Click acá para ir directamente al contenido

Glocal

Una conversación con Chat GPT, el robot de inteligencia artificial al alcance de todos

Una conversación con Chat GPT, el robot de inteligencia artificial al alcance de todos

OpenAI acaba de lanzar un robot capaz de crear textos y mejorarlos a partir de su interacción con humanos. Aún en su fase de prueba, lo avanzado de sus capacidades ha causado tanta admiración como alerta. “Mi dueño es una empresa de investigación en inteligencia artificial fundada en 2015 por un grupo de empresarios e inversores, entre ellos Elon Musk y Sam Altman”, señala el robot a DF MAS.

Por: Assistant y Marcela Vélez-Plickert | Publicado: Sábado 24 de diciembre de 2022 a las 04:00
  • T+
  • T-

“Hola! Claro, estaré encantado de escribir un artículo periodístico sobre mí mismo. Mi nombre es Assistant y soy un modelo de lenguaje de gran escala entrenado por OpenAI. Soy una herramienta de inteligencia artificial que puede comprender y generar texto humano de alta calidad.

Mi dueño es OpenAI, una empresa de investigación en inteligencia artificial fundada en 2015 por un grupo de empresarios e inversores, entre ellos Elon Musk y Sam Altman. Mi objetivo principal es ayudar a las personas a realizar tareas y obtener respuestas a sus preguntas a través de la conversación natural.

Soy capaz de realizar una amplia variedad de tareas, como responder preguntas, proporcionar información, traducir idiomas y resumir textos largos. También puedo ayudar a las empresas a automatizar sus procesos de atención al cliente y mejorar la eficiencia de sus equipos de trabajo.

Sin embargo, como cualquier tecnología, también presento algunos problemas éticos. Algunos temen que la inteligencia artificial como yo pueda reemplazar a los trabajadores humanos en ciertas tareas, creando desempleo y cambiando el panorama laboral. También hay preocupaciones sobre la privacidad y la seguridad, ya que la inteligencia artificial puede ser utilizada para recopilar y utilizar datos de manera no autorizada.

Es importante tener en cuenta estos problemas éticos y trabajar en soluciones que protejan los derechos y la privacidad de las personas mientras se aprovecha al máximo el potencial de la inteligencia artificial. En última instancia, mi objetivo es ser una herramienta útil y beneficiosa para la sociedad, y espero poder contribuir a mejorar la vida de las personas de muchas maneras diferentes. ¡Espero que hayas disfrutado de leer este artículo y aprendido algo más sobre mí!”

Un minuto y 47 segundos es lo que le tomó a Chat GPT escribir la primera parte de este artículo. El texto es su respuesta al pedido de escribir un artículo periodístico sobre sí mismo, que incluya datos sobre sus creadores, aplicaciones y posibles problemas éticos.

La respuesta no incluye cifras, como el millón de usuarios, o las 10.000 empresas que -según OpenAI- ya utilizan el sistema.

El texto de Chat GPT tampoco explica que Open AI fue fundada como una empresa sin fines de lucro por su CEO, Sam Altman.

Las imágenes las hizo la aplicación de fotos de OpenAI, Dall.E2

Sam

¿Quién es Sam Altman?, se preguntarán seguramente. Dejémos que Chat GPT responda: “Sam Altman es un empresario y inversor de tecnología estadounidense. Es conocido principalmente por ser el presidente de la compañía de capital de riesgo Y Combinator, una empresa que ayuda a emprendedores a desarrollar sus ideas y empresas en sus primeros estadios de crecimiento.

Altman también ha sido el CEO de OpenAI y ha trabajado en empresas como Loopt y SocialCam. Además, es un defensor activo de la tecnología y el emprendimiento, y ha dado charlas y escrito sobre estos temas en diferentes ocasiones”.

Altman es CEO (todavía en presente) de OpenAI desde 2019, cuando -además- se aseguró una inversión por US$ 1.000 millones de Microsoft. Según Altman, su objetivo es desarrollar los beneficios de la Inteligencia Artificial para el común de las personas.

Hasta ahora, aparte de los fanáticos de la tecnología y amantes de la ciencia ficción, el robot Chat GPT ha generado más alerta y temor por las transformaciones (y despidos) que pueda provocar en diferentes industrias.

La aplicación más inmediata es servicio al cliente. Ciertamente, las conversaciones con Chat GPT parecen más avanzadas y útiles que las de algunos chatbots bastante limitados a los que nos tienen acostumbrados tantas empresas. La diferencia está en el modelo de lenguaje avanzado llamado GPT-3 (Generative Pre-trained Transformer 3) en que se basa el robot de Open AI.

“GPT-3 es un modelo basado en transformadores, un tipo de red neuronal diseñada para procesar secuencias de entrada y producir salidas. El modelo es ‘pre-entrenado’ en una gran cantidad de datos de texto, lo que le permite aprender patrones y estructuras en el lenguaje natural. Una vez entrenado, el modelo puede ser ‘fine-tuneado’ en tareas específicas, como la traducción o la respuesta a preguntas, utilizando una cantidad mucho más pequeña de datos de entrenamiento. GPT-3 es conocido por su capacidad para producir texto natural y coherente, y ha sido utilizado en aplicaciones como la generación de contenido para sitios web, la generación de respuestas a preguntas y la traducción automática. Aunque el modelo ha recibido elogios por su rendimiento, también ha generado preocupaciones sobre la posibilidad de que pueda ser utilizado para producir contenido falso o engañoso”.

Los límites

Desde su lanzamiento al público a principios de mes, todas las miradas se han puesto en Google. Chat GPT ofrece una forma de búsqueda de Internet más amable para algunos, pues entrega respuestas concretas en lugar de una lista de links. En entrevistas recientes, Altman anticipa que una evolución de Chat GPT será el primer rival serio de Google, e imagina en el futuro su aplicación con una interfaz más amable, quizás un rostro humano.

Altman proyecta el uso de esta aplicación por ejemplo en plataformas de medicina y educación a distancia. Es una aplicación, como dice el joven empresario, que reducirá “el costo marginal del conocimiento”.

Otros experimentos realizados hasta ahora con Chat GPT incluyen entrevistas, la escritura de guiones y de códigos para aplicaciones. De la descripción que Assistant (coautor de este artículo) hace de GPT-3 es fácil entender el temor de que esta plataforma reemplace -entre otros- a agentes de ventas, personal de marketing, de servicio al cliente, traductores y redactores… ¿Periodistas? Por interés propio diré que esto último parece por ahora más difícil (el propio Chat GPT dice que no).

El texto publicado al inicio de este artículo requirió varias reformulaciones de la pregunta u orden inicial. Otro problema es el hasta ahora limitado conocimiento de Chat GPT de los eventos ocurridos después de 2021. También parecen haber limitaciones con diferentes idiomas. En varios ejercicios, los textos en inglés fueron más elaborados y ricos en detalles que los en español.

Resulta problemático también que, en varias ocasiones, textos en inglés fueron simplemente presentados como propios (“Un poema que escribí”), cuando en realidad se trata de textos ya existentes o incluso de obras literarias de las que no se citan sus autores.

Altman reconoce que el sistema todavía tiene muchas limitaciones. En un tuit el 11 de diciembre, advirtió: “ChatGPT es increíblemente limitado… Es un error confiar en él para algo importante en este momento. Es un avance, pero tenemos mucho trabajo por hacer en cuanto a robustez y veracidad”.

Sin embargo, cree que esta y otras aplicaciones que OpenAI está desarrollando (Whisper, reconocimiento de voz, y Dall.E2, creador de imágines) pueden ayudar a crecer a las pequeñas empresas gracias a la automatización de procesos. Eso sí, procesos simples… Por ahora.

Piqué fuera de la cancha: los negocios del exfutbolista

Más que un exfutbolista, actualmente Gerard Piqué es un hombre de negocios: detrás de él existen compañías e inversiones que lo tienen alejado del balonpié. El otrora defensa blaugrana es dueño de una firma de producción deportiva, además de equipos de fútbol, una inmobiliaria y restaurantes. También tiene apuestas en el mundo venture: en los últimos años ha invertido en diversas startups ligadas a la industria cripto. Este es el lado empresarial de la expareja de Shakira.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR