Click acá para ir directamente al contenido

Por dentro

Tras 46 años, constructora decide dejar el negocio y vende avanzado proyecto en La Dehesa

Tras 46 años, constructora decide dejar el negocio y vende avanzado proyecto en La Dehesa

En medio del complejo momento que vive la industria inmobiliaria, una empresa optó por poner en venta la obra gruesa de un complejo habitacional que contempla 248 departamentos: pide unos US$ 30 millones. “Estamos cambiando de giro, dejando el negocio inmobiliario. Dicen que se está recuperando, pero nosotros ya tomamos otro camino”, sostuvo Santiago Oñate, contador general de la firma Cidepa.

Por: José Troncoso | Publicado: Sábado 30 de marzo de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-

En el sector de La Dehesa Central, en Av. Raúl Labbé esquina Los Quincheros, se emplaza un complejo de edificios a medio construir. Cinco grandes bloques de hormigón. Inmuebles con destino habitacional que, desde hace meses, sólo acumulan polvo.

Un proyecto que contempla 248 departamentos de alto estándar, de tres y cuatro dormitorios (varios dúplex), con piscina y grandes jardines, que alcanzó a ofrecerse a público, pero que hoy está completamente paralizado.

Y su dueño -la constructora e inmobiliaria Cidepa, que alcanzó a levantar toda la obra gruesa- no tiene en sus planes el reiniciar las obras. Incluso, decidió colgar el cartel de “Se Vende”.

El temporal

Esta inédita situación se da en medio del complejo momento que vive la industria inmobiliaria: algunos, incluso, la tildan como “la peor crisis de la historia” del rubro en el país. Cientos de empresas vinculadas al sector han entrado en proceso de reorganización o, definitivamente, pidieron su quiebra.

Todos apuntan a que el inicio de esta escalada se detonó en el estallido social: muchas obras se vieron paralizadas por la falta de personal que no pudo llegar a su puesto de trabajo.

Después, se desató la pandemia. En este periodo se volvieron a paralizar las obras por las cuarentenas, pero se levantaron algunas restricciones para que esta industria pudiera seguir funcionando.

Luego, los precios de los materiales para la construcción se dispararon, mientras la demanda por propiedades era muy baja.

Todo se complicó aún más ante la fuerte alza de los créditos hipotecarios tras los retiros parciales de los fondos de pensiones, junto con las mayores restricciones que impusieron los bancos para el otorgamiento de financiamiento, tanto para compradores de viviendas como para las empresas del rubro.

Los expertos destacan que las quiebras no se relacionaron con la ciudad de origen o ubicación geográfica de las empresas, sino que con proyectos que fueron adjudicados con valores y precios previos a la pandemia, pero que luego se volvieron inviables debido a la inflación.

Al no concretarse los proyectos, en muchos casos se activó el mecanismo de las boletas de garantía, cuyo vencimiento afectó directamente a las empresas que debieron solicitar créditos bancarios convencionales, generando el consiguiente sobreendeudamiento y la caída de la empresa.

¿Mejoras?

Tras el temporal, para algunos en la industria de la construcción ya se estarían viendo brotes verdes.

De hecho, hay empresas como Aconcagua -del grupo Salfacorp- que proyecta, hacia al año 2025, una expansión del nivel de ventas de viviendas.

A su juicio, esto será “en línea con las perspectivas de la economía y el sector considerando una normalización de los niveles de actividad en línea con la reducción esperada de las tasas de interés”.

Tanto es así, que la firma Echeverría Izquierdo explicó en sus resultados de 2023 que estudia sumar paños para el desarrollo inmobiliario. “La sociedad evalúa de manera continua sus inventarios, los requerimientos de terrenos y los potenciales negocios. En la actualidad existe un interés en aumentar el número de terrenos para proyectos inmobiliarios”, sostuvo la compañía.

Cambio de giro

Pero al interior de la constructora e inmobiliaria Cidepa, ligada a la familia Cillero, la decisión de dejar el negocio ya está tomada.

La empresa tiene sus orígenes en 1978, periodo en que desarrolló una serie de proyectos inmobiliarios en distintas comunas de Santiago.

Según destaca en su propia página web, “ha tenido una ininterrumpida trayectoria en la construcción de edificios de departamentos, enfocándose en desarrollar proyectos de alta calidad y valor arquitectónico en las mejores ubicaciones de la ciudad de Santiago, para lograr una alta plusvalía”.

Su último proyecto fue la obra gruesa del complejo inmobiliario en La Dehesa, que hoy tiene en venta. Antes, construyó y terminó otro complejo habitacional justo al frente de éste.

Los edificios que tiene en venta se emplazan en un terreno en la esquina de las avenidas Raúl Labbé y Los Quincheros. Son casi 44 mil metros cuadrados de superficie construida, en un paño de 2,18 hectáreas.

La iniciativa tiene un 50% de avance (toda su obra gruesa) y la constructora e inmobiliaria Cidepa aspira a recaudar unos US$ 30 millones por el terreno y lo que lleva construido. El comprador deberá invertir en terminaciones, que, dicen, es lo más costoso.

“Estamos cambiando de giro, dejando el negocio inmobiliario. Dicen que se está recuperando, pero nosotros ya tomamos otro camino”, explicó a DF MAS Santiago Oñate, contador general de la firma Cidepa, quien dijo que la firma se concentró en otras inversiones, principalmente financieras.

Insistió en que la decisión de dejar el rubro ya está tomada, justo en medio de un plan que está analizando el gobierno del Presidente Gabriel Boric, y que considera que el Estado compre viviendas desarrolladas por privados para destinarlas a familias con subsidio, a fin de reimpulsar el crecimiento del sector inmobiliario.

Esto fue en respuesta a un llamado de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), que pidió reducir el stock de viviendas privadas con el fin de terminar con el mal momento que vive la industria.

Caso Factop: Crónica de una formalización

15.431 páginas del expediente del Ministerio Público y una audiencia de casi 20 horas en tres días, permitieron acceder al caso contado por distintos actores involucrados, como abogados, fiscales y ex trabajadores. ¿Qué sabían? ¿Qué hicieron? ¿Cómo explotó la bomba? Una historia que está llena de contradicciones y lejos, muy lejos de resolverse.

Las razones por las que el GORE Metropolitano tiene a la Junta Nacional del Cuerpo de Bomberos bajo la lupa

Uno de sus principales proveedores, Ferexpo, revivió una vieja disputa e inició acciones legales con la Junta Nacional de Cuerpos de Bomberos de Chile (JNCB). Acusaron irregularidades y lograron que un juzgado civil ordenara la retención de fondos de la cuenta corriente de este último organismo. El GORE Metropolitano, en tanto, tiene a dicha entidad directiva en la mira por el manejo de sus fondos.

Mafias tech: radiografía al ecosistema startup de Chile

No. No es una mafia como las que salen en las noticias. las Mafias tech hacen referencia a redes de ex empleados de empresas tecnológicas que al conocer cómo funciona este ecosistema deciden renunciar para emprender su propio camino. En DF MAS hicimos una radiografía y logramos mapear más de 50 firmas que nacieron luego de que sus fundadores aprendieran herramientas e ideas en sus antiguas startups empleadoras.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR