Click acá para ir directamente al contenido

Muévete

Josefina Tapia: La skater chilena que debutará en los Juegos Olímpicos

Josefina Tapia: La skater chilena que debutará en los Juegos Olímpicos

El martes 3 de agosto, a las 20.00 horas de Chile, competirá en Tokio, en la categoría skate park femenino. Es primera vez que el skateboarding forma parte de la competencia olímpica.

Por: Sofía García-Huidobro | Publicado: Domingo 25 de julio de 2021 a las 04:02
  • T+
  • T-

Este ha sido un gran año para Josefina Tapia (19). En enero apareció como uno de los 100 jóvenes líderes de El Mercurio, la más joven de la selección a sus entonces 18 años. En mayo, la rider nacional estaba con su madre y entrenadora Alejandra Varas, compitiendo en Des Moines, Iowa, Estados Unidos, cuando les confirmaron que había quedado seleccionada en Tokio. “Clasificaron 20 deportistas mujeres de todo el mundo en skate park, y la Jose fue la número 18”, cuenta Alejandra.

Josefina es la menor de sus tres hijos, los mayores son Joaquín (22) y Vicente (20). Son una familia deportista, viven en Cachagua y todos surfean. El padre, Isaac “Icha” Tapia Figueroa, fue un destacado surfista y uno de los pioneros de este deporte en nuestro país. Murió en enero de 2015, producto de un golpe con su tabla, mientras participaba de una conmemoración a otro legendario surfista, Cala Vicuña, en la playa de Cachagua.

Esta tragedia, lejos de producirles distancia con las olas, los ha unido como familia en torno a esta actividad. “Nos encanta surfear juntos. Lo que más recordamos como familia es el estilo de vida que nos heredó Icha. Y cuando él se murió yo me volqué a mis niños. Respiramos deporte”, cuenta la paisajista.

De joven ella fue patinadora, por eso cuando Josefina comenzó a andar en skate, hace 7 u 8 años, supo reconocer el talento en su hija y le construyó una rampa en su casa de Aguas Claras, comuna de Zapallar. “Partió con una tabla Penny que le regaló su papá. En una competencia aquí en Cachagua le prestaron un skate y salió tercer lugar. Entonces se cambió”, cuenta su madre y entrenadora.

Enumera algunos de los hitos de estos años: en 2017 fueron a entrenar a Florianópolis, Brasil; en mayo de 2018 Josefina salió cuarto lugar en Garopaba y en diciembre de ese año ganó medalla de oro en la categoría Park del Panamericano de Skateboarding en Perú. Y así, distintos pasos, hasta llegar al momento de la clasificación a los Juegos Olímpicos.

Una familia olímpica

Josefina está finalizando un entrenamiento intenso de 70 días en San Diego, California, a cargo del coach brasileño Cristiano Mateus. Alejandra no pudo acompañarla en esta oportunidad porque algunos problemas de salud le impiden viajar. Reconoce que es muy difícil no estar junto a su hija en estos momentos y después de todo el camino que han recorrido juntas. “Sé que ella me necesita. Aunque a veces peleemos, yo le doy seguridad. Además le hago masajes, le preparo el desayuno que le gusta, le hago todo. Como soy deportista frustrada, me pongo con todo para apoyarla. Somos una familia olímpica”, comenta.


Durante este tiempo también ha estado a cargo de conseguir financiamiento, porque los costos asociados al entrenamiento y competición de un deportista olímpico son cuantiosos, y aunque cuentan con el apoyo de la Federación de Hockey y Patinaje, y la Beca Proddar, los recursos se hacen insuficientes. Ahora que Josefina tendrá la visibilidad de los Juegos Olímpicos, es el momento de levantar algunos apoyos para que su carrera profesional pueda continuar, y a eso está dedicada Alejandra estos días.


Agradece la ayuda económica que le han otorgado algunos de los clientes de su trabajo como paisajista, y a empresas como Banco de Chile, Toyota, Vans y Red Bull, además de marcas especializadas de skate, pero agrega que necesitan sumar seguidores en su cuenta de Instagram @jose.tapiav para que otras marcas consideren a la deportista una posible influencer.


La cuenta regresiva


Este 28 de julio Josefina volará a Japón y el 3 de agosto competirá con grandes exponentes de su disciplina, como Sky Brown, de Inglaterra, y Brighton Zeuner, Estados Unidos. La chilena es la única representante latinoamericana, además de las tres competidoras brasileñas.

“Mi rutina incluye seis horas diarias de skate, de lunes a viernes, y me tomo los fines de semana para descansar o surfear. También realizo una hora diaria de entrenamiento físico y una vez a la semana, los miércoles, tengo una sesión de fisioterapia para recuperarme. Cada tanto me doy unos baños de hielo, pero me meto solo hasta la cadera, porque es demasiado helado”, cuenta la joven deportista desde California.

Confiesa que llegar a los Juegos Olímpicos nunca fue una meta para ella. Comenzó a andar en skate por diversión, cuenta, y además este no era un deporte olímpico: “Pero cuando se abrió la posibilidad de ser parte, quise llegar aquí. Ahora uno sabe todo lo que significa y el trabajo que requiere. Estar clasificada ya es un gran logro. No es que no me importe lo que pase allá, pero haber llegado a Japón es un sueño. En términos de la competencia, más que un resultado específico, quiero hacer una rutina limpia y usar lo mejor posible el skate park. Y claro, me gustaría quedar entre las 10 mejores”.

Su madre y entrenadora comparte sus expectativas, y agrega, riendo: “Solo espero que no se lesione”. Apuesta por los Juegos Panamericanos de Santiago 2023 como el mejor momento competitivo para Josefina. Las dos coinciden en que la categoría olímpica del skateboarding lo hará crecer como deporte, y destacan su capacidad inclusiva.

“El skate está abriendo muchas puertas a los jóvenes. Es un deporte fácil de practicar, porque puedes empezar en la calle y no es muy caro: solo necesitas una tabla. Yo muchas veces regalo mis tablas usadas a los que están empezando. Ya es uno de los deportes más practicados en Chile y ahora posiblemente lo verán muchos más niños en los JJOO”, dice la competidora ad portas de partir a Tokio. Alejandra cuenta que su hija siempre ha tenido especial consciencia social, invitando a otros niños a usar su rampa y tablas de skate para enseñarles esta disciplina.


“Mi mamá es mi mayor apoyo. Este trabajo lo hemos hecho las dos juntas. Quizás no se lo digo tanto a ella, y lo verbalizo más en entrevistas, pero sé muy bien que sin ella, no estaría aquí. En Chile es difícil entrenar profesionalmente porque no hay skate parks de calidad, y ella hizo el esfuerzo de llevarme a entrenar afuera. Ha sido mi manager, mi entrenadora, todo. Siempre ha estado conmigo”, cierra Josefina para referirse al rol de su mamá en esta carrera sobre ruedas que el próximo 3 de agosto podremos ver por televisión.


Ojo con las mujeres en Tokio


Josefina Tapia Varas fue la 44° clasificada chilena en Tokio, de un total de 58 atletas nacionales en 24 disciplinas, 38 mujeres y 20 hombres, un registro histórico para nuestro país que por primera vez cuenta con la participación de la selección femenina de futbol.

Lamentablemente dos de nuestras deportistas mujeres no podrán competir: la halterófila Fernanda Valdés tuvo que bajarse producto de una lesión y rotura de un ligamento en el hombro y la taekwondista Fernanda Aguirre tampoco podrá participar ya dio positivo por coronavirus.

Algunas de las promesas femeninas para estos Juegos Olímpicos son María José Mailliard, en canotaje; Macarena Pérez, en Ciclismo BMX Freestyle; Francisca Crovetto, en Tiro; y Bárbara Riveros, en Triatlón.

Papudo: El pueblo donde el golf es para todos

Por las calles del balneario se puede ver a vecinos acarreando palos de golf. En momentos en que el desempeño de los chilenos que practican este deporte destaca a nivel mundial, la particular historia de esta localidad de la V Región vuelve a agarrar vuelo.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR