Click acá para ir directamente al contenido

Análisis

Margarita Maira: "Quitarle fuerza moral a la Convención es debilitar las posibilidades de cohesión social"

Margarita Maira: "Quitarle fuerza moral a la Convención es debilitar las posibilidades de cohesión social"

¿Cuál es la oportunidad que perdió Shalper? ¿Qué presencia tendrá en la CC el futuro ministro de la Segpres, según Margarita Maira, Fundadora de la Red de Participación?

Por: Margarita Maira | Publicado: Sábado 5 de marzo de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Margarita Maira 

Descartado poner en duda el origen democrático de la CC

No es función del presidente del Directorio del Servel pronunciarse sobre el sistema electoral. Su deber es velar por la correcta implementación de las votaciones; cuestión cercana pero muy distinta.

Y de hacer dicho pronunciamiento, se esperaría una visión comprometida con la democracia y no las acusaciones al sistema donde, en su opinión, propiciar la inclusión de grupos marginados sería “propio de una dictadura”.

Los escaños reservados para pueblos originarios, la paridad y las cuotas de personas con discapacidad son medidas que buscan corregir desigualdades históricas. Quien crea que cada persona de este país tiene la misma posibilidad de acceder a un cargo de poder o incluso a ejercer el derecho a sufragio, simplemente no comprende la realidad.

Esto resulta particularmente preocupante desde quien encabeza la institución encargada de las elecciones.

Muchas organizaciones trabajamos desde 2020 con el Servel para promover elecciones inclusivas. Solo cabe rechazar el tono de su “reflexión”. Este año buscamos avanzar, junto al Servel, en medidas que permitan el acceso a voto de diversos grupos históricamente excluidos, incluyendo el resistido voto de las personas privadas de libertad.

Y confiamos en que el ánimo del resto del Directorio, así como de las autoridades pertinentes del nuevo Ejecutivo, nos permitan llevarlo a cabo. Se mantiene nuestra disponibilidad para trabajar en conjunto.

La oportunidad perdida de Diego Schalper

Como líder de las nuevas generaciones de su sector, Schalper tiene una posición privilegiada para proponer un proyecto país alternativo desde la derecha. Si lo quisiera, podría entrar a disputar con contenidos en el rediseño del sistema que ofrece el proceso constituyente.

En cambio, el joven secretario general de RN opta por promover el chantaje al gobierno entrante y la degradación de la institución donde se juega el futuro de nuestro país. Siendo una fuerza minoritaria en la Convención y ad portas de liderar la oposición, un ánimo más constructivo y abierto al diálogo aumentaría sus probabilidades de incidir.

Restarse y torpedear todo lo que sea distinto resulta poco estratégico, al auto boicotearse cualquier posibilidad de influir en el debate.

Además, el diputado olvida que la Convención nace desde una demanda de cambio. Hay enormes esperanzas depositadas en la propuesta constitucional que de ahí emane, por lo que jugar con su desprestigio difícilmente podrá traerle réditos a ningún actor de la política.

Quitarle fuerza moral a la Convención es debilitar las posibilidades de cohesión social que necesitamos para los proyectos políticos en nuestro país, sean del color que sean.

Que votar deje de ser travesía

La segunda vuelta presidencial nos regaló un heroísmo anónimo, cuando decenas de personas salieron en sus autos a acercar a electores desconocidos a sus locales de votación.

Nadie podrá negar que fue una escena épica, que permitió un encuentro solidario entre habitantes de un mismo territorio. Sin embargo, la grave falla de las instituciones a cargo del transporte en un día tan importante es algo que no debiéramos haber presenciado jamás.

Este papelón dejó en evidencia un problema recurrente en los días de elecciones: votantes deben frecuentemente atravesar distancias desproporcionadas para acceder a las urnas, realidad que aleja literal y metafóricamente a las personas del voto.

Los costos de transporte y el tiempo empleado resultan barreras tan grandes, que impiden a grupos completos de la población ejercer su derecho a sufragio. Esto se vuelve particularmente dramático en las zonas rurales, donde las distancias son mayores y el transporte aún más escaso.

Toca aplaudir a nuestro Congreso, que busca poner fin a esta dificultad para el plebiscito de salida. Si el Senado vota a favor del proyecto despachado esta semana, cuando nos toque ratificar o rechazar la nueva Constitución, la ciudadanía de todo Chile podrá acceder a su local de votación más cercano.

¿Tiene una escuela en la esquina de la casa donde siempre quiso poder ir a votar caminando? La georreferenciación permitirá al Servel asignar los locales de votación más cercanos al domicilio electoral. Esperamos que la Cámara Alta así lo habilite.

Un ministerio presente

Los titulares se equivocaron al enfocar la reunión del futuro ministro de Segpres con la Mesa Directiva de la Convención en torno al caso de Rojas Vade. Lo realmente trascendente es el cambio de paradigma en la relación entre ambas instituciones.

Ahora, por fin, existirá respaldo desde el Ejecutivo para el trabajo de las y los convencionales. La propia presidenta Quinteros declaró sus aspiraciones a vías de comunicación más fluidas que les permitan trabajar tranquilos y tranquilas. Se respira un alivio en las palabras de la Directiva, ante la esperanza de no tener que preocuparse por los temas administrativos.

Giorgio Jackson lo dijo claramente: el gobierno que asume esta semana se pone a disposición para facilitar las condiciones de la Convención.

Aunque la política ficción no es tierra fértil pues no podemos cambiar el pasado, cabe preguntarse ¿cómo habría sido el trabajo del poder constituyente de haber contado con el apoyo rotundo del gobierno que la acompañó (o abandonó) en su instalación? Pronto veremos un escenario completamente distinto que nos permitirá imaginarlo.


Cristóbal Bellolio: “La Convención siguió en un microclima octubrista que afuera comenzó a cambiar”

En días de lanzamientos, el abogado, cientista político y académico acaba de publicar un nuevo título: El momento populista chileno (Debate, 2022). En él describe el populismo desde la teoría y luego lo aplica a dos fenómenos recientes: el estallido social y José Antonio Kast. Pero esta semana además estrenó un nuevo podcast: No hay Bellolio bueno. Además de hablar de populismo, aquí desmenuza el proceso constituyente, el alza del Rechazo en las encuestas y los primeros meses de gobierno.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR