Click acá para ir directamente al contenido

Cómo cuido mis lucas

Cómo evadir la inflación en el día a día

Cómo evadir la inflación en el día a día

Los expertos señalan que la iniciativa requiere cambiar hábitos: recurrir al formato mayorista, sustituir alimentos en la dieta y eliminar gastos prescindibles, entre otros.

Por: Benjamín Pescio | Publicado: Miércoles 11 de mayo de 2022 a las 11:53
  • T+
  • T-

La semana pasada, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer que la inflación en el mes de abril fue de 1,4%, lo que representa un alza del nivel de precios de 10,5% en los últimos 12 meses.

Esto quiere decir que el costo de la vida se ha incrementado un 10,5% en el lapso de un año, según lo que se define como la canasta básica.

Entre las 12 divisiones que forman esta agrupación de bienes, las que más suben anualmente son Transporte (21,4%) y Alimentos y bebidas no alcohólicas (14,8%). Al mismo tiempo, son las que más inciden en la cifra agregada, pero con Transporte ocupando el segundo lugar.

La tercera división que más sube es restaurantes y hoteles (14,7%), con una no despreciable cuarta posición en la escala de incidencia.

Con esta información y poniendo atención al costo de los distintos productos, ¿cómo pueden nuestras decisiones de compra aliviar al bolsillo?

Los expertos dicen que no será fácil, ya que los ítem que más aumentan son justamente los de mayor incidencia, pero concuerdan en que sí hay acciones que se pueden tomar.

Evitar el sobreprecio

“El ahorro debiese estar orientado a la disminución en ítems como Recreación y cultura y Restaurante y hoteles”, aconseja el director ejecutivo de RPBM Consultores Rodrigo Palma.

Para quienes no tienen grandes niveles de consumo, dice el economista, el recurso principal tendría que ser la sustitución dentro de un mismo ítem, como por ejemplo el de alimentos.

Arcadio Cerda, académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca, va en la misma línea y sostiene que la salida debiera venir del cambio de algunos hábitos alimenticios.

A continuación, ofrece recomendaciones como reducir el número de viajes al supermercado, en lo posible a una o dos visitas mensuales para limitar al máximo las compras impulsivas. También aconseja evitar las compras a goteras y en locales que abusan del sobreprecio.

Agrega que no se debería comprar en “locales que tienen una escala de operación y negociación con pocas posibilidades de ofrecer precios convenientes”, y que se deben “comparar precios y buscar marcas alternativas que en ocasiones resultan más baratas”. Desaconseja, además, la compra impulsiva de comida rápida y de vendedores ambulantes.

Bencina y sector inmobiliario

Fuera de la división de alimentos, señala como productos cuyo consumo puede reducirse en cierto margen a la gasolina y especialmente a los paquetes turísticos, argumentando que estos últimos solo son relevantes para una parte de la población.

Cristian Lecaros, CEO de Inversión Fácil, va al sector de la vivienda y dice que cuando hay cierto nivel de dinero ahorrado, es mejor tratar de evitar pagar arriendo y “comprarse una propiedad para vivir, aunque sea más pequeña, y aprovecharle la plusvalía”.

Usar los descuentos

Así es como el consumidor puede desentenderse, en parte, de la cifra agregada de inflación que el INE construye para estandarizar la información sobre el nivel general de precios. Pero hay más.

Héctor Hernández, director comercial de la startup de delivery Lomi, recomienda la compra local y aprovechar al máximo los descuentos de las aplicaciones y supermercados. “Lo más barato va ser comer frutas o verduras de la estación, dado que la inflación no le impacta tanto a su precio final”, dice.

A este consejo suma, al igual que Cerda, la reducción del “gasto hormiga” y el hacer grandes compras al mayor. “Almacenar harto por un tiempo reduce la posibilidad de comprar en los siguientes meses, lo que reduciría el bolsillo a largo plazo si es que la inflación sigue subiendo”, argumenta Hernández.

Juan Pablo Oyarzún, CEO de la red de darkstores Ditucí, sostiene que el consumidor “debe buscar alternativas de compra que eviten en lo más posible un intermediario, dado que encarece mucho el producto”.

Pone el ejemplo de una docena de huevos marca Omega Tres, que según sus palabras, pueden costar hasta un 60% menos que en el supermercado si se compran directo al productor. “Hoy existen varias plataformas para eso, lo que lo transforma en una muy buena oportunidad”, remarca.

Mercado accionario en EEUU: ¿comprar, vender o aguantar?

Los principales índices han caído más de dos dígitos desde el comienzo de 2021. Esto ha generado preocupación, especialmente en los inversionistas de perfil arriesgado. Es por eso que le pedimos a cuatro expertos que entreguen sus estrategias para esquivar este momento y recomienden acciones para sacar provecho de los posibles rebotes en el futuro.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR