Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

De Macul a Miami: La biotech chilena que procesa PCR en 4 horas en Miami

De Macul a Miami: La biotech chilena que procesa PCR en 4 horas en Miami

Una deuda por US$ 600 mil fue lo que puso al bioquímico chileno Matías Gutiérrez en el mercado estadounidense en el momento preciso de la pandemia.

Por: María José Gutiérrez | Publicado: Domingo 18 de julio de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

En el tercer piso del Cambridge Innovation Center (CIC), ubicado en el barrio de Wynwood, Miami, están los laboratorios. Pequeñas salas van apareciendo a lo largo del pasillo con el cartel “GenoSUR” en la puerta. Más allá, una colorida cafetería, salas de reuniones. Y arriba, en el piso 6, está el resto del cowork de la universidad británica con decenas de oficinas y mesones donde trabajan personas de todas las etnias y profesiones. Entre ellas, el científico chileno Matías Gutiérrez, quien fundó y dirige un laboratorio que procesa en tiempo récord pruebas de Covid-19 de EEUU y -próximamente- de todo el mundo. 

Gutiérrez llegó al mercado norteamericano por casualidad. El doctor en biotecnología de la U. Andrés Bello se dedicaba a la investigación de diagnóstico molecular cuando la empresa estadounidense uBiome -con la que coincidió años antes en Startup Chile- le encargó en 2017 la fabricación de 350 mil kits para automuestreo de microbiomas. Para eso el científico abrió una fábrica en Macul y contrató a 120 personas. Pero en el camino, el mandante quebró, y lo dejó con US$ 600 mil de incobrables. 

“Ahí yo empecé a viajar a EE.UU. a buscar clientes. Y por Go Global (programa de Softlanding de Prochile) llegué a Miami”, relata. “Constituí la compañía (GenoSUR) y cuando llegó la pandemia ya teníamos una tecnología perfecta para hacer los kits para el Covid”, agrega. 

Corría comienzos de 2020 y la firma tenía tres clientes a los que les fabricaba kits: un australiano que hacía testeo de sexado de aves, y dos en EE.UU. en microbiomas. Pero la clave del negocio estaba en la creación de un modelo de movimiento de muestras internacionales que contaba con autorización de la CDC para importarlas a EE.UU. La novedad estaba en el líquido que permitía el transporte de las muestras biológicas a temperatura ambiente -lo que facilitaba y disminuía el costo por la refrigeración- y además la inactivación del posible virus, cuestión que a su vez quitaba riesgos de contagio en su traslado. 

“Veo un video en Youtube de cómo se hacían los test para el Covid 19, me autopractico un examen y me doy cuenta que la tecnología va a servir”, reconoce. Con esa apuesta en mente tocó las puertas de varios servicios de salud chilenos hasta que el Minsal le compró un millón de pruebas de coronavirus -que luego subió a 1,8 millones-. “Eso me hizo reabrir la fábrica después de un año cerrado”, dice.

A cargo de la operación de fabricación y abastecimiento quedó su socia -y mujer- Daniela Mendoza, cofundadora y CCO de la empresa, quien lideró un equipo de 140 personas que trabajaron en la planta de Macul de lunes a domingo en dobles turnos. 

Al mismo tiempo, Gutiérrez, y la otra socia Ana Morán, doctora en química de la U. Nacional de Tucumán, junto a la ingeniera en biotecnología molecular de la U. de Chile y doctora en Virología de la UNSW, Sidney, Chantal Márquez comenzaron a desarrollar una tecnología, ahora patentada como Nona Amp, que permitiría acortar los tiempos de las pruebas aún más, al “saltarse” la extracción del ARN (cuando se separan cada una de las partes que se obtuvo desde la nariz en líquido para obtener solo la información genética del virus) y detectar el patógeno directamente desde la muestra. 

En noviembre GenoSUR recibió luz verde desde el Condado de Miami-Dade para implementarla en sus exámenes en la ciudad. Entonces GenoSUR abrió su primer laboratorio en CIC. Ese mismo mes, Gutiérrez recibió las llaves del condado por el aporte de la compañía a la comunidad.

McDonald’s

El 17 de junio GenoSUR inauguró un laboratorio en Chile, en las cercanías del metro Tobalaba. Hasta entonces, la firma vendía los kits a terceros que tomaban las muestras y las procesaban. Ahora, dice Gutiérrez, “estamos aplicando el modelo McDonald’s”. 

¿Cómo así? La gracia de la tecnología de la compañía chilena es que permite obtener el resultado de un PCR en 4 horas. (En estricto rigor es una hora y media, pero hay casos en los que se debe repetir, por lo que se da un margen mayor para que el paciente obtenga el resultado en su email). 

“Muchos laboratorios están haciendo ahorro de recursos que no van a favor del tiempo de respuesta: mezclan varios testeos y los analizan juntos. Y si sale positivo tienen que volver a preguntarle a cada muestra. Eso les ahorra plata, pero los hace entregar resultados entre 24 y 48 horas, lo que es un problema, porque tienes un individuo que no se está aislando porque no sabe que está positivo”, asegura el CEO. 

En el mismo lugar del laboratorio, en la comuna de Vitacura, GenoSUR abrió su primera sala de toma de muestras. “Ha sido una locura, atendemos del orden de 500 personas al día”, dice. Por eso, el concepto de la cadena de hamburguesas: un servicio rápido y de bajo costo. En Chile cuesta $25 mil, que es el costo mínimo que reembolsan las isapres por esa prueba, explica. “Ahora vamos por más salas. Queremos brandear las ciudades, con Santiago y Miami como anclas”, añade. 

En EEUU el modelo es algo distinto, por ahora. En los laboratorios que DF MAS recorrió se analizan las pruebas que terceros envían, tanto desde Florida, como de otros estados cuando la demanda local ha estado demasiado alta. Pero lo que viene es abrir salas de muestras propias, para lo que, adelanta el bioquímico, ya está en conversaciones con inmobiliarias en Miami. “Estamos ofreciendo el servicio gratis a turistas y estamos a punto de hacer lo mismo con viajeros que van a EEUU desde Chile”. 

Hoy existen otras compañías que ofrecen testeos express en Estados Unidos, en el mismo aeropuerto incluso, que cuestan del orden de US$ 150. “Esas empresas cobran además otros US$ 150 al seguro”, explica Gutiérrez. “Nosotros no cobramos nada al paciente, dado que nos paga el seguro”, agrega. 

Por lo pronto, desde Miami GenoSUR quiere expandir sus servicios a la costa este, con miras a Nueva York y Washington. Eso en cuanto a la toma de muestras, porque también pretenden internacionalizar el diagnóstico. “Vamos a lanzar prontamente un kit de automuestreo nasal, que tiene varias cosas cool: los pasajeros podrán adquirir vía diferentes formatos de distribución un paquete (desde Amazon hasta una farmacia en convenio), para hacerse sus test en sus casas. Nosotros recuperamos la muestra y la hacemos viajar a nuestros laboratorios en Miami o Santiago durante la noche, y en menos de 24 horas tienes el resultado”, adelanta. 

¿Por qué a alguien le convendría hacer un PCR de esa forma? “Porque puedes hacerlo gratis desde tu casa. El tema de fondo es que estamos haciendo que sea más chico el mundo del diagnóstico molecular, gracias a estos vehículos que desarrollamos que permiten el transporte fácil. Estamos creando un laboratorio mundial”. 

Top, la marca chilena sponsor de Ben Brereton llega a EEUU y Europa

La próxima semana zarpará de China el primer barco rumbo a Florida, EEUU. Ahí, la familia Awad, socia de la marca de ropa interior masculina -y controladora de la Vinoteca- estrenará sus productos a través de Amazon. Lo mismo hará en Europa. Es el primer paso de la internacionalización: están en conversaciones para abrir tiendas en los mall de descuento de Miami, como Dolphin y Sawgrass.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR