Click acá para ir directamente al contenido

Tecno

Como se gestó la aprobación del ETF de Bitcoin

Como se gestó la aprobación del ETF de Bitcoin

Detrás de la aprobación de los ETF de Bitcoin por parte de la SEC hay más de 10 años en tramitación. Esta semana ocurrió el hito tan esperado, y no estuvo exento de polémicas. Desde un tweet incorrecto hasta la celebración del presidente de El Salvador. Con este anuncio, la divisa digital más transada del mundo se regirá bajo las mismas reglas que cualquier otro activo que se transe en el mercado estadounidense.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Viernes 12 de enero de 2024 a las 11:45
  • T+
  • T-

Los gemelos Winklevoss, Elon Musk, la SEC, el presidente de El Salvador Nayib Bukele y el mayor gestor de activos del mundo, Blackrock, son parte de esta escena. En 2013 estos hermanos -conocidos por su participación en Facebook- fueron los primeros en solicitar un ETF spot para Bitcoin (ver recuadro). Cuatro años después fue rechazado por el regulador bursátil de Estados Unidos. El argumento era que este activo se prestaba para fraudes, que era muy volátil y podía tener problemas de liquidez.

Uno de los hitos principales en este capítulo tiene un nombre: Grayscale, la firma norteamericana que ofrece un fondo de Bitcoin que cotiza en el mercado secundario. En abril del 2021 anunciaron su intención de convertir este fondo en un ETF de Bitcoin spot (al contado), es decir, basado en el precio de mercado. Seis meses después ingresaron su solicitud formal a la SEC.

En junio de 2022 el organismo regulador rechazó esta solicitud con argumentos similares al que le otorgaron a los gemelos Winklevoss. Pero en Grayscale no quedaron conformes con esta respuesta y apelaron la decisión en un tribunal del distrito de Columbia, argumentando que el rechazo era arbitrario porque la SEC había permitido ETFs de derivados de Bitcoin (futuros, etc), pero no de Bitcoin spot.

El 31 de agosto de 2023 este tribunal falló a favor de Grayscale y declaró que la SEC rechazó arbitrariamente la creación del ETF. Esta decisión fue la que pavimentó el camino a lo ocurrido esta semana.

En junio del año pasado, poco antes de esta noticia, BlackRock presentó una solicitud para su ETF de Bitcoin. Lo siguieron otros como Bitwise, ARK, Fidelity, Wisdom Tree, Invesco, Valkyrie y VanEck. El 13 de octubre de ese mismo año, la SEC dijo que no se opondría a la sentencia.

Entra Elon

La expectación era brutal. Inversionistas, influencers, empresarios y fanáticos de esta tecnología cruzaban los dedos. Desde que el tribunal le dio la razón a Grayscale, la criptomoneda ha subido, y fue una de las noticias que generó el alza de más de 150% en 2023. En redes sociales, sobre todo X, se hablaba del tema y sus principales impulsores especulaban el precio que alcanzará la divisa este año.

La teleserie siguió y la fecha programada para hacer un anuncio era el 10 de enero de este año. Un día antes, a las 18:11 de Chile, la cuenta oficial del regulador estadounidense declaró: “La SEC aprueba hoy la cotización de los ETF de #Bitcoin en todas las bolsas de valores nacionales registradas. Los ETF de Bitcoin aprobados estarán sujetos a una vigilancia continua y a medidas de cumplimiento para garantizar la protección continua de los inversores”.

Ese posteo iba acompañado de una foto del presidente Gary Gensler y una frase: “La aprobación de hoy aumenta la transparencia del mercado y ofrece a los inversores un acceso eficaz a las inversiones en activos digitales dentro de un marco regulado”. Las redes sociales explotaron y el mercado cripto también, pero la ilusión duraría poco.

15 minutos después, Gensler escribió que “la cuenta @SECgov de Twitter se vio comprometida y se publicó un tweet no autorizado. La SEC no ha aprobado la cotización ni la comercialización de transados en bolsas de cripto, al contado”. A pesar de esto, ya no había marcha atrás, y en el mercado se sabía que la aprobación era inminente. Pocos creían que realmente esta era la razón.

Aquí entra Elon Musk. Pero no como inversionista de Bitcoin, sino que como dueño de X. “Podemos confirmar que la cuenta @SECGov se ha visto comprometida y hemos completado una investigación preliminar. Según nuestra investigación, el ataque no se debió a una violación de los sistemas de X, sino a que una persona no identificada obtuvo el control de un número de teléfono asociado a la cuenta @SECGov a través de un tercero. También podemos confirmar que la cuenta no tenía activada la autenticación de dos factores en el momento en que se vio comprometida. Animamos a todos los usuarios a activar esta capa adicional de seguridad. Puede encontrar más información y consejos sobre cómo mantener su cuenta segura en nuestro Centro de Ayuda”.

De ahí llovieron los memes. La institución que vela por los mercados en la mayor economía del mundo, no tenía siquiera seguridad en su cuenta de Twitter. Otros recordaron un tweet de octubre del 2022 en esta misma cuenta: “Cuidado con lo que leen en internet. La mejor fuente de información sobre la SEC es la SEC”.

Bukele y la aprobación

Y el mercado tenía razón. Un día después, 11 ETF fueron aprobados con tres votos a favor y dos en contra de los comisionados de la SEC. A favor estuvieron Gary Gensler, Hester Peirce y Mark Uyeda, y en contra votaron Caroline Crenshaw y Jaime Lizárraga.

La comisionada Peirce, abanderada del Partido Republicano, escribió una carta explicando su voto. “Hoy se pone fin a una saga innecesaria, pero trascendental”, aseveró.

Y terminó diciendo: “No estoy celebrando el Bitcoin o los productos relacionados con dicha divisa. Estoy celebrando el derecho de los inversores a expresar sus opiniones sobre esta moneda mediante la compra y venta de ETFs al contado. Elogio la persistencia de los solicitantes durante una década frente a la obstrucción de la Comisión”.

A esta celebración se sumó también el Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, que escribió en Twitter el miércoles a las 20:16: Entonces, nos adelantamos a BlackRock”.

Buena manera de iniciar el año para los que apuestan por esta divisa. Ahora, a esperar el halving, que debería ser entre el 2 y 23 de abril de este año. Una de las frases más comunes que se escucha entre los inversionistas es “To the moon (a la luna)”, que se usa para expresar la expectativa de que el precio suba mucho, como si fuera a despegar al espacio.


ETF Spot, según Christopher Storaker, CEO de Arch Finance

Los ETF son fondos cotizados en bolsa que tienen un mandato específico para exponerse a un activo determinado. Esto se puede lograr de dos maneras: puedes comprar y mantener directamente el activo, o puedes entrar en el mercado de derivados y adquirir contratos de futuros que reflejarán las variaciones de precio del activo subyacente.

Al primer enfoque se le llama “spot” o “al contado”, ya que implica la adquisición física del producto, lo que a veces conlleva costos adicionales como la custodia y el almacenamiento. En cambio, el segundo se denomina “basado en futuros”, ya que normalmente utiliza contratos de futuros cuya liquidación suele ser puramente financiera en la fecha de vencimiento.

En Estados Unidos, desde 2021 ya existen ETFs basados en contratos de futuros negociados en la Bolsa de Chicago. Lo que se aprobó recientemente son los ETFs que tienen la capacidad de comprar y mantener el activo subyacente directamente. Esto es de gran importancia para el mundo de las criptomonedas, ya que representa una verdadera intersección entre el mundo de las finanzas tradicionales y los activos digitales que operan en la blockchain.

Ventajas y desventajas de invertir en un ETF spot o directamente

La principal ventaja de utilizar un ETF es que aprovecha una infraestructura financiera existente que es ampliamente reconocida por inversores, tanto profesionales como retail. Según las estadísticas, aproximadamente el 60% de los estadounidenses invierten directamente en acciones. En este sentido, acceder a Bitcoin se vuelve tan sencillo como comprar una acción de Apple o Bank of America.

Esto también simplifica cuestiones contables y de cálculo de impuestos. Sin embargo, entre las desventajas de utilizar un ETF se encuentran los costos asociados, como los fees de gestión del ETF, y la posibilidad de que el precio del ETF se desvincule momentáneamente del valor de los activos subyacentes. Además, los ETFs sólo operan durante el horario de mercado bursátil, mientras que los criptoactivos son un mercado 24 horas.

La alternativa de comprar Bitcoin (u otra criptomoneda) directamente implica tener la propiedad real del activo, lo que permite utilizarlo no sólo como una inversión, sino también para realizar pagos o enviar remesas a otros países, por ejemplo. Sin embargo, la auto custodia de los activos requiere que el inversionista se eduque en el tema y comprenda los riesgos asociados.

No necesariamente consideraría esto como una desventaja, ya que en el futuro todos vamos a tener billeteras digitales para custodiar no sólo inversiones, sino también otros activos, por lo que aprender a hacerlo cuanto antes es algo positivo.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR