Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

La fábrica de startups con la que Sonda amplía su portafolio de servicios

La fábrica de startups con la que Sonda amplía su portafolio de servicios

La empresa fundada por Andrés Navarro armó un ecosistema con 30 startups especializadas en diversos servicios. ¿Cuáles son las áreas que abarca su nueva oferta de valor? Videovigilancia, logística, eficiencia en el uso de agua y más.

Por: Antonieta de la Fuente - foto: Verónica Ortíz | Publicado: Sábado 4 de junio de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-
Un sistema de videovigilancia que permite hacer reconocimiento facial, identificar el sexo y la cantidad de personas en un estadio, o las cajas al interior de un almacén. Un videojuego de reclutamiento de personal que permite clonar perfiles en los procesos de selección para encontrar características similares para cargos específicos.

Una startup que instala sondas que miden todo lo que pasa debajo del suelo
, desde la humedad y la temperatura y nutrientes, para monitorizar problemas asociados a la crisis hídrica.
 
Las tres son parte de los emprendimientos que desde hace cinco meses configuran el ecosistema de startups de Sonda. Se trata de una estrategia que se delineó en 2021 cuando se definieron ocho ejes para el crecimiento de la compañía en los próximos tres años. Uno de ellos era entrar a Estados Unidos, objetivo que cumplió en febrero de este año cuando anunciaron la creación de Sonda USA Inc. en Dallas. 

Y otro apuntaba a la necesidad de crecer en negocios digitales, involucrarse con el mundo startup y así convertirse en un imán de talentos para la empresa. 
El tiempo apremiaba. Había que crecer rápido. Por eso, aunque la compañía tenía la opción y la capacidad para generar nuevas tecnologías y algoritmos, se dieron cuenta de que tomar ese camino implicaría perder el “time to market”, como explica Juan Ariztizábal, el gerente corporativo de Workplace Service, quien lleva más de 10 años en Sonda -luego de llegar a la empresa tras la compra de Quintec en 2011- y quien fue el encargado de llevar esta estrategia adelante.

Así, se pusieron manos a la obra. 
En enero empezó el scouting. Para eso, fue clave determinar qué tipo de servicio tecnológico requerían sus clientes que no estuviera en su portafolio actual de servicios. Armaron una plataforma interna en la que los gerentes de área y sus equipos comerciales pueden subir requerimientos de los clientes y ver si hacen match con algunas de las startups que ya forman parte del ecosistema.

Monitoreo de pozos petroleros, control de calidad para producto agropecuario, son algunas de las que están hoy dentro del dashboard interno, donde los trabajadores de la compañía pueden hacer observaciones. 

Si no existe ningún servicio asociado, el equipo de Aristizábal, compuesto por ocho personas, debe empezar a buscar. Publicaciones de prensa, información de family offices, VCs, y recomendaciones de directores, son puentes de contacto para dar con los emprendimientos idóneos.  

Pero para que uno de ellos logre formar parte del ecosistema, deben pasar primero los tres requisitos básicos: que los servicios estén alineados con los objetivos estratégicos de Sonda, que tengan un producto que sea más que un prototipo y que ya estén facturando a algún cliente, independiente del monto. Si se cumple todo eso, entonces pasan al proceso de selección que lideran los gerentes de cada una de las líneas de servicio de la empresa, basados en los desafíos y necesidades de sus clientes. Si pasan todo el proceso, entonces la startup entra al ecosistema a través de la firma de un acuerdo comercial.
 
Cazar el oso
Lo de Sonda se aleja de la estrategia que han seguido otras empresas que han preferido entrar en la propiedad de startups para que crezcan bajo su alero. Por eso, más que apostar por el corporate venture capital, la empresa de la familia Navarro prefirió primero crear un ecosistema y generar contratos comerciales para luego analizar la opción de entrar en el equity. 

“Mi mirada acá es como yo digo siempre: cacemos el oso y después nos lo comemos o lo repartimos. Yo creo que el entrar en la propiedad es como simple, porque tú pones plata y te quedas como espectador. Nosotros acá ponemos plata, pero jugamos el partido junto con la startup. Hay muchos que invierten y a fin de mes llaman a la startup para que rinda cuentas. Y ahí el foco está en el equity. Nosotros estamos con el foco en desarrollar las startups”, explica Ariztizábal.

En el piso 6 del edificio corporativo de la compañía, ubicado en la esquina de Teatinos con Catedral, tienen un cowork donde los fundadores y trabajadores de los diferentes emprendimientos que forman parte del ecosistema pueden instalarse y usarlo como oficina temporal o para reunirse con posibles clientes.

A diferencia del resto del edificio, más señorial y corporativo, este espacio tiene un look más juvenil, con sillas de colores, plantas, mesas compartidas, cafetera y tipografías modernas. Porque en este camino Sonda también busca instalarse como una marca que pueda atraer y retener talentos por el hecho de participar en todo lo que está ocurriendo con el mundo de las startups. 

“Vemos que podemos acelerar el crecimiento de los negocios y de estas soluciones que son parte del ecosistema con el aporte de lo que llamamos dinero inteligente, es decir, la red de oficinas que tiene Sonda en toda Latinoamérica, los más de 400 vendedores que tenemos y el acceso a los 11 países en los que operamos”, agrega el ejecutivo.

Aunque se trata de una estrategia que está recién partiendo para Sonda, Ariztizábal dice que ya tienen capacidad para crear oportunidades de negocio por US$ 40 millones, de los cuales, explica, aproximadamente un 60% va para Sonda y un 40% para las startups, considerando el aporte comercial y financiero que realizan. De hecho, desde enero a la fecha, ya han creado negocios por 6 millones de dólares. Pero la idea es seguir haciendo crecer el ecosistema.

“Aspiramos a tener del orden de 100 startups dentro del ecosistema, pero lo que sí buscamos es tener balance y que podamos ir cubriendo todo el espectro que pueda dar con alguna problemática o necesidad de nuestros clientes”, dice. 
 

Vacas, juegos y bienestar

En el proceso de scouting, Sonda mira a todo el mundo, no solo a los países donde tiene oficinas. De las 30 startups que hoy forman parte de su ecosistema, 35% son chilenas. El resto son brasileñas, argentinas, de Costa Rica, Colombia o de países donde incluso la empresa no tiene oficina, como Israel.

Es el caso de Cropx, con la cual firmaron contrato para crecer en tecnología relacionada al riego y a la eficiencia en el uso de agua. Se trata de un emprendimiento que instala sondas que miden todo lo que pasa debajo del suelo y que está focalizada en el manejo de las problemáticas hídricas que hay en el mundo. 

“Con ellos estamos haciendo pilotos para terminar de diseñar cómo va a ser la oferta con la que vamos a salir al mercado. Esta empresa está relacionada directamente con sustentabilidad y gestión del medio ambiente, todo lo que ahora se viene”, explica Ariztizábal.

DigiRodeo, en tanto, es una empresa argentina que digitaliza ganado a través de chips. “Se le instala un sensor a la vaca que te permite ver cuántas veces fue a comer, cuánto tiempo estuvo pastando, y puedes calcular eso y sacar patrones. Pero además, el plan es combinar las soluciones de estas dos startups (Cropx y DigiRodeo) para avanzar en un plan más integral de transformación del sector ganadero nacional en base a la ganadería regenerativa, donde la trazabilidad del suelo, pastizales, agua y productores, son clave. 

Otro de los miembros del ecosistema es Justwe, una startup que permite sacar patrones de consumo de agua para hacer más eficiente su uso. Con ellos, Sonda trabaja actualmente en un proyecto con la Comisión Nacional de Riego, para gestionar mejor los sistemas de riego instalados en todo Chile. 

Otra solución con la cual trabajan es Genomawork, una startup que se dedica al reclutamiento de personas a través de juegos en Internet. “Los postulantes a un puesto juegan y la inteligencia artificial define el perfil de esas personas en base a los resultados que obtienen. En Sonda estamos haciendo la evaluación para empezar a usarlo internamente, pero ya trabajan con muchas empresas en el mercado, con el Banco Santander o Starbucks”, agrega el ejecutivo.

Omnix, por su parte, es un emprendimiento que trabaja en optimización logística en base a inteligencia artificial. Trabaja con los inventarios de las empresas de retail y gestiona el envío de productos de la manera más eficiente posible. Ya están trabajando con algunas empresas locales. 

Otra es NDVida, una App creada en Brasil, que ya fue premiada por Microsoft en ese país, y que concentra en una misma base todos los datos asociados con la calidad de vida de las personas, desde cuenta pasos, hasta medidores de presión, con el fin de sacar patrones de comportamiento y entregar recomendaciones. 

Pero por estos días, una de las startups que más entusiasmados los tiene es Xompass. Se trata de una empresa de video analítica con la cual actualmente participan en una licitación en la Municipalidad de Las Condes que requiere instalar cámaras con videovigilancia para su programa de seguridad.

“Ahí entra esta estrategia del dinero inteligente. Para que Xompas pueda participar de esta licitación necesita una boleta que garantice la oferta, porque si es adjudicada se necesita comprar infraestructura por millones de dólares y Sonda tiene la capacidad de entrar con eso”, dice el ejecutivo. 
 

La fábrica

En paralelo a la creación del ecosistema, Sonda está también generando sus emprendimientos propios. Su plan es ser una especie de incubadora de proyectos que han crecido internamente y que ahora quieren transformar en startups y lanzarlos al mercado para que vuelen. Actualmente tienen tres proyectos en carpeta, dos nacidos en Brasil y uno en Chile.

S
e trata de Digital Kitchen, una startup que a través de tecnología de Internet de las Cosas (IoT) analiza los desperdicios de comida en grandes casinos. El otro proyecto es Sales Advisor, que permite ir a una tienda y comprar directamente a través de una tablet o smartphone, sin la necesidad de hacer fila en una caja. La tercera apuesta es una solución de scoring financiero, cuyo fin es conocer el comportamiento del cliente. 

“Queremos sacarlos al mercado, ponerles una marca, un logo y un CEO a cargo, que la idea es que sea un emprendedor que logre sacarla adelante. Y las vamos a soltar y dejar que naveguen solas para que luego puedan llegar venture capital a invertir en ellas”, adelanta Aristizábal.

Los terrenos de la Patagonia chilena que se venden en Nueva York

La firma local The Real Eco State ha vendido más de 6 mil hectáreas y acaban de abrir una oficina en Nueva York para captar clientes extranjeros. Además, están trabajando con la NASA para validar datos de captación de CO2. “Mi propósito fue conservar la naturaleza y terminó siendo el negocio más próspero que he hecho en mi vida. Me han invitado a juntarme con actores de Hollywood que quieren aportar al proyecto”, comenta su fundador, Felipe Escalona.

Manuel José Vial, el hombre al frente de La Polar en medio de la crisis

Es el hijo del controlador de la multitienda, Leonidas Vial, tiene 38 años y aunque es abogado tiene mentalidad financiera, dicen en su entorno. Es él, junto con Manuel Severín, el gerente general, quienes están liderando el control de daños de denuncias de venta de ropa falsificada, que se suma el embargo que pidió AFP Capital.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR