Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Demandan en EEUU a Alto Maipo por dejar sin agua a comunidad local

Demandan en EEUU a Alto Maipo por dejar sin agua a comunidad local

La Comunidad de Aguas Canal El Manzano llegó hasta el tribunal de quiebras en EEUU acusando que la compañía energética incurrió en una serie de irregularidades que llevaron a los miembros de dicha organización a estar sin recursos hídricos durante ocho días. La firma se defiende diciendo que han cumplido con toda la normativa.

Por: Mateo Navas | Publicado: Sábado 10 de septiembre de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Luego de no tener suerte en distintas instancias locales, un grupo de vecinos de San José de Maipo tuvo que acudir a la justicia estadounidense para demostrar su descontento con una serie de acciones -u omisiones- que ha realizado Alto Maipo en la construcción de su complejo hidroeléctrico. La gota que rebalsó el vaso, dice uno de los directamente involucrados, fue algo que ocurrió a principios de año y que dejó a cientos de personas sin acceso al agua. A pesar de eso, fuentes de la compañía energética dicen, en privado, que han cumplido con toda la normativa y que “el proyecto ya está en marcha” y que “no se puede echar atrás”.

La manzana

Como el “quinto mordisco a la manzana” describió la empresa Alto Maipo la desconocida demanda civil que presentó en su contra la Comunidad de Aguas Canal El Manzano el pasado 27 de junio ante el Tribunal de Quiebras de los Estados Unidos en el distrito de Delaware.

Es el último capítulo de un largo conflicto entre la Comunidad de Aguas Canal El Manzano -organización que reúne a diversos empresarios de San José de Maipo- y la empresa energética que forma parte de la estadounidense AES Corporation y que es propietaria del mayor complejo hidroeléctrico de la zona central. La comunidad acusa que Alto Maipo incumplió una serie de normativas, además de pasar a llevar un contrato firmado en 2021. Y a pesar de que presentaron distintas acciones ante la justicia chilena (en la Corte de Apelaciones, la Superintendencia de Medio Ambiente y al Coordinador Eléctrico Nacional), ahora se jugaron el todo por el todo: ingresaron una demanda de 31 páginas en contra de Alto Maipo SpA -en la justicia de Estados Unidos- en la que acusan a la compañía energética de realizar una serie de pruebas que los dejó sin agua por “varias semanas”.

La empresa respondió a través de un documento, presentado a fines de julio, señalando que la denuncia en Delaware (a la que tuvo acceso DF MAS) era solo otro intento más luego de diversas instancias fallidas en el sistema judicial chileno.

Los patrocinantes de la acción judicial, aparte de la comunidad, son cuatro individuos: Gemma Contreras, ex directora de prensa de TVN; Christian Becker, dueño de Casa Bosque; Maite Birke, ex concejala por San José de Maipo, y Bruno Bercic, propietario de la Trattoria Calypso. Actualmente están siendo asesorados por abogados del estudio Quinn Emanuel Urquhart & Sullivan -uno de los más grandes y prestigiosos de Estados Unidos-, quienes redactaron la acción judicial. Por su parte, con Alto Maipo colaboran juristas del estudio estadounidense Young, Conaway, Stargatt & Taylor.

¿Por qué la Comunidad de Aguas Canal El Manzano acudió a la justicia norteamericana? Porque Alto Maipo en noviembre de 2021 se acogió al Capítulo 11 de la ley de quiebras en EEUU, proceso que finalizó en mayo. Entonces, explican fuentes relacionadas, decidieron ir a esa misma sede legal, porque la ley estadounidense permite tramitar otro tipo de causas cuando se abren solicitudes de reorganización judicial. No obstante, conocedores del proceso dudan de la eficacia de este movimiento y se preguntan de dónde la organización vecinal sacó los recursos para iniciar un procedimiento jurídico en Estados Unidos.

Los US$ 68 millones

La persona jurídica que demanda a Alto Maipo nació en 1997 como una organización funcional comunitaria, que buscaba captar el agua del río Colorado en la toma del Canal El Manzano (Región Metropolitana) y distribuirla a través de una red de canales a cada miembro del grupo.

En 2008 la Comunidad y Alto Maipo (a pesar de que la primera estuvo en desacuerdo con el proyecto hidroeléctrico) firmaron un contrato de declaración y compromiso, y en junio de 2021 celebraron un anexo, donde ambas partes establecieron derechos y obligaciones específicas. Parte de ese acuerdo -se lee de la demanda- fue la construcción (por parte de la compañía energética) de una bocatoma para permitir que los miembros de la comunidad siguieran teniendo el mismo acceso hídrico a pesar de las construcciones.

El origen de las diferencias entre Alto Maipo y la comunidad inició en enero de 2022, cuando la firma comenzó a realizar pruebas de sus turbinas hidroeléctricas -uno de los elementos más importantes en esta tecnología- sin autorización por parte de los organismos pertinentes, según estipulan en la acción judicial.

“Las pruebas de las turbinas impidieron el flujo de agua en el Río Colorado en la Toma Manzano e hicieron imposible que la comunidad captara agua”, se lee de la demanda, que detalla que dicho perjuicio se extendió durante el 9, 11, 12, 17, 21 y 27 de enero, y el 24 y 25 de febrero de 2022.

“La privación de agua provocó daños, entre otros, a la salud de los miembros de la comunidad y a sus actividades agrícolas e industriales que dependen del uso de este recurso”, agregaron en la acción judicial, en la que establecen que sufrieron perjuicios por US$ 68 millones. Además, solicitan una indemnización por un monto determinado durante el juicio.

Para solucionarlo, los demandantes afirman que Alto Maipo “construyó una estructura provisional que restableció temporalmente el flujo de agua. Sin embargo, la medida fue temporal, y contribuyó a un problema de turbidez y desechos, perjudicando la calidad del agua y provocando otros daños”.

Con todo esto la Comunidad de Aguas Canal El Manzano presentó un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de San Miguel, el cual fue desestimado bajo la justificación de que se trataba de un asunto técnico y que se tenía que resolver ante las autoridades competentes. También acudieron a la Superintendencia de Medio Ambiente y al Coordinador Eléctrico Nacional. En esta última instancia Alto Maipo declaró, bajo juramento, que había cumplido con toda la normativa y habría acusado que la declaración jurada de la comunidad era falsa.

Acusaciones cruzadas

A lo largo de las distintas instancias judiciales, Alto Maipo se ha defendido mencionando que han cumplido con toda la normativa chilena. De hecho, en una reciente declaración ante la justicia norteamericana de Sebastián Avilés -abogado de la compañía energética en Chile- se estipuló que a finales de abril la Superintendencia de Medio Ambiente monitoreó el río Colorado determinando -luego de 30 días- que el Canal El Manzano “tenía suficiente agua para satisfacer sus derechos hídricos”.

En contraste, Edesio Carrasco, el abogado de la comunidad en Chile, también declaró ante la justicia estadounidense el 25 de agosto. En dicha oportunidad el profesional desestimó las palabras de Avilés: “Luego de conducir una investigación en el sitio la Superintendencia constató que, como resultado de las operaciones de Alto Maipo, la Comunidad no estaba captando la cantidad de agua a la que tenía derecho y que había sido privada completamente del agua durante un período considerable de tiempo”.

A pesar de las acusaciones cruzadas, un conocedor de los trámites internos cuenta que todavía queda un largo camino por recorrer y que se pueden venir más acciones legales en contra de Alto Maipo en la justicia de Estados Unidos.

Pero por ahora, ambas partes prefieren guardar silencio.

Abraham, Ricardo e Ilan: las tres generaciones Senerman que intentan salvar un imperio

La bomba estalló el miércoles en la tarde cuando se anunció que Sencorp entraba en un proceso de reorganización judicial para evitar la quiebra. Desde ese día, Ricardo e Ilan Senerman trabajan junto a los abogados de Carey y los asesores financieros de Asset, para aunar miradas con los acreedores y lograr salvar la compañía que creó su abuelo, el arquitecto Abraham Senerman, hace 60 años. Esta es la historia de una semana frenética y del estilo de las tres generaciones Senerman.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR