Click acá para ir directamente al contenido

Coffee break

¿Qué hay detrás de la tardía inauguración del primer hotel tipo cápsula en Santiago?

¿Qué hay detrás de la tardía inauguración del primer hotel tipo cápsula en Santiago?

Se llama Little Japan y está ubicado en un barrio patrimonial. La inversión alcanza unos 590 millones de pesos. Pero está detenido porque faltan permisos municipales.

Por: DF MAS | Publicado: Sábado 7 de agosto de 2021 a las 21:00
  • T+
  • T-

En un reducido espacio, caben 4 ó 6 personas, cada una en una especie de cápsula que se puede cerrar y así resguardar la privacidad. Parecido a las habitaciones espaciales de películas de ciencia ficción como Alien, los hoteles de cápsula son muy populares en Japón, donde el metro cuadrado es de los más caros del mundo. El propósito de este concepto es eliminar todo lo accesorio y dejar lo esencial, sobre todo pensando en pasajeros que van a estar poco tiempo y valoran la utilidad sobre el lujo.

El hotel Little Japan es el primero de este tipo en Chile, pero aún no puede inaugurarse a cuatro años desde que comenzaron los trabajos en una vieja casona de la calle General Salvo, en un barrio de valor patrimonial. Raúl Yáñez, el dueño, alega contra “la burocracia” de la Municipalidad de Providencia, que según él ha impedido que el proyecto se materialice, sin mencionar que el estallido social y la pandemia también han retardado su apertura.

Su socia, María José Jiménez, explica que el proyecto incluye además un “mini barrio japonés”, con un restaurante Izakaya (de tapas japonesas) y una barra al estilo Omakase (donde el chef elige lo que come el cliente). Sin embargo todo está detenido porque fue rechazado el “ingreso de factabilidad de alcoholes”. “De la Municipalidad nos dijeron que el barrio era residencial, pero hay otros bares en la zona. La alcaldesa Matthei declara apoyar a las pymes pero en la práctica no vimos ese apoyo”, afirma Jímenez.

El hotel está ubicado en una casa que compraron en 2017 por 340 millones de pesos. Desde entonces la remodelación ha costado 250 millones de pesos. Yáñez y Jiménez son dueños además del premiado restaurante 040 y del bar Room 09. de Bellavista. Ambos fueron directamente afectados por el estallido, por eso decidieron cambiar de domicilio: se irán al Hotel Mandarín (ex Hyatt) antes de fin de año.