Click acá para ir directamente al contenido

Política

Francisco Vidal, presidente de TVN, y el impasse por Peso Pluma: “Me arranqué con los tarros y eso fue un error”

Francisco Vidal, presidente de TVN, y el impasse por Peso Pluma: “Me arranqué con los tarros y eso fue un error”

Dice que le llamaron la atención y con razón. Se metió a la polémica por la venida del cantante mexicano Peso Pluma al Festival de Viña sin consultarlo previamente con el directorio de TVN, el cual preside. En esta entrevista, el conocido político y ex ministro PPD hace un mea culpa y explica cómo ocurrieron los hechos que han involucrado en estos días al canal estatal y al artista cuyas letras -acusan algunos- hablan de narcotráfico. Además, Vidal mira el escenario político nacional, con foco en Boric y su gobierno.

Por: Patricio de la Paz - Fotos: Verónica Ortiz | Publicado: Sábado 27 de enero de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-

Francisco Vidal (70) está sentado a la cabecera de la mesa que tiene en su terraza. Son las 10 de la mañana del viernes 26 de enero. Toma té, a sorbos pequeños, porque dice que ayer comió algo en el almuerzo de la reunión del directorio de TVN -que él preside- y le cayó mal. “Así que me estoy cuidando”, comenta.

Pero ese malestar no evita que se despliegue su conocida locuacidad. Hace, eso sí, una advertencia: que cuando habla sobre el canal público lo hace a nombre del grupo de directores que encabeza; mientras que cuando da opiniones políticas, lo hace a título personal, como militante PPD y como hombre de larga trayectoria pública que incluye haber sido varias veces ministro en los gobiernos de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet.

Gabriel Boric lo nombró presidente del directorio de TVN el 20 de diciembre de 2023. Ya había estado antes en ese puesto, entre abril de 2006 y diciembre de 2007, designado por Bachelet. “Esto no estaba ahora en mi horizonte. Pero en general, por una cultura que proviene de la Escuela Militar y del Liceo Alemán, yo soy muy disciplinado: si el Presidente de la República, por el cual voté en segunda vuelta, me está pidiendo esto a través de la ministra encargada, para mí es una responsabilidad”, explica.

Le ofrecieron el cargo en noviembre, pero como entonces estaba de vocero de la campaña de la opción En Contra en el plebiscito constitucional, pidió que lo esperaran hasta después de ese evento. El día de su nombramiento, un miércoles, dio una conferencia de prensa en uno de los patios de La Moneda, acompañado de la ministra de la Secretaría General de Gobierno Camila Vallejo.


Te puede interesar: Alejandra Neumann, productora ejecutiva de Aplaplac, sobre Museo 31: “Esto superó totalmente nuestras expectativas”


Su nombramiento levantó polvo. Desde su partido y el Socialismo Democrático lamentaron que perdían un buen vocero -lo habían pensado en un rol activo en la próxima elección municipal-; incluso algunos presagiaron que este nuevo cargo podía ser “un bozal” al estilo distendido y francote de Vidal. Desde la oposición, hubo suspicacias sobre si desde ese puesto podía favorecer campañas electorales, especialmente la presidencial de 2025. Pero el primer test del presidente del directorio de TVN no vendría desde la política, sino desde el mundo del espectáculo.


A raíz de la venida del cantante mexicano Peso Pluma al Festival de Viña -certamen que transmiten en conjunto la señal pública y Canal 13-, el sociólogo Alberto Mayol escribió el 8 de enero una columna donde catalogaba al artista como promotor de la narcocultura y lanzaba dardos a la responsabilidad del canal público por abrir ese espacio. Vidal reaccionó prontamente y recogió el guante.
- Al día siguiente de esa columna, usted dijo “un canal público no debiera tener en su parrilla de un festival a un cantante que promueva las bandas y el narcotráfico, así de simple”. ¿Lo llamaron después al orden por hablar del tema antes de que el directorio se reuniera?
- Sí, me llamaron la atención y con razón. Di una opinión que no estaba deliberada con el directorio. Me arranqué con los tarros y eso fue un error, porque cuando yo hablo con el sombrero de Televisión Nacional, debo hacerlo como directorio.
- ¿No pensó en eso cuando habló ese día con Radio Bío Bío?
- Mira, es muy ilustrativo lo que pasó. Yo estaba aquí en mi casa ese día en la tarde, y me llama la editora de cultura de Bío Bío. Me preguntó si había leído la columna de Mayol. Le dije que no. Me la mandó. Le comenté que yo no sabía quién era Peso Pluma, que nunca lo había escuchado, y la derivé para que respondiera el canal. Pero allá no estaban a mano y la periodista me llamó de nuevo. Ahí cometí el error de decir un pronunciamiento mío. Dar mi declaración espontánea, que no correspondía. Y cuando uno comete errores públicos, los reconoce en público.
- Hay personas de la industria de la televisión que dicen que su pronunciamiento pudo estar dirigido de La Moneda, como un gesto: dejar claro el reproche al artista, sabiendo de antemano que sería imposible cancelarlo.
- La mejor demostración de nuestra autonomía de La Moneda es la opinión que dio la ministra Vallejo sobre el tema (quien, al contrario de Vidal, habló en esos días de libertad de expresión y censura).
- El directorio de TVN se reunió a ver el tema el 11 de enero, dos días después de que usted habló. Aclararon que no tienen injerencia en la parrilla del Festival.
- Sí, y sacamos una primera declaración pidiéndole a la comisión (organizadora del Festival) que definiera el tema.
- Sin embargo, el 16 el directorio saca una segunda declaración, pidiendo directamente la cancelación del artista mexicano. ¿Por qué pasaron de la prescindencia a la injerencia?
- Porque deliberamos más. Porque vimos el efecto en la sociedad. Hubo un debate. La ministra del Interior se pronunció. El ministro de Justicia se pronunció. El presidente del Senado se pronunció. Cambiaron las circunstancias y el directorio sacó la declaración definitiva. La decisión fue unánime. Y dijimos: “aquí para nosotros se cierra el tema”.
- La comisión organizadora del Festival -formada por TVN, Canal 13 y la Municipalidad de Viña- deliberó y no acogió su petición. Optó por seguir con Peso Pluma en el show. ¿Lo sintieron como una derrota?
- El municipio de Viña y Canal 13 no estuvieron de acuerdo con nuestra postura. Dieron argumentos jurídicos, de contrato. Pero no lo vemos como una derrota, yo por lo menos.
- ¿Y cómo le ve usted, entonces?
- Como que hay otros criterios en el caso del municipio de Viña y el Canal 13, que son distintos a la naturaleza de Televisión Nacional. Y no quiero juzgar el criterio de Luksic ni el criterio de la alcaldesa (Macarena Ripamonti, de RD). Cuando tú estás en una sociedad, que tus socios opinen distinto es parte de la vida.
- ¿Hablaron del tema en el directorio que tuvieron ayer, jueves 25?
- No. Para nosotros el tema está cerrado.
 


Te puede interesar: Esquiador y maratonista: así es el nuevo CEO de Cencosud



La contradicción, las preocupaciones


La Cadem de principios de esta semana mostró que el 55% de los encuestados era contrario a cancelar a Peso Pluma, y que un 62% opinaba que impedir su concierto sería censura. ¿Hicieron como directorio una lectura equivocada entonces?
- Los principios del canal no tienen que ver con las olas de mayorías o minorías que son circunstanciales. Además, en esa misma encuesta se mostraba que el 60% consideraba que ese tipo de música fomenta la delincuencia. Bueno, esa es la terapia de la sociedad chilena.
- ¿Cuál es esa terapia?
- La contradicción.
- Muchos de quienes se mostraron contrarios a cancelar el show de Peso Pluma hablaron de censura, de discriminación, de libertad de expresión. ¿Cuál es su posición?
- Aquí te voy a dar una opinión personal. La libertad de expresión es un valor en sí mismo, pero tiene límites. Y el límite es cuando esa libertad de expresión empieza a atentar contra el sistema democrático, contra los derechos humanos, contra la integración, contra la inclusión. Tú tienes un conjunto de valores. Esto no es la cueca en pelotas. Eso es lo que pienso.
- Y en lo de Peso Pluma, y siempre opinando a título personal, ¿le parece que se estaba cerca de esos límites?
- Los límites además los colocan las circunstancias. Y en Chile el tema hoy es la inseguridad, la expansión del microtráfico en el mundo popular territorial y del macrotráfico en las redes internacionales.
- Esas circunstancias hicieron probablemente que el tema explotara. Escaló hasta el gobierno, enfrentó con dureza a columnistas, hubo hasta denuncias en el Ministerio Público. Tocó una fibra sensible.
- El crimen organizado, el narcotráfico extendido, los cadáveres descuartizados son asuntos nuevos para la sociedad chilena. Hay un tema con la seguridad que te mantiene sensibilizado con esto. El 80% de los chilenos se sienten inseguros. La gente, con toda razón, está preocupadisima.
- Una última duda: en medio de toda esta polémica, ¿escuchó finalmente a Peso Pluma?
- No. No me atrae. Prefiero escuchar a Inti Illimani, Quilapayún, Víctor Jara.


Te puede interesar: Inversiones y algo de rock: el estilo de Noosa Capital


La mirada política: Boric, Tohá, la seguridad

 - A fines de 2007 dejó la presidencia del directorio de TVN porque la Presidenta Bachelet lo nombró vocero. ¿Daría un paso similar si Boric le ofreciera un ministerio?
- Te voy a decir cuál es mi problema: ya lo hice por varios años (ser ministro), entonces tengo esta sensación de que hay que darle el paso a otros.
- ¿Le diría entonces que no al Presidente?
- Habría que pensarlo.
- Usted mismo contó que cuando el Presidente era diputado dijo una vez: “Vidal me da sueño”. ¿Se le habrá pasado la somnolencia con usted?
- Nunca supe qué significaba eso, supongo que era como que le daba lata. Que se aburría de la vieja Concertación. Así era ese momento. Yo creo que ya no le doy sueño. Y que ojalá no sea pesadilla.
- ¿Cómo ve hoy a Gabriel Boric?
- Lo veo complicado porque tiene sólidamente un tercio de buena evaluación, lo mismo le ocurre al Gobierno. Lo veo también en dos dimensiones. Por un lado, mantiene las velas desplegadas, porque eso era el Frente Amplio: un velero con las velas desplegadas hacia los sueños. Pero por otro lado, cada vez ese velero tiene más quilla, que es la realidad, el sentido común. Le sacan la cresta porque cambia de opinión, pero uno cambia de opinión cuando las circunstancias cambian un poco.
- ¿Se ha notado eso en su Gobierno? Las opiniones son divididas.
- El Gobierno, en mi opinión, en buena hora hizo un giro respecto al macrotema del orden público y la seguridad ciudadana. El mejor ejemplo que yo coloco es la Izkia Siches. Yo no la conozco, pero la valoro. Siempre pensé: ¿Qué tenía en la cabeza cuando fue a Temucuicui? Yo creo que ella pensaba: “Nosotros, los nuevos, podemos ir en buena”. Y la agarraron a balazos, le pusieron una barricada. Fue un golpe de realidad. Exactamente lo mismo ocurrió con el estado de excepción y con la infraestructura crítica en el norte. Y resulta que la gran paradoja positiva es que este Gobierno va a ser el que más ha legislado sobre seguridad desde Aylwin. El golpe de realidad es muy importante para la conducción del país.
- ¿Cómo describiría los tiempos políticos que corren?
- El país está en un empate catastrófico en su correlación de fuerzas. Y eso, con dos años aún de gobierno, implica desde La Moneda tener que girar. ¿En qué sentido lo digo? Por ejemplo, las grandes reformas tienen que ser más acotadas. Cuando no eres mayoría en la Cámara ni en el Senado, estás obligado al acuerdo y a priorizar. La historia se repite, lo vivimos entre el 70 y el 73. Una muralla de la Alameda decía “Avanzar sin transar”, firmada por Altamirano, Garretón y Bosco Parra. Al frente, otra muralla decía “Consolidar para seguir avanzando”, firmada por Lucho Corvalán, Anselmo Sule y Jaime Gazmuri. La historia demostró que este último es el camino.


- Ha dicho que hoy el principal problema político son los partidos. Que si en 1990 había un 46% de confianza en ellos, hoy es un 2%. El suyo, el PPD, tampoco se salva. Su vicepresidenta, Natalia Piergentili, está cuestionada por cursar boletas a través de un lobista como Pablo Zalaquett.
- La escuché a ella en la comisión política del partido (Vidal forma parte de ella). Argumentó que el trabajo lo había hecho después de dejar la presidencia (del PPD) y que era una cosa personal, privada. Creo que ella tiene derecho a su vida profesional. Donde tengo una discrepancia es lo que le dije a ella: “A mí lo que me complica Natalia, es que digas que asesoras a un ex dirigente gremial que además te paga a través de otra empresa”. Reconoció que había hecho una estupidez.
- ¿Será sancionada?
- Esa reunión se cerró muy tarde, y el presidente Jaime Quintana iba a tomar la decisión si estos antecedentes los pasaba a la Comisión de Ética del partido o al Tribunal Supremo. Pero eso está en stand by.
- Las cuestionadas reuniones en la casa de Zalaquett salpicaron a otra histórica PPD: Carolina Tohá, quien tiene hoy la evaluación más baja entre los ministros. ¿Cuál es su explicación?
- El ministerio de Interior siempre es complejo, pero la Carolina ha tomado la decisión acertada, seguramente con instrucciones del Presidente, de hacerse cargo del principal problema del país: la seguridad. Incluso te diría que está demasiado concentrada en seguridad.
- Algunos critican que ha abandonado la jefatura política que una ministra de Interior debe tener en el gabinete.
- Pero tiene ahí la buena compañía del comité político de ministros y puede descansar en ellos, yo viví esa experiencia. Mira, a ella la conozco hace 40 años y creo tiene una inteligencia claramente sobre el promedio. Una lucidez sorprendente, una capacidad de articulación impresionante. Intelectualmente es de las mentes más claras no sólo del PPD, sino que de la izquierda.
- ¿Es su candidata presidencial para 2025?
-Sí, es mi candidata. Aunque si Bachelet se decide, Tohá sería mi segunda opción. Pero como lo de Bachelet no va a ocurrir, Tohá es mi candidata.


 “Las claves son el noticiero central y el matinal”


 - TVN está complicado en todos sus flancos. Aumento de las pérdidas, disminución de ingresos, caída del rating.
- Sí, pero cuando uno se mete en el tema se encuentra con excepciones. 24 Horas es el canal más visto de noticias. El canal infantil, que compite con Disney, está en segundo o tercer lugar en el cable. En marzo empieza nuestra radio pública online. Son destellos.
- ¿Qué tarea es la que se ha puesto, desde el directorio, como prioritaria?
- Hay que recuperar la sintonía (hoy están en cuarto lugar, con un rating promedio que hasta septiembre era el más bajo en una década). Como en todos los canales, las claves son el noticiero central y el matinal. Pero he conversado con todos los equipos, también con el directorio, y todos tienen conciencia de que hay que sacar a esto adelante. Estamos en eso.
- Ha dicho, ya como presidente del directorio, que lo importante en TVN es conectar con el ciudadano. ¿Cómo se saca eso del eslogan y se convierte en realidad?
- Te voy a contar una experiencia que tuve. En Chilevisión me llamaron los miércoles para explicar las políticas públicas. Explicaba por ejemplo el IFE y eso llegaba a millones de personas. La conexión con el ciudadano es acercarse a sus preocupaciones. La seguridad, por ejemplo: pero no repetir 44 veces el mismo portonazo, sino decir que Lo Espejo tiene seis vehículos municipales de seguridad y Las Condes, 184. Ésa es la conexión.
- Ha estado débil esa conexión, parece…
- Hay de todo. Fíjate que el matinal tiene temas ciudadanos, temas de enseñanza jurídica para la gente. Lo importante es que las personas a cargo de lo que no está resultando se dan cuenta y están luchando por conectar mejor. Lo contrario sería un desastre.

 

Palabras, énfasis y extensión del discurso presidencial: qué dicen los datos duros

La tercera cuenta pública de Gabriel Boric se sometió a un profundo análisis de DecideChile, plataforma de inteligencia política de Unholster, que determinó los énfasis, extensión y conceptos más utilizados por el mandatario. “Proyecto”, “ley” y “personas” fueron las palabras más repetidas, mientras que el principal énfasis fue infancia, algo inédito desde el retorno a la democracia.

Optimismo, brotes verdes y aborto: los ejes del discurso

Seis propósitos fueron sólo parte del contenido de la tercera cuenta pública del Presidente Gabriel Boric, que en 2 horas y cuarenta y cinco minutos englobó realizaciones y anuncios varios, partiendo con guiños a la historia reciente y recordando a todos los ex Presidentes -desde Patricio Aylwin a Sebastián Piñera-, para luego plantear que tras el estallido y la pandemia, “cumplimos exitosamente la tarea de estabilizar la economía, mediante un ajuste necesario que no se hizo a costa de los más vulnerables”, dijo.

Del 4S al 17D: Cómo cambió Chile entre ambos plebiscitos

Menos inflación, más desempleo y más quiebras. También expectativas de los consumidores algo mejores, pero aun en terreno negativo y menos fe en que la Constitución pueda resolver problemas. Aquí reconstruimos la foto del país entre la antesala del 4 de septiembre del 2022, cuando se votaba el texto de la Convención Constitucional; y este domingo, en que se sufragará la propuesta del Consejo Constitucional.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR