Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Gloria Maldonado, la ingeniera que vino a cambiar la química de Enap

Gloria Maldonado, la ingeniera que vino a cambiar la química de Enap

Experta en transformación tecnológica, innovación y energías renovables, la nueva timonel dará pasos decisivos para apoyar el hidrógeno verde, mejorar la relación de la empresa con el entorno y lograr que ésta sea “eficiente y cercana”.

Por: Valeria Ibarra | Publicado: Sábado 11 de junio de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Gloria Isabel Maldonado Figueroa (58), ingeniera civil química chilena-canadiense, con una vasta experiencia en el mundo privado y público, asumió la presidencia de Correos de Chile el 27 de abril pasado. Estaba contenta por los desafíos tecnológicos que debía afrontar, por trabajar en una empresa cercana e importante para la vida cotidiana de las personas, querida por los chilenos.

Su feliz tranquilidad iba a cambiar. Pocos días después, a casi 500 kilómetros al sur de Santiago, trabajadores subcontratistas iniciaron el bloqueo de accesos a la refinería de Enap en Bío Bío. Exigían la conformación de una mesa de trabajo para negociar aumentos salariales y mejores condiciones de trabajo. En medio de una seguidilla de hechos de violencia en el sur, alzas de precios y tensión, cundió la alarma: habría combustible solo para cinco días y riesgo de desabastecimiento en el sur del país. A la petrolera estatal Enap, el cambio de gobierno le había pegado fuerte. Con tres renuncias seguidas: el gerente general Andrés Roccatagliata en febrero de 2022; luego el presidente del directorio, Fernando Massú, y la vicepresidenta Consuelo Raby, ambos en marzo.

Y el ministro de Energía, Claudio Huepe, dejó traslucir que el presidente de Enap y sucesor de Massú, José Luis Mardones, no estaba siendo suficientemente ágil en la gestión del conflicto con los contratistas: se aceleró entonces la búsqueda de nombres para el directorio.



Y así fue como el 21 de mayo, aún sin que la pelea con los trabajadores subcontratados se apaciguara, el mandatario Gabriel Boric nombró como presidenta de la petrolera estatal a Gloria Maldonado y al exministro de Energía, Andrés Rebolledo, como director.

Desde entonces, la ingeniera química de la Universidad de Chile no ha parado: en medio del proceso de inducción de las dos empresas, se ha involucrado de lleno en las mesas de trabajo con los trabajadores contratistas, según señaló esta semana en su comparecencia a la comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados.

Una de mis prioridades -dijo- es mantener el diálogo con los trabajadores y fortalecer la relación con las comunidades donde están insertos”.  “Como empresa lo que buscamos es aprender de esta crisis y construir nuevas relaciones con los trabajadores y con nuestras firmas aliadas”.

Otra de sus tareas, dijo ante los parlamentarios, es que Enap sea “una empresa eficiente, cercana al chileno”, “con un comportamiento de compromiso con el país”. Y, como le ha dicho a sus cercanos, que sea ambientalmente responsable y sostenible.

La adopción de nuevas tecnologías, como el hidrógeno verde, será otro de sus sellos. “Es un tema que me apasiona y espero que tengamos un rol preponderante, relevante y protagónico”, dijo.

Privada, pública y maremotriz

Aunque tiene más de 25 años de experiencia en áreas como gerenciamiento y dirección, tanto en el sector público (pasó por Corfo) como privado (fue directora ejecutiva del Centro Tecnológico para la Innovación de la Construcción, Energía Marina, entre otros) e internacional (Fundación para el Desarrollo Sostenible en América Latina, FUNDES), en ámbitos variados como innovación, transferencia tecnológica, procesos de inteligencia de mercado y atracción de inversiones, benchmarking tecnológico, su perfil es bien atípico. Cursó su enseñanza básica y media en Montreal, Canadá, y obtuvo una licenciatura de bachillerato en Ciencias Puras y Aplicadas en el College Bois de Boulogne, en esa misma ciudad.

Es de las pocas mujeres de Chile con ADN científico e innovación. Fue subdirectora del Centro de Innovación UC; directora ejecutiva del Centro de Excelencia en Medicina de Precisión de Pfizer en Chile y, un aspecto bastante desconocido de su trabajo, cuando estaba en Corfo a cargo del Programa Innova Chile, lideró la Mesa de trabajo de Biotecnología para asegurar el ingreso de Chile a la OECD. Ha trabajado en Chile, Colombia, Brasil y Bolivia en temas de innovación tecnológica.

También, destacan en Enap con un dejo de ironía dado el giro de la empresa estatal, tiene un diplomado en Gestión de Residuos Peligrosos en la Industria Química de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile. “No es el perfil usual de los directorios, muy cargados a los economistas y abogados”, comenta quien la conoce de Corfo.

Otro foco que la hace bien distinta, sostienen en el Sistema de Empresas Públicas (SEP), es que “en un país en donde se hace poca investigación y la innovación no pasa de ser un buen recurso retórico para los Power Point, Gloria Maldonado sí ha hecho cosas”.

Durante los últimos siete años, estuvo en Energía Marina SpA, una entidad ligada a dos gigantes europeos, el grupo francés Naval y la italiana Enel Green Power, donde llegó a ser su directora ejecutiva. Tanto esta firma como el centro de investigación relacionado MERIC, que también estuvo dirigido por Maldonado, se dedican a desarrollar en Chile un tema pionero a nivel mundial: la energía eléctrica proveniente de las olas. Hace poco más de un año, inauguraron en Las Cruces un generador de energía activado por oleaje.



Con la apariencia de una boya anclada y nombre de robot de Star Wars, este aparato, el PB3 PowerBuoy, es el primer convertidor a escala completa de energía proveniente de las olas, un generador de energía marina que es el único de su tipo en Latinoamérica y el quinto en el mundo.

Conocedores del proyecto cuentan que poner este artilugio en Las Cruces tuvo su historia, y que ahí fue clave la figura de Gloria Maldonado. “Se privilegió el diálogo con la comunidad y los pescadores, con respeto y tiempo, para no pasarlos a llevar”, señala un profesional. Y además, mostró su pasión por la innovación, el cuidado del medio ambiente y la llamada “economía azul”.

¿Cómo llegó a presidir Enap? Ésta es la gran pregunta que ronda hoy en la petrolera estatal. En el SEP señalan que credenciales profesionales tiene de sobra, que la conocen desde su paso por Corfo, además de que es mentora de negocios en Mujeres Empresarias, ComunidadMujer y StarUpChile. De hecho, está en la lista de las 136 mujeres que conforman el registro para directorios de empresas del Estado. Y además, tiene una sensibilidad política afín con el debutante gobierno.

El radar

Aunque es independiente y no milita en ningún partido, estuvo a punto de ser fundadora de uno. Gloria Maldonado tuvo un desconocido papel en la gestación del “Partido por la Dignidad”.

La colectividad surgió con fuerza a inicios de 2020 tras el estallido social de octubre de 2019, con la única función de promover una nueva Constitución y ofrecer un espacio a aquellas personas independientes que no se sintieran interpretadas por los partidos políticos tradicionales.

Y aunque finalmente no logró conseguir las firmas para constituirse oficialmente -aún no estaba operando la Clave Única y se había desatado la pandemia del Covid-19-, en el selecto grupo fundador de esa colectividad estaban el médico James Hamilton, el músico y miembro original de Los Prisioneros, Claudio Narea; la Premio Nacional de Periodismo, María Olivia Monckeberg, y quien hoy es la presidenta de la petrolera estatal Enap y de Correos de Chile, quien incluso figura en una papeleta del Servel como segunda vicepresidenta del Partido por la Dignidad.

Tras la fallida incursión en política partidista, de la cual emergió sin militancia alguna, la ingeniera química de la Universidad de Chile, que tiene un magíster en Ciencias de la Ingeniería de la misma casa de estudios, quedó en la retina de muchos, entre ellos, del Presidente Gabriel Boric, con quien comparte ser egresada de la Casa de Bello. Fue ahí que logró la validación política, porque la visación profesional ya la tenía hace rato.

María Teresa Ruiz y su progresiva pérdida de visión: “Cuando cierro los ojos ya no soy ciega, porque ahí está mi memoria”

La astrónoma, Premio Nacional de Ciencias Exactas 1997, sufre un trastorno ocular que le ha ido apagando la vista. En el ojo izquierdo ya no tiene visión central; en el derecho es de apenas un 2%. No maneja, no dicta clases, ha cambiado rutinas cotidianas. Pero está activa y con energías. “Lo siento como un desafío para buscar otros espacios donde seguir siendo feliz”, dice.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR