Click acá para ir directamente al contenido

Coffee break

La nueva casa de Boric: dueño revela detalles históricos de la vivienda y de la negociación

La nueva casa de Boric: dueño revela detalles históricos de la vivienda y de la negociación

El arquitecto Andrés Garafulic diseñó la casa patrimonial -de 17 espacios y nueve baños- en el barrio Yungay en 1929. El propietario actual, Iván Rodríguez, la adquirió en 2017 pensando en un negocio con plusvalía.

Por: Equipo DF MAS | Publicado: Sábado 5 de marzo de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

En las próximas semanas el futuro Presidente y la primera dama se mudarán desde su departamento en Bellas Artes a una casona patrimonial en la calle Huérfanos, en el barrio Yungay.

Su historia es hasta ahora desconocida y su actual dueño, Iván Rodríguez (42), resume el proceso así: “arrendar la casa al futuro presidente Gabriel Boric es un premio al esfuerzo. Y a la paciencia”.

El ingeniero civil informático cuenta que compró el inmueble en 2017 pensando en una inversión de larzo plazo.

“Vengo de una familia de esfuerzo. Nací en la calle Haití, en la población Lo Valledor Norte. Estudié en el Liceo Amunátegui, a dos cuadras de esta casa, por eso cuando la vi, no dudé en comprarla. Recuerdo mis viajes al colegio en las micros Matadero Palma, Ovalle Negrete”, relata.

Dice que gracias al empeño de sus padres pudo estudiar en la Universidad Andrés Bello -hoy es portafolio manager de un banco internacional-, y luego, hacer un diplomado en emprendimiento en Stanford, un master en ingenieria financiera, un MBA en la UDD.

“A mis compañeros que les fue bien, compraron casa en Chicureo, La Dehesa. Yo preferí invertir en un barrio patrimonial”, asegura.

Al revisar los papeles de inscripción, conoció su historia: fue diseñada en 1929 por el destacado arquitecto Andrés Garafulic y el primer dueño de la casa -de 17 espacios, nueve baños, 432 m2 construidos y 230 de terreno- inscrito en el Conservador de Bienes Raíces fue la Caja Nacional de Ahorro. Esa firma, dice, pagó $ 160 mil por ella.

En 1953 la casa llegó a otras manos: la adquirió el abogado Roberto Salas Rodríguez, quien fue secretario de la Corte de Apelaciones de Santiago. Después de eso, asegura Rodríguez, hubo un sinnúmero de dueños, y uno de ellos la dividió en dos, con dos roles independientes. “Yo compré la casa al Laboratorio Biodata. Y los dueños que lo antecedieron -Mirtha Rozas y Alejandro Dionisio Amado- “unieron los roles”, cuenta.

El plan de Rodríguez con la casa patrimonial era armar un cowork en un área y él vivir junto a su mujer en otro sector del inmueble. Se instalaron en la vivienda mientras empezó el trabajo de restauración, que, jamás pensó, tardó dos años.

“Es una casa de 100 años, la moldura la tienes que mandar a hacer. Los costos que contemplaba se multiplicaban por 8”. En 2019 la puso a la venta. “Cuando llegamos al barrio había casas restauradas, toda una onda patrimonial. Pero por la crisis migratoria, el narcotráfico y delincuencia, decidimos vender”, asegura.

Y agrega: “además es muy grande. Si estás en el dormitorio principal y quieres ir a la cocina, debes caminar media cuadra”. Fijaron como precio 25 mil UF. Llegó una oferta por 22 mil UF, y la rechazó. Durante la pandemia se mudó a Maitencillo -donde tiene negocios inmobiliarios familiares-, y arrendó la casa a personas que ahí armaron un centro de yoga, un hostel, entre otros usos.

Pero desde fines del año pasado estaba vacía y Rodríguez publicó su casa en la plataforma Toc Toc y esperó una buena oferta. “Rechacé varias, mi plan era entregarla a un proyecto, o persona, el que más le aportara al sector”, dice.

El recorrido con Irina

“El Presidente electo me contactó directamente el 5 de enero”, cuenta Felipe Weil, socio director de Engel & Volkërs Commercial (división de negocios corporativos, proyectos y propiedades comerciales). Gabriel Boric quería vivir en el centro de Santiago y/o en las comunas aledañas, y le hablaron de Weil, quien durante una década fue socio de la división residencial de la empresa en ese sector de la capital.

“Unos minutos antes de recibir el contacto, un ejecutivo de Toc Toc me dijo ‘le dimos tu número al Presidente electo’”, recuerda.

Ese fue el primer acercamiento. Durante la conversación, Boric le explicó el requerimiento: la vivienda debía estar emplazada idealmente en la comuna de Santiago, en barrios como Yungay o Beaucheff, o en comunas como San Miguel o Recoleta. Que el inmueble permitiera uso habitacional, pero también de trabajo, buenos espacios comunes y suficientes para recibir visitas. Y, muy importante, que tuviera buena luz natural, directa”, señala Weil.

En total visitaron cuatro propiedades, tres en el Barrio Yungay, y una en Bellas Artes, donde actualmente reside Boric en un departamento. Fue la futura primera dama, Irina Karamanos, la que encabezó la búsqueda junto a Weil desde el 10 de enero.

“Por otros lados también les enviaban opciones de casas, pero se transformó en un desafío personal para mí encontrar la correcta”, confiesa. El 10 de febrero concretaron la primera visita de la casa de calle Huérfanos, en el barrio Yungay. A ella le gustó tanto, que agendó una segunda visita para que Boric la conociera.

A las 11 de la mañana del 14 de febrero, llegó junto al futuro mandatario. “Les encantó la casa. Está emplazada en una esquina, con un pasaje lateral, y fueron a saludar a los vecinos, quienes los recibieron cordialmente y les dieron la bienvenida”, relata Weil.

Varios de ellos sacaron fotos y se viralizaron de inmediato. En ellas aparecen Boric, su padre, Karamanos y Weil. Caminaron juntos por el barrio, y el corredor los acompañó hasta el Café Cité.

“Me pidieron unos minutos para decidir con cuál se quedaban”, recuerda Weil, quien esperó afuera junto a los escoltas de la futura pareja presidencial. “Al poco rato salió Irina muy emocionada contándome su elección”, señala. Después, visitaron la clásica tienda de vinilos Brieba y el recorrido quedó plasmado en redes sociales.

Volvieron al inmueble a las 7 de la tarde, para presentarle a Antonia Rozas, socióloga y futura directora administrativa de La Moneda, quien se encargó de los detalles finales del arriendo. Boric y Karamanos partieron de vacaciones.

“Me quedé con una muy buena impresión de ambos, con la dinámica que tienen entre ellos. En cada espacio de la casa se imaginaban dónde iban a tomar el café, dónde iban a bailar, y cómo sería el estar que armarían en el segundo piso”, cuenta.

Ya que los dos pisos estaban unidos por un montacarga, Weil les recomendó la empresa Habilita Oficina para reemplazarlo por una escalera liviana, como Boric e Irina querían.

“Esto es lo máximo que te puede tocar en una búsqueda de casa”, confiesa Weil, quien anteriormente gestionó viviendas y propiedades para figuras públicas como el ex senador Andrés Zaldívar, el animador de tv Sergio Lagos y la cantante Nicole, el ex ministro Jorge Correa Sutil, el diputado Luciano Cruz-Coke, entre otros.

Iván Rodríguez coincide y dice: “Aún no conozco a Gabriel Boric. Pero entiendo que lo haremos pronto. Los vecinos le han hablado del esfuerzo que hay detrás”. Y añade que uno de los aspectos que el futuro mandatario valoró de la casa es su seguridad.

“Los dueños de casas aledañas lograron cambiar la ordenanza municipal para convertir la calle en un pasaje. Y, entre varios, financiamos un portón de fierro muy bonito para cerrar.

Ese portón fue uno de los aspectos valorados por el equipo presidencial. Lo que no saben, es que para juntar los recursos, con los vecinos nos organizamos, vendimos queques, hicimos rifas, hasta que juntamos la plata”, cuenta el propietario.

¿Plusvalía presidencial? “No”

Los detalles del acuerdo se mantienen en privado. De todas formas, Daniel Serey, gerente de estudios de Toc Toc asegura que en esa zona el precio del m2 “varía bastante, pero va entre 80 UF m2 a 50 UF m2 en las casas de este tipo.

El resto, va de 20 UF m2 a 40 UF m2”. En cuanto al arriendo, el precio promedio de los inmuebles patrimoniales de la zona es de 0,50 UF m2, mientras que las otras, valen entre 0,30 UF y 0,20 UF el m2. De esta manera, el total de una casa como esta, dice, tendría un valor mensual de $3 a $ 5 millones.

La remodelación, calculan cercanos de la operación, bordea los $25 millones, el actual dueño pagará la mitad.


En cuanto a la plusvalía, Serey señala que en general cuando algún político muy importante llega a vivir a un lugar, “se produce una minusvalía” en el sector “y no un aumento de su valor en las propiedades circundantes”.

“Tanta seguridad, prensa y tráfico no es muy agradable para los vecinos y los precios de las casas caen un poco. Pero, lo que puede suceder es algo que llamamos efecto Starbucks: los atributos del sector se visibilizan. En este caso, un área cercana al metro, parques, comercio. Y cuando eso ocurre, suele instalarse un Starbucks en el barrio, lo que es un indicador de que el barrio se valoriza”, ejemplifica el experto.

La expresidenta Michelle Bachelet también debió mudarse -por motivos de seguridad- de su casa personal en La Reina a otra en Las Condes mientras fue jefa de Estado, mientras que el actual mandatario se mantuvo en su vivienda en el sector de San Damián.

La estrategia del medio de la CChC para revertir pérdidas y ampliar audiencias

El 6 de mayo pasado Pauta, el medio de la CChC, sufrió un cambio de timón. Ese día salió su jefatura completa y cuatro periodistas. Todo como resultado de una consultoría realizada por el exdirector ejecutivo de TVN, Francisco Guijón, y el exdirector general de CNN, Alejandro Reppening, quien será el nuevo director ejecutivo del medio. El mensaje: la CChC quiere que la radio sea un negocio sin pérdidas y con audiencias más amplias.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR