Click acá para ir directamente al contenido

Cultura

Juan de Dios Larraín y el estreno de Spencer: “Yo nunca había jugado a un nivel tan alto”

Juan de Dios Larraín y el estreno de Spencer: “Yo nunca había jugado a un nivel tan alto”

Tres días de la vida de Diana de Gales, interpretada por Kristen Stewart y bajo la cámara de Pablo Larraín, se han transformado en uno de los títulos más esperados de la temporada, sobre todo cuando los Oscar se asoman en el horizonte. Spencer se estrena el 20 de enero en Chile y hablamos con su productor, Juan de Dios Larraín.

Por: Sofía García-Huidobro | Publicado: Viernes 14 de enero de 2022 a las 13:00
  • T+
  • T-

Todavía recuerda la mañana del 31 de agosto de 1997, cuando se enteró de la muerte de Diana de Gales en un accidente automovilístico en París.

“Me acuerdo de despertar en mi pieza y enterarme de la noticia. La emoción que marca la memoria es la sensación de injusticia. Alguien que supuestamente tiene todo, de repente no tiene nada. Además, fue un final tan cinematográfico, como si fuera una fábula. Como plantea "Spencer: una fábula de una tragedia”, dice Juan de Dios Larraín.

Entonces tenía 18 años, y al igual que su hermano Pablo, dos años mayor, y que toda una generación, había crecido con la figura de esta princesa que era también un ícono de la moda y la mujer más fotografiada del siglo XX. “Generaba una atención muy aspiracional, era linda, joven. Me acuerdo también cuando se separó: se acabó el cuento de hadas”, rememora el abogado y productor audiovisual.

Se han filmado decenas de películas, series y documentales sobre Lady Di. Pero los hermanos Larraín quisieron hacer otra, una distinta, una interpretación libre sobre cómo la princesa pudo haber vivido tres días de celebraciones navideñas en el Palacio de Sandringham en 1991, cuando su matrimonio con Carlos ya llegaba al final.

Una película que le gustara a su madre -la exministra del primer gobierno de Sebastián Piñera, Magdalena Matte-, ha dicho Pablo en entrevistas, y Juan de Dios coincide. Ella la verá este domingo en la función de preestreno que ofrece el Festival de Cine Wiken.

Gajes de la pandemia
El Covid-19 estuvo presente en todo el proceso de Spencer. La cinta se filmó entre enero y abril de 2021 en varias locaciones. El rodaje comenzó en Alemania, primero en el Schlosshotel Kronberg, luego en Marquardt y en el Palacio de Nordkirchen.

En marzo, se trasladaron al Reino Unido para filmar en Norfolk y Londres. En plena pandemia, antes de las vacunas y sin espacio para distracción social, esos meses fueron de absoluta concentración, comenta el productor y socio de Fabula.

“Fue una burbuja fuertísima. Estuvimos todo el tiempo con gente de la película hablando de la película. Pensando en la filmación de mañana. Eso generó un mecanismo de control y profundidad en cada uno de los detalles que luego quedó reflejado en la pantalla. Mirando para atrás, lo agradezco. Pero fue intenso”.

La cinta debutó en septiembre pasado en la competencia oficial del Festival Internacional de Venecia, y comenzó un recorrido por otros certámenes como Telluride, Toronto y Londres. En noviembre se estrenó en Estados Unidos e Inglaterra, y ahora es el turno de Chile y Latinoamérica, bajo la distribución de Neon.

“Con Covid es todo tan extraño que cuesta darle una significancia distinta, pero estrenar en tu país tiene algo especial. Uno está más pendiente de las opiniones. Claro que escogimos la peor semana”, afirma. Se refiere a la reciente alza de contagios y la posibilidad de que eso traiga nuevas restricciones en los aforos de las salas de cine.

Crédito: Juan Pablo Montalva

En una función privada realizada en el Cinehoyts del mall Parque Arauco con algunos invitados y medios de comunicación, Juan de Dios presentó brevemente la película y lamentó no haber podido realizar un preestreno más masivo.

Días después, en entrevista con DF MAS, sumó además la suspensión de la avant premiere de Spencer en México. De hecho, el productor viajaba el domingo pasado a ese país y finalmente no voló: “Esa es la cancelación que más me duele porque habíamos invitado a un montón de gente, del cine, la televisión, del mundo de la cultura y autoridades, y todo se derrumbó”.

De todas maneras, cree que la cinta se estrenará prontamente en streaming, y aunque no tiene certeza porque eso depende del distribuidor en Latinoamérica, no le extrañaría que sea a través de Netflix.

A nivel internacional la producción ha recibido buenos comentarios, pero también algunas críticas como la publicada en The Economist en noviembre, donde si bien se destacan las actuaciones y el trabajo cinematográfico, se alude a un “exceso de fantasía”.

Cerca de Diana
Diana se mira al espejo y se dice a sí misma: “Tres días”. Esa es la misión, sobrellevar tres jornadas de eventos familiares al interior de un inmenso palacio que deja ver a pocos personajes, pero delata un clima de constante tensión.

En una frágil posición mental y emocional, la princesa intenta rehuir de los compromisos formales para estar sola o con sus hijos, mientras la desesperación la envuelve como la fría niebla que rodea al castillo. La cámara está siempre junto a la protagonista y la historia se cuenta desde su mirada.

Kristen Stewart se ha llevado aplausos de la crítica por su interpretación de Diana Spencer, nombre de soltera de la princesa de Gales, que da el nombre a la cinta. La actriz estadounidense fue la primera opción de Pablo Larraín. La contactaron a través de su agente, que comparte con el actor Gael García Bernal, quien trabajó con los Larraín en No (2012) y Neruda (2016).

“Ella leyó el guión, tuvo una llamada con Pablo, y se sumó. Cuando le ofreces este personaje a una actriz no inglesa vas en contra del establishment. Para ella fue un rol de riesgo, sin duda”, agrega Juan de Dios.

Aunque la película está lejos de ser un biopic, sí requirió un exhaustivo trabajo de documentación y obversación del innumerable material que dejó Lady Di. Entrevistaron a gente que la conoció, contrataron los servicios de un asesor de protocolo, un coach de acentos, un chef especializado. Un conjunto de personas que ayudaron en la construcción del mundo de la realeza.

“Qué pensaba Diana es algo que nadie sabe. El cineasta lo que hace es acercarse a esa intimidad través de la interpretación y la especulación. Pablo realiza una lectura libre a su espíritu. Uno de los guardias que la conoció en vida, dijo que la versión de Kristen era lo más cercano que él ha visto a Diana. Eso es un súper premio para Pablo y para la producción”, afirma.

Una de las líneas más imaginativas de la historia es la presencia fantasmal de Ana Bolena a partir de una lectura de la protagonista. Un guiño a la historia circular que comparten estas dos princesas condenadas, que, cuenta Juan de Dios, fue propuesto por el guionista, el escritor Steven Knight.

En principio la mujer que el Rey Enrique VIII mandó a decapitar acusada de adulterio y traición, tenía mayor presencia en el largometraje, pero finalmente decidieron acotar sus apariciones en virtud de proteger la salud mental del personaje protagónico.

Una escena que marca el filme y que no formaba parte del guion es la que muestra a Diana en su faceta de madre. A la luz de las velas y cuando el resto del palacio duerme, ella juega con William y Harry en una tierna dinámica que refleja su relación.

La idea surgió en el casting para dar con los niños actores que interpretarían a los pequeños príncipes. Pablo Larraín ocupó un sistema de preguntas rápidas y creativas, que luego decidió incorporar de manera improvisada a la película. “Los niños fueron muy buenos actores, definitivamente un acierto porque entrevistamos a muchos”, señala el productor.

Aunque no tienen información oficial de que alguno de los integrantes de la familia real, en particular William o Harry, haya visto Spencer, sí es posible imaginarse, dice Juan de Dios, que la película les traería recuerdos difíciles: “pero en algún lugar es también un homenaje a su madre. Probablemente tendrían emociones positivas y negativas”.

Equipo de lujo
La música, sin duda, es otra de las grandes protagonistas de la cinta: “Cumplimos el sueño de trabajar con Jonny Greenwood, que es un genio y por lo mismo un tipo bastante inaccesible”. Greenwood es un reconocido músico y compositor inglés, miembro de Radiohead y autor de la banda sonora de películas como Petróleo sangriento (2007) y El hilo fantasma (2017, por la que fue nominado al Oscar), entre otras.

Para la musicalización, el artista leyó el guión y produjo una gran cantidad de piezas musicales inspirado en la historia, luego fue viendo algunas imágenes e incorporando más melodías y por último, una vez ya concluido el montaje, realizó algunos nuevos ajustes.

La fotografía a cargo de Claire Mathon y el vestuario de Jacqueline Durran, dos veces ganadora del Oscar, son otras piezas claves de un equipo de excelencia, recalca el productor. “Con profesionales así, hay poco margen de error. Yo nunca había jugado a un nivel tan alto”.

-¿Y qué se hace con la vara tan alta?
Uno tiene que ser capaz de producir cosas buenas con poco presupuesto. Es rico trabajar así porque te permite acceder a otras cosas, pero también soy feliz haciendo películas más chicas en Chile.

-¿Qué expectativas tienes para las nominaciones a los premios Oscar? (Se anuncian el 8 de febrero)
Creo que posiblemente esté nominada Kristen (Stewart) a mejor actriz, Jonny Greenwood por la música y Jacqueline Durran en vestuario. Cualquier otra nominación sería genial, pero esas son las que me imagino.

-Después de Jackie y Spencer, ¿podría venir un nuevo título que cierre la trilogía?
Hay una idea dando vuelta. No te podría dar más detalles, porque cuando uno comparte una idea, inmediatamente ésta se muere. Es la regla de esta industria.

La empresa crece
Después de la pausa obligada que implicó el 2020 y parte del 2021 por efecto de la pandemia, Fabula, productora de cine, televisión y publicidad fundada en 2004 por Pablo y Juan de Dios Larraín, ha continuado con su crecimiento internacional. A Santiago, los últimos cinco años se han sumado las oficinas de Los Ángeles, Estados Unidos, y Ciudad de México.

Juan de Dios se mantiene en constante movimiento y por lo general viaja una vez al mes a ambas sedes. Zoom le ha permitido trabajar a la distancia: “Es genial, ayuda mucho, llegó para quedarse y lo agradezco, pero sentarse a planificar con equipos a veces requiere algo personal que no se reemplaza”.

Larraín menciona algunos de los proyectos actualmente en proceso: en Chile la película Ardiente paciencia dirigida por Rodrigo Sepúlveda, en México preparan la primera película del dramaturgo y director teatral chileno Guillermo Calderón, y en Estados Unidos, este año estrenarían sus primeras producciones estadounidenses: “siempre con un elemento multicultural, porque nosotros sabemos leer esas capas de mejor manera. No queremos hacer productos 100% gringos”.

Sobre el terreno que han ganado las plataformas de streaming en la audiencia, acota: “La sala de cine va a estar ahí para siempre. La gente va a poder elegir si quiere ver una película en la pantalla grande o en su casa, es lo más democrático. Creo que vamos a llegar a un lugar de acomode, con espacio para todos”.

Cecrea, espacios abiertos a la creatividad

El programa, presente en 13 regiones del país, ofrece acceso gratuito para niños, niñas y jóvenes entre 7 y 19 años. Hablamos con cuatro directores a cargo de los Centros de Creación Artística de Vallenar, La Ligua, Valdivia y Castro, que desde 2019 han inaugurado espacios con infraestructura propia. Ellos nos cuentan sobre su metodología y la misión de generar una ciudadanía creativa.

Dua Lipa: así se fue su primer concierto en Chile

Tania Selaive, editora de Play FM, estuvo en el concierto de Dua Lipa en La Florida la noche del viernes. En primera persona cuenta lo que vio, lo que sintió y cómo frente a sus ojos estuvo la nueva gran diva del pop.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR