Click acá para ir directamente al contenido

Tecno

La vida de película que protagonizó (a veces como bandido) John McAfee

La vida de película que protagonizó (a veces como bandido) John McAfee

A los 75 años, el magnate fue encontrado muerto en una cárcel en Barcelona. En su vida hizo de todo y tuvo líos con la ley hasta por el crimen de un vecino.

Por: Hannah Murphy, de FT | Publicado: Domingo 27 de junio de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

Cuando el magnate de la seguridad cibernética John McAfee intentó postularse para la Casa Blanca en 2016, invocó un mantra de Silicon Valley de Steve Jobs en su video de campaña, que los inconformistas celebraron: “alfileres redondos en agujeros cuadrados”. No encajaba en la sociedad.

McAfee, quien fue encontrado muerto en una celda de una cárcel española este miércoles como resultado de un aparente suicidio, se ajusta a cada una de esas descripciones y más.

En sus 75 años, el pionero del antivirus homónimo acumuló y perdió una fortuna, transformándose en un político libertario y luego como un fanático de las criptomonedas. Todo mientras andaba siempre al filo de la ley. Y muchas veces la quebró.

Su muerte se produjo horas después de que el Tribunal Supremo de España aprobara una solicitud de extradición de EEUU, donde enfrentaba cargos de evasión fiscal. McAfee llevaba preso en Barcelona desde octubre, cuando fue detenido a petición del gobierno de Washington tras huir en su yate, luego de varias gestiones gubernamentales de alto perfil.

Para muchos, la vida nómada de McAfee se ha hundido en la paranoia, la violencia y la codicia. Recientemente fue acusado de fraude por su participación en esquemas de hacer subir y bajar el precio de criptomonedas, y las autoridades lo vincularon al asesinato de un vecino en 2012. Su comunicación en Twitter y YouTube se volvió cada vez más incoherente.

Pero para los amigos y fanáticos a quienes dirigió el video de su campaña, fue un héroe anti-sistema, cuyos temores en torno a la supervisión del gobierno tecnológico y las instituciones financieras reflejan la creciente desconfianza hacia el gobierno actual.

“Siempre soñó con construir una internet alternativa que no tuviera las fallas y problemas que tiene la actual”, dijo Kim Dotcom, un emprendedor y amigo, acusado de cometer una de las mayores infracciones de derechos de autor de la historia con Megaupload.

En sus propias palabras, McAfee se definía en Twitter como un “iconoclasta” y un “amante de las mujeres, la aventura y el misterio”.

Vida bandida

McAfee nació en 1945 en una base militar en el Reino Unido, de una madre inglesa y un soldado estadounidense en misión allí. McAfee se formó en matemáticas y rápidamente dominó el lenguaje de los computadores, trabajando en las décadas de 1970 y 1980 en la Nasa, Xerox y Lockheed Martin.

Se hizo un nombre con su software antivirus, que se ha vuelto omnipresente a medida que los virus informáticos se han convertido en una amenaza de seguridad cada vez más generalizada. En 1994 dejó el puesto de CEO y vendió su participación en McAfee por US$ 100 millones, una fortuna que perdió durante la crisis financiera de finales de la década de los 2000.

“Aunque John McAfee fundó la empresa, no ha estado asociado con nuestra compañía durante más de 25 años”, dijo la firma, que cotizó en los mercados públicos a fines del año pasado. “Dicho esto, nuestros pensamientos están con su familia y sus seres queridos”.

Fuera del mundo empresarial, el multimillonario ha mostrado inclinación por los riesgos. Una década después de dejar McAfee, fue pionero al crear un deporte llamado “aerotrekking”, donde un avión ultraligero vuela a alta velocidad sobre una pista del desierto. En 2007, ocurrió una tragedia: un cliente de su compañía murió en un accidente en Nuevo México y rápidamente se “mudó” a Belice.

En ese país centroamericano, se fue a vivir a un “palacio de fiestas” y se embarcó en un estilo de vida de playboy de drogas, armas y novias. Eso tampoco se sostendría: en 2012, su vecino, el ciudadano estadounidense Gregory Faull, murió de un disparo en la cabeza y McAfee fue catalogado como posible “objeto de investigación” en el caso. Negando cualquier participación, huyó a Guatemala, donde luego fue arrestado y deportado a los Estados Unidos. Nunca fue acusado en relación con el asesinato.

Cyber Política

Según se informa, un hombre libre que sin complejos realizó entrevistas con un arma cargada en cada mano para sentirse “cómodo”, McAfee también se embarcó en una carrera política quijotesca. Primero anunció una candidatura a la Casa Blanca en 2015 con su propio partido recién formado, el Cyber ​​Party. Más tarde, sin éxito, trató de ser nominado por el Partido de la Liberación en 2016.

“Su mantra más importante en la vida era la libertad”, dijo Zoltan Istvan, fundador del Partido Transhumanista, quien conoció a McAfee en la campaña de 2015.

“Sabía que era excéntrico”, agregó Istvan sobre su personalidad pública. “Le gustaba ser un inconformista y la atención... Pero cuando te sentabas a cenar y no había periodistas cerca, es solo una buena conversación con un tipo que es increíblemente brillante”.

McAfee dijo a los tribunales españoles la semana pasada que su incidente se produjo porque denunció la corrupción en el sistema fiscal estadounidense, y “creía que las autoridades fiscales solo podían deshacerse de ella a través de la acción política”.

Una profunda desconfianza hacia la vigilancia gubernamental y las instituciones financieras también lo ha atraído al mundo de las criptomonedas. Se estaba convirtiendo rápidamente en uno de los primeros y más prósperos defensores de las monedas virtuales, prometiendo en 2017 que se comería su propio pene “en televisión nacional” si el precio de bitcoin no superara los US$ 500.000 en 2020.

Su propensión a discutir proyectos de criptomonedas en Twitter también le atrajo la atención de los reguladores. En marzo, fue acusado de fraude por la Comisión de Bolsa y Seguridad de EEUU. Según la denuncia, a principios de 2018, McAfee seleccionó algunas criptomonedas pequeñas, incluida dogecoin, para promocionarlas en la plataforma de redes sociales como “moneda del día” o “moneda de la semana” y comprarlas y ganarlas por adelantado lo antes posible. El mercado subió según sus recomendaciones.

McAfee y otros también ganaron US$ 11 millones al ofrecer varias ofertas iniciales de monedas en Twitter, sin anunciar públicamente que se les pagaría por el trabajo promocional, dijeron los reguladores.

Huyendo en yate

En lo que se convertiría en su último viaje, McAfee huyó de los EEUU en 2019 en su yate después de ser acusado por un gran jurado por ocultar millones de dólares en ingresos imponibles entre 2016 y 2018. El dinero lo obtuvo, en parte, de la promoción de criptomonedas y la venta de los derechos de biografía, y fue escondido.

Aunque finalmente fue detenido en España en octubre de 2020, todavía no se había rendido. En una audiencia en la Corte Suprema de España la semana pasada, afirmó que la acusación por impuestos tenía “una motivación política”, ya que utilizó su plataforma para exponer la corrupción del Departamento de Hacienda de Estados Unidos.

Pero el tribunal rechazó sus argumentos y el miércoles por la mañana aprobó una solicitud de extradición de EEUU, y McAfee enfrentó la posibilidad de pasar el resto de su vida tras las rejas. Le sobrevive su esposa Janice, una ex prostituta que hizo campaña por su liberación bajo la palabra clave “Free McAfee”.

Incluso muerto, McAfee fue notable por incitar al frenesí mediático. Durante meses, mitificó una posible partida de este mundo a las autoridades. En un tweet en octubre, escribió: “Sepan esto, cuando me cuelgue... no será culpa mía”.

Alrededor de su muerte el miércoles, apareció una publicación en su Instagram que simplemente mostraba la letra “Q”, una aparente referencia al culto conspirativo QAnon, que desató una propia ola de conspiración.

“Todo el poder es corrupto”, escribió en su último mensaje de Twitter el viernes. “Presta atención a los poderes que permites que use una democracia”.

Grandes marcas ponen el foco en la virtualización del lujo

La semana pasada Balenciaga lanzó una colección en colaboración con Fortnite, el famoso videojuego. La idea es que los jugadores pueden vestir a sus avatares con las prendas que también pueden encontrar físicamente en la casa de moda española.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR