Click acá para ir directamente al contenido

Glocal

Uruguay, la Suiza de América que capta la atención de los chilenos

Uruguay, la Suiza de América que capta la atención de los chilenos

PwC Uruguay reveló que en los últimos dos años se han triplicado las consultas de chilenos para obtener su residencia tributaria. ¿La razón? La estabilidad política y económica del país, junto con las garantías de certidumbre jurídica que ofrece y un gobierno que busca impulsar el sector privado.

Por: Vicente Vera | Publicado: Sábado 18 de junio de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Uruguay ya no es sólo destino para los argentinos y brasileños que buscan vivir en esta nación de 3,5 millones de habitantes: los chilenos también están llegando de a poco y hay mucho interés por venir e instalarse en la banda oriental del Río de la Plata. 

Muestra de ello es que PwC Uruguay reveló que en los últimos dos años se han triplicado las consultas de chilenos para obtener su residencia tributaria. 

¿La razón? Los expertos apuntan a la estabilidad política y económica del país, junto con las garantías de certidumbre jurídica que ofrece y un gobierno que busca impulsar el sector privado. Todo esto ha captado el foco de los chilenos, destacan. 

El propio Presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, ha señalado en sus diferentes giras internacionales que el país es un lugar confiable para invertir. 

El mandatario ha expresado en reiteradas oportunidades: “Estamos convencidos de que el sector privado es el que hace un país pujante y lo hace progresar”, y ha añadido que “queremos que vayan a invertir”. 

El licenciado y socio del estudio local González Mullin Kasprzyk & Asociados, Juan Pablo Valli, comenta que “los ciudadanos chilenos ya no ven a Uruguay como un país donde venir a invertir o pasar el verano. Ahora lo ven como una oportunidad para mudar su residencia fiscal”. 

Remarca que “la cercanía, el idioma, las costumbres y la similitud de nuestra cultura, lo hacen muy atractivo también a la hora de elegir un país donde vivir, criar a sus hijos, mudar sus oficinas o comenzar con un emprendimiento”.

Desde González Mullin Kasprzyk & Asociados indican que han aumentado de manera significativa los servicios de asesoría a chilenos que buscan obtener la residencia tributaria en los últimos meses. Los nombres de los clientes se mantienen bajo estricta confidencialidad. 

PwC desarrolló un área especializada en asesorar a personas que buscan radicarse en Uruguay, la que cuenta con abogados, contadores y economistas. 

La consultora internacional subraya que “la estabilidad política, económica y social, la democracia consolidada, la seguridad jurídica, el capital humano capacitado, los incentivos a la inversión nacional y extranjera, así como contar con grado inversor, libertad de control de cambios y una ubicación privilegiada en la región convierten a Uruguay en una gran opción para invertir”.

Algunos multifamily office que prefieren mantener sus nombres en reserva, comentan que también han sido testigos de un alto interés por parte de clientes de alto patrimonio para mudarse a Uruguay

El aumento de consultas, coinciden, empezó a ser notorio desde fines del 2021. Las firmas indican que existen muchas de estas personas esperando el resultado de la Convención para definir su pasaje de ida. 

Política de brazos abiertos

Para atraer inversionistas y residentes, Lacalle Pou impulsó en 2020 una batería de medidas tributarias para seducir nuevos habitantes al país: “Uruguay tiene vocación de crecer, de atraer gente. No queremos simplemente que vengan a invertir, queremos que se vengan a vivir”, dijo el jefe de Estado. 

El gobierno impulsó la residencia fiscal para los extranjeros bajo cuatro directrices. 

Primero, se definió que Uruguay busca convertirse en un país de oportunidades. Como segundo elemento, se zanjó que sea una nación de puertas abiertas con una política migratoria que otorga un marco de seguridad pública, jurídica y económica para todas las personas extranjeras que deseen radicarse. 

Tercero, se ofrece garantía de sus políticas públicas de inversión y migración, su institucionalidad, un ámbito de libertad económica y social y una tierra con recursos naturales únicos. 

Y cuarto, se impulsa una política de estímulo a la inversión como instrumento idóneo para la generación de empleo y mejora del bienestar general, para que puedan instalarse en el Uruguay todos los extranjeros que deseen elegir al país como destino de sus proyectos personales y económicos. 

Polo financiero

Los atractivos de Uruguay han llevado a renacer una vez más su viejo nombre en la región: “la Suiza de América”. En un capítulo de Primer Click, Marcela Vélez-Plickert, conversó esta semana con el socio director de la corredora de bolsa Gastón Bengochea, Diego Rodríguez, quien destacó que Uruguay “hoy se ha transformado en un hub financiero”. 

Relató que “mucha convulsión política, social y económica en la región ha permitido que Uruguay aparezca como es, un mercado estable donde las reglas del juego se respetan”. 

Esto ha llevado a que el país rioplatense esté avanzando en transformarse en una plaza financiera gracias al apoyo gubernamental que ha favorecido la llegada de nuevas gestoras e instrumentos de inversión al territorio, permitiendo el desarrollo de la industria. 

Un ejemplo de ello, fue el reciente aterrizaje de LarrainVial Asset Management con una oferta de fondos de inversión en Uruguay, siendo su primera apuesta internacional. 

El socio de Moneda Asset Management, Fernando Tisné, se trasladó a fines del año pasado hasta Montevideo para dirigir la estrategia de inversión en deuda corporativa para el grupo Patria.  

Un negocio que igual acapara las miradas de los inversionistas chilenos es el campo uruguayo. Los valores por hectárea en Chile pueden duplicar a los que se ubican en Uruguay. 

La residencia tributaria

La manager de Tax & Legal de PwC Uruguay, Antonieta Rodríguez, explica que “Uruguay permite a los extranjeros que adquieran residencia tributaria en nuestro país, optar por no quedar afectos a imposición aquí por sus rentas de inversiones mobiliarias del exterior por 10 años”. 

Esto se traduce en que, a pesar de adquirir la residencia fiscal de Uruguay, “la persona puede quedar eximida de tributar en nuestro país por ciertas rentas de fuente extranjera, provenientes, por ejemplo, de intereses bancarios, dividendos, fondos mutuos, entre otras”, dice Rodríguez.

A diferencia de Chile, en Uruguay no está gravada para las personas naturales la venta de acciones de empresas extranjeras, o el arrendamiento de propiedades inmuebles situados en el exterior, ya que se aplica el principio de territorialidad. 

“Esto representa una diferencia con el régimen tributario aplicable a los chilenos residentes en Chile, quienes, por regla general, van a quedar afectos a tributación por sus rentas de fuente mundial, más allá de que puedan obtener eventuales créditos por impuestos pagados en el exterior”, hace ver Rodríguez. 

Entre otras de las ventajas tributarias que ofrece el país de la banda oriental es que “brinda a quien obtiene la residencia fiscal una exoneración de impuestos durante los primeros 11 años, incluyendo el año en que se obtuvo la residencia fiscal, a los bienes personales -llamado impuesto al patrimonio en Uruguay- y a las rentas de las personas”, afirma el licenciado Valli. 

Agrega que a partir del decimosegundo año, tributará a una tasa del 12% sobre intereses y dividendos con un crédito fiscal por los impuestos gravados en el exterior sobre estos intereses y dividendos tributados con el fin de evitar la doble tributación. 

Alternativamente, “el solicitante podrá optar por tributar a una tasa del 7% desde el momento que obtiene la residencia fiscal en lugar del ‘tax holiday’”, destaca.


5 recomendaciones 

Valli menciona que entre las recomendaciones que entregan para quienes buscan establecerse en Uruguay como residente tributario es hacer una ‘planificación fiscal’, puesto que “son muchos puntos que el solicitante debe tener en cuenta para que todo salga como lo es deseado”.

1. Entre los consejos que entregan desde González Mullin Kasprzyk & Asociados -”para que no tengan sorpresas a futuro”- está que todos los años se tramite el certificado de residencia fiscal, a pesar de su costo, ya que es el documento a presentar en caso que sea necesario. 

“Ha habido casos en que se ‘cree’ que es residente fiscal porque cumple con ciertos ‘requisitos’, pero al momento de pedir el certificado, el mismo es negado, porque no cumplió de manera correcta”, cuenta. 

2. En la lista también surge que las personas “no deben tener residencia fiscal en otro país, ya que no gozarán de la ventaja impositiva uruguaya ante otros países, por tener doble imposición y acá entran en juego los convenios bilaterales entre países, para ver cómo se tributan los ingresos”, sostiene Valli. 

Sobre este punto, Rodríguez recuerda que “tenemos vigente un convenio para evitar la doble tributación entre Chile y Uruguay, que establece cláusulas específicas para los casos que la persona sea residente tributaria de ambos países, según la legislación de cada país, y deba determinarse su residencia por aplicación de la regla denominada ‘tie-breaker’”. 

La ejecutiva de PwC resalta que estos convenios son muy importantes, ya que, por ejemplo, pueden determinar cuál de los dos países grava una renta.

3. Entre las principales dudas que surgen entre los chilenos que buscan obtener la residencia tributaria uruguaya, Rodríguez menciona que la pregunta que siempre ronda es: ¿cuántos días tengo que estar en Uruguay para ser residente tributario?

La respuesta es que, si bien la legislación habla de un período de 183 días en un año calendario, también se prevé que la persona pueda adquirir residencia tributaria si realiza inversiones en propiedades inmuebles por un valor superior a aproximadamente US$ 400.000 en la medida que tenga 60 días de presencia física en el país, cumplidos ciertos requisitos naturalmente, detalla.

4. En el marco de las políticas que impulsó Lacalle Pou, “se amplió una de las causales relativas al centro de intereses económicos, previendo que aquellas personas que realicen inversiones directas o indirectas en empresas uruguayas por valores superiores a aproximadamente US$ 1,7 millones, y que empleen a lo menos 15 personas, también serán elegibles para la residencia tributaria en el país. Esto no aplicaría si la persona fuera residente a efectos fiscales en otra nación.

“También puede configurarse la residencia tributaria en Uruguay por tener radicado en nuestro país el centro de intereses económicos”, dice Rodríguez.

La llegada de extranjeros en búsqueda de radicarse o de obtener su residencia tributaria, como también simplemente invertir, abrió un abanico de posibilidades para acceder a servicios y productos bancarios en las principales entidades financieras. 

5. Entre los requisitos está contar con algún documento de identidad, comprobantes de ingresos, constancia de domicilio, entre otros. Por lo general los bancos no cobran una comisión, pero pueden requerir depósitos mínimos. 

HSBC ofrece la posibilidad de abrir una cuenta remota, sin importar dónde se encuentre la persona. Con este producto se puede optar a una amplia oferta de alternativas para invertir en activos financieros. 

Se puede acceder a una caja de ahorro en dólares, yuanes, euros y francos suizos. Existe la posibilidad de hacer giros dentro de Uruguay como al extranjero en dólares, euros, libras esterlinas y yuanes.

Banco Santander también tiene una cuenta para no residentes en Uruguay y ofrecen arquitectura abierta en inversiones, pudiendo acceder a acciones, bonos, ETF y fondos de inversión.

Lula eliminaría el tope de gasto público de Brasil, según manifiesto de su campaña

Expresidente de izquierda dará al Estado un papel más importante en la inversión si vence a Bolsonaro en las elecciones de octubre, según se dio a conocer en un reciente documento con sus ideas para enfrentar la presidencia, que provocó el malestar de sus socios de coalición por no involucrar las ideas del partido de centro-derecha aliado.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR