y no me refiero para nada a la dictadura de Pinochet, pero digamos, esa dictadura entre las muchas cosas malas que tenía había una buena, una política económica que había traído mucha prosperidad al país", comentó.

"¿Qué ocurrió para que los chilenos de pronto renunciaran a la prosperidad, a ese camino que les daba la verdadera independencia y regresaran a épocas pasadas?” preguntó el peruano, para poco más adelante decir que Chile, hasta antes del 2019, estaba acercándose a las democracias más desarrolladas. "¿Qué pasó para retroceder, para llegar como el resto de América Latina, que ha elegido mal?”, cerró.

El público contra Squella

Tras una exposición de 30 minutos, subieron al escenario el periodista Álvaro Vargas Llosa y el Premio Nacional de Humanidades y exconvencional, Agustín Squella. Ahí fue cuando los ánimos empezaron a encenderse. Squella afirmó que la Convención había fracasado y que él era parte de ese fracaso, algo que ya había planteado en entrevistas post triunfo del Rechazo.

“Yo creo que nos perjudicó más el proceso que el texto”, destacó el exconstituyente. Fue ahí, donde por primera vez se activaron los presentes y se escuchó un “nooo” al unísono.

Luego corrigió: “Voy a repetir la afirmación, los chilenos no somos muy dados a los matices, dije que el proceso nos perjudicó más que el texto. La ciudadanía, creo yo, se empezó a alejar de la Convención, a enfriarse, distanciarse. Eso sentí en los meses finales. Por supuesto que el texto tampoco fue satisfactorio, pero estoy seguro que con mayor perspectiva y objetividad, partes de esa propuesta pueden ser aprovechadas el día de mañana como base para examinar”. Y cerró, “Hemos estado 42 años sin reemplazar una Constitución escrita en dictadura”.

Luego fue el turno de Vargas Llosa hijo, quien respondió: “Si el problema de una Constitución es su origen, cambia la firma, pero no las ideas que están en esa Constitución”. Llovieron los aplausos.

Y agregó: “Con el mayor de los respetos Agustín, claro que los países pueden elegir mal, eligieron el 98 en Venezuela a Hugo Chávez y mira la tragedia; en Nicaragua a Ortega, los años 30 a los fascistas en Europa. Desde luego que es verdad que es de una extrema intolerancia decir que elegir bien significa elegir las preferencias que son las mías; pero hay una diferencia entre las preferencias que no son las mías y algunas que mantienen la democracia, que representan matices de políticas económicas y ahí el riesgo de elegir algo que represente la desnaturalización total de la democracia y de lo que es muy difícil salir después”.

Y el diálogo siguió: “Yo agregaría, Álvaro, que a la hora de encontrar en Latinoamérica gobiernos, no países, que a nosotros nos desagradan, no hemos pasado de nombrar tres, Nicaragua, Venezuela y Cuba. ¿Pero Chile de verdad está cerca de convertirse en Cuba?”, preguntó.

Nuevamente intervinieron los asistentes, se escuchó un grito que dijo “¡Argentina!” y el premio Nobel selló: “Todos los países se pueden convertir en Cuba”.

María Teresa Ruiz y su progresiva pérdida de visión: “Cuando cierro los ojos ya no soy ciega, porque ahí está mi memoria”

La astrónoma, Premio Nacional de Ciencias Exactas 1997, sufre un trastorno ocular que le ha ido apagando la vista. En el ojo izquierdo ya no tiene visión central; en el derecho es de apenas un 2%. No maneja, no dicta clases, ha cambiado rutinas cotidianas. Pero está activa y con energías. “Lo siento como un desafío para buscar otros espacios donde seguir siendo feliz”, dice.

Joaquín Lavín en modo startup: funda edtech con ex Seremi de Educación y creador de Puntaje Nacional

Al volver de España en enero, donde vivió medio año, el ex alcalde de Santiago se propuso emprender: fundó Akademi, una aplicación que ofrece ejercicios de matemáticas y lenguaje para estudiantes de 1º a 4º básico. Se asoció con Bárbara Soto, ex Seremi de Educación, y Fabián Martínez, socio de Puntaje Nacional. La estrenarán en marzo y esperan sumar 10 mil clientes el primer año. Luego, saltar a México, Colombia y Perú. “Es una oportunidad para cambiarle la vida a los niños de los sectores medios y vulnerables. Y al mismo tiempo, ser un gran negocio”, dice el ex candidato presidencial.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR