Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

El momento SMU: Saieh saca números azules y Southern Cross prepara su exit

El momento SMU: Saieh saca números azules y Southern Cross prepara su exit

El fondo de inversión tiene que vender su 11% sí o sí a mediados de 2026 como plazo máximo. Mientras, el empresario Álvaro Saieh ha recibido grandes dividendos gracias a la política de repartir el 75% de las utilidades. La supermercadista pasa por una buena racha y tiene planes para abrir 58 nuevas tiendas en Chile y Perú.

Por: Nicolás Durante | Publicado: Sábado 22 de junio de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-

Aunque la competencia no está fácil con la arremetida de las tiendas de conveniencia y dark stores, SMU mantiene su tercer lugar en la industria supermercadista. Y apuesta por seguir ganando posiciones en Chile y Perú. 

La firma que agrupa las marcas Unimarc, Mayorista10, Super 10 y Alvi en Chile, así como MaxiAhorro y Mayorsa en Perú, dice tener una participación de mercado de 17% en su país de origen. En tanto, el 67% de sus ingresos viene de sus 292 locales Unimarc, otro 17% de los Mayorista10 que suman 64 ubicaciones, Alvi con 14% y 34 tiendas, y en Perú otras 30 sucursales que representan el 2%

Pero la ambición de la cadena gerenciada por Marcelo Gálvez y dirigida por Pilar Dañobeitía y Francisca Saieh ha sido bien recibida por el mercado. Aunque la cobertura de corredoras es baja, dos clasificaciones de riesgo (ICR y Feller Rate) subieron su calificación crediticia, y con eso -más las mejores tasas en el mercado-, SMU inscribió bonos por 3 millones de UF, de los cuales ya ha colocado 2,5 millones de UF con buenos resultados. Todos, con miras a refinanciar pesados pasivos que vencían en 2025. 

En el mercado apuestan a que la única firma operativa que mantiene el Grupo Saieh en Chile, tras salir de Corpbanca y Vivo luego de procesos de reorganización en Chile y EEUU, está pasando por una buena racha y va a haber cambios en su propiedad en el mediano plazo.

“Dieron vuelta una empresa que estaba mal, costó integrar tantas marcas pequeñas del sur de Chile, y ahora está sana, invirtiendo y limpiándose financieramente”, dice un operador de la industria de supermercados. 

Los Montserrat

En 2022, y tras la aprobación de la Fiscalía Nacional Económica, SMU compró 21 locales de la extinta cadena Montserrat. 

Con esas posiciones, esperan abrir 23 tiendas combinando Unimarc y Alvi y posicionando multiformatos en algunas de esas plazas. 

Con eso, el plan de aperturas suma 58 nuevos locales: 27 Unimarc, nueve Alvi, siete Super 10 y 15 MaxiAhorro y una inversión de US$ 120 millones, que financiarán con caja. 

Las ex Montserrat se concentrarán en las regiones Metropolitana y Valparaíso, lo que significa una “inversión con un retorno más alto que una tienda completamente nueva”, recalcan en una presentación a inversionistas de marzo, en la última emisión de bonos. 

Además de las nuevas aperturas, planean remodelar y reconvertir 78 tiendas actuales. Y la red de distribución va a crecer 40% en metros cuadrados en Chile y 120% de metros cuadrados en Perú. 

Mirando sus números, se revela que el saldo de caja a diciembre de 2023 fue de $ 105.000 millones, menor en $ 20 mil millones que a diciembre de 2022, pero muy por sobre el mínimo objetivo que se fijó la empresa de $ 50 mil millones. Además, en enero de este año recibieron el pago de seguros por $ 52 mil millones, que se va a la caja, relacionados con daños que sufrieron sus locales en el estallido social. 

El uso que le dieron al efectivo de 2023 incluyó amortizaciones por $ 40 mil millones de bonos y deuda bancaria -el 96% de su deuda es en bonos y sólo 4% con bancos, mientras que su ratio Pasivo/Ebitda fue de 3,7 veces en 2023- e inversiones de capital por $ 95 mil millones. 

En 2025 tenían vencimientos de deuda por $ 144 mil millones, pero con los refinanciamientos la bajan a $ 51 mil millones el próximo año, y suben en 2029 y 2037 el pago de bonos. Mientras que con bancos saldarán deudas este año. Según sus estados financieros, tienen deudas con el BancoEstado, el Chile y el China Bank. 

La primera colocación de deuda la hizo el 21 de marzo por un total de 1.000.000 de UF (aproximadamente $ 37 mil millones o US$ 38 millones) a un plazo de 10 años y una tasa de interés anual de 4,44%. 

“Los fondos recaudados se destinarán en un 100% al refinanciamiento de pasivos financieros. La transacción contó con una importante participación de inversionistas institucionales, incluyendo fondos de pensiones, compañías de seguros y fondos mutuos”, comunicó la empresa. 

En su momento, Arturo Silva, gerente corporativo de administración y finanzas de SMU, señaló que “la posición de caja de la Compañía hoy nos otorga mucha flexibilidad para hacer frente a los vencimientos de deuda y otras obligaciones financieras que tenemos en 2024 y 2025. Cerramos el 2023 con un importante excedente de caja y, además, en enero de 2024 recibimos $ 52 mil millones de las compañías de seguros. Colocaciones de bonos como la que realizamos hoy nos permiten continuar nuestra estrategia de realizar refinanciamientos parciales de deuda, y la estructura de este nuevo bono, que vence en el año 2034, nos permite aplanar el perfil de amortizaciones”. 

Mientras que el 4 de abril vino la segunda colocación por un total de 1.500.000 de UF (unos $ 56 mil millones o US$ 58 millones) a una tasa de interés anual de 4,27% y un vencimiento de cinco años. En esa ocasión, la demanda fue de 1,6 veces el monto colocado, lo que habla del buen momento financiero de la supermercadista y que también muchos inversionistas han vuelto a la bolsa tras colocaciones de acciones y próximos aumentos de capital. También se sumaron fondos de pensiones, compañías de seguros y fondos mutuos en la compra de la nueva deuda. 

Southern Cross de salida

La propiedad de SMU la tiene CorpGroup, de la familia Saieh, con el 45,8% de las acciones, seguido por Southern Cross con el 11,3% y el restante 42,9% está en fondos y pequeños accionistas. 

“Al 31 de marzo de 2024, el principal accionista del Grupo SMU, es la familia Saieh con un 40,55% de participación económica, a través de las inversiones que ésta posee en las siguientes sociedades: Inversiones SMU Matriz Ltda., CorpGroup Holding Inversiones Ltda., CorpGroup Inversiones Ltda., Inversiones SAMS S.p.A, Fondo de Inversión Privado Épsilon y Retail Holding S.A. y Retail Holding II S.p.A”, se lee en sus estados financieros. 

Sin embargo, por muchos años los Saieh tuvieron más del 50%, pero por acciones en prenda de las deudas aguas arriba, el año pasado los acreedores ejercieron la venta de acciones, lo que hizo que los Saieh bajaran del 50%, pero siguieran controlando en los hechos el directorio y la empresa. 

Para ellos, la empresa pasa por un excelente momento, han dicho, y están felices con la inversión. Y eso se nota en la aprobación en 2022 de una política de reparto de utilidades de 75%, siempre que la situación lo permita. 

El año pasado, el 15 de mayo, el directorio acordó repartir $16.658 millones, correspondiente al 75% de las utilidades del primer trimestre de 2023; luego el 16 de agosto de 2023 aprobaron repartir otros $14.088 millones de las utilidades del segundo trimestre; en noviembre fueron otros $8.426 millones por el tercer trimestre de 2023. Mientras que el saldo del año pasado, $27.415 millones, se aprobó repartir en la junta de accionistas de este año y se pagó en mayo. 

Asimismo, hace un mes ya aprobaron repartir $14.334 millones por el 75% de las utilidades del primer trimestre.

Además, la acción está repuntando. El papel estuvo en su punto más bajo en julio de 2021, cuando transó en $ 76, y ahora está rozando los $ 170. En bolsa, la empresa vale US$ 1.019 millones, al cierre del viernes. 

Por eso, la gran pregunta que se hacen en el mercado es si va a haber cambios de propiedad. Los Saieh han dicho a cercanos que están felices con la inversión y con cómo le está yendo a la empresa, por lo que no está en sus planes vender. 

Sin embargo, el que va a salir sí o sí es el fondo de inversión de Southern Cross. La firma está invertida en este activo desde 2008, cuando crearon Supermercados del Sur a través de la adquisición y fusión de nueve cadenas de supermercados en el sur del país, para crear la cuarta cadena de supermercados más grande de Chile. En septiembre de 2011, Supermercados del Sur se fusionó con SMU en un proceso no exento de polémicas entre los nuevos socios. 

Sin embargo, hasta la fecha han aplazado por lo menos dos veces la salida obligatoria del fondo. La última se hizo a mediados de 2021 por cinco años. Eso quiere decir que Southern Cross tiene fecha perentoria para salir: mediados de 2026. 

En el mercado indican que todavía no hay un proceso de venta formal por el 11% que tienen y que se valoriza en  US$ 112 millones, pero que hacia fines de año o inicios del otro ya deberían empezar a planificar la liquidación de la inversión. 

Las opciones son varias: vender a otro fondo, a un solo accionista, o aprovechar el alza de las acciones y rematar su participación en bolsa al mejor postor. Si los Saieh van a querer comprar o no, hoy con el actual estado de salud financiero del grupo se ve complicado, pero quién sabe lo que vaya a pasar en los próximos 24 meses.

Los cristales chilenos que llegan a Ave María, al sur de Florida

Dialum, compañía chilena de venta de cristales para la construcción, está silenciosamente levantando una fábrica de 10 mil metros cuadrados en Ave María, un pueblo religioso al sur de Florida, Estados Unidos, fundado por Tom Monaghan, creador de Domino’s Pizza.

Medioambiente, deportes y universidades: los sectores beneficiados por las millonarias donaciones del entrenador de Tabilo

Horacio Matta es chileno, ex alumno del Instituto Nacional y ex jugador de tenis. Hizo poco ruido en las canchas como jugador. sin embargo, ha tenido una exitosa carrera como entrenador: Pasó por la academia de Nick Bollettieri, entrenó a Fernando González y Cristián Garín, y trabajó en UCLA y Stanford. Hoy dirige a Alejandro Tabilo. Pero atrás de las pelotas, raquetas y arcilla, Silenciosamente, ha donado cientos de millones de dólares en Estados Unidos junto a su señora, Anne Grousbeck.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR