Click acá para ir directamente al contenido

Coffee break

Los personajes clave tras la mega planta de celulosa de Arauco en Brasil

Los personajes clave tras la mega planta de celulosa de Arauco en Brasil

El rol decidido del gobernador del estado de Mato Grosso do Sul, Reinaldo Azambuja Silva, convenció a la firma chilena de anunciar la mayor inversión de su historia.

Por: Equipo DF MAS | Publicado: Viernes 24 de junio de 2022 a las 06:30
  • T+
  • T-

En los 20 años que lleva Arauco en Brasil, la idea de tener una planta de producción de celulosa siempre estuvo en mente para la firma controlada por la familia Angelini. 

Pero fue en marzo de este año cuando la idea empezó a tomar forma concreta. Fueron cuatro los ejecutivos clave detrás del proyecto para invertir US$ 3 mil millones en el estado de Mato Grosso do Sul, al sur de Brasil en el límite con Paraguay y que producirá al año 2,5 millones de toneladas de celulosa, un millón más que su proyecto estrella, MAPA, en la Provincia de Arauco en Chile. 

Matías Domeyko, vicepresidente ejecutivo de Arauco, y Cristián Infante, el gerente general, viajaron por lo menos dos veces este año a conversar con el gobernador del estado, Reinaldo Azambuja Silva, quien lleva bastante tiempo tratando de atraer inversiones a su zona, incluso con incentivos tributarios. 

Allá se les unieron los enlaces brasileños de Arauco: el chileno Carlos Altimiras, presidente del grupo en Brasil con oficina en Curitiba, único connacional en dicha operación; y el brasileño Mario José de Souza Neto, gerente de operaciones de tableros de la firma en tierras brasileñas, pero desde ahora director del proyecto bautizado como Projeto Sucuriú, por el nombre del río que atraviesa el estado. 

Las conversaciones con el gobernador, revelan fuentes bien informadas, fueron clave. El estado sureño está dedicado prominentemente a la ganadería, por lo que para instalar la planta de Arauco, que incluirá además generación de energía a través de biomasa de desechos forestales, deberá construir vías ferroviarias, caminos y hasta infraestructura de telecomunicaciones. 

Las empresas que proveerán los equipos de la planta serán viejos conocidos para Arauco, que los usó también para el Proyecto MAPA: la finlandesa Valmet y la austriaca Andritz, quienes también deberán instalar su gente y espacios aledaños a la construcción, que se estima inicie en 2025.

La historia con Mato Grosso do Sul partió hace 10 años, cuando compraron tierras para plantar árboles. Hoy tienen unas 50 mil hectáreas. Sin embargo, la relación con Brasil ha sido principalmente en el mercado de fabricación de tableros. Incluso, en 2017 le compraron la operación a Masisa en Brasil para fortalecer su producción de paneles y tableros. 

Lo que viene ahora es que se afinen los detalles del proyecto y parta un proceso de permisos en diferentes entidades del país. A nivel estatal, el gobernador ofreció apurar lo más posible los trámites. 

Luego de eso, será el directorio de Arauco el que dé el visto bueno del proyecto. Se estima que la inversión se financiará con una mezcla de flujos de sus negocios más deuda. 

El trabajo silencioso de Alexander Galetovic durante la pandemia

Desde el inicio de la llegada del Covid-19, el senior fellow de la Universidad Adolfo Ibáñez tomó contacto con un grupo de amigos economistas para buscar soluciones tecnológicas y metodológicas que permitieran minimizar el impacto de las cuarentenas en las empresas.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR