Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Quiénes son los ejecutivos chinos a la caza de inversiones en Chile

Quiénes son los ejecutivos chinos a la caza de inversiones en Chile

Dieron el salto por US$ 3.000 millones por CGE, y el viernes se supo que presentaron la mejor oferta por la ruta Talca-Chillán. En Chile, un selecto grupo de chinos mira inversiones en todos y cada uno de los sectores que se pueda imaginar.

Por: Nicolás Durante | Publicado: Domingo 29 de noviembre de 2020 a las 04:00
  • T+
  • T-

WeChat y QQ son las aplicaciones de mensajería instantánea que usan los chinos, porque WhatsApp está prohibido. Por ahí, y con 12 horas de diferencia se comunican los “emisarios” chinos en Chile de las empresas del gigante asiático que buscan incesantemente dónde invertir al otro lado del mundo.

Hasta que lo logran, como con el reciente acuerdo de State Grid de comprar CGE en US$ 3.000 millones. O la concesión de la ruta Talca-Chillán por la que apostó China Railway.

Pero identificar a esos emisarios, como ellos mismos se catalogan, no es fácil. El extremo bajo perfil y las grandes diferencias culturales con occidente los obliga a no aparecer en medios (ni redes sociales), no figurar, no dar entrevistas (es difícil conseguir sus edades y profesiones). Incluso, conseguir nombres de personeros chinos en Chile fue complejo.

Quizá uno de los pocos más reconocibles es Pu Zhang, presidente de la Cámara de Empresas Chinas en Chile (CECC) y gerente general del China Construction Bank en Chile.

Varios sindican a Zhang como un experto financiero, con vasta trayectoria en China y que llegó a Chile el año pasado a hacerse cargo del banco que constituyeron en mayo de 2015 en Chile y que hoy tiene una oficina en el piso 30 de Isidora Goyenechea 2800. El capital con el que inscribieron la oficina en el país fue de US$ 200 millones, y actualmente solo cuenta con créditos comerciales otorgados por $226 millones y 37 empleados en el país.

Pero más que su participación de mercado, el señor Pu se sabe mover en círculos financieros y regulatorios, y entiende perfecto cómo funciona el financiamiento y todos los trámites burocráticos en Chile para obtener permisos o ingresar dineros desde el exterior.

Otro asiático conocido en el mundo financiero es Sen Yang, el representante de la agencia en Chile del Bank of China, que partió recién el año pasado su operación. A Yang, en todo caso, sólo se le conocen aquellas credenciales. 

El segundo chino más poderoso en el país es David Dou Yong, el CEO de Huawei Chile. Dou -que se ha esforzado desde 2018 cuando arribó al país por aprender español- está siempre mucho más expuesto públicamente y ha participado en varias reuniones con autoridades y seminarios clave para expandir sus negocios. En todos esos encuentros, se comunica en inglés.

Varios consultados concuerdan en que David Dou es el personero que mejor conoce el tejemaneje del poder en Chile. “Sabe perfectamente a quién hay que ir a visitar”, dice un ejecutivo que ha trabajado con él. Además, desde hace un buen tiempo se ha dedicado a sellar alianzas con universidades, como la de Chile y la Santa María, para el desarrollo tecnológico.

Huawei es de las pocas empresas chinas en nuestro país que tienen una agencia de comunicaciones contratada. Se trata de Extend, ligada a las hermanas Pilar y Marilú Velasco.

En otros segmentos también se menciona a Joanne Zhou, CEO de Sunforest Chile, una empresa que anda desde hace un buen tiempo en búsqueda de comprar materia prima forestal. Zhou reside en Concepción y hasta la fecha ha logrado exportar troncos enteros hacia China con dificultad, principalmente porque los puertos en Chile están acostumbrados a la exportación de madera elaborada o celulosa, no troncos en bruto. Pero lo ha logrado de todas maneras.

Incluso, Sunforest estuvo compitiendo por quedarse con la masa forestal que Masisa tenía en venta, pero que finalmente fue vendida a GFP Chile Timberland este año, una firma domiciliada en El Líbano.

En agricultura, la persona es Jinshan Xi, de Gold Anda, firma que exporta cerezas desde Chile a China y tienen un plan de inversiones y crecimiento millonario.

Y de ahí la lista de otros agentes sigue, principalmente en el área de infraestructura de todo tipo. Fu Xuanqiang por China Railway Construction International para evaluar cuanto proyecto de desarrollo de rutas aparezca. De hecho, fue esta empresa la que hizo la mejor oferta para quedarse con la concesión de la ruta vial Talca-Chillán: ofertó $1.130 millones, dejando afuera a la actual concesionaria ISA-Intervial.

Mientras que la persona clave en inversiones portuarias es Li Hu de la China Harbour Engineering Company. En energía son claves los que ya están instalados en el país. Jianting Jan, el director ejecutivo de Pacific Hydro Chile y Zhao Yumeng, presidente de Chilquinta.

Todos ellos, en todo caso, no toman la decisión final de inversión. Todo tiene que pasar sí o sí por Beijing. Lo que hacen, es que constamente están informando vía remota a China del mercado local, los planes de inversión públicos y cambios regulatorios que puedan afectar o favorecer sus inversiones. Pero todo esto, claro, no lo hacen solos. 

Los chinos respetan y valoran en demasía el conocimiento local. Por eso se han rodeado de un grupo acotado de asesores financieros y legales. De los que más se mencionan aparecen Manuel Bulnes y Raimundo Silva, ambos de Larrain Vial; Ignacio Tornero, de Carey; además de Claudio Lizana y Francisco Ugarte, del mismo estudio. Ugarte, de hecho, está sentado en el directorio de SQM, elegido con los votos de la china Tianqi.

También se menciona como “guías” de inversionistas del país asiático en Chile al abogado Fernando Uribe-Etxeverria y al empresario José Antonio Ibarra. José Manuel Larraín, del bufete internacional Dentons, con fuerte presencia en Asia, y Pedro Yaconi (quien asesora a Eduardo Frei en esta materia) son otros de los juristas con fuertes lazos con China.

También se menciona el nombre de Carlos Salazar. Fue a él a quien le encargaron ser comisionado internacional para la Cámara de Empresas Chinas en Chile (CECC). Él ha sido quien ha organizado una serie de reuniones con autoridades, principalmente del Ministerio de Obras Públicas para que no quede ninguna duda: las empresas chinas quieren participar en el plan Paso a Paso Chile se levanta, que anunció el gobierno hace unos meses para atraer inversiones.

“Además de la (CECC), varias empresas estatales en China, directamente y no perteneciente a esta cámara me encomendaron y solicitaron la misión de generar y coordinar reuniones con los diferentes estamentos de gobierno, con el objeto de participar en los proyectos de Estado y sobre todo en la reactivación de la economía de nuestro país, a través de su plan antes mencionado, como son: China Energy Engineering Group International, China Civil Engineering Construction Corporation, Shanxi Construction Investment Group. Entre otras, y con las cuales ya se está avanzando”, responde por escrito el ingeniero comercial de la Universidad de Chile y master de la Universidad de Shangái.

Es que los chinos han ido aprendiendo con el tiempo cómo invertir en Chile. Antes, resume un entendido, bastaba una foto con el gobierno para poner fichas en un país. Pero en Chile eso no funcionaba y tenían que seguir paso a paso todos los trámites para concursar por inversiones.

Y por eso han enviado a sus emisarios, y se han rodeado de asesores financieros y legales. Todo ese aprendizaje que partió en los 2000 hoy está recién empezando a rendir frutos. Y millones de dólares.

 

El poderoso Liu Rutao 

Todos los caminos llegan a Liu. Eso dicen quienes trabajan hoy o lo han hecho en el pasado con chinos. Liu Rutao es el consejero económico y comercial de la Embajada China en Chile. Y sus redes de contacto son “impactantes”, dicen quienes lo conocen. 

Habla bastante español y llegó a Chile en 2014 y desde entonces se ha dedicado a conocer el país de norte a sur. Fue un estrecho colaborador de Xu Bu, el polémico embajador chino en Chile hasta este año y se dice que sus vínculos con las autoridades chinas es de primera línea, sin intermediarios.  

Hasta antes de la pandemia, Rutao solía organizar comidas en su casa en Las Condes, con chilenos y chinos, donde se conversaban los temas políticos nacionales y extranjeros y las preocupaciones que podían afectar a las inversiones chinas en Chile. Todo suspendido por la pandemia, pero el contacto de inversionistas con él sigue más activo que nunca de manera remota. 

Y lo que Rutao tiene claro es que hay dos sectores donde China tiene que estar: infraestructura y logística. Ahí van a seguir viniendo noticias de compras completas de empresas en Chile, o de ganar concesiones por millonarios cheques sobre la mesa, como lo ocurrido el viernes con la concesión de la ruta Talca-Chillan. Porque eso de asociarse como minoritario con un local no está en el ADN de las inversiones chinas. O van por todo, o por nada.

El mall que divide a los primos Jano y Mosa en Valdivia

Desde 2014 que se enfrentan en tribunales. Hay acusaciones de falsificación de firmas que dieron origen al proyecto de centro comercial que los Mosa quieren levantar a metros del mall de los Jano en la capital de Los Ríos. La Contraloría podría tener la última palabra.

El último obstáculo que enfrenta Alto Maipo

Con más del 95% terminado, el complejo hidroeléctrico enfrenta un inédito conflicto con un ex representante de los opositores al proyecto, que les pide US$ 4 millones por el acopio de material estéril en su empresa. Justo a menos de dos meses de que venzan los plazos ambientales del proyecto. El caso está ahora en la Corte Suprema.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR