Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Criptomonedas: ¿Cuánto se está minando en Chile?

Criptomonedas: ¿Cuánto se está minando en Chile?

El alto precio de la electricidad no ha sido un obstáculo para que cada vez más personas minen criptos desde casa, incentivadas por el constante aumento en la cotización de estos activos.

Por: Fernando Vega | Publicado: Viernes 27 de agosto de 2021 a las 11:00
  • T+
  • T-

Una ventana siempre abierta incluso en los días más fríos del año, un consumo eléctrico alto para una persona sola y unos pequeños zumbidos que si uno tiene buen oído capta de inmediato, son los únicos indicios de que en el piso 14 de un edificio en pleno centro de Santiago se están minando criptomonedas.

Unos kilómetros más al oriente, en Providencia, una pieza completa de una casa familiar en Las Amapolas se utiliza para lo mismo.

Aunque no hay cifras oficiales, en Chile cada vez más personas minan criptos desde sus casas, incentivadas por el constante aumento en la cotización de estos activos.Si bien se estima que acá se genera menos del 0,1% de todo el movimiento global en torno a este nuevo negocio, el número de personas dedicadas a ello superaría las tres mil. A lo menos, eso calculan quienes participan en la actividad en Chile y que sostienen que se está viviendo un boom local de criptominado. Muy reservado, eso sí.

Ese criptominado local es posible encontrarlo hoy en redes sociales como Telegram y Discord, cuyos foros están llenos de preguntas y respuestas, datos de precios y disponibilidad de insumos, ya que se ha tornado casi imposible encontrar algunos elementos en las tiendas de computación e incluso se comenta de listas de espera.

En las empresas de distribución eléctrica dicen no haber detectado “granjas” de minado como en otros países. La razón de ello, sería el alto costo de la energía nacional, que desincentivaría la creación de grandes superficies, pero sí permite a miles de personas tener entre una y tres máquinas conectadas 24/7.

La minería se está haciendo en todas partes, especialmente desde Santiago al sur o donde sea que esté más fresco para instalarse. Descifrar los códigos que soporta el blockchain o cadena de bloques es algo que puede hacerse en cualquier lugar que disponga de internet estable, electricidad, y frío -mucho frío- para ahorrar gastos en la refrigeración de los equipos, que jamás se apagan y generan mucho calor.

Con opiniones a favor y en contra y muchas dudas del público general, el fenómeno de las criptomonedas parece no detenerse. El pujante negocio se ha convertido en la última fiebre de la economía digital. A la más conocida, Bitcoin, que llegó a transarse en US$ 60 mil, se suman otras no tan famosas pero que también ofrecen diversas posibilidades para generar un nuevo ingreso. En Chile los mineros se inclinan principalmente por Ethereum, aunque siempre existe la posibilidad de cambiarse a otra moneda.

¿Cuánto ganan?

En febrero pasado, la Universidad de Cambridge presentó el Índice de Consumo de Electricidad de Cambridge Bitcoin, que reveló que el minado de esta cripto equivale a la misma energía que al año necesitan varios países para vivir.

Ese alto costo para el medioambiente, ha sido cuestionado hasta por los promotores de estos activos como el propio dueño de Tesla, Elon Musk, cuyo reclamo hizo bajar la cotización del Bitcoin tras la aparición de ese informe.

Pero entre quienes minan en Chile sostienen que en el país, el 24% de la energía proviene de fuentes renovables, mientras que en los mercados donde están las mayores minas de criptos, la electricidad es generada por fuentes contaminantes como el carbón o diésel.

Varios coinciden en todo caso, en que el gasto de energía no es un problema grave aquí. Al final del día, aunque las tarifas no sean tan bajas como en Argentina (la nueva meca de minería por su electricidad subsidiada), las ganancias permiten asumir esos costos. A eso se suma que la luz en Chile se paga en pesos (que están cayendo), mientras que lo que se gana viene en dólares (que van en alza).

Varios han visto cómo se han duplicado sus boletas de electricidad, pero las ganancias son tan altas que ese costo no significa un problema. Según sus números, una sola máquina en una casa consume el equivalente a unos $ 40 a $ 70 mil mensuales adicionales, nada para quienes generan más de US$ 1.300 mensuales (poco más de $ 1 millón) minando. Si se le descuenta la electricidad, el negocio es altamente rentable.

No hay placas

Se necesitan eso sí unos $ 7 millones para armarse un buen rig. Lo más caro son las placas de video y varios complementos. Pero en menos de un año y medio ya se amortiza, según relatan varios mineros. Cuanta más potencia y capacidad tengan sus equipos, más ganan.

Y eso lo saben sobre todo los vendedores de hardware: en los últimos meses se han agotado en Chile -como en todo el mundo- las placas de video de la marca Nvidia, así como algunos cables y las CPU. Un rig es como un computador, con los mismos componentes que los tradicionales. La diferencia está en las placas de video, que se les añaden: al menos una, aunque hay rigs que soportan hasta 13 y funcionan con mayor velocidad. “Depende de cuánto quieras o puedas invertir y por cuánto tiempo. Mientras más placas metes, más rápido”, explican por teléfono en una tienda de computación.

En MercadoLibre los vendedores incluso anuncian las próximas llegadas de productos y hasta la reserva de éstos, dada la escasez de componentes. Hoy en todo el mundo se está minando y varios componentes computacionales son demandados por los gamers. También hay gente que encarga piezas usadas, por la página estadounidense de subastas eBay.

Las placas de video pueden llegar a costar más de $ 1 millón y se necesitan al menos tres, aunque se puede partir con una. Hay de menor valor, pero las más codiciadas son las “3070” de Nvidia, porque además de su potencia, no se calientan tanto.

También ya hay varios que arman rigs para llegar y enchufar, con asesoría gratis. Para sacarles el mejor provecho entregan una lista de tutoriales de YouTube para no perderse entre los cientos que están disponibles en ese sitio.

La caída de CrazyPool

Minar una cripto no es rápido. Por eso existen los llamados pools, en que varios mineros se unen cooperativamente para conseguir un bloque de este activo. A cambio reciben una recompensa en la misma moneda que minan, ganancia que se puede utilizar luego para otras transacciones o convertir a dólares o pesos.

Las operaciones se conservan en miles de computadores de todo el mundo, lo que impide el fraude, ya que cada transacción es única.

Sin embargo, las criptomonedas almacenadas en línea corren el riesgo de un ataque informático, robo o caída, como sucedió en las últimas semanas cuando el pool CrazyPool, que opera desde Chile pero cuyos dueños se desconocen, sufrió una caída que desató una ola de indignación en las redes. En países como Argentina y Lituania, donde el pool es bastamente conocido y utilizado, hasta se habló de una estafa chilena.

En la red social Reddit, apareció en la semana una copia de un mensaje enviado por Mr. Crazy -administrador del pool- en Telegram y Discord donde indicaba que se perdió toda la base de datos, debido a una falla. En total, más de dos mil mineros fueron afectados entre el 5 y 6 de agosto.

“Estuve minando Ethereum desde CrazyPool por unas tres semanas, desde que me quedé sin trabajo. Hace una semana mi saldo era cero, al igual que miles de pequeños mineros. El administrador dijo que lo repondrían, pero eso no ha pasado. Incluso me bloqueó”, narró en Reddit el usuario Inc byakya. Otros usuarios añadieron que este pool es bien pequeño frente a otros como Ethermine, que tiene a más de 200 mil.

Ethereum, que es la moneda mas utilizada para el minado, registró un aumento del 1000% entre octubre 2020 y mayo del 2021. Al  cierre de este artículo, su precio era de US$ 3,190.86

Claro que según Javier Urrutia, fundador y CEO de Coredevx, un centro privado de investigación e innovación en desarrollo de software e interfaces digitales, el mundo del minado va a cambiar fuertemente en menos de un año. 

“Ese modelo de minado pronto llegará a su fin cuando la segunda cadena de bloques más importante de Ethereum cambie su modelo de validaciones de prueba de trabajo a prueba de participación, lo que significará un menor costo en consumo eléctrico, menor capacidad de cómputo para minar, pero requerirá en contraparte garantizar el esfuerzo de minado con una participación de quien quiera minar poniendo como garantía una cantidad no menor de dinero (en Ethereum obviamente), lo que sin duda dará mercado para un nuevo tipo de negocio”. El boom del minado hogareño de criptomonedas está recién comenzando en Chile.

 “Es bien sencillo armar el equipo"

Con una pequeña inversión y formación como informático, el uruguayo Fabián Fiori (40) montó hace poco mas de un año en su casa en Santiago un rig para buscar una alternativa de ingresos. “Creo que el mundo de las criptomonedas ha crecido mucho este ultimo año en Chile, incentivado principalmente por el alza de las monedas, generando altas ganancias a aquellos que compraron a unos dólares.  Dado este aumento y la fama de las criptomonedas, nace esta tentadora alternativa del minado, en vez de comprar en el mercado”, explica.

-¿Es aún rentable?

-Aún es rentable minar criptomonedas, aunque hay que hacer un muy buen cálculo de la inversión que se realiza versus las ganancias que se esperan obtener. Hay que tener un poco de experiencia en informática, pero es bien sencillo armar el equipo. También existen dispositivos especializados para minar, que se venden en China o USA (más profesionales), pero el costo es bastante más elevado (desde mi punto de vista, menos rentables). 

-¿De qué depende?

-La pieza fundamental para el minado son las tarjetas gráficas gamer (Ya que utilizan su GPU para realizar los cálculos matemáticos para lograr el minado). Con eso en tu equipo e instalando un software especializado, ya puedes comenzar el minado.

El cuento del tío más grande de la historia de Chile

Un desconocido se hizo pasar por el CEO de una compañía en Canadá. Por medio de mensajes de WhatsApp (todo en inglés) logró que el gerente de la filial en Chile -quien luego dejó la firma- hiciera una transferencia millonaria.

Las torres de alta tensión que sacuden Melipilla

La empresa Eletrans II está a cargo del proyecto y enfrenta una serie de acusaciones ambientales que podrían afectar el negocio. Además, la conocida familia Lombardi busca revocar la RCA y se querelló por estafa contra dos altos ejecutivos que trabajaron en la compañía.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR