Click acá para ir directamente al contenido

Cultura

Isabel Allende: “Cuando esté en mi lecho de muerte, quiero calcetines calentitos y un mamífero peludo”

Isabel Allende: “Cuando esté en mi lecho de muerte, quiero calcetines calentitos y un mamífero peludo”

Desde su casa en Sausalito, California, y en primera persona, la autora chilena de bestsellers habla a la periodista de la revista del Financial Times, HTSI (How to Spend It), sobre las cosas que dan forma a su mundo.

Por: Financial Times | Publicado: Jueves 26 de octubre de 2023 a las 12:42
  • T+
  • T-

Mi distintivo de estilo personal es un anillo de serpiente dorada. Después de la muerte de mi hija Paula en 1992, estaba desconsolada y experimenté un bloqueo como escritora, así es que mi entonces esposo y un amigo decidieron llevarme a la India para sacarme de mi zona de confort. Fue allí donde aprendí que una serpiente es un signo de renovación y espiritualidad. Yo realmente necesitaba mudar la piel y comenzar de nuevo. Cuando regresé del viaje, diseñé el anillo y lo mandé a hacer a un joyero escocés llamado William McBride. Nunca me lo quito y siempre me recuerda que no debo quedarme en el pasado”.

“Lo último que compré y me encantó fue un té fragante llamado Marco Polo de Mariage Frères; es muy aromático. Normalmente tomo té negro con un poco de leche, pero este es un lujo cuando quiero algo especial”.

Mi construcción favorita es mi casa victoriana en Sausalito; tiene un encanto especial. Es una de las más antiguas de la ciudad y al parecer fue el primer burdel de la zona, lo que me pareció un buen pedigrí para una casa”. “El mejor recuerdo que heredé es un samovar ruso de plata ornamentado de mi madre”.

“El pódcast que estoy escuchando es Wiser Than Me con Julia Louis-Dreyfus, la actriz de Seinfeld de 61 años, es divertida, atrevida e irreverente. Entrevista a mujeres mayores que ella, no necesariamente para pedir consejos, sino para desafiar ideas, y yo fui una de ellas”. 

“Recientemente descubrí el poder de decir que no. Fui criada en una época y en una familia en la que se suponía que las mujeres debían ser amables y complacientes, así que todos estaban por delante de mí".

El mejor regalo que he dado recientemente es de Thistle Farms, una empresa social que brinda refugio y apoyo a mujeres sobrevivientes de trata, prostitución y adicción”. “Y el mejor regalo que he recibido es un tote bag azul y beige de Christian Dior que mi esposo me compró en Nueva York”.

“Mi ícono de estilo es Carolina Herrera. Siempre luce impecable, elegante y femenina sin ser demasiado complicada”. “En mi refrigerador siempre encontrarás yogur y bayas, pero principalmente comida para perros. Tengo dos perros mestizos muy comunes que son pequeños, mimados y feos”.

“Recientemente descubrí el poder de decir que no. Fui criada en una época y en una familia en la que se suponía que las mujeres debían ser amables y complacientes, así que todos estaban por delante de mí. Me exijo mucho; soy una adicta al trabajo, responsable y comprometida”.

“De lo que no podría prescindir es el maquillaje. Me levanto muy temprano por la mañana, enciendo la cafetera, me ducho, me visto y me maquillo como si estuviera yendo a algún lugar, aunque no lo esté”. “La última prenda de ropa que agregué a mi guardarropa fue un blazer de lino blanco de Eleventy”.

“Mis sitios web favoritos son dos de los beneficiarios de mi fundación. El primero se llama ‘Too Young To Wed’; es una organización que rescata a niñas de matrimonios prematuros en lugares como Afganistán y Kenia”.

“Los productos de belleza de los que nunca prescindo son la máscara de pestañas de Chanel y dos perfumes, Eau d’Hadrien de Annick Goutal y Eau de Cologne Impériale de Guerlain”. “En otra vida, habría sido veterinaria porque amo a los animales. Cuando esté en mi lecho de muerte, quiero calcetines cálidos y un mamífero peludo”.

“La obra de arte que cambió todo para mí fue una reproducción de una pintura de Chagall”. “El mejor consejo que he recibido fue de mi abuelo cuando era niña. Él dijo: ‘No te quejes, no te lamentes y no pidas nada, porque no te lo darán. Defiéndete por ti misma’”.

“No descargo música porque no soy una persona musical ni me interesan las canciones nuevas. Sólo escucho música clásica; a menudo sintonizo Mozart in the Morning en la radio a las 9 de la mañana”.

“El mejor libro que he leído en el último año es Lessons in Chemistry’, de Bonnie Garmus. Es gracioso y cautivador".

“Cuando necesito inspiración, chismorreo. Mi hijo, mi nuera y mi colega se sientan alrededor de la mesa para almorzar y comparten historias, muchas de las cuales son de la Fundación Isabel Allende”. “Un lujo del que nunca prescindiría es la cáscara de naranja cubierta de chocolate negro”.

“Un lugar que significa mucho para mí es el Parque Estatal Samuel P Taylor, donde esparcí las cenizas de mi hija Paula. Está a unos 40 minutos de mi casa en California, y voy allí al menos una vez a la semana para caminar y meditar en silencio. Tiene altos secuoyas que forman una especie de cúpula justo sobre el lugar donde están las cenizas de Paula. Cuando la luz atraviesa los árboles, es como si estuvieras parado en una catedral verde. No soy una persona religiosa, así que para mí es un lugar que reemplaza a la iglesia”.

“El mejor libro que he leído en el último año es Lessons in Chemistry’, de Bonnie Garmus. Es gracioso y cautivador. Trata sobre la discriminación contra las mujeres y cómo tienen que hacer 10 veces más esfuerzo que un hombre para obtener la mitad del reconocimiento. Compré al menos 10 copias para regalar a todos mis amigos; tiendo a hacer eso con los libros que me gustan. Mi segunda casa es una tienda llamada Book Passage, donde tengo una cuenta”.

“Tengo una colección de obras de arte hechas por mi mejor amiga Pía Leiva. Ella borda algo que parece iconos rusos en trozos de tela con pequeñas cuentas; es una obra de amor. Estoy bendecida de que me haya dado cuatro, aunque me ofreció hacerme otro y lo rechacé porque normalmente no colecciono nada. He comenzado desde cero tres veces en mi vida, dejando todo atrás, así es que no me apego a las cosas excepto a algunas fotografías. Tan pronto como tengo dos cosas iguales, las tiro”.

Los diseños de Karyn Coo cobran nueva vida inteligente

“Karyn es análoga, trabaja en su carril artística, con lápiz y papel, hilo y aguja, y nosotros estamos full con el computador diseñando, estrujando la inteligencia artificial, entendiendo su lenguaje y todas las posibilidades que ofrece. Entonces fue súper bonito ese cruce editorial”, dice Mariana Pardo.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR