Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

César Hidalgo y su versión rockera en el metaverso

César Hidalgo y su versión rockera en el metaverso

El 18 de mayo el físico chileno publicó su último emprendimiento: un proyecto que desarrolló junto al también físico Jorge Forero, que consiste en publicar canciones inéditas y videos musicales en realidad virtual.

Por: María José López | Publicado: Sábado 28 de mayo de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-
César Hidalgo cuenta que su último emprendimiento combina dos de sus pasiones. “La música y la tecnología”, relata el físico desde su casa en Toulouse, donde vive desde 2020. Un año antes comenzó a dirigir el Centro de Aprendizaje Colectivo del Instituto de Inteligencia Artificial y Natural (ANITI) de la Universidad de esa ciudad.

De fondo se ve una pared blanca que lleva las clásicas molduras europeas, una ventana que muestra el paisaje, y una guitarra eléctrica. Su look algo rockero -viste polera negra manga corta que a ratos deja ver el tatuaje de su brazo derecho, y su pelo suelto le llega al hombro-, está a tono con el proyecto que aquí detalla y que dio a conocer el 18 de mayo a través de un tuit.
“Welcome to my Metaverse (bienvenidos a mi metaverso)! (...) Siguiendo mi nostalgia por los años ‘90, empecé este proyecto de música de realidad virtual”, explicaba Hidalgo a través del mensaje.
 

MTVerso

César Hidalgo (42) y Jorge Forero (41) se conocen desde la universidad. “En 2001, mientras éramos estudiantes de Física de la UC, nos tocaba irnos juntos en metro y micro a la casa y así nos pusimos a conversar, hacernos amigos, nos juntábamos a tocar la guitarra”, recuerda Hidalgo.

La tesis la realizaron con el profesor Francisco Claro, quien, según cuentan sus exalumnos, también tenía su lado musical e interés en ciencia y música. “Si te interesaba la ciencia interactiva y medios digitales, no había muchas alternativas de especialización académica en esa época. Él me ayudó a seguir ese camino”, relata Forero.

En 2004 Hidalgo se mudó a Estados Unidos para doctorarse en Física en la Universidad de Notre Dame -luego trabajó en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y en la Kennedy School of Government de la misma universidad, y fue profesor asistente y asociado en el Massachussets Institute of Technology (MIT), dirigiendo el grupo de aprendizaje colectivo en el MIT Media Lab- mientras su amigo trabajaba en el Museo Interactivo Mirador (MIM) y realizaba un magíster en Arte, con el fin de profundizar el vínculo entre la ciencia, los medios tecnológicos y la producción creativa y artística. 

Se mantuvieron en contacto. En 2017 Hidalgo se enteró que su excompañero tenía una empresa, Ludique, que se especializaba en trabajo multimedia y software interactivos. La empresa, que partió con un enfoque en educación, mutó a la publicidad y el marketing.

“Me parecía muy interesante lo que hacía. Yo trabajaba en el MIT, y conocía a mucha gente que hacía ese trabajo. En esa época había comenzado a experimentar en temas de realidad virtual, me interesaba el medio, me apasionaba desde los años ‘90 cuando hubo una primera ola, y como sabía que a Jorge también le gustaba la música (estudió violín y guitarra clásica en la Escuela Moderna, Audio Digital en DGM y música electroacústica en la Arcis), le conté mi idea: hacer videos musicales en realidad virtual inspirada en esa nostalgia que tuvimos mirando Sábado Taquilla, Extra Jóvenes, MTV y otros programas del estilo que mostraban videos musicales”.

El tema le apasiona: mientras lo explica habla rápido y se ríe de los recuerdos de sus veintitantos. 

“¿Te llega el flashback?”, le pregunta Hidalgo a su socio, invitándolo a participar en la conversación. “Al escucharte Foti (apodo de Hidalgo) me llega un flashback de muchos momentos juveniles tocando música”, dice Forero.

Ambos tienen grupos de música predilectos -Congreso y Frank Zappa, por parte de Forero; Pink Floyd, Los Jaivas y Daft Punk, en el caso de Hidalgo-, pero, aclaran, “más que tocar temas de otros, que también lo hacíamos, inventábamos canciones, había noches en la facultad de Física que dedicábamos a esto”, relata Forero, quien es estudiante de doctorado en Medios Digitales por la Universidad de Porto, Portugal.

Definieron roles: Jorge sería el creador audiovisual, y César, el productor que contactaría a los artistas y coordinaría -a través de su empresa Datawheel- la producción del proyecto, que él coloquialmente llama “MTVerso”.
 

Canciones inéditas

“Encontramos la primera canción, una de Breaking Forms, banda de dos chilenos -Nicole L’Huillier y Juan Necochea-, y Jorge en pocas semanas mandó el primer video, en blanco y negro, que parte ambientado en un espacio lunar con unos gorilas, caes por un túnel a una nave espacial... todo un viaje psicodélico. Tiene un look muy de los años ‘90”, cuenta Hidalgo.

Forero complementa: “Los artistas compusieron con una inspiración medio espacial, y yo intenté reflejarlo en el diseño. En mi cabeza tenía la película de Kubrick, por eso se ven unos monos que bailan mientras se escucha la melodía de la canción I keep learning, I keep falling”. La otra canción, Running Away -una balada más tranquila-, la compuso Katy Snax, a quien Hidalgo conoció en EEUU.

“Solíamos organizar noches de música en Datawheel, y ella iba a tocar”, recuerda. La tercera melodía, Music is the language, “de onda más funk”, es de Danny Magnani, editor de audio para cine y series de tv.

“Hay tres historias distintas, una asociada a cada tema, que, a su vez, consisten en creaciones musicales 100% originales, creadas para este proyecto. Nosotros no queríamos hacer videos para canciones que todo el mundo conoce, sino que fueran desconocidas para el mundo y nosotros darlas a conocer”, asegura Hidalgo.

“Además el tema de los derechos de autor es muy costoso, no es llegar y tener a Roger Waters en un proyecto como este. Y las canciones que tenemos nosotros son muy buenas”, añade.
 

El modelo de negocios y el Covid

Junto a Datawheel analizaron el modelo de negocios. “Ponerse un casco 2 horas es solo para los fanáticos, no para el público general”, explica. Una experiencia de tres a cinco minutos, concluyeron, sería interesante y memorable para las audiencias.

Hidalgo pone como ejemplo el videojuego Richie’s Plank Experiencie, que simula que uno está sobre una tabla entre medio de rascacielos. “Es muy profundo, es caso de estudio, el estímulo es tan cercano que hace que las personas se apaniquen y no quieran caer al vacío”, complementa Forero.

La idea del proyecto musical tenía como requisito que fuera fácil de usar, que los consumidores usaran el casco, sin mucha explicación de por medio. “Hace unas semanas hicimos una fiesta en la casa y los niños se ponían los cascos fascinados, se los turnaban entre ellos y los adultos nunca tuvimos que apretar ningún botón”, relata.

Pero comprar los equipos es costoso -se requieren cascos especializados, aunque igual se puede ver en 2D-, la idea era vender la experiencia a grupos en plazas, playas, afuera de discoteques, por 1 o 2 euros.

Hidalgo cuenta que Datawheel accedió a financiar el proyecto, cuyo costo fue de 20 mil dólares por los tres videos en una primera etapa. Estaban listos para lanzar cuando en febrero de 2020 llegó el Covid al mundo. “Ese modelo es imposible de ejecutar, nadie va a querer ponerse en la cara un casco que otro usó recién”, asegura el físico.

“¿Qué hacemos?”, se preguntaron. Le dieron una vuelta y desarrollaron un modelo gratuito. “Asumimos la pérdida, el trabajo ya estaba listo, creemos que el contenido es muy bueno, entonces lo lanzamos”, dicen. Así, este 18 de mayo el proyecto quedó disponible en Steam, plataforma para bajar videojuegos.

“Quizás no llegamos al puerto que pensábamos, pero sí llegamos a un final, llegamos a producto, lo que es importante en el viaje de un emprendedor. Los científicos publicamos papers sin nada a cambio, esto es similar”, dice Hidalgo.

Y concluye: “Me gustaría seguir aprendiendo. Acá en Francia conocí a un baterista y nos juntamos cada cierto tiempo a componer. A medida que uno crece en la vida uno se da cuenta que hay una necesidad de expresarse, y si uno no desarrolla esas destrezas, más allá de cantar en la ducha, puede haber frustración. Para la guitarra soy malo, pero tengo 22 años de experiencia y puedo expresarme”.

La vida en Francia

 
Después de casi una década en el Media Lab del MIT –el único latino en su profesorado–, en 2019 Hidalgo llegó a la Universidad de Toulouse donde continúa con sus investigaciones en aprendizaje colectivo y Big Data, que le han valido el reconocimiento mundial, así como con su emprendimiento Datawheel, una compañía que se dedica a la creación de herramientas de integración, distribución y visualización de datos, fundada en Boston hace nueve años y que hoy tiene oficinas en Estados Unidos y Chile.

El grito de Pola y la historia tras Nueva Clínica Cordillera

Lo que ocurrió el fin de semana pasado con la enfermera Pola Álvarez -quien fue apuñalada a pasos del establecimiento- puso en la agenda noticiosa a la Nueva Clínica Cordillera. Algunos trabajadores han acusado situaciones de violencia verbal y psicológica. Las más graves, incluso, han llegado a tribunales. Aquí, una crónica con detalles de la cultura interna y la historia de Redinterclínica, el holding controlador, que es propietario de otras tres instituciones en el país y que antes de la pandemia tenía un ambicioso plan de expansión.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR