Click acá para ir directamente al contenido

Glocal

3 días en TechCrunch Disrupt, el evento de startups más importante del mundo

3 días en TechCrunch Disrupt, el evento de startups más importante del mundo

Todos los años el medio digital estadounidense TechCrunch organiza un evento que reúne startups, inversionistas y emprendedores. Después de dos ediciones en modo remoto, esta semana los organizadores recibieron a miles de personas en San Francisco. En el escenario que alguna vez pisaron Elon Musk, Jack Dorsey o Mark Zuckerberg, estuvieron ahora Serena Williams y Kevin Hart, además de fundadores de startups como Rivian, Solana y Only Fans. Así se vivieron 72 horas en la meca de la innovación.

Por: Juan Pablo Silva, desde San Francisco | Publicado: Sábado 22 de octubre de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-
Al bajarse en la estación de metro de San Francisco se ven los Teslas, abundan las zapatillas y poleras. Ya es algo repetido decirlo, pero en este tipo de eventos pareciera no haber espacio para trajes, corbatas o maletines. En el centro tecnológico más grande del mundo, varios de los transeúntes caminan a las oficinas de sus startups o de las grandes tecnológicas.
 
A pesar de la riqueza de la ciudad, se ve suciedad, personas en situación de calle y bastante tranquilidad. Eso, hasta llegar al Moscone Center, el centro de conferencias que recibió esta semana durante tres días a emprendedores, inversionistas y ejecutivos de todo el mundo. TechCrunch Disrupt 2022, uno de los eventos más importantes en la industria.
 
Guardias de seguridad revisando las mochilas y detectando metales, y muchos jóvenes con poleras verdes ofreciendo ayuda a los asistentes. El plato fuerte del primer día es Marc Lore, fundador de Wonder Group (emprendedor que ha vendido una startup a Amazon y otra a Walmart) y Chris Dixon, socio de Andreessen and Horowitz, venture capital de Silicon Valley.
  
Este último habló sobre criptomonedas, explicó la decisión de invertir US$ 350 millones en la nueva startup de Andrew Neumann (fundador de We Work) y anunció la creación de un programa de aceleración para startups cripto en Los Ángeles.
 

Siempre hay un chileno

Los tres pisos del edificio estaban divididos por secciones, y todo era señalizado con colores verdes y dorados. En el primero, más de 200 firmas de todo el mundo intentaban seducir inversionistas, atraer clientes y demostrar que su idea podía ser el próximo Facebook, Apple o Tesla.
  
A los emprendedores se les notaba la falta de sueño, los nervios y ansiedad. Muchos de ellos peleaban por los US$ 100 mil que entrega el premio a la “Startup Battlefield”. No había emprendimientos chilenos en la lista, pero hablando con el fundador de Pancake (empresa costarricense para diseñar virtualmente espacios interiores), éste comentó, “en el stand de atrás conocí a alguien de tu país”.
  
Se trataba de una firma llamada Sparks, que busca ayudar a las parejas a elegir panoramas. No había rastro de chilenos. “Perdón por la pregunta, pero ¿quién es el chileno acá?”, pregunté. La emoción de la mujer que atendía fue grande. “Pablo fue a almorzar, lo llamo para que venga. ¡Qué coincidencia!”, me respondió Angeli Zhao.
  
Al poco rato llegó Pablo Rojas. Me explicó lo que habían significado estos días en San Francisco, que a último minuto tuvieron la opción de tener un stand y que su emprendimiento estaba basado en Barcelona. El CDO (chief design officer) se fue el 2014 de Chile y desde ahí no ha vuelto. Estudió en China y Miami, vivió en Japón, Egipto, Turquía y Rusia y hasta septiembre de este año trabajó en Didi, en Beijing. 
 
Para los que han visto la serie de HBO Silicon Valley, pueden imaginar el ambiente. Muchos personajes tipo Richard Hendricks, Gilfoyle, Dinesh y Jared (principiantes de esta industria). Sin embargo, los grandes ausentes en los tres días de conferencia fueron los Peter Gregory y Gavin Belson (grandes fundadores).
  
Los invitados de lujo fueron la extenista profesional Serena Williams y el actor Kevin Hart (ambos crearon fondos de venture capital). “Esperaba más”, “faltó alguien que haya fundado una big tech”, fueron algunas de las opiniones que se repetían entre los asistentes.
 
En el segundo piso está el Discovery Stage, una sala de conferencias para preguntas del público, dónde la Managing Director de Y Combinator, Anu Hariharan, dio consejos para ser seleccionados en la aceleradora. Enfatizó en la importancia del equipo y de la relación entre los fundadores, y confesó cuáles son las red flags en las postulaciones: mentir y entrar a una industria solamente porque está de moda. Los asistentes tomaban notas y se escuchaban susurros de “eso lo tenemos”.
 
Además, en ese lugar había una sala de networking -fundamental en eventos como estos y la razón por la que algunos pagan los US$ 2 mil para entrar-, mesas redondas con temas contingentes y espacios para trabajar. En el suelo, se veía a emprendedores conectados al enchufe que encontraban, conversando con clientes, inversionistas o sus equipos. “Creo que vamos bien”, decía uno. Lamentablemente no estaba entre los finalistas de las competencias.
 

Kevin Hart

El segundo día, fue el único en que las 700 sillas se coparon. La emoción durante esa jornada se vivió en el piso tres, al que solo algunos tenían acceso. No daba más el espacio. Los invitados eran el actor Kevin Hart, la extenista Serena Williams, el CEO de Rivian (autos eléctricos), la CEO de Only Fans (startup para creadores de contenido), el fundador de Solana (blockchain) y el cuatro veces campeón de la NBA, Draymond Green.
 
Michael Elanjan, Robert Roman, Kevin Hart y Natasha Mascarenhas.
 
A las 9:30 salió al escenario la editora de TechCrunch Jordan Crook -que con su estilo tipo stand up comedy sacó constantemente risas entre el público- para presentar a los primeros invitados. En un panel, se sentaron el actor y comediante de Scary Movie, Jumanji, Un espía y medio y Rápido y furioso, Kevin Hart; el cofundador y presidente de HartBeat Ventures Robert Roman y el jefe de inversiones digitales y mercados digitales privados de J.P. Morgan, Michael Elanjian.
 
Hart habló sobre sus inicios en el mundo de las inversiones, y recordó su pasado humilde y sin acceso a este tipo de oportunidades. “Tuve que aprender por qué la inversión estaba bien. Desde mi punto de vista, aquello pertenecía al espacio de una estafa. ‘Estás tratando de estafarme con mi dinero. No me fío de ti. No le voy a dar a nadie mi dinero para que pueda salir corriendo y hacer lo que quiera’. Dejar de pensar así fue mi mayor reto”, relató durante su charla.
  
Además, con anteojos negros, un anillo y reloj de brillantes, dijo: “Yo no soy una celebridad, soy una marca, un hombre de negocios”, desmarcándose del Kevin Hart de las pantallas y escenarios. 
 
Al mismo tiempo, el ejecutivo del banco norteamericano anunció la inversión en este fondo de VC. Confesó que ha sido el cheque más grande que han firmado a través del Proyecto Spark (iniciativa que invierte en empresas con diversidad o dirigidas por mujeres).
  
“En los últimos años, hemos puesto US$ 90 millones en 23 fondos que han pasado a recaudar más de US$ 900 millones Y así, a través de este proyecto y de la reunión con el equipo de Kevin, estamos súper emocionados de anunciar que acabamos de cerrar y J.P. Morgan es ahora el primer inversionista en el nuevo fondo de Heartbeat Ventures”, relató el ejecutivo. Por más que la periodista intentó sacarle el monto invertido, no hubo caso.
 

Serena: la más aplaudida

Después subió al escenario la estrella de la jornada, la extenista número uno del mundo que anunció su retiro de las canchas este año, Serena Williams. Fue lejos la más aplaudida de la conferencia. Sin la ropa de deporte ni brandeada de Nike como se le suele ver, Williams habló sobre la dificultad de las mujeres para elegir entre la familia o el trabajo, anunció que invertirán US$ 111 millones (“porque me gusta el número uno”) en startups lideradas por mujeres o afroamericanos y que están abiertos a startups de web3.
 
Sacó aplausos cuando dijo que el 40% de sus LPs (inversionistas) eran mujeres de color. También, cuando habló de las diferencias entre la tenista y la inversionista. “Nada reemplaza el trabajo duro”, recalcó al momento que le preguntaron sobre si estaba consciente de que las inversiones de riesgo muchas veces fracasan y se demoran en ser exitosas.
   
“Toda mi vida he sido paciente, esperé 17 años para ser número uno del mundo”, afirmó provocando carcajadas en los asistentes. Confesó que le ofrecieron invertir en la serie A de Instacart -la inspiración estadounidense de Cornershop-, pero reveló que no tenía la suficiente infraestructura para hacerlo: “En ese minuto estaba preocupada de ganar Roland Garros”. Al concluir, aseguró que nada de lo que están haciendo con Serena Ventures sería posible sin su CEO, la ex J.P. Morgan Alison Rapaport.
   

Contenido para adultos en Only Fans

Al costado del escenario se veía estacionado un Rivian R1S (el modelo eléctrico tipo jeep que busca competirle a Tesla), esperando a que el CEO de la firma, RJ Scaringe, subiera al escenario a hablar de la maduración de su negocio de autos eléctricos. “No me interesa esta charla, tengo un Tesla”, confesó un joven mientras se paraba de su silla. 
  
Ese mismo día la CEO de Only Fans anunció que los creadores de contenido para adultos podrán seguir haciéndolo por mucho tiempo ya que no tienen intención de prohibirlo. También desclasificó algunas cifras: tienen 2.100 millones de creadores de contenido, 188 fans (usuarios que pagan), el año pasado los creadores ganaron US$ 4 mil millones y la empresa recibió US$ 932 millones.
    
Durante el día subió al podio el fundador de Solana (plataforma de blockchain que busca la creación de aplicaciones descentralizadas), Anatoly Yakovenko. Reveló detalles del celular con foco en web3 con el que quiere competir a Google y Apple, y dijo que ellos “no quieren enfrentarse realmente a web3 porque la verdadera propiedad de los activos digitales perturba sus modelos de negocio”. 
 

Shake Shack y Chipotle: los elegidos 

Al terminar este ciclo de charlas se armaron conversaciones en los pasillos, los emprendedores recitaron sus pitchs de un minuto vendiendo su idea y se respiraba una sana competencia por quién tenía el stand más atractivo. Casi todos regalaban poleras con los logos de las firmas, calcetines, chocolates y caramelos.
  
Llamaba la atención el pasillo de startup ucranianas, todos con poleras que decían “sean valientes como Ucrania”. A la hora de almuerzo se vaciaba el lugar, y muchos eligieron el Shake Shack que estaba a una cuadra o el Chipotle de al frente para alimentarse.
 
Emprendedores ucranianos en TechCrunch Disrupt.
  
Uno de los stands más decorados era el de Staxx. Esta fintech, fundada por tres mujeres, una ex McKinsey, otra ex Coinbase y una ex Goldman Sachs, compitió en el Startup Battlefield. Crearon una aplicación para pagar todo en acciones. Algo similar a Mach, pero las transferencias en vez de ser en dinero, son en opciones de empresas transadas en bolsa. Por ejemplo, si van tres personas a comer, y la cuenta sale $ 50.000, el que pagó puede cobrar en papeles de Tesla, Airbnb, Meta y muchas más. 
  
Los ganadores de la competencia fueron Minerva Lithium, quienes dicen poder extraer una tonelada métrica de litio utilizando solo 30.000 galones de agua en tres días. 
 

 

CHILENOS

Emily G. Cebrián es la CEO de Froged, un software de experiencia al consumidor. Fue elegida este año como una de las 100 personas más creativas de España, tienen más de 3.600 plataformas activas como clientes y usuarios de 80 países. Trabajan 17 personas remotamente y recientemente levantaron US$ 1 millón. Entre los inversionistas, está Chile Ventures.
  
Durante el 2021, cuando el chileno Martin Hordern estaba haciendo su MBA en el IESE, conoció a Emily, entró a trabajar a la startup y les hizo el link con el venture capital chileno. Esta es su primera inversión en Europa.
   
La CEO dice estar sorprendida con la cantidad de mujeres en el evento, y reconoce que la organización hizo un esfuerzo especial para que así sea. El miércoles en la mañana tuvieron un desayuno llamado “Mujeres en tech”. Actualmente están abriendo su filial en Chile.
Otra de las mujeres que recorrieron los pasillos durante estos días fue la General Partner de FEN Ventures, Andrea Araneda. “Vine a aprender nuevas tendencias y conectar con emprendedores e inversionistas”, afirmó. Además, dijo que conoció personas muy interesantes y vió bastante interés por aprender más de Latinoamérica como mercado.
  
Gracias a un premio otorgado por G100, al evento asistieron los fundadores de cuatro emprendimientos chilenos, que además estuvieron en un programa de pre aceleramiento con Draper University, se reunieron con inversionistas y vieron la inauguración de un auto volador.
Tribbü: Fundada por Joaquín Tegtmeier, permite la compra al por mayor junto a los vecinos, con el objetivo de mejorar precios y combatir la inflación.
Movener: Buscan generar una nueva forma de hacer electromovilidad. Convierten vehículos y máquinas de combustión a eléctricas. Fue fundada por Gonzalo Pacheco.
T-Share: Plataforma gamificada de trabajo colaborativo que impulsa el trabajo de los docentes mediante beneficios. Fundada por Melania Sanhueza.
Yelli.io: Es una proptech que tokeniza activos inmobiliarios sobre blockchain. Fundada por Rodrigo Peralta.

El hombre a cargo de la autopsia a FTX

JJR III asumió el 11 de noviembre como CEO del alicaído imperio de Sam Bankman-Fried y desde entonces, afirma, se ha dedicado “sin parar” con equipos de diversos bufetes de abogados y una empresa de ciberseguridad para recuperar “activos de los deudores donde quiera que estén” e identificar información financiera confiable sobre las actividades de la empresa.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR