Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Las chilenas que lideran la industria venture capital

Las chilenas que lideran la industria venture capital

Como en gran parte de la industria financiera, el porcentaje de mujeres que se desempeñan en el rubro del capital de riesgo es menor que el de hombres. Sin embargo, hay chilenas que están liderando organizaciones destacadas en Chile y la región. Mujeres en la industria de venture capital -que tuvo cifras históricas durante el año pasado y hoy se ha visto corregida por el alza de tasas, un mercado bajista y la sombra de una recesión económica-, ellas son: Magdalena Guzmán (ACVC), Antonia Rojas (ALLVP), Paula Enei (Platanus) y Evelyn Von Bischhoffshausen (Kayyak).

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 18 de junio de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Antonia Rojas (31), socia de ALLVP

“Las startups que no tenían buenos fundamentos deberán reevaluar sus estrategias y cuidar mucho su capital”

La administradora de fondos de venture capital ha apostado por startups chilenas como Fintual, Cornershop y Cumplo. Manejan más de US $350 millones y es una de las firmas más grandes de la región. Una de sus socias es la chilena Antonia Rojas, quien después de hacer un máster en emprendimiento social en San Francisco y de pasar por el fondo chileno Manutara Ventures, a finales de 2018 se mudó a México.

Cree que -tal como lo ha hecho la economía mundial- “nos encontramos en un periodo de ajuste dentro del ecosistema. Después de dos años de liquidez nunca antes vistos, el ecosistema VC se sobrecalentó. Por esto, las startups que no tenían buenos fundamentos deberán reevaluar sus estrategias y cuidar mucho su capital. Es una gran oportunidad para aquellas empresas que realmente resuelven un problema y están construidas sobre cimientos fuertes”.

Uno de los referentes en el mercado es el director de YCombinator Michael Seibel, quien hace unas semanas alertó sobre el complejo momento que viene para las firmas tecnológicas. Rojas cree que hoy el foco de las startups debe de estar en su estrategia para lograr ser rentables lo antes posible y extender su runway (plazo de caja que queda para sobrevivir) sin necesidad de financiamiento adicional. Ante esto, “grandes desafíos serán desde el lado de priorizar proyectos que muestren su valor en el corto plazo, postergando inversiones en proyectos de largo/mediano plazo, incluyendo pausas e inclusive reducciones de personas en muchos casos”, recalca.

Asegura que el rigor de los procesos para invertir les ha permitido diversificar en ciclos económicos, y “a diferencia de algunas administradoras de fondos que el año pasado invirtieron la mayoría de sus recursos en el mercado y se sobreexpusieron a un mercado que estaba en sus máximos históricos, nosotros mantuvimos la calma y solamente invertimos en grandes equipos con experiencia técnica y operativa, así como con sólido product-market-fit”.

Rojas cree que todavía hay mucho por hacer pero ha habido progresos. “Hay cada vez más fondos en la region sumando mujeres, y lo más emocionante es ver nuevos fondos fundados por mujeres como Screen Capital, Amplifica Capital o Gana Ventures, y a otros como Maya Ventures, consolidarse dentro de la región. Este es un cambio que no solo es importante sino fundamental para promover el intercambio de ideas diversas, distintas experiencias de vida y puntos de vista. Entre más diversos son los equipos, más profundidad hay en los debates”, concluye.

Paula Enei (33), cofundadora de Platanus Ventures

“Creo que -en estos tiempos- las firmas que están en etapas más tempranas tendrán más oportunidades de levantar capital”

Psicóloga de profesión, Paula Enei no ha ejercido lo que estudió. Primero creó El vaso medio lleno, que pretendía emular el sitio estadounidense Buzzfeed y tuvo más de 23 millones de visitas mensuales, luego el 2017 entró a Start-Up Chile -donde vió pasar a más de 500 equipos de emprendedores- y conoció a los fundadores de Fintual. Tenía en su cabeza la idea de que las startups con equipos tecnológicos fuertes eran más exitosas y levantaban más capital, la misma visión que compartían Pedro Pineda y Agustín Feuerhake. Unieron fuerzas y crearon Platanus Ventures, una especie de YCombinator latinoaméricano que acelera e invierte en startups en etapa temprana.

Lidera una aceleradora por donde han pasado 29 startups, en una industria con poca presencia femenina, y cree que “una de las formas de resolver la falta de mujeres fundadoras es tener a mujeres inversionistas, porque las mujeres van a tratar de solucionar problemas que les aquejan a ellas y las mujeres inversionistas probablemente empaticen con esos problemas también”, aunque afirma que esta transición no cree que pase muy rápido.

En Platanus solo invierten en etapas tempranas, y ahí, afirma la psicóloga, el equipo es fundamental. Uno de sus requisitos es que uno de los fundadores pueda crear el producto y tenga capacidades necesarias para liderar el área de tecnología. “Eso incluye la visión, hablar con los usuarios y entenderlos, y ser capaces de seleccionar el mejor talento tech que existe”, comenta. “Estamos convencidos de que los equipos que tienen una ventaja competitiva son los que cuentan con al menos un cofundador técnico que siempre está acompañado de un muy buen comercial”, agrega.

Cree que -en estos tiempos- las firmas que están en etapas más tempranas tendrán más oportunidades de levantar capital. “Esto porque todos los fondos levantaron mucha plata y querían hacer inversiones muy grandes, pero obviamente la inversión de VC es de riesgo y las chances de que le vaya bien a las startups no son tantas, entonces no hay tantos players en ese lugar, hay demasiada competencia para el VC, porque no hay tantas startups en posición de recibir cheques de 150 millones. Por eso los VC se tuvieron que necesariamente volcar a invertir en etapas más tempranas, como en seed o serie A, porque solo así iban a tener derecho a seguir invirtiendo a los que les fuera bien”.

Magdalena Guzmán (42), directora ejecutiva de la Asociación Chilena de Venture Capital

“No creo que haya diferencias entre un hombre y una mujer a la hora de invertir, sino que ambos se complementan”

La asociación gremial fue fundada el 2018 con solo seis miembros. Hoy son 66 socios y representa el 95% de los que están invirtiendo en startups, asegura la diseñadora integral que dirige la entidad. El año pasado los miembros de la ACVC invirtieron en 138 startups y tuvieron ocho exits. Además, el porcentaje de mujeres que levantaron capital fue de 7% del total y de los que pasaron por programas de aceleración e incubación, un 25% fueron mujeres.

Es un perfil atípico, trabajó durante 15 años como diseñadora y profesora en la Universidad del Desarrollo, donde se insertó en el mundo de la innovación. Le gustó el tema y cursó un magister de innovación y emprendimiento en la Universidad Católica, donde decidió hacer su tesis sobre venture capital. “Ahí conocí a los principales actores del financiamiento de startups de Chile y me invitaron a ser directora. Antes de eso era una industria bien desconocida para mí”, afirma.

El panorama actual es distinto al de hace un año, cuando llovían los capitales y el dinero barato. “Estamos empezando una recesión que seguramente va a durar un par de años, pero también hay que entender que los últimos dos años fueron muy potentes”. Prontos a sacar su memoria anual, adelanta que Chile fue el país que más creció en la región el 2021, por sobre México y Brasil.

Las noticias de despidos en famosas startups no han dejado de aparecer, y ante esto, la ejecutiva cree que “es momento de que las firmas se aprieten el cinturón, pero siempre manteniendo el ánimo de que las tecnologías dan oportunidades que antes eran inalcanzables, puede verse afectada la inversión, pero también es la gran oportunidad para acceso a servicios que antes eran inalcanzables”.

No cree que haya diferencias entre un hombre y una mujer a la hora de invertir, sino que ambos se complementan porque aportan perspectivas distintas, y “podría decirse que mientras las mujeres no se incorporen a la industria se pueden haber perdido grandes oportunidades, para 2028 las mujeres poseerán el 75% del gasto discrecional del planeta, lo que las convertirá en las más influyentes del mundo”, indica. Y agrega: “Otro estudio de BCG indica que 80% es el porcentaje de decisiones de compra que toma o en las que influye la mujer y, según Deloitte, 89% es el porcentaje de compras cotidianas sobre el que influimos nosotras, las marcas que no se alineen a los gustos, necesidades y demandas de ese 89% de ‘votantes’ no serán competitivas”.

Evelyn Von Bischhoffshausen (33), general partner Kayyak Ventures

“Falta que inversionistas institucionales como los fondos de pensiones entren a esta clase de activos”

Tiene una trayectoria ligada a la industria financiera tradicional, estudió ingeniería comercial en la Universidad Católica e hizo un magíster en finanzas. Pero no fue hasta que se fue a hacer un MBA en Columbia que empezó a tomar ramos de venture capital, emprendimiento e inversión de impacto.

Cuando volvió a Chile, se integró al family office de la familia Ibáñez Atkinson. “Ellos tenían la inquietud de introducirse en el mundo VC. Después de un proceso de estudio se dieron cuenta de que había una gran oportunidad en Latinoamérica, y el 2020 decidieron con capital propio fundar Kayyak”, recuerda. Administra un fondo de US$ 80 millones y han invertido en 21 compañías en Chile, Argentina, Colombia y México, entre ellas, Migrante, Xepelin, Wherex, Chipak y Agenda Pro.

A pesar del escenario actual, es optimista sobre el futuro y cree que los elementos centrales de su tesis de inversión en la región no han cambiado, “porque la penetración tecnológica sigue baja, veo que el talento se está moviendo a las startups, es una industria a largo plazo y los fondos hoy están bien capitalizados y aprovechando las oportunidades. Hay un gran interés de fondos internacionales por entrar a la región”, asegura.

Cuenta que ve con buenas perspectivas el mercado chileno, “hay bastantes inversionistas -incluídos nosotros- que hace cinco años no estábamos en el mundo VC, pero que se están introduciendo de a poco”. Sin embargo, asegura la ingeniera, “falta que inversionistas institucionales como los fondos de pensiones entren a esta clase de activos, y eso va a provocar un verdadero punto de inflexión en la industria”.

“Efectivamente a las mujeres les cuesta más levantar capital que a los hombres, y eso en parte porque existen pocas mujeres inversionistas”, afirma la directora de Kayyak. Sin embargo, asegura que de a poco “se han ido generando comunidades para fomentar mayor participación femenina”.

Para esto, plantea que se fomente desde el colegio el interés por las carreras científicas, y se eliminen los sesgos de que las mujeres son buenas para lenguaje y los hombres para las matemáticas. “El negocio del VC no solo requiere habilidades analíticas como muchos piensan, también requiere habilidades de negociación, relacionamiento con personas y manejo de crisis, entonces, creo que es una industria que puede ser muy favorable tanto para mujeres como hombres”, recalca.

El grito de Pola y la historia tras Nueva Clínica Cordillera

Lo que ocurrió el fin de semana pasado con la enfermera Pola Álvarez -quien fue apuñalada a pasos del establecimiento- puso en la agenda noticiosa a la Nueva Clínica Cordillera. Algunos trabajadores han acusado situaciones de violencia verbal y psicológica. Las más graves, incluso, han llegado a tribunales. Aquí, una crónica con detalles de la cultura interna y la historia de Redinterclínica, el holding controlador, que es propietario de otras tres instituciones en el país y que antes de la pandemia tenía un ambicioso plan de expansión.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR