Click acá para ir directamente al contenido

Cómo cuido mis lucas

Cómo armar un plan de ahorro para la educación superior

Cómo armar un plan de ahorro para la educación superior

En el mercado señalan que existen tres pasos para comenzar a generar un colchón que permita solventar los aranceles universitarios.

Por: Vicente Vera V. | Publicado: Jueves 4 de febrero de 2021 a las 15:50
  • T+
  • T-

Si bien Chile ha avanzado en asegurar una educación superior gratuita a miles de jóvenes, esta realidad aún no se traduce en una política universal, puesto que solo puede acceder el 60% de los hogares con menores ingresos.

Frente a esta realidad, algunas familias deben recurrir a otras vías de financiamiento, como el crédito con aval del Estado o préstamos de consumo. Los expertos recomiendan a las familias que recién están teniendo hijos o planean tenerlos, que comiencen con un plan de ahorro para crear un colchón de apoyo para esa etapa de la vida.

En DVA Capital destacan que iniciar este tipo de plan, es de los mejores regalos que le podemos hacer a los hijos. "Uno de los principales componentes que tenemos que tener en cuenta al invertir es el tiempo, y en este caso lo tenemos a nuestro favor".

El profesor de Clase Ejecutiva UC y del Departamento de Ingeniería Industrial y de Sistemas de la UC, Tomás Reyes, sostiene que "la principal recomendación es comenzar a invertir el dinero para que rente lo antes posible, en un fondo que ofrezca riesgo".

Reyes explica que esto se debe a que al tener un largo plazo como horizonte de inversión (en torno a 18 años desde el nacimiento del hijo o hija, hasta el comienzo de sus estudios de pregrado) este dinero puede ser invertido en fondos que, al ofrecer mayor riesgo, permiten alcanzar mayores rentabilidades en ese largo plazo, frente a inversiones de moderado o bajo riesgo.

Antes de iniciar un plan de ahorro, en DVA Capital recuerdan que es importante que una familia debe formar un fondo de emergencia para enfrentar cualquier imprevisto. Lo ideal es que este fondo contenga entre tres y seis meses de los gastos básicos del hogar.

Con ello, "sería ideal para una familia que pueda ahorrar a largo plazo por lo menos un 10% de sus ingresos" de cara a enfrentar los costos de la universidad, teniendo en consideración un arancel universitario ronda en los $ 4 millones.

La firma pone de ejemplo si el ingreso familiar es de $ 1 millón y logran ahorrar $ 100 mil mensuales y los invierten en acciones por 18 años a un retorno anual promedio de 8,5%, "el resultado es que ponen de su bolsillo $ 21,6 millones y con la ayuda de las acciones llegarían a cerca de $49 millones". En todo caso hay que considerar en ese análisis que las acciones no rentan siempre lo mismo. Y por lo mismo estar atentos.

El socio de SoyFocus.com, Rafael Donoso, recomienda que por tratarse de una inversión para un largo plazo, "lo más razonable es tener el ahorro principalmente en renta variable, ojalá muy diversificado, hasta que el o la menor llegue a la edad media y de ahí ir aumentando gradualmente la exposición a renta fija, idealmente en UF".

En esa línea, desde DVA Capital explican que al tener el ahorro invertido en acciones "provee un retorno mayor que otras alternativas, y también podemos retirar nuestra inversión cuando estimemos conveniente (son inversiones líquidas). Si al pensar en la educación de nuestros hijos hablamos de muchos años, tener la flexibilidad de hacer el retiro también aporta a nuestra tranquilidad mental".

Desde DVA Capital mencionan tres pasos para invertir en acción. La primera es diversificar el ahorro. "No inviertas todo en una o un par de acciones. Un portafolio diversificado es la mejor opción", comentan desde la compañía.

El segundo paso es fijarse en las comisiones que cobran los agentes del mercado: "Si inviertes pagando altas comisiones, éstas 'comerán' gran parte de lo que podrías ganar", sostienen.

Y finalmente, invertir en instrumentos regulados por la Comisión para el Mercado Financiero, para evitar cualquier tipo de fraude o estafa. De esta manera, Reyes concretiza que "la recomendación es invertir el dinero en fondos mutuos o fondos de inversión de alto riesgo, en instituciones fiscalizadas por la CMF, y revisar los costos asociados a cada contrato de inversión".

Donoso pone de ejemplo que si una familia busca ahorrar para pagar un arancel cercano a $ 4 millones por cinco años y lo invierte en renta variable, "debiera obtener retornos en el rango del 5-7% anual, y con un ahorro de unos $ 50.000 mensuales uno debiera tener los recursos para financiar al menos el arancel".

Asimismo, sugiere no dejarse llevar por las volatilidades del mercado y mantener un plan de inversión ojalá constante: "Una buena forma puede ser generar transferencias automáticas por un monto a una cuenta de inversión y no hacer seguimiento excesivo de cómo va la rentabilidad, ya que eso generalmente lleva a tomar decisiones ansiosas y muy probablemente equivocadas", dice.

Seis claves para aprovechar el alza de la UF

Con el incremento de la inflación la Unidad de Fomento subirá $ 361 este mes. ¿Cómo sacarle partido a esta subida? ¿Convienen ahora los fondos de renta fija? ¿Qué pasa con el mercado inmobiliario?

SIGUIENTE »
« ANTERIOR