Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Jorge Zabaleta y Francisco Saavedra aceleran su apuesta en startups: entran ahora a Checkeados

Jorge Zabaleta y Francisco Saavedra aceleran su apuesta en startups: entran ahora a Checkeados

Fue el actor Felipe Braun el que conectó a Juan Pablo Palacios, CEO de la startup de compra y venta de autos, con el protagonista de Machos. El ejecutivo le presentó el negocio a Zabaleta y éste enganchó. Aquí la historia de cómo Pancho Saavedra y Jorge Zabaleta se subieron a esta inversión.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 23 de diciembre de 2023 a las 04:00
  • T+
  • T-

¿Un asaíto? ¡Un asaíto!” se escucha desde un supermercado en Pedro Fontova, Huechuraba. Una de las duplas más famosas de Chile está grabando un nuevo spot, “¡Unimarc, el supermercado del festival!”, dicen también frente a cámaras los socios Jorge Zabaleta y Francisco Saavedra. Entremedio, los clientes piden selfies y ellos acceden a todas. Hay mucha risa y abundan las cámaras.

Afuera, un camión de la startup Checkeados que carga un Ferrari, y el equipo fundador de la firma espera con paciencia para posar para la foto de esta entrevista. Hace unos días se firmó el ingreso de los rostros a la compañía, con una inversión mediante la plataforma de crowdfunding Broota.

Zabaleta es un adicto a las tuercas. Tiene una colección de autos, confiesa que está obsesionado con los BMW y no hay nada que le guste más que repararlos. Salen de la grabación y saludan al equipo que espera afuera, “Pancho es como mi Mane Swett, pero de ahora”, dice el actor de Papi Ricky. Todos ríen.

Son las 14:30, el sol pega fuerte y los dos actores visten pantalón y camisa. Mientras el camión se estaciona para la foto, Zabaleta busca sombra, y al estar listo, Saavedra pregunta “¿dónde está Jorge?”, y entre risas grita “Jorgeee, guatoooon, dónde estás?” Queda de manifiesto que su relación es mucho más que una sociedad comercial, y hay una amistad fuerte.

El animador de Lugares que hablan entrega sus consejos a los fundadores de la firma para posar bien. “Siempre a tres cuerpos”, le dice a Palacios. Al terminar, se acerca una mujer y le pide a una foto al futuro animador de Viña del Mar. “Me van a echar de la pega, pero esta foto vale más”, asegura la trabajadora. Los rostros acaparan más miradas que el Ferrari California T blanco que refleja el sol en sus espejos. A fin de cuentas, Zabaleta y Saavedra hay sólo uno. Ferraris hay varios.

La llamada a Zabaleta
A mediados de noviembre el CEO de Checkeados, Juan Pablo Palacios, le escribió un mensaje a Zabaleta. El amigo en común era Felipe Braun, pero ellos no se conocían. “Fueron súper jugados, siempre te llaman para ofrecerte cosas y participar como rostro, pero ellos directamente nos invitaban a ser parte de la sociedad”, recuerda el actor. Su afición por los autos, malas experiencias personales en la compra y venta de vehículos, y la intención de diversificar su patrimonio, le prendieron la ampolleta.

Palacios recuerda que iba camino de vuelta del trabajo a su casa cuando le mandó el WhatsApp. Eran las 19:00, tres niños y su señora lo esperaban en su casa. “Hora peak” en tareas domésticas, añade. “Hablemos al toque”, le escribió el actor. Palacios pidió perdón a sus familiares por ausentarse tras haber recién llegado y caminó a la plaza más cerca de su casa a hablar por teléfono. La conversación duró cerca de 35 minutos.

En el diálogo el CEO le explicó de la empresa, cuáles eran los objetivos y en qué estaban en ese momento. “Enganchó al tiro”, destaca Palacios. Incluso, Zabaleta le reveló una mala experiencia personal comprando un auto hace poco y también le contó las buenas experiencias que ha tenido con servicios similares en Estados Unidos.

“Terminando la conversación llamé a la Maca (ver recuadro) y le dije, ‘tenemos que conocer a estos cabros’”, rememora Zabaleta. A los tres días fueron a la oficina de Checkeados en Escuela Militar, conocieron la operación, el equipo y bajaron al piso -7 donde tienen la flota de autos. Vieron in situ cómo se gestiona la venta de un auto, les mostraron las alianzas que tienen, las políticas de garantía y cómo revisan los autos.

En una tercera reunión, sólo con la ex ejecutiva de MEGA, se hablaron cifras, estado del negocio y proyecciones. En 10 días, mediante MKZ, que agrupa los negocios de Zabaleta y Saavedra, invirtieron en la startup.

El negocio
Este año la firma fundada en 2019 por Guido Rossi, Ignacio del Río y Rafael Mayorga está vendiendo US$ 750 mil mensuales (margen aproximado de 12%) y cerraron una deuda de US$ 2 millones con BTG Pactual para crecer en stock, “queremos multiplicarnos por cinco”, dice el CEO. En la industria -asegura Palacios-, la rotación de inventario está pensada para 110 días, e incluso algunos llegan a 200. Ellos dicen estar rotando el inventario cada 28 días y con un 40% de las ventas online.

En Chile se transan alrededor de un millón de autos usados al año, y el 20% es a través de un mercado B2C; ninguno de los vendedores tiene más del 1,5% de ese mercado, dice Palacios. El 80% restante se mueve en el mercado informal, donde ocurren los fraudes y las asimetrías de información.

Compiten en el mercado local con los dealers tradicionales y con Kavak y OLX autos y tienen tres líneas de negocios: compra y venta directa de autos a particulares, donde dicen diferenciarse de los demás por el margen que ofrecen a los clientes; consignación física de autos donde cobran un 3,5% + IVA y negocio B2C, centrado en relaciones con institucionales del mercado. Tienen alianzas con Santander, Mapfre y Mercado Libre

Con la ronda quedarán valorizados en cerca de US$ 8,5 millones. A ella también entró el fundador de Examedi, Ian Lee, y están en conversaciones con otros rostros interesados en invertir. Buscan llegar a un stock de 250 autos y continuar siendo una empresa con Ebitda positivo; el 70% de lo levantado se destinará a aumentar el stock y mejorar la experiencia de los clientes.

Jorge Zabaleta y su afición por los autos: “Es como mi terapia”
“Yo básicamente soy actor”, dice el galán de teleseries. “A mi me gusta actuar, donde me entretengo y lo paso bien es en un set, básicamente eso es lo que me gusta. Lo que pasa es que gracias a Dios me ha ido bien en la vida, y cuando ya hiciste todo, tus hijos estudiaron, tienes tu casa, etc, tienes que pensar en tu futuro. Yo pienso en el segundo tiempo que estoy jugando, necesito ordenarme financieramente y ese orden tiene que ver con la diversificación”, reflexiona.

En ese camino, cuenta que se cruzó con Cerda en Mega y con Saavedra en Unimarc y después de un tiempo crearon esta sociedad con expertises diferentes. En algunas de las empresas que invierten participan en los equipos comunicacionales, “porque hay muy buenas ideas que a veces están mal comunicadas, ahí podemos hacer un aporte con nuestros 25 años de experiencia”, asegura.

Su afición por los autos no es privada, lo comparte constantemente en redes sociales y es un reconocido tuerca. Sin embargo, no sabe de dónde nace esa pasión. “No me pregunten porque me gustan, a mi papá no le gustan, pero es algo que toda la vida me ha encantado”, sincera el protagonista de Machos.

Tiene una colección de BMW de la década de los ‘80, es un fanático. “Para mí un auto clásico es una obra de arte, cuando veo una persona en la calle que anda en uno bien tenido, bien arreglado, generalmente lo paro y le digo, ‘te pasaste, te felicito por tu auto’”.

Le gusta repararlos y confiesa tener varios en proceso y otros terminados. Sin embargo, añade, “el proceso nunca termina, es como mi terapia, tengo la cabeza ocupada constantemente en el repuesto que tengo que conseguir, el asiento que quiero cambiar. Como tengo mucho ruido mental esto más bien es una terapia espectacular, que te mantiene todo el rato pensando enfocado en algo”, concluye.


MKZ
Macarena Cerda, ingeniera civil industrial de la Universidad de Chile, y Jorge Zabaleta se conocieron hace 10 años cuando el protagonista de Brujas llegó a Mega. En ese momento ella era directora comercial del canal del grupo Bethia: “nuestro primer acercamiento fue a través de los negocios, Jorge es súper creativo y venía con la idea de hacer espectáculos teatrales con las teleseries, lo había explorado en TVN y no tuvo fruto. Lo quería hacer con Papi Ricky, llevarlo a un espectáculo en vivo”, afirma.

Desarrollaron la idea y fue un éxito, recorrieron todo Chile con la teleserie y a partir de eso se generó la relación. Años después coincidieron en intenciones de independizarse. Ella buscaba salir de la televisión y él de las teleseries, y mientras negociaba su salida crearon MKZ, en un principio con ganas de meterse al mundo del marketing de las empresas, exploraron el modelo media for equity.

El primer negocio fue con la operadora móvil virtual Simple, ellos daban a conocer sus servicios, Jorge era rostro de la marca y recibirían acciones de la compañía. La ingeniera afirma que aunque no fue un negocio exitoso, aprendieron mucho en el camino. En 2020 entró Francisco Saavedra a la sociedad, cuando desarrollaron Socios de La Parrilla.

Para diversificar los negocios de productora y programas de televisión, el año pasado decidieron volver a incursionar en otros rubros, invirtieron por primera vez en una startup, la farmacia online Fracción. Cerda se dedica a los números y la evaluación financiera de las inversiones, “ellos confían 100% en mí, no se meten, pero en lo comunicacional son súper participativos”, afirma.

La ingeniera destaca la creatividad de los rostros televisivos, dice que todo el día tienen ideas de negocios, “pero les falta alguien que pueda aterrizar eso, desde un análisis más financiero y desde la ejecución, porque ellos están súper ocupados. Se genera algo súper virtuoso entre los tres, nuestra idea es empezar a hacer negocios que sean globales, que no estén alojados acá en Chile”, afirma.

“Que la muerte sea opcional”: El viaje de Ian Lee a la isla donde (casi) todo está permitido

Esta semana el fundador de Examedi aterrizó en Roatán, Honduras, para atender a Vitalia City, una ciudad satélite que reúne a startups y empresarios dedicados a la industria de la longevidad. El emprendedor chileno compartió con jóvenes que experimentan con medicamentos sin aprobación y que sueñan con llegar a la fuente de la juventud. “Hoy me mantengo un poquito al margen de todo esto”, señala.

Con US$ 12 millones fondo busca invertir en startups mineras

Tras vender su compañía Mining Tag en 2021, Andrés Rodríguez, de entonces 38 años, no quería jubilarse. Fue así como hablando con emprendedores del rubro minero detectó una problemática común: existía poco capital de crecimiento para firmas vinculadas a esta industria. Con eso en mente, y junto a la administradora de fondos Alza, creó un fondo de US$ 12 millones para invertir en tecnologías enfocadas en faenas, yacimientos y más.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR