Click acá para ir directamente al contenido

Tecno

El movimiento de criptomillonarios que donan casi todo lo que ganan

El movimiento de criptomillonarios que donan casi todo lo que ganan

En sus declaraciones a Bloomberg, Sam Bankman-Fried, fundador y CEO de la criptobolsa FTX, asegura que este año donará hasta US$ 1.000 millones a diversas agrupaciones.

Por: Marcela Vélez-Plickert | Publicado: Sábado 9 de abril de 2022 a las 04:00
  • T+
  • T-

Precisamente cuando el mundo está a la caza de los yates de los oligarcas rusos, en las Bahamas, Sam Bankman-Fried toma siestas en un saco de dormir al lado de su escritorio. Así lo retrató Bloomberg Markets esta semana. Bankman-Fried podría también comprarse un yate. Como fundador y CEO de la criptobolsa FTX, el joven empresario de 30 años tiene una fortuna calculada en US$ 22 mil millones.

Pero dice no querer uno, ni ningún otro lujo. 

Descrito como un “Robinhood de las criptomonedas”, Bankman-Fried ha prometido donar casi todas sus ganancias. En concreto, su promesa es solo mantener un 1% de lo que genere en un año o un máximo de US $100.000, que –calcula– es lo que necesita para vivir.

El joven criptomillonario es uno de los líderes del movimiento de “altruismo efectivo”, impulsado por el filósofo escocés William MacAskill (35 años), y que plantea que se puede ayudar o hacer el bien de forma más efectiva buscando profesiones de altos ingresos y donando la mayoría de lo ganado. El movimiento tiene su base en las ideas del filósofo utilitarista Peter Singer. 

Este es uno de los temas principales del podcast que Bankman-Fried grabó hace un mes con el economista Tyler Cowen, anfitrión del programa “Conversations with Tyler”. El episodio 145 está dedicado a Bankman-Fried, quien ahonda en su visión utilitarista y, por supuesto, habla de las criptomonedas y regulaciones.

La falla

Pero cómo hizo su fortuna. Ya con la idea de ganar dinero para donarlo, Bankman-Fried ingresó a la industria financiera como trader en Jane Street. Ahí, afirma, aprendió lo básico del arbitraje y a valorar activos. Pronto descubrió una falla –obvia, dice él– en el mercado de criptomonedas y eran los diferentes precios de Bitcoin de acuerdo a los países. Así surgió Alameda Research, la firma que inició con algunos amigos, también “altruistas efectivos”, para arbitrar bitcoins entre EE.UU. y Japón. 

Las barreras regulatorias entre ambos países y su mayor conocimiento del mercado lo impulsaron a crear su propia bolsa de criptomonedas FTX, en mayo de 2019. Actualmente, FTX es la tercera bolsa de criptomonedas, con unos US $340 mil millones transados en febrero, todavía unas cinco veces menos de lo registrado por la líder, Binance, según Nomics.

En la conversación con Cowen, Bankman-Fried atribuye su éxito como trader y en los negocios a dos factores: la mecánica cuántica y su afición por los videojuegos. Un reconocido jugador de “Magic! The Gathering” y Storybook Brawl, Bankman-Fried reflexiona que los juegos te condicionan a la mentalidad de “este es el escenario, haz lo mejor que puedas para lograr tu objetivo”.

En su caso, su objetivo es ganar la mayor cantidad de dinero posible para donarlo. En sus declaraciones a Bloomberg, el joven empresario asegura que este año donará hasta US$ 1.000 millones a diversas agrupaciones. En el podcast, reconoce que uno de los receptores es la organización impulsada por su hermano Gabe, Guarding Against Pandemic, que busca movilizar al gobierno estadounidense para que aumente la inversión en preparación para la próxima pandemia.

Por ahora, todavía le faltan nombres a su lista de receptores, concentrándose en aumentar la capacidad para fabricar vacunas de manera rápida ante la aparición del próximo virus. “Espero tener más nombres el próximo año, es un área que me interesa mucho”, dice.

Al parecer no se trata solo de generar dinero. Giving What We Can, la organización de altruismo efectivo fundada, entre otros, por MacAskill, dice tener más de 7.200 miembros, que han comprometido al menos el 10% de sus ingresos. Bankman-Fried es uno de los que más ha comprometido junto a nombres más conocidos, como Dustin Moskovitz, uno de los cofundadores de Facebook. 

Cowen llama la atención de que con millonarios de ese calibre el movimiento de altruismo efectivo no debería tener un problema para movilizar recursos. La traba, explica Bankman-Fried, es de coordinación.

“Creo que tiene que haber más innovación en las formas de gastar el dinero… A menudo el financiamiento está ahí. La gente está ahí. Tal vez los fundadores estén ahí en alguna parte. Creo que a veces lo están, pero lo que ocurre es que, no sé, no se cruzan, por así decirlo”.

Por ahora sus esfuerzos han estado limitados a donar a la campaña de Joe Biden, a Guarding Against the Pandemic (de su hermano) y –afirma– a otras organizaciones que entregaron ayuda durante la pandemia. 

Mientras tanto, FTX ha comprado millonarios auspicios, como los derechos del estadio de los Miami Heat, financiado deportistas y pagado anuncios en el Super Bowl. Todo bajo la idea (o justificación) de hacer crecer FTX para ganar más, para donar más y ayudar a más personas.

Las tendencias de las criptos

Instalado en las Bahamas, Bankman-Fried suena en la conversación con Cowen como alguien permanentemente curioso. “Oh, esa es verdaderamente una buena pregunta, un buen punto, ohhh”, se le escucha responder aquí o allá con verdadera admiración e interés en la conversación, que hacia el final se concentra en las criptomonedas y regulaciones. 

Banman-Fried reconoce que la industria está en un momento clave, con cada país tratando de encontrar el adecuado balance para regular las criptomonedas. Además, valora la idea de que las stable coins estén respaldadas por dólares, como forma de evitar fraudes. Pero reconoce que eso es difícil de limitar porque bien alguien podría evitar, precisamente, que su criptomoneda entre en la categoría de stable coin para quedar fuera de la regulación.

Más interesante es su visión sobre el mercado y cómo se valoran los activos. Es un crítico de la forma en que funcionan las bolsas tradicionales, donde solo los que más pagan tienen acceso a información en tiempo real y sobre los otros actores del mercado.

Defiende, por ejemplo, a dogecoin como la máxima “criptomoneda meme” por eliminar la pretensión de que se pueden hacer cálculos sobre flujos como para justificar su valor. “Es la forma más pura de moneda”, asegura. 

¿Y cómo valora el Bitcoin? Bueno, como muchos, usa el parámetro del oro. “No es lo único que importa, ciertamente, pero creo que es una parte. Es una parte de cómo pienso en Bitcoin. Si me dijeras que está cotizando actualmente al 1% del oro, simplemente compraría, no necesito saber nada más. ¿Cuáles son las probabilidades de que Bitcoin se convierta en el nuevo oro? ¿Es el 1%? No, es más. No sé cuál es el porcentaje, pero uno no es el número correcto”.



MetaJungle crea la primera ciudad chilena en el metaverso

La semana pasada una consultora chilena hizo pública la primera ciudad inmersiva virtual del país. Su negocio, dicen, será atraer marcas para que instalen tiendas y showrooms físicos en ese espacio. “Las empresas de verdad, las que triunfan, son aquellas que toman estos retos”, asegura su cofundador.

¿Se le acaba la fiesta a Robinhood?

La empresa fundada el 2013 y abierta en bolsa desde el año pasado es una de las afectadas por la baja de las acciones tecnológicas y la posible recesión económica. Esta semana su CEO, Vlad Tenev afirmó que contrataron personal en exceso durante el 2021 y ahora estos despidos son culpa de él.

Siemens se fija en el metaverso

La compañía alemana lanzó ‘Xcelerator’, un marketplace para acelerar transformación digital. Ya tienen como partners estratégicos a compañías como Amazon Web Services (AWS), Accenture, Bentley, Microsoft y SAP.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR