Click acá para ir directamente al contenido

Plumas x plumas

Una conversación entre Paula Daza y Evelyn Matthei, la dupla de oro de Kast

Una conversación entre Paula Daza y Evelyn Matthei, la dupla de oro de Kast

La doctora (ex subsecretaria de Salud) y la economista (alcaldesa de Providencia) se conocieron para la presidencial de esta última, en 2013. Se sumaron a la campaña de José Antonio Kast para la segunda vuelta y al rato se convirtieron en la dupla fuerte del candidato. Fanáticas de la cocina, liberales y con un “look” similar, ya se habla de ellas como futuras ministras, en el caso de que JAK gane.

Por: María José Gutiérrez | Publicado: Sábado 18 de diciembre de 2021 a las 21:00
  • T+
  • T-

A las 9:10 de la mañana del miércoles, en el auto camino al aeropuerto para la última gira por Antofagasta, la dupla “Da-Ma” se conecta a la llamada por altavoz. Van también Patricia Espinosa, la jefa de gabinete de la alcaldesa de Providencia, y su jefe de prensa Cristián Torres. Ambos, al igual que Matthei, se tomaron vacaciones para hacer campaña por José Antonio Kast junto a la ahora ex subsecretaria Paula Daza, quien renunció al cargo por lo mismo.

Su estreno como dúo fue el 1 de diciembre cuando aparecieron en un parque repartiendo preservativos en el Día Mundial del Sida. Juntas recorrieron la Araucanía, han estado en cuanto matinal y radio local han podido, acompañaron al candidato al debate Archi el viernes de la semana pasada y este lunes al de Anatel.

Esa noche ambas vistieron blusas llamativas y pantalón negro -además tienen el mismo corte de pelo- y no se separaron ni un segundo. El abanderado del Frente Social Cristiano aludió a cada una en su presentación frente a Gabriel Boric. Y ellas, sentadas juntas en la última fila del del anfiteatro del canal, simplemente rieron.

Dicen que el corte de pelo fue casualidad; Matthei reconoce que hace su mejor esfuerzo para vestirse como la pediatra -cuyas blusas tienen hasta una cuenta de Instagram-, a lo que Daza responde que si hay algo que no puede igualar son los ojos azules de la alcaldesa. Hay quienes las llaman “la Vicky y la Gaby”, en alusión a las recordadas amigas televisivas de los años ‘80 y ‘90.

En el aeropuerto, una de las personas que se les acerca para sacarse fotos se presenta como el subsecretario Paulo Dazo. “En mi pega mi jefe cada vez que le hacen una pregunta me apunta y dice ‘eso lo va a contestar él, ‘Paulo Dazo’”. Las dos ríen.

-¿Eran cercanas de antes?
-Paula Daza (PD): Cuando Evelyn tuvo su campaña presidencial (en 2013) me llamó Jorge Desormeaux, su marido, para ver si podía sumarme al equipo del programa de salud. Cuando empecé a trabajar en ese grupo, la conocí. Después, cuando llegué a la Subsecretaría de Salud Pública al inicio de este gobierno, empezamos a hacer muchas cosas juntas por trabajo… Varias de las pautas las hacíamos en Providencia.

-Evelyn Matthei (EM): Y la verdad es que en cada una de esas pautas nos entendíamos perfecto. Y además muchas veces cuando había problemas, dudas de las vacunas, de los pasos, de qué se podía o no hacer -no siempre eran de Providencia, sino que afectaban a todas las municipalidades- yo le hacía llegar mi preocupación a la Paula. Y ella siempre y con una amabilidad y eficiencia impresionantes, me contestaba. Entonces con esta pandemia nos fuimos conociendo cada vez más, respetando cada vez más, después queriéndonos y finalmente ya riéndonos.

-PD: Construimos una relación de amistad sana, súper rica, porque a pesar de que cada una en su rol -la Evelyn como alcaldesa y yo como subsecretaria- tenemos cosas en común que nos gustan hacer…

-¿Qué cosas tienen en común?

-PD: Nos gusta cocinar.

-EM: Sí, la Paula parece que más de dulce. Así que hemos decidido que cuando termine todo esto vamos a hacer una comida conjunta ella y yo, y vamos a invitar a todos los que nos han ayudado en este tiempo.

-¿La idea de plantearse como una dupla salió del candidato?

-EM: Cuando ella renunció a la Subsecretaría el 28 de noviembre -que fue un sacrificio grande, era un puesto donde estaba súper bien evaluada, lo estaba haciendo regio, tenía sus equipos-, yo le escribí un WhatsApp y le dije: “Eres una reina. Cualquier cosa que te pueda ayudar, aquí estoy”. Entonces ella me mandó un WhatsApp de vuelta y me dijo “por qué no hacemos una pauta juntas en el día del VIH”…

-Cuando repartieron los famosos condones…

-PD: Claro, porque somos liberales (ríe). Y ahí vimos que funcionamos muy bien juntas. Y además que tenemos una misma mirada de cómo podemos aportar. Después de la pauta la Evelyn me dijo, “vamos a tomarnos un café”.

-A los pocos días ya se estaban tirando de ministras. ¿Qué tan real es esa posibilidad?

-PD: Estábamos en un programa de TV y le preguntan a la Evelyn, ¿usted sería ministra del Interior? Ella dice, “bueno, si la Paula es ministra de Salud”. Y me preguntan y yo dije: “bueno” (ríe). Lo dijimos en broma, riéndonos.

-EM: Y José Antonio se ha sumado a la broma... Yo me sumé a la campaña porque creí que es lo que debía hacer, punto. Nadie me ha ofrecido nada, no soy ni vocera, ni estoy en el equipo programático, no tomo ningún tipo de definición. Puro voluntariado nomás.

-PD: Y una cosa muy importante es que en el comando han confiado en nosotros, porque en todas las actividades nos dan libertad absoluta para hacer lo que nosotras consideramos que es lo mejor.

-Pero más allá de la broma, ¿estarían dispuestas a integrar el gabinete?

-EM: ¡Ni siquiera ha sido la elección! ¡Y nadie me lo ha ofrecido!

-PD: A mí me sorprendió José Antonio muy positivamente. Conocía su trayectoria, su historia, me parecía que era tremendamente consistente con lo que pensaba, pero diferíamos en algunas cosas. Y cuando lo conocí me sorprendió tan positivamente esa actitud de querer aprender de verdad de los temas que saben los expertos y respetar su posición. Eso es tremendamente valioso en un ambiente que sabemos que está bien crispado.

-¿Alguna votó por él en primera vuelta?

-EM: Yo nunca digo por quién voto.

-PD: Yo tampoco.

¿Liberales?

-Paula, esta es la primera vez que tanto usted como su hermano José Luis están en política. ¿Qué los hizo entrar?

-PD: Esta es mi primera campaña porque con la Evelyn me tocó en un tema más técnico, de salud. Ahora, en mi casa siempre la política fue un tema muy relevante en la mesa. Mi papá era de RN toda la vida.

-EM: Pedro Daza (un conocido diplomático) era un hombre tremendamente respetado, querido, era muy inteligente, con muy buenos análisis, y además tenía el mismo temperamento de la Paula: preparado, acogedor, nunca pensaba que el que estaba al otro lado era un tonto, él abordaba las cosas con la mejor disposición.

-PD: En ese contexto, la política en mi casa siempre fue un tema relevante. Y hoy ha sido entretenido. Tenemos un chat familiar donde todos opinan. Y como José Luis está en Chile hemos tenido la oportunidad de comer juntos... Lo vi en la TV, menos mal que se contuvo porque él es un poco más impulsivo que yo, entonces cuando la otra persona encuentra que está hablando cosas que no son cuerdas…

-EM: Podría ser más hermano mío que tuyo (ríe).

-¿Está aliviada de no ser candidata presidencial?

-EM: Todo esto ha sido muy duro... Es tanto más grato estar desde afuera, qué quieres que te diga…

-¿Por qué decidieron poner en pausa sus trabajos por esta campaña?

-PD: Están en juego las futuras generaciones, muchas futuras generaciones…

-EM: Mira, yo no dudo de las buenas intenciones de Gabriel Boric, pero cuando uno lee su programa, las buenas intenciones se transforman en pésimas políticas. Cuando uno ve la cantidad de gente que llega desde otros países, migrantes que se quieren venir a vivir a Chile, es porque las cosas las hemos hecho bien. Entonces, cuando hay un grupo que quiere cambiar todo lo que hemos hecho durante los últimos 30 años, veo con mucha preocupación el futuro de Chile. Ya ni siquiera por el mío, es más bien por el de mis hijos y de mis nietos. Necesitamos crecer, y las políticas que han mostrado, aplastan a este país.

-¿Lo dice por el alza de impuestos?

-EM: Claro. Ya en Bachelet 2 se dijo que se haría una reforma tributaria que iba a recaudar 3,02 puntos del PIB, y recaudó 1,6. Un poquitito más de la mitad. Ahora dicen que va a recaudar 5. La verdad es que no va a recaudar ni uno solo. Y además va a espantar la inversión, la creación de empleo, el crecimiento. Y lo que sostiene las políticas sociales de un país es justamente el crecimiento, esa es la mejor forma de recaudación.

-PD: En el tema de salud, ellos quieren crear un sistema de salud único donde de alguna manera se eliminarán las isapres, donde está el 30% de los chilenos. Eso significa que su 7% se iría al fondo único que quieren sostener y si quieren tener otro sistema de salud tendrían que además poner plata extra. Y por otro lado, si lees su programa, va en dirección de eliminar Fonasa.

Y Fonasa es una de las instituciones más valoradas por la ciudadanía, porque 3 millones de chilenos, hoy eligen en su libre elección dónde atenderse. Y esa es la libertad que puede tener cada uno. Hacer estos cambios tan radicales… Ellos dicen nos queremos parecer al sistema inglés. Hay muchas cosas buenas que ha tenido, pero hoy no está en relación con los tiempos modernos: las listas de espera son eternas, están con una deuda gigantesca. Por lo tanto, creo que, como dice Evelyn, las intenciones son muy buenas, pero los programas se parecen mucho más a los de nuestros vecinos, que sabemos cómo les ha ido.

-EM: Y migran desde esos países hacia el nuestro.

-Ustedes se definieron como “liberales” al comienzo de esta entrevista. Pero más allá de lo económico apoyan a un candidato que está en contra del matrimonio igualitario, por ejemplo. ¿Cómo lo compatibilizan?

-PD: Yo eso lo conversé profundamente cuando me sumé a la candidatura de José Antonio, porque para mí era muy importante. Y esos temas me complicaban. Primero en el manejo del Covid, la vacunación, me dijo: “Paula, va a ser en base a evidencia científica, no va a haber problema, y es lo que hemos dicho”. Respecto a los otros temas -matrimonio igualitario, ley de aborto en tres causales-, de alguna manera, en nuestro país ya están resueltos. Hay que avanzar obviamente en el tema de la mujer, y en eso JAK está absolutamente de acuerdo. Por lo tanto, creo que más allá de querer caricaturizar a una persona, tenemos que avanzar a un Estado más moderno. Creo que si sale electo, vamos a poder ir en esa línea.

-EM: Absolutamente, son temas que ya están zanjados, donde él en algunos ha dicho que tiene una opinión personal distinta pero que va respetar absolutamente. Y no me cabe duda que va a ser así. Y por lo demás, tanto Boric, como Kast, cuando hablaban, lo hacían a su propio público, y ahora se han abierto al centro, y eso yo creo que es bueno para Chile. Lo que sí, se han abierto al centro de distinta manera: Kast con políticas que funcionan, Boric con muy buenas intenciones pero con políticas que son un desastre.

Ricardo Montero y Hernán Larraín en la semana clave del acuerdo de Sistema Político en la Convención

"Hay un acuerdo de base que es claro para todas y todos, que es de un presidencialismo atenuado y un bicameralismo asimétrico, y dentro de eso hay que afinar detalles", sostiene Montero. " Si uno tuviera que observar las posiciones originales, quien terminó más cerca del resultado final, yo diría que fue el PC, que tenía desde el principio la idea del presidencialismo con un sistema unicameral", responde Larraín. Aquí dos visiones opuestas del acuerdo político.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR