Click acá para ir directamente al contenido

Punto de partida

Tomás Pollak: el emprendedor chileno que quiere terminar con los bots en Twitter

Tomás Pollak: el emprendedor chileno que quiere terminar con los bots en Twitter

En 2005 Tomás Pollak creó Initt, una página de inicio con lo esencial de la web. Desde entonces ha fundado más de diez productos digitales con la intención de simplificar y automatizar tareas. Su último invento se llama Quiet, herramienta con la que busca combatir las fake news y los bots de Twitter que -según dice- “son el arma de muchos partidos políticos”.

Por: Luis Felipe Molina | Publicado: Sábado 4 de junio de 2022 a las 21:00
  • T+
  • T-

“Siempre estoy jugando con ideas. La gente prende con mis ideas”, dice Tomás Pollak, periodista de profesión, fundador de Bootic -Plataforma de e-commerce modular para pymes- y creador de Quiet, extensión web que busca combatir las noticias falsas y los bots de Twitter brindándole herramientas a los usuarios para que puedan eliminar este contenido de su feed.

El proyecto nació a principios de año, cuando Pollak tuvo que iniciar una cuarentena producto del Covid-19. Sin poder salir, y con mucho tiempo libre, comenzó a reflexionar sobre la polarización existente en las redes sociales. Identificó que el mayor problema eran los bots, que según explica “buscan influir en la discusión y manipular la opinión pública”.

Tomás Pollak, quien durante 2012 había trabajado en Dixit, un indexador de noticias alimentado por redes sociales, pensó que podría aplicar en Twitter el algoritmo del que hace uso esta plataforma para separar noticias maliciosas de aquellas que son reales.

La herramienta, que en un principio se llamaba Silencio, mutó a Quiet en base a la retroalimentación que recibió Pollak de usuarios del mismo Twitter. Fueron también los seguidores de Pollak en la red social quienes probaron por primera vez la herramienta.

Tomás Pollak revela que Sebastián Kraljevich, jefe de estrategia durante la campaña de Gabriel Boric a la presidencia y actual embajador de Chile ante la OEA, fue una de las primeras personas que se contactó con él para fungir como beta tester, proceso que duró menos de una semana.

El 19 de febrero Pollak ideó el proyecto y comenzó a recibir retroalimentación. El día 23 de febrero la versión 1.0 de la extensión ya estaba en la tienda de Google Chrome, el buscador más grande del mundo. El 24 del mismo mes la extensión ya se encontraba presente en las tiendas del resto de buscadores. Y el día 28 de febrero se anunció la pagina web de Quiet.

¿Cómo funciona Quiet?

El trabajo de la extensión es sencillo, analiza a los usuarios de Twitter y les asigna un puntaje en base a su actividad. La escala de puntajes fluctúa entre el 0 y 5. Mientras más alto sea el puntaje del usuario, mayor es la probabilidad de que éste sea un bot o que se comporte como uno retuiteando información falsa.

En base al puntaje, la extensión actúa tomando una serie de decisiones. Si el bot score es similar a 2.5, el usuario es silenciado, mientras que si el puntaje es similar o superior a 3, el usuario es eliminado definitivamente del timeline.

El algoritmo mide el bot score de los usuarios de Twitter basándose en una serie de criterios. Analiza cuán reciente es la cuenta, cuántos seguidores tiene, a quiénes sigue, a quiénes retuitea, si es que la foto es real o un icono, y muchos factores más.

Pollak comparte que esta herramienta es principalmente necesaria en un país como Chile, en donde la gente “se informa mayoritariamente a través de las redes sociales”. En este sentido, una noticia falsa puede cambiar completamente la percepción que tiene un usuario sobre el acontecer nacional.

“Yo tengo mucha información de los medios, de Twitter, de los bots y de cómo éstos buscan amplificar ciertos temas. Situación que se agravó después del estallido. Los bots logran posicionar temas generalmente con un nivel de virulencia super alto. Las redes de bots son súper responsables del nivel de polarización que hay hoy en el país. Si no hubiese bots, el clima sería menos violento. Habría más diálogo”, comenta Tomás Pollak. 

Según explica el emprendedor, los bots son comunes en nuestro contexto porque “hay ciertos políticos y partidos políticos que se benefician de esto. Generalmente son los extremos, pero es evidente que las redes de bots están más activas por el lado de los partidos de extrema derecha”.

Musk y las cuentas falsas

Tomás Pollak cree que los bots son un problema que Twitter se niega a solucionar y que por ende herramientas como la suya pueden ser de gran ayuda para los usuarios. “El gran problema de Twitter es que eliminar los bots afecta sus números. Es el gran debate producto de la oferta de Elon Musk. Musk les dijo ‘demuéstrenme que efectivamente las cuentas falsas son menos de un 5%’. Y es evidente. Estoy completamente seguro de que el número es mucho mayor, se habla del 20%”, explica.

Es por esto que su herramienta ha tenido muy buena recepción entre los usuarios de la red social. “Recientemente he recibido alertas sobre problemas de carga, que es una señal que indica que está creciendo el número de usuarios. Lo que me gustaría hacer más adelante es incorporar en Quiet su propia base de datos para que tú puedas reportar cuentas falsas, cuentas bots o malos usuarios. Si es que hay mucha gente que haya marcado que tal usuario twittea mensajes odiosos o xenofóbicos, si yo me llego a topar con un tweet de él me saldrá una alerta”, explica Pollak.

Waze de fakenews

Su idea de transformar a Quiet en una especie de Waze, en donde los usuarios formen parte de una comunidad que aporte activamente información sobre cuentas falsas, aún está en pañales. Hoy está abocado en otras tareas y pronto será padre por tercera vez en sus 39 años.

“Si esto se transformara en algo viral, ahí sin duda necesitaría pagar por servidores y buscar una manera de hacerlo rentable”, comenta Tomás Pollak, quien ha desarrollado más de 10 herramientas tecnológicas con el propósito de facilitar la navegación en la web.

Entre viñas y olas: la apuesta verde de Nicolás Sutil

Nicolás Sutil Condon, el segundo de los cuatro hijos del presidente de la CPC, preside Top Wine Group, matriz de la empresa vitivinícola familiar. Llegó a la firma en 2019, y desde entonces se propuso darle un giro ecológico a la firma, lo que incluyó, entre otras cosas, un agresivo cambio de imagen, eliminar herbicidas y sumarse a la iniciativa 1% for the Planet, creada por el fundador de Patagonia, que compromete un porcentaje de ventas a organizaciones medioambientales. La primera donación, US$ 8.000, se concretó en 2021 y la destinó a la Fundación Punta de Lobos, del empresario Nicholas Davis. Adelanta que la segunda superará los US$ 25 mil.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR