Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

​​Octavio Gamboa de Swell sale de la cárcel: Un informe financiero reservado lo compara con Madoff

​​Octavio Gamboa de Swell sale de la cárcel: Un informe financiero reservado lo compara con Madoff

Una revisión de las diligencias que lleva la Fiscalía Oriente da cuenta de la declaración de un exempleado que inventó el algoritmo con que operaba Swell, justo en la semana que el exsocio de la gestora dejó Santiago 1 para volver a su casa.

Por: Nicolás Durante | Publicado: Sábado 12 de noviembre de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Una semana alcanzó a estar en una celda de Santiago 1 Octavio Gamboa, el ex gerente de inversiones y socio de Swell Capital, que reconoció una defraudación que hizo cerrar a la empresa. 

Este jueves la Corte de Apelaciones revisó la medida cautelar de prisión preventiva que había pedido la Fiscalía el 3 de noviembre tras formalizarlo por apropiación indebida y administración desleal. En su resolución, la Corte explicó que si bien Gamboa se expone a una pena de presidio mayor en su grado medio (desde 10 años y un día a 15 años de cárcel) existe una serie de atenuantes que podrían dar una salida alternativa.

El tribunal argumentó que además de Gamboa, también está formalizado Michael Suárez, el excontador de la empresa, y sobre quien pesa solo la medida de arresto domiciliario total.

“Esta Corte entiende que también habrá que proceder de la misma manera que se hizo con este otro imputado de apellido Suárez, motivo por lo cual se revoca la resolución apelada de tres de noviembre del año en curso, dictada por el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago, en aquella parte apelada, y se decide, en cambio, que se sustituye la prisión preventiva que afecta a Octavio José Gamboa Fernández, por arresto domiciliario total y arraigo nacional”, dice el dictamen de la quinta sala del tribunal de alzada.

El almuerzo nervioso

Pero mientras Gamboa vuelve a su casa a cumplir su arresto, la Fiscalía Oriente sigue acumulando antecedentes en la carpeta investigativa. DF MAS pudo acceder a parte de esta investigación. 

El 5 de octubre a las 16:21 horas se sentó Raúl Quiroga frente al fiscal Felipe Sepúlveda. El ingeniero civil declaró como testigo en el caso Swell tras su paso como empleado de la gestora de inversiones. Quiroga contó de su trayectoria, su paso por Tanner y Fynsa, la creación de complejos algoritmos matemáticos para inversiones, uno de ellos llamado ADN QUANTS, hasta que en diciembre de 2019 llegó a Swell. 

Quiroga llevó cuatro clientes a la empresa que operaban una cartera forward de US$ 550 mil: una sociedad de su padre, otra de su tío, un amigo y de otra persona más. “Como la cartera inicial es muy pequeña, la empresa me asigna como cliente a Inversiones Boris, para que administre forward por US$ 3 millones”, relató. Según él, no sabía que detrás de esa sociedad estaba el mismo Gamboa. 

Luego cuenta que hizo una reconstitución de los hechos ocurridos previo a la autodenuncia de Gamboa en julio del año pasado. El sábado 26 de junio Gamboa lo llamó para informarle que el cliente Inversiones Boris abandonaría la estrategia ADN QUANTS que Quiroga había inventado.

El miércoles 30 de junio, “Octavio Gamboa me solicita por WhatsApp juntarse a almorzar. Llegó bastante acelerado y estresado. Comienza el almuerzo solicitando disculpas por la decisión de Inversiones Boris de abandonar la estrategia ADN QUANTS y el efecto que este acontecimiento tendría en mis remuneraciones, lo que haría compleja mi situación dentro de la empresa. En el almuerzo surgió también el tema de que Inversiones Boris tenía abultadas pérdidas”, relata ante el fiscal. 

“Luego de varios comentarios, Octavio Gamboa termina sincerando su posición y comentó que en gran medida él es responsable de lo sucedido. Me dice que es él quien está detrás de Inversiones Boris, que el cliente es él mismo, lo cual claramente me sorprende y le pregunté de inmediato si la empresa tenía fondos para responder, a lo que me respondió afirmativamente”, dice la declaración.

“Dado este escenario inquietante, le dije que al día siguiente, jueves 1 de julio, a primera hora, cerraría las operaciones de mis clientes que tengan posiciones abiertas y, adicionalmente, les sugerirá discretamente un rescate total de sus inversiones hasta que se aclare lo que está sucediendo, ante lo cual Octavio Gamboa manifiesta ‘está perfecto’. Una vez terminada esta reunión, le pregunté si sus socios están al tanto de la situación, a lo cual él responde que no y que mañana se reunirá con ellos para informarles”, sigue el ex ejecutivo. 

Y sobre las falsas garantías que tenía la sociedad para operar, Quiroga dice: “El responsable de las garantías era Michael Suárez y según el sistema FManager el cliente siempre estuvo en regla. De lo que sí me pude percatar es que Inversiones Boris estaba perdiendo dinero en sus operaciones, mucho dinero. Eso no me causó inquietud, puesto que veía que el cliente mantenía sus garantías en el sistema”.

“¿Sabe usted si había clientes de Swell relacionados con Octavio Gamboa?”, le pregunta el fiscal Sepúlveda. “Sí, había amigos y familiares que los atendía el propio Octavio Gamboa y Daniel Garrido. Desconozco las condiciones en que estas personas invertían. Conozco al señor Mauricio Silva, quien fue socio de Gamboa en GS Valores, además arrendaba un espacio en la oficina de Swell y era cliente de Swell”, fue la respuesta del interrogado.

El Madoff chileno

Otro de los documentos a los que DF MAS  tuvo acceso fue un informe de pérdidas financieras que causó las operaciones de Inversiones Boris a Swell, realizado por el experto financiero José Antonio López. 

En 18 páginas se analizan todas las operaciones, las garantías y los montos. En conclusión, el experto dice que “se observa con claridad que el mayor componente de la pérdida patrimonial de Swell Capital corresponde al saldo deudor de -$7.213 millones de Inversiones Boris compuesto por sus retiros injustificados e irregulares desde las Cuentas Corrientes de Swell Capital por -$5.164 millones, y su pérdida no liquidada de contratos forward por -$2.049 millones”. 

“Por la evolución de los continuos y crecientes retiros realizados mayoritariamente sin contar con respaldos patrimoniales suficientes, que simultáneamente se ejecutaban junto a nuevos Contratos Forward sin constituir garantías previas suficientes, que durante la mayor parte del período analizado acumularon pérdidas netas que no se compensaban ni liquidaban, resulta razonable asumir que Inversiones Boris contó con colaboración de terceros para eludir controles y/o adulterar su información financiera para permitirle realizar los cuantiosos desvíos de fondos observados”, recalca en sus conclusiones.

Y lanza una frase que sepulta a Gamboa: “En mi opinión y como conclusión final, lo que se observa de este análisis es un caso similar a las estafas piramidales o esquemas Ponzi, como los casos de los fondos de B. Madoff en EEUU (2009) o Arcano-Chang en Chile (2016), donde el gestor de inversiones genera altos retornos artificialmente, que logra financiar con el ingreso de nuevos inversionistas que se suman atraídos por los altos retornos históricos, manteniendo un círculo vicioso, mientras retira fondos irregularmente hacia cuentas propias o de terceros, hasta que el crecimiento se detiene y el esquema de altos retornos se vuelve insostenible por la ausencia de nuevos recursos frescos”.

Foto, WhatsApp y despido: la desconocida batalla legal entre Sheraton y su ex gerente general

Luego de casi 20 años en el cargo y 4 décadas en la empresa, Carlos “Howie” Brown fue desvinculado de la compañía después de compartir una imagen por un grupo de WhatsApp donde participaban ejecutivos del recinto. El conflicto escaló, incluso, hasta Estados Unidos: viajaron altos ejecutivos que interrogaron a los miembros del chat y semanas más tarde lo despidieron de forma inmediata. Brown demandó a la empresa y los acusó de vulnerar sus derechos fundamentales. El hotel justificó su decisión afirmando que el funcionario había cometido acoso sexual y envío de material pornográfico, según la acción judicial en curso.

Proyecto de viviendas de lujo en La Dehesa bajo la lupa

La Municipalidad de Lo Barnechea sostiene que un proyecto con 54 exclusivas casas eludió el Sistema de Evaluación Ambiental. La empresa, que vende las viviendas en más de 33 mil UF con la idea de entregarlas el primer semestre del próximo año, rechaza la acusación, al igual que la Superintendencia del Medio Ambiente.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR