Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Barbacoa con sabor chileno: Emprendimiento parrillero firma alianza para llegar a los grandes retailers de EE.UU

Barbacoa con sabor chileno: Emprendimiento parrillero firma alianza para llegar a los grandes retailers de EE.UU

Antonio Montes se define como un ingeniero comercial de profesión, pero dice que es parrillero de corazón. Hace tres años creó Keveri, un horno multifuncional, el año pasado facturó un millón de dólares y se asoció con el empresario Naoshi Matsumoto.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 30 de abril de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

Antonio Montes (32) soñaba con estudiar jazz. Tocaba batería y en 2014, tras egresar de Ingeniería Comercial de la Universidad de los Andes, se propuso ahondar en estilos musicales. Sin embargo, su gran hobbie –los asados e inventar objetos– cambió sus planes.

A los ocho años tuvo su primer ahumador de carne, un producto poco convencional en esa época. Ahí dice que empezó todo. “Desde chico, yo era de esos que si se echaba a perder un transformador lo desarmaba entero, miraba los cables, los limpiaba, veía si había un cable pelado, lo pegaba y lo arreglaba”, afirma.

Así, y como tenía tiempo libre mientras se adentraba en la música, se puso a investigar y pensar en mejoras en los productos para asar comida. “Empecé a obsesionarme, a estudiar modelación 3D en las noches, a dibujar planos, leer de termodinámica y propiedades del acero. Quería hacer un ahumador perfecto”, recuerda.

Fue tanta la obsesión que después de un año decidió dejar la música y se puso a buscar trabajo para financiar su proyecto. “Tenía una carta oferta en Agrosuper y estaba en una terna en LAN”, agrega; sin embargo, tomó la decisión de cortar todos los procesos y jugársela por el emprendimiento que tenía en mente: crear su propio ahumador.

“Mis familiares no entendían la decisión”, comenta. Sus padres y abuelos son abogados y –dice– pertenece a una familia “muy convencional”. “La música ya era suficiente”, señala entre risas.

Con planos dibujados y una idea clara, en 2015 Montes entró a trabajar medio día a la Fundación Independízate, que apoya y capacita a emprendedores. Con el sueldo compraba materiales y arrendaba un taller. Así, tras seis meses de trabajo, el 18 de septiembre de 2015 le llegó el primer prototipo. “Lo miré, cociné, y dije: esto es un desastre. Me quemé la mano y rabié”, cuenta Montes.

El primer container y el primer millón de dólares

Y siguió intentando. Hasta que en el segundo trimestre de 2016 llegaron los primeros prototipos que lo convencieron. Estaba logrando lo que quería: crear el primer horno a carbón multifuncional del mundo. Un horno a brasas que gracias a modalidades se puede ocupar como ahumador, parrilla, horno de pizza, entre otros.

“Alcanza los 420º celsius, pero gracias a que nos asesoramos con expertos en termodinámica está hecho para no quemarse”, describe. “‘Esto puede funcionar’, pensé”, relata. Comenzó a dar a conocer su invento, y los consumidores iniciales –casi todos de su entorno cercano– reaccionaron positivamente.

Siguió perfeccionando el producto y en 2018 lo bautizó como “Keveri” –que es una mezcla entre smoke, oven y grill–, y encargó un container con 200 hornos. “Pensé que los vendería en un año”, recuerda. Pero vendió todo en tres meses, pese a que su horno valía bastante más que una parrilla: cuesta $929.900.

“Había un boom de robots de cocina, estaba la Thermomix y la Kitchen Aid, pero todo pensado para indoor. Nos dimos cuenta de que los consumidores estaban dispuestos a pagar más por una mejor experiencia, y yo veía que estábamos al debe en la cocina outdoor”, señala.

Los temores se acabaron, el producto, a pesar de costar el doble que una parrilla, se vendió. “Eso nos consolidó”, dice Montes. A tres años del inicio, han crecido un 100% anual y el 2021 vendieron US $1 millón.

Almo Corporation: el salto a Estados Unidos

Montes tiene claro que en Chile el mercado no es lo suficientemente grande para crecer. Por eso, en febrero de 2021 decidió partir a Estados Unidos con su señora  -hoy COO de la empresa- Catalina Longueira. Arrendaron un cowork en Downtown Miami y empezaron a vender tal como lo hacían en Chile. “Pero fue un fracaso”, reconoce.

Pensando cómo entrar en ese mercado, Montes les escribió a los ejecutivos de Almo Corporation, el mayor distribuidor de major appliance de Estados Unidos. “Después de molestarlos mucho conseguí que viajaran de Pennsylvania a Florida, nos juntamos en Pombano Beach, una ciudad cerca de Miami, en una tienda que se llama Culinary Concept. Prendí los hornos y me puse a cocinar unas puntas de ganso, cebollas asadas con chimichurri y alitas de pollo. Elegimos un día con poca gente para poder hablar tranquilos. De repente alguien que iba caminando paró a ver la demostración”, relata Montes.

“‘Está bacán esto’, comentó el transeúnte. Le conté lo que era y uno de ellos me dijo: ‘Lo quiero ahora, me lo llevo’. Nadie lo podía creer. Después de eso subimos al local, sacamos la muestra de la vitrina y con los ejecutivos de Almo lo subimos a su camioneta. Luego de eso, me respondieron ‘ok, démosle’”, relata. Así, Keveri Grills firmó una alianza que le permite estar en grandes cadenas de retail de EE.UU., como Home Depot y Lowe’s.

En paralelo, Naoshi Matsumoto, relacionado a Banco Security y Sigdo Koppers, entre otras, invirtió US $2 millones, lo que les permitirá entrar a 2.200 puntos de venta especializados, contratar equipo en Estados Unidos y aterrizar en el mercado mexicano, donde ya tienen avances.

“Me llamaron para hacer el club de fans de Keveri”

Una de las diferencias entre el público chileno y el estadounidense es el nivel de fanatismo, dice el emprendedor. “El chileno es mucho de boca a boca, de invitar gente todos los fines de semanas, algo que no pasa acá. Por eso nos costó al principio. Sin embargo, aquí son más fanáticos: me llamaron para hacer un club de fans de Keveri en Facebook y otros clientes pidieron que armemos un plan de referidos, a cambio de nada, solo para poder poner en su perfil de Instagram que son parte de la comunidad Keveri”.

Durante el año que llevan en Estados Unidos las ventas principalmente se están dando en Miami, allá tienen su centro de operaciones, sin embargo, “orgánicamente han salido muchas ventas en Texas y California, donde el comprador ha demostrado ser más transversal de lo que nosotros pensábamos: lo compran para hacer pizzas, para asados, para ahumar”, afirma. Hoy trabajan cinco personas en Chile y tres en Estados Unidos, además de Miami tienen una casa con quincho en Candelaria Goyenechea.

¿Está en retirada el carbón? El emprendedor afirma que usa el 80% que una parrilla, y el uso del carbón va en alza, sobre todo fuera de Chile. “Proponemos mantener las tradiciones pero de una forma más ecológica”, dice Montes.

Unicornio egipcio de transporte masivo aterriza en Chile

Swvl, una empresa de transporte masivo que busca replantear la movilidad privada, fue fundada en 2017 en El Cairo por Mostafa Kandil cuando éste tenía 25 años. Ha crecido por todo el mundo, está en 21 países, y en marzo -junto con el campanazo en el Nasdaq- empezó a operar en Chile.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR