Click acá para ir directamente al contenido

Cultura

Fulgor, la obra inmersiva que se instalará en el GAM

Fulgor, la obra inmersiva que se instalará en el GAM

Como si se tratara de un portal a otra dimensión, la instalación digital creada por los artistas Marco Martínez y Claudio Pérez nace desde la innovación. Estará expuesta en la próxima versión de Art Stgo y es una invitación a celebrar el segundo aniversario de DF MAS a través de una experiencia sensorial de art data.

Por: Sofía García-Huidobro | Publicado: Viernes 12 de agosto de 2022 a las 12:30
  • T+
  • T-
El arte, la belleza, la ciencia, el movimiento, el sonido, la poética, la observación y el sentir. Esos fueron los elementos que dieron vida a la obra Fulgor, del artista visual Marco Martínez y el músico Claudio Pérez para Art Stgo 2022, la feria de arte más grande del país, que se realizará este 20 y 21 de agosto en el Centro Cultural Gabriela Mistral.

La propuesta de los artistas es una video-instalación que invita a los asistentes a “ver el sonido” y “escuchar las imágenes”. Para ello se proyectan cinco piezas de arte digital en una pantalla LED de 9 metros cuadrados con un sonido de alta definición, para una experiencia inmersiva.

Cada movimiento es una propuesta lumínica que está en constante transformación por medio del sonido, en un acto unitario y emotivo.


¿Cómo se originó Fulgor?

Con la idea de aportar a la conversación sobre el futuro a través del arte, DF MAS en el marco
de su aniversario n°2 invitó a Fundación Antenna a co-crear un proyecto que diera vida a los
conceptos que definen su ADN, y le pidió que invitara a uno o más artistas a crear una obra que pudiera integrar ciencia, tecnología e inspiración creativa, para ser expuesta durante la feria ArtStgo. Así, convocamos a los artistas Marco Martínez y Claudio Pérez quienes diseñaron la obra digital Fulgor que está en exhibición y pueden visitar el 20 y 21 de agosto 2022 en el GAM.

"Mi padre trabajó en la NASA y tengo recuerdos prístinos de haber ido a la ex estación de monitoreo en Peldehue, camino a Los Andes, y haberme encontrado con esas antenas parabólicas. Era un chico de 8 años cuando tuve consciencia de que las matemáticas son reales. Ese primer acercamiento volvió a fluir hace unos cinco años cuando me inspiré en fenómenos científicos desde sus poéticas posibles”.

Así explica el artista digital Marco Martínez su primera aproximación a la ciencia y cómo ésta ha inspirado obras como Navas (Mutek BA, 2019), Mutar y Panspermia, entre otras. Ahora da forma a Fulgor, instalación lumínica compuesta por cinco movimientos que estará expuesta en la próxima versión de Art Stgo, el 20 y 21 de agosto en el GAM.

“Fulgor es el brillo extremo que te puede enceguecer o es el fulgor de una mañana en su acepción más poética”, describe Martínez. En este caso el título está vinculado a las fulguritas, del latín fulgur “relámpago”, formación metamórfica que es el resultado del impacto de los rayos atmosféricos sobre el desierto o dunas.

“Un rayo, que trae una carga de 4 mil grados Celsius, al chocar con la arena produce una herida en la tierra de un metro de profundidad y luego sale expulsado hacia el cielo, como un rebote. Al quemar la sílice, componente químico presente en la arena, genera estas esculturas frágiles. Es un fenómeno poco frecuente, pero muy interesante. A partir de ahí, dijimos: ‘A ver, investiguemos, inspirémonos’”, desarrolla el artista convocado para crear una obra sensorial que invitara al público a enfrentarse a un paisaje inmersivo.

Su aliado, en este y otros trabajos, es Claudio Pérez, artista sonoro también reconocido por su alias Usted no!

Martínez y Pérez se conocieron hace más de diez años y han colaborado en distintas instancias como las del colectivo A+, que reúne además al músico Cuti Aste. 

En este proyecto la dupla trabaja para crear una obra que se refiere a la experiencia sinestésica, figura retórica que consiste en la atribución de una sensación a un sentido que no le corresponde. “Escuchar imágenes y ver el sonido”, ejemplifican. El efecto se desarrolla a través del uso de tecnología y de softwares.

“Cabe señalar que no estamos descubriendo la rueda, es una exploración bastante antigua y que tiene mucha data. Pero hoy tenemos nuevas posibilidades de acercarnos a esta experiencia, desde la visualidad y el arte sonoro”, agrega Martínez. 

“Yo vengo de la formación académica artística, he derivado en la música y particularmente en la música electrónica como lenguaje. En las idas y venidas de la vida, nos cruzamos con Marco en un circuito de artistas afines. Él venía realizando un trabajo de investigación visual y yo desarrollando una carrera musical. Confluimos y finalmente convenimos en distintas instancias, algunas más reflexivas en torno a un tema, y otras más libres. Elegimos las batallas, así nos hemos conectado”, comenta Claudio. 
 Marco Martínez y Claudio Pérez. Foto Verónica Ortiz. 

Marco explica que durante un tiempo parte de su quehacer artístico consistía en acudir a conciertos para acompañar la música con sus visuales digitales. “Lo pasé bien, aprendí, y en un minuto dije: ‘stop’. Entré en ruido blanco, fue maravilloso: el silencio. Y de ahí comencé a tomar riesgos y a buscar una intención de visualidad. Aparece este pie forzado que se instaló como mi ADN artístico, que es inspirarme en fenómenos científicos”, señala.

Cuando fundación Antenna lo contactó para proponerle la creación de una obra inédita en el contexto de Art Stgo 2022 e inspirada en la visión de DF MAS. lo primero que hizo fue llamar a Claudio Pérez: “Le dije: ‘Hay un trabajo interesante que hacer en tiempo acotado’. El reto era lograr una propuesta con narrativa y sin intenciones encubiertas, que fluyera. Ahí vino la idea de trabajar con las fulguritas y el concepto de fulgor, brillantez, emanación de luz”.

Integrar imagen y sonido es un proceso de trabajo y confianza, comentan ambos artistas. Ellos comparten una cercanía estética que genera una dinámica simbiótica.

“Las artes audiovisuales se podría decir que es 50% sonido, 50% imagen. Pero también puede ser 10% y 90%. Va mutando, pero se transforma en un ying y yang. Ese 10% sonido puede ser tan importante como el 90% imagen. Y la obra visual sin sonido, para mí, es analfabeta, una intención vacía”, señala Martínez.

Claudio habla desde el sonido: “Si bien Marco es el kick off de referencias viduales, cuando trabajamos en estudio hacemos un trabajo de interacción y de referencias internas. Se hacen los ajustes hasta que haya un match”. 
 
El próximo viernes, en la plaza central del GAM se instalará una inmensa caja negra que contendrá una pantalla LED, de tres por tres metros, con sonido en alta definición. Ahí se proyectará Fulgor, video-instalación lumínica compuesta por cinco composiciones digitales, cada una en un rango de 2 a 3 minutos, y que transita por paisajes cartográficos y secuencias micro-celulares.

“El desafío es hacer un gesto al espacio a partir de este cubo que permita contener al transeúnte. Me parece muy interesante crear un espacio atmosférico donde se den las condiciones para percibir“, afirma Marco. “Se trata de la expansión del espacio emocional y psicológico a través del tránsito por distintos momentos de un soundtrack que apunta principalmente a la belleza”, agrega Pérez.

“Me gusta que Fulgor apunte a buscar un pequeño trance, gatillar un biorritmo. Lograr el ahora. Lo que fue, fue. Lo que vendrá, vendrá. Si a alguien le produce un segundo de trance, desde mi punto de vista, misión cumplida. Eso desearía que sucediera. Ahora estamos 400% concentrados emotivamente para el lanzamiento”, asegura Martínez.

“Con Marco vivimos trabajando en esa intensidad, ahora lo enfocamos en algo que vamos a poder compartir con el público”, cierra su compañero artístico.

Sobre Fulgor

Fulgor está inspirada en el fenómeno científico llamado “Fulguritas” del latín fulgur 'relámpago', que es una una formación metamórfica a partir de la caída de rayos atmosféricos que suceden con poca frecuencia, en desiertos de arena y dunas litorales. Este acontecimiento causa verdaderas esculturas solidificadas al contacto entre un rayo a 4000 grados celsius con la sílice presente en la arena.

Por medio de cinco composiciones digitales, esta obra reflexiona en torno a los fenómenos lumínicos en permanente transformación y diálogo con el campo sonoro. Aquí, dado el carácter sinestésico de la obra, se invita a la experiencia de  “ver el sonido” y “escuchar las imágenes”.

Cada movimiento es una propuesta lumínica que está en constante transformación por medio del sonido, en un acto unitario y emotivo. Desde la evocación de macro cartografías a presencias micro-celulares, la obra transita en el campo de lo abstracto y minimalista.

El despliegue de las cinco piezas de arte digital se desarrolla en una pantalla LED de 3x3 metros con un sonido de alta definición. La experiencia se lleva a cabo en un espacio rectangular que invita al transeúnte a un viaje atmosférico y contemplativo.

Año 2022

Idea Original y Arte digital Marco Martinez

Músico Claudio Pérez - Usted No!

Duración 15 min

Formato Mov

Aspecto 1 / 1

Softwares Touchdesigner / Modul8 / Madmapper / Native Instruments Maschine 2.0 yAbleton Live 11, licenciados. Controlador MIDI Maschine MK3 y Komplete Kontrol S25 (todos los softwares con licencias).

Cecrea, espacios abiertos a la creatividad

El programa, presente en 13 regiones del país, ofrece acceso gratuito para niños, niñas y jóvenes entre 7 y 19 años. Hablamos con cuatro directores a cargo de los Centros de Creación Artística de Vallenar, La Ligua, Valdivia y Castro, que desde 2019 han inaugurado espacios con infraestructura propia. Ellos nos cuentan sobre su metodología y la misión de generar una ciudadanía creativa.

Dua Lipa: así se fue su primer concierto en Chile

Tania Selaive, editora de Play FM, estuvo en el concierto de Dua Lipa en La Florida la noche del viernes. En primera persona cuenta lo que vio, lo que sintió y cómo frente a sus ojos estuvo la nueva gran diva del pop.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR