Click acá para ir directamente al contenido

Análisis

Ariadna Chuaqui: "Los partidos históricos ya no tienen suficiente poder ni legitimidad"

Ariadna Chuaqui: "Los partidos históricos ya no tienen suficiente poder ni legitimidad"

La cientista política e investigadora asistente del Centro de estudios públicos alerta sobre la fragmentación de fuerzas políticas en nuestro país y analiza la actualidad política en estados unidos tras las midterms.

Por: Ariadna Chuaqui | Publicado: Sábado 19 de noviembre de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Fragmentación subterránea

Esta semana se anunció la tramitación de un nuevo partido, “Transformar Chile”, liderado por el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, y los exconvencionales Eric Chinga y Tania Madriaga. Además, según Ex-Ante, la semana pasada tres colectividades iniciaron trámites para oficializarse como partidos. A la fecha, hay 15 partidos políticos constituidos, seis en formación y otros seis en tramitación formal, según el Servel.

Estamos en medio de un reajuste del escenario político en que la fragmentación y dispersión de los partidos políticos están pasando desapercibidas. Los partidos históricos que encabezaron la vuelta a la democracia y sirvieron como ancla del orden político de los últimos 30 años ya no tienen suficiente poder ni legitimidad para equilibrar y estabilizar el sistema. Partidos nuevos, como el Partido de la Gente, colectividad con el mayor número de afiliados, se encuentran luchando por mantenerse cohesionados. Además, y como era de esperarse, exconvencionales independientes se han sumado a la arena política tradicional, agitando el orden de los bloques políticos.

Es esperable haya tensión y movimiento constante de las placas tectónicas que conforman nuestra democracia. Y es normal que surjan nuevas fuerzas políticas, especialmente tras el 4 de septiembre. Lo crucial es que se consoliden sobre una base ideológica y un proyecto político sólido que les permita armar bloques y pactos con otros partidos. Porque por ahora, sin que nos demos cuenta, lo que sostiene nuestra democracia son placas quebradizas e inconexas.

Pink wave

Finalmente, tras días de conteo, se resolvió la disputa electoral más importante de este año de Estados Unidos: las elecciones legislativas de medio periodo o “midterms”. El Congreso quedó dividido: los Demócratas ganaron el Senado y los Republicanos la Cámara de Representantes.

Estos resultados son sorpresivos. Las encuestas apuntaban a que el GOP ganaría cómodamente ambas cámaras, volcando escaños en distritos clave. Sin embargo, el esperado “red wave” no llegó. Si bien el partido Republicano logró tomar control de la Cámara, éste fue con una escasa mayoría. Además, contrario a la tendencia histórica, los votantes no castigaron al partido del Presidente, permitiendo que los Demócratas mantuvieran el control del Senado*.

¿Qué pasó? Pareciera que dos factores fueron centrales: la decisión de la Corte Suprema de revocar el derecho constitucional al aborto y el surgimiento de candidaturas de extrema derecha pro-Trump por el lado Republicano. Esto aumentó el nivel de participación de votantes Demócratas y dejó a votantes Republicanos moderados sin candidaturas en muchos distritos.

Está claro es que el bloque Republicano está sufriendo las consecuencias de alinearse con Trump durante su presidencia, un quiebre interno que le podrá costar la próxima elección presidencial al partido y a Trump.

* Todavía queda un asiento en disputa: el estado de Georgia irá a segunda vuelta. Sin embargo, el control del Senado ya está en manos del partido Demócrata, ya que, en el caso de que el Senado quede 50/50, la vicepresidenta, Kamala Harris, tendría el voto decisivo.

45° en busca del 47°

Este martes, en su club privado en Florida, el presidente 45° declaró lo siguiente: “Para hacer a America grandiosa y gloriosa de nuevo, esta noche anuncio mi candidatura a la presidencia de los Estados Unidos. […] El regreso de Estados Unidos comienza ahora.”

Trump es el primer exPresidente en volver a candidatearse en medio de múltiples investigaciones, entre las que se encuentra la investigación penal por haber eliminado, ocultado y/o movido material clasificado tras dejar el cargo, y la investigación sobre su rol en el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021.

Trump sigue siendo el referente más importante del GOP. Al ganar la presidencia en el 2016, el partido Republicano se alineó detrás del mandatario y acercó su posición ideológica hacia la extrema derecha. Ahora, el partido está más divido que nunca, con nuevos candidatos electos fieles al discurso MAGA en el Congreso y exmiembros del gobierno de Trump dándole la espalda. Si bien las primarias presidenciales serán en un par de años, el GOP tiene desde ya la oportunidad de desmarcarse de Trump, dejar de lado el extremismo y buscar cohesión interna, especialmente tras el fracasado intento de tomar control del Senado.

Cristóbal Bellolio: “La Convención siguió en un microclima octubrista que afuera comenzó a cambiar”

En días de lanzamientos, el abogado, cientista político y académico acaba de publicar un nuevo título: El momento populista chileno (Debate, 2022). En él describe el populismo desde la teoría y luego lo aplica a dos fenómenos recientes: el estallido social y José Antonio Kast. Pero esta semana además estrenó un nuevo podcast: No hay Bellolio bueno. Además de hablar de populismo, aquí desmenuza el proceso constituyente, el alza del Rechazo en las encuestas y los primeros meses de gobierno.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR