Click acá para ir directamente al contenido

Análisis

Jorge Selume: "La ruta de la refundación los llevará a crear una Constitución que carecerá de plena legitimidad"

Jorge Selume: "La ruta de la refundación los llevará a crear una Constitución que carecerá de plena legitimidad"

Esta semana el director de Artool analiza la situación política chilena y advierte las señales de una posible división al interior de la Convención Constitucional.

Por: Jorge Selume | Publicado: Domingo 26 de septiembre de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

La grieta de la Convención

Esta semana la Convención Constitucional inició la votación de su reglamento interno. Ha sido noticia, entre otras cosas, porque se deja fuera el carácter de República de nuestro país, una polémica no menor y que exhibe la grieta que se comienza a extender dentro del Palacio Pereira y que puede consolidar la división al interior de la Convención.

La pregunta rectora de esta grieta es ¿nuestra Convención Constituyente es fruto de un acuerdo transversal o de un quiebre institucional? El problema es que la confiable justificación de legitimidad del 80% no parece ser suficiente para unir las fisuras. Buena parte de los que aprobaron el plebiscito hace casi un año, lo hicieron porque creen en los procesos institucionales. Pero claramente hay otros tantos, liderados principalmente por el PC, que persiguen una refundación a ultranza y sin límites.

Esta grieta divide la convención entre quienes, por un lado, creen que tienen un poder derivado y que por tanto deben moverse dentro de los márgenes que determina la institucionalidad vigente que le dio vida y los que, por otro lado, creen tener un poder originario que les permitiría determinar sus propias reglas, su propio presupuesto, su propia orgánica y sus propios quórums.

El espíritu refundacional atrae a varios miembros del Frente Amplio, quienes, atraídos como marineros por el canto de la sirena, votaron a favor para aprobar en el reglamento de la Convención su “carácter autónomo” y su llamado a “ejercer el poder constituyente originario”.

Esto, a pesar de ser conscientes de que la ruta de la refundación los llevará a crear una Constitución que carecerá de plena legitimidad y que, por consiguiente, pasará a ser solo la casa de algunos y no la de todos.

El talón de Aquiles de Gabriel Boric

La economía se trata del gran talón de Aquiles del aspirante presidencial de Apruebo Dignidad. No sólo el control de la inflación es un tema para el que no tiene respuestas el candidato Boric, como se dejó entrever en el debate presidencial de esta semana, sino que hay un amplio abanico de temas que generan dudas sobre su rigurosidad y coherencia.

Una de sus grandes incongruencias es que propone en su programa de gobierno “atraer” inversión extranjera para desarrollar la economía y dejar atrás la matriz extractivista de la cual suele ser crítico. En tal caso, vale la pena preguntarse, ¿cuáles son las ofertas que despliega en el programa para lograr este objetivo?

Crear nuevos impuestos que afectan especialmente a los inversionistas, reducir la jornada laboral y con eso aumentar los costos de contratación, restringir la capacidad de adaptación de las empresas dificultando despidos a veces necesarios, generar un sindicalismo por rama de alcances difíciles de predecir y otras medidas, que más que atraer la inversión, la ahuyentan.

Entonces, cabe cuestionarse si en realidad pretende atraer la inversión extranjera o busca por todos los medios espantarla.

Ahora bien, su programa tiene al menos una pieza que parece encajar de forma coherente en este puzle de ofertones: propone crear 9 nuevas empresas públicas, que quizás sirvan para reemplazar a las que no vendrán desde el extranjero, aunque lo harán a un costo mayor de cara al ciudadano.

¿Ordenamiento democrático del territorio en Santiago?

La alcaldesa de Santiago Irací Hassler anunció que otorgará más de mil permisos a los comerciantes ambulantes. De acuerdo a la edil “estamos avanzando en un ordenamiento democrático del territorio (...) El municipio solo puede fiscalizar a aquellas personas que tienen un permiso en la vía pública y, con ello, podemos controlar que se venda algo distinto a lo que vende el comercio establecido”.

Surgen, al menos, seis interrogantes con este anuncio.

Primero, ¿Resulta democrático que algunos (los locatarios) paguen sus patentes comerciales, arriendos, impuestos, gastos básicos, IVA … y otros nada?

Segundo, ¿Estos vendedores ambulantes autorizados darán boletas, garantías y responderán de cara al consumidor por la venta de productos defectuosos o fraudulentos?

Tercero, ¿Quién fiscalizará que cumplan con el protocolo sanitario? Mientras su partido, el PC, no quiere reabrir los colegios para que no aumente el riesgo de contagio, ella opta por sobrepoblar calles con alto flujo peatonal.

Cuarto, ¿El municipio se arroga la facultad de poder controlar la oferta? ¿A que se refiere la alcaldesa cuando dice “controlar que se venda algo distinto”? La historia demuestra que cuando la política entra a intervenir la relación de oferta y demanda, quienes pierden son los ciudadanos de menos recursos.

Quinto, ¿El aumento significativo de vendedores ambulantes no devendrá en atochamientos en la vía pública? ¿No son acaso las aglomeraciones las instancias predilectas para los carteristas? Todo hace suponer que los robos por sorpresa aumentarán en el centro de la ciudad.

Sexto, y último, ¿no es acaso esta medida una forma de ponerle una lápida a los restaurantes del sector Lastarria? El aumento significativo de vendedores ambulantes a las afueras de los locales no ayuda a atraer clientes y turistas. Tras dos años de extrema dificultad, producto de la revuelta y de la pandemia, los locatarios de la zona parece que tendrán que resignarse a no contar con el apoyo de su alcaldesa.

El canto del Matador

Marcelo Salas subió a sus redes un video donde cantaba emocionado junto a su padre “Los Viejos Estandartes” y acto seguido se desató una lluvia de críticas por parte de usuarios de izquierda radicalizada, quienes, entre otros epítetos, lo trataron de “roto desclasado”, “nuevo rico” y “facho”.

Los mismos que dicen no más clasismo, no más discriminación y más libertad de expresión, son los primeros en funar al Matador por cantar un himno que a ellos no les parece “bien”.

La hipocresía ha llevado a algunos a tratar de cancelar a un deportista que fue emblema de nuestra selección nacional, ícono y orgullo de Chile, que surgió desde la pobreza en La Araucanía y que con esfuerzo y perseverancia llegó a conquistar Roma.

Otro síntoma de este Chile enceguecido por la división política.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR