Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Argentina reflota caso Mercobank, el banco de chilenos cerrado en 2001

Argentina reflota caso Mercobank, el banco de chilenos cerrado en 2001

Un exhorto a la justicia chilena pidiendo que se notifique de una millonaria multa al ex vicepresidente del Mercobank, Eduardo Rodríguez Guarachi, reavivó los fuegos. Los demás directores de la firma también fueron multados.

Por: Fernando Vega | Publicado: Viernes 10 de diciembre de 2021 a las 09:00
  • T+
  • T-

Veinte años después de su cierre obligado, debido a problemas financieros, el caso del desaparecido banco Mercobank de Argentina que controlaban inversionistas chilenos vuelve a reflotar: a mediados de noviembre la justicia de ese país envió un exhorto a su par de Chile pidiendo notificar al ex vicepresidente de la entidad, el abogado Eduardo Rodríguez Guarachi, de una millonaria multa aplicada en 2015, en medio de un juicio que partió el 2001.

La petición la realizó el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo Federal N° 8 de Buenos Aires, tras la querella del Banco Central Argentino (BCRA), que regula al sistema financiero de ese país y que en el 2000 decidió disolver la entidad, debido a que sus accionistas no quisieron seguir capitalizándolo.

Todo partió en noviembre de 1999, cuando en Buenos Aires los bancos de capitales chilenos Mercobank y Transandino, que eran dos pequeñas entidades de ese mercado, acordaron fusionarse para crear una institución con fuerte presencia en el interior argentino. Era una entidad de tamaño medio, la número 58 entre 141 bancos de ese país.

Entre sus accionistas figuraban las firmas chilenas ECSA y Norte Sur (ex Banco del Desarrollo), que a través de la sociedad Abinsa controlaban el 50,21% del capital. Otros de sus accionistas eran la petrolera Repsol-YPF y el grupo italiano Intesa (ex socio del Banco del Desarrollo en Chile).

El banco resultante de la fusión contemplaba además una importante capitalización de la entidad, centrada en personas y PYME. Pero a fines del 2000 todo terminó. En medio de una nueva crisis en ese país, los controladores de la entidad optaron por no seguir metiéndole recursos a un negocio que no estaba dando los resultados esperados.

Los chilenos le propusieron al BCRA capitalizar el banco con otro socio que aportaría US$ 10 millones, pero la oferta fue desestimada, porque los plazos de una capitalización podrían prolongar la situación de inestabilidad del Mercobank.

En enero de 2001, el banco fue traspasado a otras entidades y el regulador trasandino inició la investigación sobre los los errores e imprevistos que llevaron a la caída del banco

.
El Mercobank era presidido por Horacio Liendo, ex secretario de Coordinación del Ministerio de Economía durante la gestión de Domingo Cavallo. Al día del cierre había sido reemplazado por el empresario chileno Juan Carlos Latorre (ECSA).

Riesgo

En octubre de 2014, la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias de Argentina decidió aplicar una multa de casi 68 millones de pesos argentinos (unos US$ 8 millones de entonces) a las planas ejecutiva y directiva del Mercobank, acusando varios incumplimientos de las normas sobre créditos y riesgo verificados entre 1999 y 2001.

Según se puede leer en la resolución, el Mercobank otorgó sistemáticamente a un grupo de empresas varios créditos por encima de los máximos permitidos. La acusación también menciona el otorgamiento y aprobación de financiamientos sin respaldos, problemas contables y hasta falta de veracidad en las cifras.

“Las imputaciones se refieren a excesos tanto a la relación con el funcionamiento del riesgo crediticio como también a la graduación del crédito, operaciones pasivas acordadas en condiciones más ventajosas que el resto, realización de actos de ocultamiento por movimientos de transferencias cruzadas de fondos de cuenta corriente”, indica el documento.

En líneas posteriores se lee: “los incumplimientos se llevaron a cabo en un contexto de iliquidez de la entidad y con el riesgo potencial de que la cesación de pagos del banco pudiera provocar una corrida de depósitos al resto del sistema” y sostiene que por culpa de “las operaciones pasivas preferenciales”, el perjuicio recayó en los resultados de la entidad y por esta vía “en su insolvencia”.

De acuerdo con la carta rogatoria para notificar a Rodríguez Guarachi, el 3 de marzo de 2021 se resolvió notificarlo por exhorto internacional. La solicitud ingresó al poder judicial el 29 de noviembre. Según confirmaron algunos ex directores de la entidad, a todos los multados se les ha notificado y varios han apelados a las multas, que en todo caso no implican ninguna prohibición para operar en ese mercado ni entrar y salir de Argentina.

En declaraciones de 2001 a los medios argentinos, el entonces vicepresidente de la entidad, Eduardo Rodríguez Guarachi (ex embajador de Chile en Argentina), sostuvo que “nos dimos cuenta que para competir en el mercado argentino es necesario ampliar el capital. Por eso, habíamos empezado a buscar un socio. Nos mantuvimos en tratativas con empresarios de mi país, pero no avanzamos”. Esta vez, consultado por DF MAS, declinó responder.


Directorio de “personalidades”

El plan de los chilenos era convertir el Mercobank en una de las entidades de personas y PYME más relevantes de Argentina, aprovechando la amplia base de pequeñas empresas y los mecanismos de apoyo estatal que entonces ofrecía ese país. En Mendoza, la entidad llegó a ser uno de los bancos líderes de la provincia.

Entre sus directores además de los chilenos Vicente Caruz, Maximiliano Poblete (ex Banco del Desarrollo), Juan Carlos Latorre Díaz (ex socio de ECSA) y Sergio de Castro (ex socio de ECSA) figuraban varios políticos conocidos en Argentina, como su presidente Horacio Tomás Liendo, un especialista en derecho bancario y administrativo que en 1991 fue asesor y luego secretario de Coordinación Legal y Administrativa del gabinete del ministro de Economía de Carlos Menem, Domingo Cavallo. En 2019 pasó a Mercado Libre.

Otros de los “rostros” del banco era el ex secretario de Inteligencia durante el menemismo, Hugo Alfredo Anzorreguy, director titular y miembro del comité de créditos y operaciones activas. En ese mismo gupo estaba el banquero Daniel Tillard, gerente de normalización y recupero, el académico Carlos Adrián Lavignolle, (gerente comercial) y el viñatero mendocino Carlos Alberto Mangiarotti.

Abraham, Ricardo e Ilan: las tres generaciones Senerman que intentan salvar un imperio

La bomba estalló el miércoles en la tarde cuando se anunció que Sencorp entraba en un proceso de reorganización judicial para evitar la quiebra. Desde ese día, Ricardo e Ilan Senerman trabajan junto a los abogados de Carey y los asesores financieros de Asset, para aunar miradas con los acreedores y lograr salvar la compañía que creó su abuelo, el arquitecto Abraham Senerman, hace 60 años. Esta es la historia de una semana frenética y del estilo de las tres generaciones Senerman.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR