Click acá para ir directamente al contenido

Análisis

Pía Mundaca y Jorge Selume analizan los episodios a los que hay que poner lupa en materia política

Pía Mundaca y Jorge Selume analizan los episodios a los que hay que poner lupa en materia política

En esta edición aniversario estrenamos una nueva sección, cuyo propósito es que expertos políticos algunas veces, y otras, miembros del equipo de DF MAS, harán una selección de temas y recomendaciones sobre los episodios a los que hay que poner lupa en este terreno. Para este estreno participaron Pía Mundaca, cientista política y directora ejecutiva de Espacio Público; y Jorge Selume, psicólogo y director en Artool.

Por: Pía Mundaca y Jorge Selume | Publicado: Domingo 1 de agosto de 2021 a las 12:00
  • T+
  • T-

Pía Mundaca:

 

El triunfo de la propuesta realizada por Loncón y Bassa, para ampliar la mesa de la convención

El jueves 22 presentaron al pleno su propuesta para ampliar en siete personas más la mesa directiva. La fórmula consideraba la elección mediante patrocinios, la cual se había realizado anteriormente para definir los miembros de cada comisión (fórmula ideada por la Lista del Pueblo y movimientos sociales), pero agregaba criterios de inclusión.

Esta opción buscaba dejar de lado las votaciones consecutivas o votación papal, como fue el sistema aplicado para escoger a la presidenta y vicepresidente. Una de las principales fortalezas de la propuesta realizada por la directiva de la Convención es que permitiría que distintas fuerzas políticas conformaran la mesa, evitando los vetos al acceso de este espacio.

El martes de esta semana, la propuesta de la mesa fue respaldada y ya conocemos los siete nuevos nombres que se sumarán al trabajo de Loncón y Bassa. Chile Vamos estará representado por Rodrigo Álvarez, lo cual no podría haber sido posible con votación papal. Como señaló Jaime Bassa, los espacios de la convención deben reflejar la diversidad, y por lo mismo, que todas las fuerzas políticas estén en la mesa directiva es una buena noticia.

Hay que escuchar: “Democracia en LSD” y “Nadie Sobra”

Los tiempos políticos en nuestro país son intensos y en muchos casos complejos de seguir; por lo mismo, puede ser de ayuda para entender lo que está sucediendo escuchar podcast que reflexionan en formatos más lúdicos sobre el acontecer nacional, y en ello hay dos muy buenos ejemplos: “Democracia en LSD” que se puede ver todos los martes a las 22 hrs en su canal de YouTube y luego escuchar en Spotify, y “Nadie Sobra”, el cual también tiene un capítulo semanal en la misma plataforma.

Ojo con Simone Biles, personaje de la semana:

Esta semana, la gimnasta y medallista olímpica Simone Biles prefirió restarse de la competencia individual de los Juegos Olímpicos para cuidar su salud mental. Su decisión confrontó “la falsa dicotomía entre bienestar personal y excelencia profesional”, y además nos recordó la importancia de que nos atrevamos a funcionar bajo nuevos paradigmas, en los cuales la competencia y el éxito no pueden determinar nuestras vidas ni relaciones. Esta invitación se hace cada más urgente, sobre todo considerando que la salud mental de los chilenos- la cual venía con malos indicadores-  ha empeorado durante la pandemia (Estudio UC y ACHS, 2021) y el acceso a las prestaciones sigue siendo un privilegio.

 Tuit de la semana:

“Con miles de tuits, usuarios llevaron a ser trending topic un hashtag que pedía la destitución de la presidenta de la Mesa, @ElisaLoncon. Junto a @InterpretaLab te contamos quiénes están detrás de la tendencia y cómo operan en la red”.

@ContextoFactual (29 julio/2021)

Durante esta semana fue posible leer en redes sociales un hashtag que pedía la destitución de la presidenta de la Convención, lo anterior fue incluso acompañado de una página web que pretendía reunir firmas para dicha demanda, aludiendo a que Elisa Loncón no ha realizado su trabajo. Para saber quiénes estuvieron detrás de la tendencia, el 29 de julio la plataforma especializada en fact checking Contexto Factual posteó un tuit dando cuenta de un análisis que realizaron junto con Fundación Interpreta. Su conclusión fue que la actividad en redes sociales estaba empujada por cuentas falsas y cercanas a personas como José Antonio Kast o Teresa Marinovic. Lo anterior revela esfuerzos por desinformar e influir en la percepción ciudadana sobre el rol de la Convención. En el estudio “¿Cómo vemos el proceso constituyente? Miradas a un momento histórico”, realizado por Espacio Público e IPSOS, fue posible reconocer el temor de parte de la ciudadanía de que el proceso constituyente sea “secuestrado” por los mismos de siempre o por extremos ideológicos que propaguen campañas de desinformación, como fue el caso de la articulación realizada bajo el hashtag #DestituciónDeElisaLoncón. Nuestros esfuerzos debieran estar en propiciar el diálogo y los acuerdos de un proceso inaudito en nuestra historia independiente, el cual sigue concitando esperanza de parte de la ciudadanía. Por lo mismo la invitación es a informarse por canales serios, no caer en campañas del terror e invitar a todas las personas a que sean parte del camino que estamos recorriendo.

 

Jorge Selume

 

Para quienes plantean que la situación de Chile Vamos se resuelve con un simple cambio de nombre, vale la pena recordar esta cita de Séneca: “No hay viento favorable para el que no sabe dónde va”.

 

El primer mes de la Constituyente

Ha pasado casi un mes desde que se instaló la Convención Constituyente, y lo que prometió ser la casa de todos, por momentos parece ser solo de algunos. Así lo explicitó Daniel Stingo cuando dijo “los grandes acuerdos los vamos a poner nosotros”. Contados habitantes de esta casa estarían aptos para expresar legítimamente sus preferencias, y quien osara pensar distinto tendría que someterse al designio de su infalible juicio; pues ellos serían los exclusivos representantes de la voluntad soberana del pueblo. ¿Su misión? Portar el báculo del profeta y redimir con su sabiduría a los errantes. Algo de esto nos enseñó Jorge Baradit cuando, con un tono paternalista, le dijo a Ruggero Cozzi “yo entiendo que tú no entiendas”.

 Pero si el grueso de los constituyentes se focaliza más en penalizar las diferencias que en propiciar las avenencias, entonces resultará imposible escribir una Constitución perdurable. Así parece haberlo comprendido Loreto Silva, quien esta semana renunció a la Lista del Pueblo afirmando “yo no voy por la ley del Talión”. A este gesto, se suman otros pequeños hechos auspiciosos: se aprobó una ampliación de la mesa conformada con patrocinios (o sea, con participación de minorías) y se autorizó el acceso de la prensa al hemiciclo. Ambos síntomas de colaboración y transparencia, pero aún insuficientes. Ahora falta lo sustantivo: que se aboquen a cumplir su mandato y redacten un texto que signifique un avance, y no un retroceso, para la vida de los chilenos.

Uno de los grandes logros de la convención es que encarna la diversidad cultural de Chile. Difícilmente alguien puede sentirse excluido de ella, pues todos los grupos, desde etnias, géneros, regiones, religiones e ideologías están en algún grado representados. Su principal triunfo es haber construido un símbolo a la par de las circunstancias. Ahora viene la parte dura: que los constituyentes estén a la altura de la pluralidad que representan.

 

Las ramas que debe sortear Gabriel Boric

Gabriel Boric lleva la delantera en las encuestas (¿podemos creerles?) y junto a Michelle Bachelet es el único candidato que ha conseguido superar la barrera del millón de votos en una primaria presidencial. Los datos parecieran indicar que avanza en vía recta hacia la Moneda. Pero en política dos más dos no es cuatro, por lo que la realidad del candidato magallánico es más compleja de lo que parece.

 Primero, porque tendrá que administrar el entramado interno del FA, donde su liderazgo históricamente ha generado tensiones. Junto con ello, sus socios comunistas harán valer el importante número de votos que consiguió Daniel Jadue en la primaria, buscando capitalizarlo en la lista parlamentaria. Lo harán como de costumbre: con una pistola sobre la mesa. Si no se abren los cupos que exigen dentro del pacto Apruebo Dignidad, entonces le dificultarán veladamente la tarea a Boric.

Segundo, porque la Convención amenaza con tensionar su campaña, pues los comunistas han dado luces de que emplazarán públicamente a los constituyentes del FA que no voten en bloque con ellos. Lo vimos esta semana cuando los frenteamplistas votaron cuadrados con el PS y la derecha, hecho calificado por las JJCC como algo “impresentable”. Este factor de inestabilidad estará presente durante los cuatro meses que faltan para la primera vuelta y será especialmente sensible para Gabriel Boric, quien tiene parte de su capital político invertido en el acuerdo por una nueva Constitución.

 En la vereda opuesta, Sebastián Sichel tiene el frente interno controlado y lo que haga o deje de hacer la Constituyente no le genera costos, pues su candidatura surgió desde “otro lugar” y por lo tanto transita un camino diferente. Desde una mirada egoísta, entre más se desordene la interna de la Constituyente, mejor para él, pues da la impresión de que la izquierda no da garantías de gobernabilidad.

 De todas formas, en este desafiante contexto, Gabriel Boric cuenta con un comodín a su favor. Al ir la oposición dispersa en primera vuelta, es altamente probable que el candidato que obtenga más votos sea Sichel. Eso forzará a la izquierda, en el amplio sentido de la palabra, a dejar sus diferencias de lado y a unirse detrás de la causa que más los moviliza: impedir que la centro derecha sea gobierno y, de paso, evitar que Boric se quede solo arriba del árbol.

 

 Consejo para pasar el invierno

Muchas de las propuestas, tanto de convencionales como de candidatos presidenciales, nacen desde una demanda de reivindicación que en ocasiones se confunde con ánimos de revancha, desquite o venganza. Ánimos que inducen a dividir la vida entre justos y pecadores. “No son 30 pesos, son 30 años”, reza el slogan. Independiente de la certidumbre de esta pegajosa frase, conviene recordar las palabras que dijo Pepe Mujica cuando hace unos meses renunció a su cargo en el Senado de Uruguay.  

 “Yo tengo mi buena cantidad de defectos, soy pasional, pero en mi jardín hace décadas que no cultivo el odio, porque aprendí una dura lección que me impuso la vida, que el odio termina estupidizando, porque nos hace perder objetividad frente a las cosas. El odio es ciego como el amor, pero el amor es creador y el odio nos destruye”.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR