Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

La startup chilena que reinventó la rueda

La startup chilena que reinventó la rueda

Con una tecnología que llamaron Air Suspensión Wheel la compañía chilena GACW LatAm busca irrumpir en la industria minera ofreciendo una solución a los problemas ambientales relacionados con la utilización de los neumáticos convencionales. ¿Su creación? Una rueda mecánica y metálica. Entre sus clientes ya tiene uno de los grandes: Antofagasta Minerals.

Por: Luis Felipe Molina | Publicado: Sábado 11 de junio de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

En 2017 Pieter Jan Kole, investigador de la Universidad Abierta de los Países Bajos, publicó un estudio en donde se concluía que los neumáticos representan hasta un 10% del total de microplásticos presente en los mares del mundo. “Actualmente carecemos de alternativas a los neumáticos”, escribían Kole y sus colaboradores en el informe.

Hoy, la contaminación de los océanos sigue siendo un gran problema, pero compañías como la chilena GACW LatAm ya disponen de una alternativa a los neumáticos de caucho y buscan, a través de la implementación de esta tecnología disruptiva que han bautizado como ASW (Air Suspension Wheel), acabar con la utilización de los polímeros plásticos en la industria minera. “Hemos reinventado la rueda”, prometen.

GACW LatAm

La compañía fue fundada en Chile por el ingeniero comercial de la Universidad de Chile Miguel Uribe-Etxeverría Vilaza quien, después de haber vivido cuatro años en México desarrollando negocios en la minería para un grupo económico de Sonora, decidió volver al país ante la posibilidad de ser parte de una innovación tecnológica en la industria nacional.

En diciembre de 2020 Uribe-Etxeverría constituyó la sociedad junto al VP de Brand Marketing Igal Weitzman, y a principios de 2021 abandonó el territorio que había sido su hogar durante los últimos años. Rescata de México el haber conocido al Dr. Zoltan Kemeny, creador de la tecnología que reemplaza los neumáticos de caucho.

Uribe-Etxeverría define al Dr. Zoltan Kemeny como una “eminencia”. “Ha escrito y co-escrito más de 260 patentes. El 2010 dibujó sobre el papel los diseños preliminares, para en 2011 fabricar la primera Air Suspension Wheel para sillas de rueda e industria automotriz. Luego de importantes inversiones en I+D se desarrolló el primer juego de ruedas para un camión minero, fabricado en centros manufactureros de Estados Unidos entre el 2019 y 2020”, comenta el chileno, quien se acercó a Kemeny para proponerle implementar su tecnología en el territorio nacional.

Las condiciones reinantes en el mercado chileno, así como la creciente preocupación por la sustentabilidad, le hicieron pensar que sería el país idóneo para trabajar con la ASW. “Chile es un país único, que brinda la posibilidad de hacer pruebas y desarrollar tecnología que permita mejorar sus procesos. Es un país de emprendedores y ha tenido por años certidumbre política-económica para que existan combinaciones de emprendedores e industrias que conversan y concretan”, señala Uribe-Etxeverría.

Air Suspension Wheel

La solución que propone el chileno para la industria minera es la ASW, una rueda mecánica y metálica con suspensión incluida. No hace uso de caucho sintético, por lo cual de ella no se desprenden los problemas medioambientales comunes que se derivan de la utilización de polímeros plásticos. “Es la primera rueda sin aire que realmente funciona”, explica el fundador de GACW LatAm.

Señala también que, además de ser un producto sostenible, su creación trae beneficios financieros, logísticos, de mantenimiento, operacionales y productivos. “La Air Suspension Wheel dura lo que dura el equipo. Con mínimo mantenimiento, 100% reciclable y reutilizable. Los neumáticos convencionales requieren extremos cuidados y estrictas órdenes de seguridad para evitar voladuras, explosiones o incendios. La ASW no presenta tales inconvenientes, ni tampoco tiene que terminar apilada en sitio. La ASW deja de ser un gasto para la minera y se deprecia como un activo. Puede ser ensamblada en sitio para así evitar las cargas peligrosas del traslado de los neumáticos en carretera, minimizando los centros de acopio de neumáticos convencionales”, explica.

Su implementación en Chile

A pesar de que compañías como GACW LatAm suponen una solución para el problema medioambiental de la industria minera, la utilización de neumáticos off the road tradicionales sigue siendo la regla. “La necesidad que tienen estas compañías de vender más caucho limita su manera de pensar en cuanto a buscar otras alternativas”, señala el fundador.

Sin embargo, la compañía ya está trabajado con una minera en el territorio nacional. Antofagasta Minerals, que veía arrastrando una problemática en el área de procesos puesto que una de sus máquinas utilizaba neumáticos convencionales que fallaban constantemente provocando cuellos de botella y el retraso en toda la operación, se acercó a Expande -programa de innovación impulsado por Fundación Chile e Innovaminerals- para buscar una solución a través de uno de sus ecosistemas.

GACW LatAm, que formaba parte de uno de estos ecosistemas de innovación, le propuso la ASW a la minera. Y, después de una serie de procesos, se adjudicaron el proyecto. “Nuestra solución triunfó porque les acomodaba según su problemática. Una vez atravesado el proceso de adjudicación, entramos al proceso de ingeniería. Luego de eso, pasamos al proceso de producción y hoy estamos en la entrega”, comparte Uribe-Etxeverría.

La primera prueba en Chile con la ASW se llevará a cabo a mediados de julio. La rueda fue fabricada en China y todavía no desembarca en territorio nacional. El fundador de la compañía señala que solo para esta prueba utilizarán recursos fabricados fuera del país. “Como están las cosas en el mundo no tiene sentido fabricar afuera, tiene sentido hacerlo localmente y desarrollar tecnología en Chile. Espero que estemos fabricando a fin de año”, sostiene.

Si esta primera prueba es un éxito podrán expandirse al resto de operaciones, que es precisamente lo que buscan. Sobre el valor de implementar esta nueva tecnología, Uribe-Etxeverría señala que es algo que varía y que “depende de las condiciones, de la operación y de una suma de factores. La ASW permite alcanzar al cliente un ahorro en costos de hasta un 70%, dependiendo de la faena y su parque de equipos".

"En términos más sencillos, el costo de una ASW es el valor del rin, o llanta, más el valor de tres neumáticos, de duración aproximada de dos años, versus la ASW que dura lo que dura el equipo. La ASW reemplaza el rin y el neumático, va montada directamente sobre el eje de transmisión del equipo", agrega.

“Los costos de mano de obra, los costos de acero, importación y traslados quitan y suman. El costo total de propiedad (TCO) está calculado en una minera en 3.2 años. Pero esto es solo para un usuario. Un cliente que tiene 100 equipos tiene un TCO distinto a uno que tiene 30 equipos”, explica.

Tras esta primera aplicación de la tecnología, GACW LatAm busca conversar con otras mineras y posicionarse en la industria. “Nuestro foco hoy está en las aplicaciones mineras”, comenta su fundador, quien señala además que están constantemente “hablando y presentando esta innovación y solución a todas las mineras nacionales, con las cuales se avanza y se evalúa en paralelo los distintos requerimientos”.

"En términos de inversión, hoy estamos realizando una ronda por US$ 4 millones destinada principalmente a ingeniería, capital de trabajo y mayor cobertura para el desarrollo de pruebas, y así poder pasar de una startup en minería a emplazarnos en la comercialización industrial a escala" concluyé Miguel Uribe-Etxeverría.

Entre viñas y olas: la apuesta verde de Nicolás Sutil

Nicolás Sutil Condon, el segundo de los cuatro hijos del presidente de la CPC, preside Top Wine Group, matriz de la empresa vitivinícola familiar. Llegó a la firma en 2019, y desde entonces se propuso darle un giro ecológico a la firma, lo que incluyó, entre otras cosas, un agresivo cambio de imagen, eliminar herbicidas y sumarse a la iniciativa 1% for the Planet, creada por el fundador de Patagonia, que compromete un porcentaje de ventas a organizaciones medioambientales. La primera donación, US$ 8.000, se concretó en 2021 y la destinó a la Fundación Punta de Lobos, del empresario Nicholas Davis. Adelanta que la segunda superará los US$ 25 mil.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR