Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

La estrategia del Grupo Boetsch para renovar la industria de la construcción

La estrategia del Grupo Boetsch para renovar la industria de la construcción

Invertirán 10 mil UF al año para inyectar tecnología y mejorar procesos de construcción y diseño. Además, preparan nuevos negocios ligados a la industria del multifamily.

Por: Mateo Navas | Publicado: Viernes 24 de septiembre de 2021 a las 11:00
  • T+
  • T-

Fue en 2018, en un viaje a Singapur, cuando los hermanos Sebastián (44) y Rodrigo Boetsch (39) se dieron cuenta de que la industria de la construcción en Chile estaba atrasada. “Vimos el futuro, no solo en temas constructivos, sino en toda la cadena”, recuerda Sebastián, actual gerente de construcción de Boetsch, inmobiliaria con más de 60 años en el mercado.

Su hermano Rodrigo, gerente de la filial inmobiliaria, complementa: “Sabemos que estamos al debe. Somos de los rubros que menos ha innovado. En Chile se construye muy similar a como se construía hace 20 años atrás”.

En Singapur se juntaron con la oficina de Foster + Partners y se reunieron con personeros del Ministerio de Vivienda local. “Nos mostraron su planificación a 2050. Llegamos rayando a Chile. Las obras, los edificios, los procesos y los sistemas eran distintos”, reconoce Sebastián.

Ya en Chile, a mediados de 2019, decidieron implementar algunas cosas que vieron en el país asiático. Acordaron abrir un departamento especializado para definir las próximas estrategias de la firma y agregaron el concepto de “innovación” a los valores de la compañía. Sin embargo, el estallido social y la pandemia retrasó todo. “Las prioridades cambiaron y lo metimos al cajón de los pendientes”, confiesa Sebastián Boetsch.

Pero en enero de 2021 abrieron el cajón y retomaron el proyecto. Invertirán 10 mil UF (300 millones) anuales para abrir una nueva área de innovación que mejorará procesos de construcción y diseño. Para esto, ya están buscando a un gerente de innovación que lidere este nuevo departamento.

Además, abrieron tres mesas de trabajo. Una interna, que está a cargo de revisar diversas metodologías constructivas; otra externa, cuyo trabajo está destinado al diseño de edificios con tecnología; y una tercera que se enfocará en el área comercial para estandarizar y automatizar procesos.

“Hay que darse el tiempo como empresario de levantar la cabeza y no estar mirando solo tu rancho. Hay que ver qué está pasando en tu industria y sentarse con los stakeholders. La mirada de introspección te deja pegado”, reflexiona Sebastián.

“La empresa era muy familiar”

Sebastián y Rodrigo Boetsch pertenecen a la tercera generación de la familia a cargo de la empresa. Los orígenes están en la década de 1960, cuando su abuelo Alejandro Boetsch García Huidobro la fundó. 20 años después se asoció con su hijo Cristián.

“Ahí agarraron mucha fuerza y nace Boetsch como la conocemos hoy”, dice Sebastián, quien cuenta que en 2016 pasaron a ser socios de la firma, mientras que su tío Felipe Boetsch se desligó para crear Grupo Tasco.

“Asociarnos con mi papá implicó fijar un nuevo norte. Nosotros dijimos que íbamos a ser la mejor empresa inmobiliaria de porte mediano. Queremos hacer las cosas de mejor manera, con procesos, estructura y mejoramiento continuo”, establece Rodrigo.

En 60 años suman 2 millones de metros cuadrados de edificaciones habitacionales, comerciales e infraestructura urbana y proyectos como el Holiday Inn Aeropuerto, el Puerto Nuevo de Antofagasta y el polo comercial del Parque Araucano.

“Nos hemos tenido que hacer cargo de todo un tema de estructura empresarial. (La compañía) era muy familiar, muy de un patrón con todo el equipo abajo. Llegamos a meterle proceso, tecnología y ahora innovación, que es donde está súper al debe nuestra industria”, reconoce Sebastián. 

Además tuvieron que enfrentar los coletazos del estallido social. Uno de ellos fue en el centro comercial en Alameda con Santa Rosa, que era parte de su negocio de renta comercial. “Eso implicó un cambio de prioridad absoluta porque nos incendiaron el recinto, saquearon el hotel (Accor) y vandalizaron el centro médico (Integramédica). Tuvimos que dedicarnos a construir y a negociar con los seguros un año y medio”. 

Los nuevos negocios

La inmobiliaria está efectuando un plan de inversión por US$ 400 millones a 2026, enfocado en el segmento de multifamily y en viviendas con subsidios, ya que, en palabras de Rodrigo Boetsch, “son áreas contracíclicas y con mucha demanda”.

Además, han concentrado sus proyectos en la capital, especialmente en Santiago Centro, Quilicura, Cerrillos y La Florida. El caballo de batalla, dicen ellos, es el Urban Park al frente del Parque Los Reyes, donde invertirán US$ 130 millones para construir diversas torres residenciales, un strip center y un supermercado.

Pero el principal interés es el multifamily, edificios dedicados exclusivamente al arriendo. Es por eso que ya están evaluando un negocio similar a lo que hace Capitalizarme o Brokers Digitales, donde juntan a pequeños inversionistas para conseguir mejores precios y condiciones.

“Estamos viendo harta innovación en términos de venta. Existe un espacio muy grande entre el pequeño inversionista y el multifamily, que consigue los mejores precios y operación”, dice Rodrigo.

Y agrega: “Queremos innovar y ver cómo achicar ese espacio. Que el inversionista hormiga pueda acceder a algo similar a los family offices. Estamos cerrando las alianzas de un tema bien innovador”.

Además, ya contrataron una serie de softwares para automatizar los procesos de la empresa y ahora están fijando su hoja de ruta para 2022.

Incluso, los ejecutivos no descartan entrar al mundo del venture capital e invertir en startups de la industria inmobiliaria. “Hemos visto algunas cosas relacionadas con ese rubro que funcionan bien”, explica Rodrigo. Y agrega: “Cualquier cosa que transforme este rubro en algo más líquido será interesante”.


Los coletazos de Evergrande

-¿Están preocupados por lo que pasa con Evergrande?

-(SB): Es una escala muy distinta. Lo que sí me da susto es que repercuta en un tema más global. En el cobre, el hierro, y en la visión de que los negocios inmobiliarios son ultra seguros. Eso puede hacer un poco de daño.

-¿Y el escenario global?

-(SB): Los costos en construcción se dispararon un 15% o 20% con respecto a 2019. Pero a mediano plazo se va a normalizar. La mano de obra, por el tema de los retiros y los IFE, también debiera regularse a mediados de 2022. No vamos a llegar a los precios de 2019, pero se va a regular un poco.

Top, la marca chilena sponsor de Ben Brereton llega a EEUU y Europa

La próxima semana zarpará de China el primer barco rumbo a Florida, EEUU. Ahí, la familia Awad, socia de la marca de ropa interior masculina -y controladora de la Vinoteca- estrenará sus productos a través de Amazon. Lo mismo hará en Europa. Es el primer paso de la internacionalización: están en conversaciones para abrir tiendas en los mall de descuento de Miami, como Dolphin y Sawgrass.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR