Click acá para ir directamente al contenido

Glocal

Agnia Grigas, historiadora de Vladimir Putin: “Putin está pensando en su legado histórico”

Agnia Grigas, historiadora de Vladimir Putin: “Putin está pensando en su legado histórico”

La autora del libro “Beyond Crimea. The New Russian Empire”, Agnia Grigas, señala que "lo que Putin está dispuesto a tolerar hoy es distinto a lo que estaba dispuesto a tolerar en 2000. Estamos viendo un líder envejecido, al final de su período, con poco que perder".

Por: Marcela Vélez-Plickert | Publicado: Viernes 25 de febrero de 2022 a las 10:00
  • T+
  • T-

Vladimir Putin no es un líder errático. Todo lo contrario. En “Beyond Crimea. The New Russian Empire (2016)”, la politóloga lituana estadounidense Agnia Grigas -doctora en Relaciones Internacionales de Oxford- describe una campaña sistemática de Moscú para recuperar influencia en las repúblicas que antes formaron parte de la Unión Soviética.

En nombre de proteger a sus “compatriotas” que sufren en manos de regímenes influenciados por Occidente, Moscú envía campañas humanitarias, entrega de pasaportes rusos y tropas de “pacificación”, todo sazonado con una buena dosis de propaganda. En esta estrategia, aclara Grigas -experta en temas de seguridad política y energía en Rusia, Europa y los estados postsoviéticos- la renacionalización de la industria petrolera fue clave.

-¿En qué se equivocó Occidente respecto a Putin?

-Lo que nunca se entendió en Occidente es el alcance de cómo el gobierno de Vladimir Putin y diría que parte de la opinión pública percibe el colapso de la Unión Soviética como una tragedia que necesita corregirse. Desde los 90’s hemos visto como el gobierno ruso ha tratado de recuperar influencia en exterritorios soviéticos. Una forma de hacerlo ha sido crear y apoyar grupos separatistas con la excusa de defender a “patriotas” o “ruso hablantes”. Lo vimos en Moldova, donde Rusia ha creado una zona separatista en Trasnistria. Lo vimos en los 2000’s en Georgia, donde Abkhazia y South Ossetia se han convertido de facto protectorados rusos. También lo vimos en Crimea en 2014, y finalmente en Luhanz y Donetz.

El Occidente siempre ha tendido a ver esto como casos aislados. Pero Rusia tienen una estrategia clara para recuperar influencia y territorios donde puedan. Putin está en el poder desde 2000 y ha sido bastante consistente en sus planes. Por ejemplo, ha eliminado paulatinamente a todos los países contrarios a Moscú, o fuera de su esfera de influencia, del negocio de transmisión de gas natural.

-¿No está Putin sobreestimando la dependencia de Europa de los recursos energéticos de Rusia?

-Europa continúa siendo dependiente, 50% de sus importaciones de gas vienen de Rusia. Ciertamente Europa puede encontrar otras fuentes de energía, pero cuánto están dispuestos a soportar los europeos, cuánto más están dispuestos a pagar por energía y un deterioro de sus condiciones de vida. Por el contrario, la tolerancia de Putin a un impacto económico es más alta, sabe que los ciudadanos rusos no tendrán opción, porque el concentra todo el poder”.

¿Fue entonces la reducción de envíos de gas el inicio, o parte, del plan que Putin tenía para Ucrania? Porque el alza de precios de la energía agravó las presiones inflacionarias en Europa y ha puesto a sus gobiernos en una situación más vulnerable.

-Por supuesto. Está todo conectado. Una razón para elevar los precios fue recordar a Europa lo importante que es Nordstream 2. Ahora que el gasoducto está construido, pueden bombardear Ucrania.

-Pero no hay forma de que Alemania autorice el funcionamiento del gasoducto ahora...

-El gobierno alemán ha postergado la certificación, pero el gasoducto está ahí, está construido, Alemania lo necesita, y si comienza a sentir la presión de sus ciudadanos en el invierno...

-¿Cuán lejos está Putin dispuesto a llegar?

-Lo que Putin está dispuesto a tolerar hoy es distinto a lo que estaba dispuesto a tolerar en 2000. Estamos viendo un líder envejecido, al final de su período, con poco que perder. Creo que él está pensando en cuál será su legado histórico y por eso creo que sus apuestas se han vuelto cada vez más agresivas. Si él piensa que puede frenar a Ucrania integrarse a la OTAN o incluso recuperar Ucrania, sería un triunfo histórico, y creo que está dispuesto a jugarse mucho en ello.

72 horas en Lima, la ciudad gastronómica de Sudamérica

En tres días se logra degustar un buen bocado de la capital peruana, que compite con ciudades como Tokio, México DF y Copenhague para coronarse como el próximo epicentro de la gastronomía internacional. Esto, de la mano de una camada de chefs sub-45 que representan a la nueva generación de cocineros (y empresarios) rojiblancos. Estos son los imperdibles para pasar 72 horas llenas de mariscos, rocoto y pisco sour.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR