Click acá para ir directamente al contenido

Glocal

Despidos masivos y cautela en las inversiones: el difícil panorama para las startups tecnológicas

Despidos masivos y cautela en las inversiones: el difícil panorama para las startups tecnológicas

En un mundo en el que la volatilidad manda y el dinero se vuelve más caro, el modelo de rápido crecimiento que impulsó Silicon Valley ya no parece tan atractivo. Los fundadores ahora tendrán que demostrar resultados.

Por: Por M. Vélez, M. Navas y N. Durante | Publicado: Sábado 28 de mayo de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Por países

Colombia: Todavía no se registran despidos. Pero Edwin Zácipa, fundador de Latam Fintech Club, afirma que sí se está viendo una postergación en planes de expansión tanto en líneas de negocios como a otros mercados.

Por ahora, agrega, las startups colombianas están recurriendo a recortar presupuestos en marketing y otros sectores, y a mejorar la eficiencia en gastos, en lugar de reducir personal.

Brasil: La víctima más reciente de la crisis es Olist, startup unicornio de comercio electrónico. La firma anunció el despido de más de un centenar de trabajadores esta semana. Pero a inicios de año todavía planeaba 300 nuevas contrataciones para 2022. Sin embargo, el grueso de los despidos entre las startups brasileñas se dio en abril pasado. Facily, QuintoAndar, y Loft, tres firmas unicornio, anunciaron despidos de entre 150 y 260 empleados. En el caso de Facily, la medida significó una reducción de un tercio de su personal.

Chile: Si bien en Chile todavía no se dan casos como el de la argentina Buenbit, o la brasileña Olist, la mayoría de los expertos chilenos coinciden: el ambiente está cada vez más seco, con tickets de inversión más pequeños y con procesos de due dilligence más profundos.

“El contexto global ha empujado a que diversas oficinas de venture capital y los family offices se estén enfocando en inversiones que generen retornos más seguros y rápidos”, comenta una fuente del sector.

Por su parte, Claudio Barahona, managing partner de Alaya Capital y director de diversas startups, opina que, si bien no se conocen cifras públicas que reflejen la temperatura del momento, “mi sensación es que no ha parado para nada la inversión. Lo único que ha cambiado es que ya no se ven esas valorizaciones que son una locura. Pero la intensidad sigue igual de fuerte”.

México: Liliana Reyes, directora general de la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap), destaca el aumento de 13% que tuvo el levantamiento de capital comprometido en 2021, llegando a los US$ 2.600 millones. Su percepción es que el venture capital maduró.

“Hoy sí mira más los números, hace un doble click en las valuaciones, mira la performance completa. Ha habido un boom de inversiones y ahora los fondos escogen mejor y con más data histórica dónde invertir”, apunta, pero descarta que el mercado, el mexicano al menos, se haya detenido.

“Veo aún muchos inversionistas mexicanos, latinoamericanos y de fuera de la región queriendo apostar por empresas. Además, México ha atraído a muchas startups de todo el continente; invertir acá es apostar por todos los países de esta parte del mundo, y eso atrae”, agrega.

Para 2022, afirma Reyes, la estimación es que el ritmo de crecimiento se mantenga en niveles cercanos al año anterior.

En Tel Aviv, Roey Mechrez ponía fin a su rol como fundador de BeyondMinds tras despedir a todos sus 65 empleados. Una semana antes había celebrado el cuarto aniversario de su decisión de convertirse en emprendedor.

El mismo día, en Buenos Aires, Giuliana Minutola se enteraba de que ella y otros 79 empleados de Buenbit, el 50% de la plantilla, quedaban cesantes. Su carrera en la startup de criptomonedas había durado apenas seis meses. Peor aún, Paul Wright, en Liverpool, perdió su trabajo en Klarna apenas seis días después de su contratación. Wright fue uno de los 700 trabajadores que Klarna despidió el lunes 23 de mayo, un 10% del total.

El sueño ha terminado, o la burbuja ha explotado. Este mes, unas 50 startups tecnológicas han despedido a alrededor de 11.000 trabajadores de Asia a Europa, sin dejar fuera a Latinoamérica.

Como lo demuestra Klarna, que llegó a ser la fintech más grande de Europa, con una valoración por US$ 46 mil millones, la crisis no solo está afectando a nuevos jugadores. Paypal, Netflix, Amazon y Uber también han recortado personal o congelado nuevas contrataciones.

Las empresas tecnológicas acusan diversas causas para las caídas recientes en sus valoraciones y proyecciones de negocio: la inflación que está afectando al comportamiento de los consumidores; recortes en gastos de publicidad y presupuestos en todas las industrias; y alzas en los costos laborales.

Pero hay otro factor más importante. Como lo sintetiza Sequoia en su último informe a sus empresas: “El dinero ya no es gratis”. En un informe de 51 páginas a los fundadores de las startups en su portafolio, el gigante del capital de riesgo advierte que el alza de las tasas de interés de la Reserva Federal y otros bancos centrales tendrá un “gran impacto” en el levantamiento de capital y valoración de las empresas.

Un modelo para buenos tiempos

El mejor ejemplo del cambio de ánimo en la industria del capital de riesgo está en su mismo centro: Silicon Valley. Este miércoles, dos días después de los despidos masivos en Klarna y Netflix, y de al menos tres startups en Berlín, la Fintech Bolt anunciaba el recorte de 240 de sus trabajadores, casi un tercio de su personal.

Bolt es especial. Es la plataforma de pagos para comercio electrónico creada por Ryan Breslow. En el proceso, Breslow, de 28 años, se ha transformado en una leyenda en los círculos de emprendedores.

Entre 2018 y enero pasado, Breslow logró cerrar sucesivas rondas de capital elevando la valoración de su Fintech de unos US$ 200 millones a US$ 11.000 millones. Tal fue su éxito, que en agosto 2021 publicó un manual titulado “Fundraising”, con sus claves para otros fundadores.

Pero desde febrero, Breslow ha tenido dificultades para convencer a los inversionistas de seguir aportando dinero a su empresa, que apenas registró ingresos por US$ 28 millones en 2021, según el sitio especializado The Information.

Es más, en un símil a lo sucedido con Theranos, The New York Times denunció que Breslow y sus socios habían inflado las cifras de sus negocios y contratos para lograr atraer capital. Ahora, muchos inversionistas están buscando vender sus posiciones. Pero incluso recortando el precio han tenido dificultades para encontrar compradores.

El creador original del modelo fue Amazon. La premisa era invertir en crecer rápidamente, sin preocuparse tanto por obtener utilidades. Como bien diagnostica el fondo Sequoia en su informe, dicho modelo que ha servido para financiar a nombres como Netflix y Uber, es solo posible cuando las tasas de interés son bajas, y más aún cuando éstas han estado en cero o negativas por varios años. Era, literalmente, dinero gratis. Por eso, el que una startup “quemara capital” rápidamente no preocupaba, siempre y cuando sus planes o promesas de crecimiento fueran atractivas.

“El capital es cada vez más caro, lo que lleva a los inversionistas a priorizar y a pagar menos por el crecimiento. El cambio se dirige ahora hacia las empresas que pueden mostrar rentabilidad y seguridad a corto plazo”, afirma Sequoia.

En esa línea, los CEO de Klarna, Bolt, Instacart, Gorillas y la edtech Unacademy han anunciado esta semana que ahora la misión es mejorar sus resultados o lograr ser empresas rentables lo antes posible.

Oportunidades en Latinoamérica

El cambio también se siente en Latinoamérica. Cifras de la Asociación Latinoamericana de Capital de Riesgo (LAVCA) muestran que en el primer trimestre del año se invirtieron US$ 2.800 millones en 190 transacciones en la región. La cifra representa un aumento del 67% en comparación con el primer trimestre de 2021.

Pero también implica una caída de 28% respecto al monto registrado en el último trimestre del año pasado. Mientras, el número de operaciones cayó en 19%. La tendencia a la baja se registra desde el tercer trimestre de 2021.

“Según nuestras conversaciones con los inversores, 2022 será un año para la inversión consciente y el crecimiento sostenible. Todavía hay capital disponible para las startups de la región”, afirma Emmanuel Hernández, director asociado de investigación de LAVCA.

Como explica Edwin Zácipa, fundador de Latam Fintech Club, una frase que se escucha recurrentemente en la industria ahora es: “haz más con menos”.

“Sí se nota una ralentización en el levantamiento de capital, porque se ha vuelto más caro. Por ello, los inversionistas están demandando a los fondos de venture capital que sean más selectivos, más cuidadosos. Esto se nota en los procesos de due dilligence, que se han vuelto más estrictos”, relata Zácipa.

El emprendedor colombiano coincide en que hay una oportunidad para que las startups latinoamericanas atraigan el capital que está saliendo de otros mercados como EEUU y Europa.

En parte, porque todavía hay una gran necesidad de financiamiento en la región y las valoraciones no son tan altas. Además, agrega Hernández, las startups bien capitalizadas que obtuvieron capital el año pasado pueden aprovechar oportunidades de expansión y consolidación a través de fusiones y adquisiciones.

Para aprovechar las posibles oportunidades en la región, coinciden Hernández y Zácipa, las startups deberán mejorar sus planes estratégicos, parámetros financieros y sus objetivos de negocio.

Uruguay, la Suiza de América que capta la atención de los chilenos

PwC Uruguay reveló que en los últimos dos años se han triplicado las consultas de chilenos para obtener su residencia tributaria. ¿La razón? La estabilidad política y económica del país, junto con las garantías de certidumbre jurídica que ofrece y un gobierno que busca impulsar el sector privado.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR