Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

La startup que busca ser el puente para financiar estudios en el extranjero

La startup que busca ser el puente para financiar estudios en el extranjero

Prometen lograr un financiamiento más barato que si lo tramitas por tu cuenta. Por eso, sólo cobran contra éxito. Enrique Bone, Felipe Charlín y Aníbal Larraín fundaron Bridge Latam por un dolor personal: tras la pandemia, los créditos universitarios se redujeron e incluso algunos desaparecieron. Partieron con un piloto en 2021 y ya han procesado 120 préstamos con un total de US$ 10 millones.

Por: Juan Pablo Silva | Publicado: Sábado 25 de mayo de 2024 a las 21:00
  • T+
  • T-

Financiar estudios superiores es un dolor de cabeza para muchos, pero pagar un posgrado en el extranjero es un problema para casi todos. Con tasas altas y créditos restrictivos, es aún más difícil conseguir el capital necesario para estudiar en otro país. Eso lo vivió en carne propia el economista de la Universidad de Chile Felipe Charlín.

A finales de 2021, él y su amigo Enrique Bone buscaban irse a estudiar un MBA. Bone fue aceptado en Columbia y consiguió una línea de crédito de US$ 210 mil. El proceso -dice- estuvo lejos de ser estresante. Tres meses después llegó el turno de Charlín, quien fue aceptado en otra universidad de Estados Unidos. Fue ahí cuando llamó a su amigo para pedirle consejos: al cortar la llamada hizo exactamente lo que Bone había hecho apenas 120 días antes. Y para su sorpresa, el crédito fue denegado.

“Con la pandemia, los financistas de los fondos de estudios de posgrado se pusieron súper restrictivos y básicamente el mercado de créditos en casi todos los players se cayó”, dice Charlín.

El economista ya había renunciado a su trabajo y devolvió el departamento con su señora. Estaban listos para partir a Estados Unidos, sin embargo, el financiamiento no fue posible y tomaron la decisión de irse a Londres al año siguiente.

Un puente para el extranjero
Un año después Bone contactó a Charlín porque estaba con problemas para conseguir financiamiento para un máster de políticas públicas. Fue ahí cuando ambos decidieron solucionar este problema. Diseñaron un producto, salieron a vendérselo a los bancos y convencieron a algunos de éstos diciéndoles que la etapa de posgrado es un pivote en la vida y puede tener mucho potencial para el futuro profesional.

Contactaron a otro amigo, el abogado Aníbal Larraín, lo sumaron como socio e idearon una solución. El plan era salir a negociar con los bancos a nombre de los estudiantes, para así conseguir mejores tasas de interés y un CAE inferior. Apostaron al volumen y crearon un primer piloto: lo llamaron Bridge Latam, enfocado  en entregar todas las herramientas necesarias para decidir el financiamiento del posgrado.

En agosto de 2021 partieron con los primeros tres clientes, todos estudiantes que no lograron obtener un financiamiento por su cuenta. “Conseguimos un financiamiento dos puntos por debajo de lo que observábamos en el mercado y logramos bajar los seguros de posgrado”, asegura Bone. Así, empezó a correr el boca a boca y en enero de 2022 ya tenían 10 clientes.

Con el nicho de los MBAs, MPAs (políticas públicas) y LLMs (legal) lograron procesar 120 créditos, más de US$ 10 millones para profesionales que “no estaban identificados previamente con los bancos”, dice Charlín. De estos 120, 70 estudiantes siguieron con ellos. Con esos ingresos invirtieron en una plataforma tecnológica para automatizar todo el proceso.

Dicen estar seguros de que consiguen un financiamiento más barato que si un estudiante va por su propia cuenta (a excepción de becas y financiamiento familiar) y que, por eso, solamente cobran si efectivamente cumplen esta propuesta de valor. Aseguran que en el 100% de los casos lo han logrado.

¿Como monetizan? “Cobramos un 2% del capital solicitado. Por ejemplo, si pides 100, vamos al banco y pedimos 102. El banco lo autoriza, transfiere a tu cuenta corriente y automáticamente dentro de todos los papeles que firmó el estudiante autoriza transferir dos a Bridge”, explica Charlín.

Sofi, el referente
En el camino, se dieron cuenta de que algunos estudiantes accedían al crédito por los bancos, pero no tenían el aval para aceptarlo. Por eso, los socios se contactaron con los fondos extranjeros Prodigy y MPower y generaron una alianza para ser distribuidores de sus préstamos en Chile.

Dicen los socios que más que el tamaño de mercado, lo realmente importante en este negocio es el valor de cada cliente. “La mayoría de la gente que estudia afuera, vuelve a la empresa, empieza a crecer, y nosotros estamos capturando este cliente en el momento pivote de su vida. Y ese conocimiento, esa cercanía es en el fondo el mayor valor. Algunos nos han preguntado por otro tipo de créditos. Hoy nuestro foco es 100% estudios, pero miramos con buenos ojos lo que hizo Sofi (startup de finanzas personales que cotiza en el Nasdaq): ellos partieron con estos créditos y terminaron siendo un banco”, afirma Bone.

En su página web han desarrollado modelos para estimar la probabilidad de éxito de financiamiento y también tienen sincronizada la agenda para generar llamadas según las opciones que va marcando el estudiante durante el proceso. Aseguran que al haber vivido el proceso de postulación y llevar dos o tres años de adelanto con los estudiantes actuales, saben bien qué problema surge en cada etapa. Para este año esperan procesar alrededor de 240 estudiantes y el 2024 proyectan llegar al menos a 350 alumnos.

Su modelo no es una novedad en el mundo, sus principales competidores son tanto en Estados Unidos como Europa: Discover, Prodigy Finance, Lendwise, Caixa Bank y MPower.

Los Cornershop ahora ponen fichas en startup de trabajo freelance

Hace un mes, Oskar Hjertonsson, Daniel Undurraga y Juan Pablo Cuevas invirtieron en Seeds, una plataforma de talento que conecta a jóvenes profesionales con grandes empresas para trabajar por proyectos. La startup de origen argentino, con operaciones en Chile y México, se prepara para levantar la Serie A, apoyada también por el CEO global de Old Navy y el COO de Globant.

Una ruta pionera y tres exits: la intensa carrera tech de Leo Prieto

Cuando a inicios de los ‘90 pocos hablaban de lo digital e internet, un adolescente chileno usaba el computador de su madre para conocer este incipiente mundo. creó la que tal vez fue la primera fábrica de software: Después del colegio desarrollaba páginas web y se presentaba a grandes firmas. vendió esa empresa y nunca más paró. Leo Prieto luego fundó Betazeta, también vendida, y Odd Industries, adquirida por Arauco. Aquí su historia, que está en el primer capítulo de la nueva temporada del Podcast Mas Pitch.

Cuidapet: antiguos Examedi crean startup de veterinarios a domicilio

Uno de ellos fue el empleado número cuatro de la empresa fundada por Ian Lee y el otro llegó cuando eran seis personas. Tras más de dos años en la firma, y -en parte- porque ésta dejó de ser tan dinámica como era cuando entraron, renunciaron para hacer un negocio similar al que ya conocían, pero centrado en mascotas: CuidaPet. Salieron al mercado en abril y su primer inversionista ángel fue Lee, con US$ 25 mil.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR