Click acá para ir directamente al contenido

Personaje

Soledad Alvear: “Hay que tomar las riendas de la cancillería”

Soledad Alvear: “Hay que tomar las riendas de la cancillería”

La exministra insta a retomar el liderazgo del país en materia internacional, y enfatiza que los tratados de libre comercio no son incompatibles con un mayor desarrollo industrial, sino el punto de partida de éste. Lamenta, en especial, el atraso en la firma del acuerdo con la Unión Europea.

Por: Valeria Ibarra | Publicado: Sábado 30 de julio de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-
A Soledad Alvear (abogada, exsenadora y exministra de Justicia y de Relaciones Exteriores) la desconciertan y decepcionan por igual los continuos problemas de la Cancillería. En especial, la frustrada firma del nuevo acuerdo con la Unión Europa, un pacto que en su primera versión ella negoció siendo canciller y que, como recuerda, es mucho más que una alianza comercial.

“Hay profesionales cursando magister y doctorados en Europa producto de este acuerdo, nos unen lazos históricos y culturales, además de una profunda vocación democrática”, se lamenta.

Y agrega: “Nos costó mucho lograr esa asociación, porque, evidentemente, éramos un país chico frente a países europeos grandes, un poco David contra Goliat. Este es un acuerdo que incluye lo político, dado que con Europa tenemos una comunidad de valores, de principios, respeto y promoción de la democracia, de derechos humanos, es mucho más que un tratado de libre comercio”.

Las negociaciones de esta profundización del acuerdo con el bloque comunitario culminaron el año pasado. Y lo que faltaba era la firma del Presidente. “Lamentablemente se ha detenido en Cancillería, porque el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales (José Miguel Ahumada), ha dicho, con todas sus letras, que no está de acuerdo con los tratados de libre comercio y es lo que ha pensado siempre.
"Aquí se está jugando con el desarrollo de Chile, no solo en lo comercial, hay tantos alumnos que están realizando sus estudios en universidades europeas".

El Presidente Boric habló con el representante de la Unión Europea (Josep Borrell, Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad), quien vino a Chile en abril y le expresó el interés de poder culminar esto. Sin embargo, estamos ya terminando julio y aún no se ha concretado nada. Esto es muy grave, porque la Unión Europea, que había privilegiado trabajar con bloques comerciales, hizo una excepción con Chile”.

-¿Qué efectos puede tener esto a nivel global?
- Puede afectar nuestro desarrollo. Chile es muy pequeño, es un país con pocos habitantes, y nosotros hemos definido que el rumbo de nuestro país iba a producirse con la apertura al mundo como una forma de ampliar nuestro mercado. Nosotros, por poner un ejemplo, no somos capaces de beber todo el vino que producimos ni comer toda la fruta que cultivamos.

Entonces, cuando cerramos mercados estamos dejando a muchos productores en una situación muy compleja. Aquí se está jugando con el desarrollo de Chile, no solo en lo comercial, hay tantos alumnos que están realizando sus estudios en universidades europeas, que realizan investigaciones científicas en la Unión Europea. Y resulta que podemos ponerlo todo eso en riesgo. Esto no es solo un asunto de empresas grandes, son pymes, son personas.
Podemos profundizar nuestro desarrollo industrial, exportando productos con mayor valor agregado, exportar frutas, pulpa de fruta para helados, por ejemplo. El libre comercio no es incompatible con una mayor industrialización.
 
¿Es partidaria del TPP11? 
“Yo soy absolutamente partidaria del TPP 11, y no solamente yo. Recordemos que el TPP 11 fue aprobado por la Cámara de Diputados. Lo que falta es la aprobación en el Senado. Ahora vuelvo a señalar la importancia de nosotros tener una apertura comercial amplia. Vemos que el mundo tiene problemas, vemos que Europa incluso tiene problemas por la falta de trigo, maíz, por la invasión de Rusia a Ucrania, y el mundo global se mueve. Entonces, mientras más amplia sea nuestra apertura comercial, es mejor para este país pequeñito que es Chile y es mejor ponerle reglas".
"Mientras más amplia sea nuestra apertura comercial, es mejor para este país pequeñito que es Chile".
"Imagina sin reglas Chile frente a estos gigantes. Lo importante es tener reglas; eso es lo que más nos protege. Bueno, y habiendo logrado firmar el TPP 11, recordemos que fue en el gobierno de la Presidenta Bachelet que se los negoció y han ingresado países de América Latina que compiten con nosotros en los productos, como en el caso de Perú, por ejemplo, que ya forma parte. Y hemos visto al presidente de Uruguay expresando su interés en incorporarse al TPP 11 y también a China”, señala Soledad Alvear.

-¿Y a qué atribuye que el Frente Amplio sea tan contrario a los tratados de libre comercio? 
- Creo que aquí hay muchos prejuicios ideológicos. El TPP 11 se negoció durante el gobierno de la Presidenta Bachelet, que actualmente es muy valorada por el Presidente Boric. Claro. ¿Cree usted que la Presidenta Bachelet, la expresidenta de Chile y el canciller Heraldo Muñoz, que también es una persona de una tradición de izquierda, van a hacer algo malo para Chile? ¿Algo que sea errado desde el punto de vista de una visión de izquierda? Entonces, ese es un prejuicio ideológico que es bien difícil poder penetrar cuando no hay ninguna apertura a escuchar. Y lo hemos visto ya en la Convención Constituyente.

- Hubo una gran polémica por la reunión del subsecretario Ahumada con la ONG “Chile sin TLC”. ¿Fue un error esa reunión? ¿No es parte de ser autoridad recibir a todo el mundo?
- Las autoridades públicas pueden recibir a las personas y organizaciones que pidan audiencias. Pero lo complejo en este caso es que conocemos, tanto por su actividad académica anterior como por sus escritos y por lo que ha expresado, que al subsecretario no le gustan los TLC, al igual que ese grupo que fue a verlo. 

Eso lo ha demostrado desde que asumió y por ello no se ha avanzado en ninguno. Sé que esto es bien complicado y se complica aún más porque la actitud del subsecretario, junto con la propuesta constitucional, privilegia las relaciones internacionales con América Latina y el Caribe, lo que nunca había ocurrido en una constitución chilena, porque simplemente no corresponde.
 

Sin embajadores en China y Brasil

- Se “cayó” el embajador designado en China. ¿Qué señal estamos dando a ese país? 
- Es muy complejo lo que ocurrió. Para China, con la cultura milenaria que tienen, los protocolos, los acuerdos son de gran importancia y es importante respetarlos. El hecho de que se haya presentado la candidatura de embajador, que se le haya dado el agreement con tanta celeridad, con la carta del propio Presidente Boric, bueno, refleja la buena relación que existe entre China y Chile.
No conozco las razones por las cuales se retiró al embajador nominado. Pero el análisis de los antecedentes de los embajadores debe realizarse con mucha acuciosidad antes de anunciar la designación para no caer en esta situación, que es muy compleja y más aún en países como China, donde la tradición y los protocolos revisten una importancia mucho mayor.

- En Brasil tenemos lo opuesto, el país no ha dado el agreement y Chile no retira la nominación… ¿Qué ocurre en este caso? 
- Efectivamente, ahí hay una situación anómala y en diplomacia, cuando no se da el agreement en un tiempo prudente, se entiende que el país no le parece que sea bueno dicho embajador en su país. Yo no califico de ninguna manera las aptitudes profesionales del embajador que fue nominado (Sebastián Depolo). Pero uno tiene que estar atento a las señales del otro país, especialmente a un país como Brasil, que tiene una gran relevancia dentro de la región. No me explico la decisión de la Cancillería de mantenerlo en stand by.

- ¿Y qué sería lo prudente hacer con el embajador en Brasil?
- Yo haría gestiones de manera privada y si no resultan, uno debe respetar la opinión del país a donde va a enviar al embajador. Fruto de lo que está ocurriendo en el mundo, entre la pandemia, el problema de recesión económica, la falta de alimentos, el cambio climático, es fundamental mantener y preservar una buena relación con los países de la región y particularmente con Brasil. Aunque yo no estoy para dar recomendaciones a la Cancillería, creo que en ese caso debemos privilegiar la opinión de Brasil para tomar una decisión.

-En la Cancillería se señala que se espera un cambio de gobierno para insistir con Depolo. ¿Es conveniente? 
- A mí me parece que las relaciones son con los países. Independientemente de las posturas ideológicas que tengan los dirigentes que han sido elegidos soberanamente por el país. A uno podría gustarle más uno que otro, pero en definitiva es la definición que Brasil tomó respecto de su actual Presidente. Y en ese contexto, a mí me parece que no podemos estar sin embajador en un país tan grande como es Brasil.

-Si fuera la canciller o fuera el Presidente Boric, ¿qué haría con la Cancillería? ¿Pediría la renuncia a la canciller o al subsecretario?
- Bueno, esa es una decisión del Presidente. El Presidente de la República conduce la política exterior y verá cuáles son las dificultades y problemas que hay al interior de la Cancillería. No me corresponde a mí establecer qué haría cada cual, porque no es ese mi rol. 

-¿Considera que la canciller debería tomar una política más activa en esta crisis?
-No sé si hablar de crisis, pero yo creo que la canciller debería tomar en sus manos ciertos temas. Yo, como canciller, estuve a cargo de la negociación con la Unión Europea. Yo viajaba a Bruselas en las negociaciones, yo asistía, no todo el tiempo, pero sí a algunas rondas de trabajo, conducía la estrategia. Cuando había que hablar con Pascal Lamy, que era el encargado de negociar por la Unión Europea, lo hacía yo.

Por supuesto que había un equipo, la Direcon hizo un trabajo fantástico, enorme, del que me siento orgullosa, pero en mi calidad de canciller había que liderar las negociaciones. Ni qué decir del Presidente de la República, Ricardo Lagos, muy conocedor del ámbito internacional. Creo que hay que tomar más las riendas de la Cancillería. 
 

“Rechazo con Esperanza”

Soledad Alvear se manifiesta preocupada por el texto emanado por la Convención Constituyente, pero considera que el Rechazo a la propuesta debe ser un punto de partida.

“Yo creo que la iniciativa de los senadores Ximena Rincón y Matías Walker es muy importante, que ya fue aprobada en una de las cámaras”, sostiene. “Creo que ambos extremos, de derecha y de izquierda, polarizan a nuestro país y a mí me parece que la opción que tenemos en Amarillos, “Rechazo con esperanza”, que hemos trabajado a lo largo de varios meses, es un camino constructivo”.

En cuanto a qué viene si se impone la opción Rechazo, la exministra opta por decir que ojalá no sea exclusivamente un grupo de expertos, que no se tarde mucho tiempo, ni tampoco sea otra Convención Constituyente, sino una mezcla. 

Carta de un inversionista en serie a un joven emprendedor

Con más de una década de experiencia en venture capital, Tony Kypreos sabe una cosa o dos de startups, exitosas y no. No importa lo difícil que sea el escenario, el capital estará ahí para quienes tengan una buena idea y un buen plan. Estos son sus consejos.

Comienzan las franjas. ¿Quiénes son sus creadores?

A las 12:45 empiezan las piezas televisivas para el plebiscito constitucional: lee el reportaje que publicamos el viernes pasado con la historia de los creativos detrás de éstas y lo que hay que saber para estar informados.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR