Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

La disputa legal de Polo con Hites por una marca "mortalmente parecida"

La disputa legal de Polo con Hites por una marca "mortalmente parecida"

La multinacional Polo Ralph Lauren y la Asociación de Polo de Estados Unidos llevaron a los tribunales a la cadena de tiendas chilena Hites por, supuestamente, haberles copiado el nombre, el caballo y el jinete para una marca propia: The King’s Polo Club.

Por: Fernando Vega | Publicado: Domingo 24 de enero de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

Más de 600 registros obtenidos en casi todo el mundo y en diferentes idiomas son algunas de las pruebas con que la multinacional de ropa e indumentaria Polo Ralph Lauren y la Asociación de Polo de Estados Unidos enfrentan a la cadena chilena de tiendas por departamento Hites por presuntamente haberles copiado el nombre y gráfica para una marca propia que la firma local lanzó en 2018.

The King's Polo Club se llama el registro que protagoniza la pelea, que esta semana llegó a la Suprema después de que el Tribunal de Propiedad Industrial (TPI) estimara que el registro de Hites, la cadena que controla la familia del mismo nombre, no tiene relación directa con el de los norteamericanos y que si se parecen, es en apenas algunos detalles.

Todo partió el 14 de agosto de 2018. Ese día, Hites solicitó ante el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial de Chile (INAPI) el registro de la marca The King's Polo Club para una serie de accesorios como bolsos, maletas y estuches. Unos meses después, los productos -una de las grandes y rentables apuestas de la cadena chilena- ya estaban en sus vitrinas.

Poco tardó en aparecer Polo, la multimarca internacional del caballito y el jinete, todo un símbolo del estilo de vida estadounidense, el estatus y aspiraciones, que en las últimas décadas se tornó un ícono de la industria de la moda, por lo que ha debido lidiar en todo el planeta contra el uso y pirateo de sus emblemas.

Concretamente, Polo ha demandado a Hites por usar símbolos y nombres a su juicio muy semejantes -en la gráfica y el sonido- a los suyos. El caballo, el jinete, la palabra Polo y hasta su disposición en las prendas que se venden bajo la marca The King's Polo Club de Hites, se parecen demasiado a la enseña norteamericana, reclaman. Lo mismo opina la Asociación de Polo de Estados Unidos -representada por Clarke, Modet & Co.- que también estimó que The King's Polo Club es notoriamente similar a los registros suyos, también patentados en Chile y casi todo el globo.

Según la denuncia, Polo acusa a Hites de haber inscrito una marca casi idéntica a la suya, pese a que la firma estadounidense ya la había registrado en Chile a principios de los 80 en plena apertura económica para cientos de productos de vestir y accesorios. La multinacional también había patentado en el país el nombre Polo, la figura del caballo y su jinete en diferentes tamaños, movimientos y situaciones, además de otras gráficas. Lo mismo había hecho en casi todo el mundo, en diversas fechas.

"La marca pedida The King's Polo Club, confusamente similar a las marcas creadas por The Polo/Lauren Company L.P; Polo y sus elementos figurativos, consideradas como famosas y notorias a nivel mundial, coexistiría en el mercado relevante con las marcas indicadas de mi representado, resultando en una potencial desviación de consumidores", indica la demanda del estudio Carey.

Según Polo, las marcas son tan curiosamente parecidas que la gente puede terminar creyendo que el producto de Hites es el mismo de la norteamericana y que por eso deberían sacarla del mercado. Pero los chilenos han respondido que no piensan hacerlo. Es más, los productos The King's Polo Club siguen a la venta y en la web de Hites esta semana se ofrecían desde pantalones hasta parkas y pantuflas de esa marca con grandes descuentos.

Imagen foto_00000001

A través del estudio Albagli Zaliasnik, Hites ha respondido que "su" Polo ya se encuentra posicionada y que el hecho de que ambos registros compartan un elemento en común como el caballo, de ninguna manera podría confundir al público. Añaden que la palabra polo y el dibujo del equino estilizado están presentes en miles de productos y marcas de todo el mundo y de diferentes dueños. "No existe un fundamento legal para estimar que la marca solicitaba inducir a error o engaño respecto del origen y procedencia del producto en cuestión", sostienen.

En la página del INAPI existen en total 25 registros que contienen la palabra Polo. Algunos son de Hites, Polo Ralph Lauren y la Asociación de Polo de EE.UU.

Este miércoles, la Corte Suprema acogió a tramitación un recurso de casación en el fondo por parte de Polo y la Asociación de Polo de EE.UU., del cual también se hizo parte Hites. Ninguno quiere ceder un centímetro. DF MAS solicitó sus versiones a las partes, pero declinaron participar.

Luego de que Hites registrara The Kings's Polo Club, la marca estadounidense inició su ofensiva. El 25 de octubre de 2018 apeló indicando que ellos eran titulares en Chile y el extranjero de registros vigentes para una familia de marcas construida en torno al nombre Polo, los logos que contienen figuras de polistas y una serie de registros al respecto y para diferentes clases de productos.

El INAPI aceptó la reclamación, pero no en su totalidad. Entre el 1 de febrero de 2019 y el 10 de septiembre de ese año, las partes alegaron por la originalidad de las marcas, sus fechas de creación, los registros en el extranjero y hasta su fama como argumentos para quedarse con el registro. Pero el punto que concentró la discusión fue la efectividad de que el signo pudiera prestarse para inducir a error o engaño respecto de "la procedencia, cualidad o género de los productos", se lee en el expediente.

Hites reclamó que Polo intentaba prohibir el uso de la palabra "polo", que es un deporte, en casi todo tipo de producto y actividad en todas partes del globo como lo demostraba su larga historia de enfrentamientos judiciales. Y que por eso, se le estaba creando un verdadero monopolio.

El 10 de septiembre de 2019, la directora del Inapi, Loreto Bresky, falló desestimando la demanda de la multinacional, aceptando que la marca de los chilenos -The Kings's Polo Club- podía seguir existiendo sin problemas. Menos de un mes después el caso ya estaba judicializado.

En el expediente, las ahora tres partes involucradas -Polo, Hites y la Asociación de Polo de EE.UU- presentaron como prueba cientos de imágenes de los productos cuestionados, las marcas registradas y numerosas comparaciones entre los registros donde cada uno expone las semejanzas y diferencias que ve: en una el jinete está con el mazo en la mano derecha y en la otra en la izquierda; en una el caballo es estilizado y en la otra no tanto; la palabra polo todos la escriben con mayúscula y destacada, pero el tipo de letra y su posición en el conjunto es diferente.

Imagen foto_00000006

"Es dable señalar que el hecho que .... (Polo) sea titular de un registro que cuenta con un elemento figurativo que consiste en la figura de un caballo y jinete, no le otorga protección sobre todas las formas de representar dicha figura, la que en el presente caso (The Kings's Polo Club) se muestra disímil a la que contiene el signo mixto requerido, estructurado sobre la base de un caballo robusto en reposo acompañado de un jinete que se encuentra de pie, a diferencia de lo que sucede en las marcas del oponente y apelante, que se caracterizan por incluir la imagen de un caballo estilizado en movimiento con un polista sobre su lomo", se puede leer en el fallo del TPI, cuyo cuestionamiento es lo que está viendo ahora la Corte Suprema.

El TPI además determinó que la forma en que la marca The King's Polo Club fue inscrita tampoco generaba confusión.

Pero Polo y la Asociación de Polo de EE.UU. sostienen que la de ellos es una marca famosa y notoria, tal como lo define la ley, por el que gozan de un estatus privilegiado. Pero en el INAPI estimaron que si bien los norteamericanos acreditaron que su marca además de registrada, goza de fama y notoriedad en el extranjero, "de la confrontación de los signos en conflicto es posible advertir diferencias tanto gráficas como fonéticas que permiten distinguirlos entre sí", dándole el sí a Hites.

En las próximas semanas las partes volverán a verse las caras. Será la Suprema quien defina si el caballito y el jinete pueden seguir en esos productos o no.

Adriana Amado: “Comunicar para el fanatismo siempre es más fácil”

La argentina, experta en comunicación política, entrega una lección que puede servir para futuras elecciones: no basta con tener miles de seguidores en redes. El desafío, asegura la autora de Política Pop, es construir a esa comunidad antes de que la necesites para que después pueda replicar tus mensajes.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR