Click acá para ir directamente al contenido

Glocal

CEO de la bolsa de bitcoins más grande del mundo: “Recién estamos comenzando”

CEO de la bolsa de bitcoins más grande del mundo: “Recién estamos comenzando”

La criptomoneda dejó de ser un activo vinculado a transacciones ilícitas. JPMorgan, Paypal, family offices están apostando millonarias sumas. Changpeng Zhao, CEO de Binance, la bolsa de bitcoins más grande del mundo, afirma a DF MAS: “Aún no hemos visto nada".

Por: Marcela Vélez | Publicado: Domingo 10 de enero de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

Las criptomonedas han regresado. Más puntualmente, el bitcoin. Si usted fue un inversionista avezado o soñador, y fue de los primeros en comprar un bitcoin en 2013, por US$13,50, su inversión se habrá multiplicado en más de 300.000%. Sí, leyó bien. Al momento de escribir este artículo, cada bitcoin se transa en poco más de US$41.000, tras subir 413% en los últimos 12 meses.

La euforia incluso ha hecho olvidar a muchos el crash que la criptomoneda sufrió hace tres años. Hoy es el activo de moda, y encima de esa montaña está sentado Changpeng Zhao, fundador y CEO de Binance, la bolsa de bitcoins y criptomonedas más grande del mundo. De un volumen de transacciones diarias promedio de US$2.000 millones (similar al de la Bolsa de Santiago), Binance registró un récord de US$80 mil millones en un solo día. Es una muestra más de un rally del que todos quieren ser parte.

Pero la fe de Changpeng Zhao, o CZ, en el blockchain y criptomonedas en general no es algo de moda. "Las criptomonedas estarán en todas partes, como el Internet hoy. Por hacer un paralelo, hoy estamos en lo que era el Internet en 1995. Si nos das 15-20 años, las criptomonedas serán el método de pago y comercio de preferencia. Blockchain será la red para transferir valor", afirma.

En gran parte ese salto será gracias a los nativos digitales, para quienes no resulta extraño recibir o realizar pagos digitales, ni sienten mucha cercanía con los gobiernos o bancos centrales. Una generación, además, nómada y globalizada. "Digamos que quieres trabajar para una firma en Chile, pero vives en otro país. Es más fácil que te paguen con criptomonedas".

Aunque reconozco que las comisiones bancarias internacionales pueden ser un obstáculo, le planteo a CZ que aún no me gustaría recibir mis honorarios -como algunos de los 1.600 empleados de Binance- en una criptomoneda cuyo valor puede cambiar drásticamente de un día para el otro, no por fundamentos económicos o decisiones de un Banco Central, sino por pura especulación del mercado.

El argumento de los promotores de las criptomonedas, incluyendo CZ, es que las monedas físicas también pierden valor, por una mayor emisión de los bancos centrales o por la inflación. Pero admitamos que excepto en casos extremos, como Venezuela o Zimbawe, en pocos países el valor de la moneda puede deteriorarse en cuestión de días u horas.

CZ sonríe en la pantalla. No soy la primera escéptica o crítica que encuentra en su camino. Pero yo no soy nativa digital. Tampoco lo es CZ. A pesar de su look juvenil, que usualmente involucra un polerón o, como en esta ocasión, una polera con el diseño corporativo de Binance, este CEO tiene 44 años.

Sí es un ciudadano global. Nacido en China, vivió en varias ciudades antes de emigrar con su familia a Canadá en 1989 (el mismo año de las protestas en Tiannamen y la represión que le siguió), aunque descarta razones políticas. Su padre, un académico universitario, escogió Canadá para sus estudios de postgrado y la familia lo siguió. CZ tenía 12 años. Como adolescente vivió en Vancouver, donde trabajó en un McDonald's, cocinando hamburguesas. Cambió pronto por el turno nocturno en una estación de servicios, porque "pagaba mejor". Tras estudiar informática en Toronto, viajó a una pasantía en Tokio. Luego trabajó en "Nueva York, Singapur, Shanghái, y algo en Hong Kong", a lo que él atribuye la falta de vínculo o identificación con la idea de una "moneda nacional".

Imagen foto_00000004

En 2005 comenzó su carrera como emprendedor en Shanghái, con una plataforma de trading de alta frecuencia. Luego siguieron otras "cuatro o cinco empresas", varias de ellas ligadas a las criptomonedas, hasta llegar a Binance, en 2017, que en apenas seis meses se convirtió en la principal plataforma (por velocidad y seguridad, según sus usuarios) para transar los criptoactivos. En poco más de dos años, CZ pasó de tener 40 a 1.600 trabajadores, más de 15 millones de usuarios, y una fortuna valorada en más de US$2.000 millones. "Comencé a emprender 17 años antes de empezar Binance. Creo que los fracasos anteriores ayudaron mucho. Pero no es una garantía de éxito", advierte. Más bien, cree que la clave está en una combinación de suerte, trabajo duro y aprendizaje.

Sobre el éxito de Binance, CZ cree que parte importante ha sido el foco en la protección de sus usuarios, incluyendo un bloqueo en operaciones si éste sufre fuertes pérdidas en un corto período de tiempo. La plataforma también incluye una academia, para aprender a transar con criptomonedas, que -el empresario reconoce- son un activo volátil. No solo eso, también se trata de activos complicados. En Binance, y algunas de sus rivales, se pueden transar no solo criptomonedas sino decenas de activos distintos, como contratos de futuros, opciones y derivados colaterales. Instrumentos que para un inversionista novato pueden ser tan complicados de entender como el mismo bitcoin o blockchain, la tecnología en la que se basa. "Esta es una industria nueva y mucha gente puede salir herida", advierte CZ. Su recomendación es que un inversionista inexperto solo compre bitcoins con capital disponible, y del que pueda prescindir por uno o dos años.

Pero el reciente rally del Bbitcoin no ha sido producido por un aumento de inversionistas retail, sino por fondos y bancos de inversión que están haciendo millonarias apuestas, e incluyendo el activo en sus portafolios recomendados. "En los últimos tres años, muchos países han aceptado Bitcoin como un activo, incluyendo China, EEUU, Japón, Singapur, muchos en Europa, y tenemos regulaciones más claras para las criptomonedas. En muchos casos, la regulación es demasiado estricta. Pero al menos la gente ya sabe que son activos legales, ya no están más asociados con capos del narcotráfico. Esa percepción ha cambiado mucho".

También han ayudado los propios gobiernos y bancos centrales. La euforia por el bitcoin y su inclusión en carteras de grandes fondos y "bancos tradicionales" coincide con la (desesperada) búsqueda de rendimientos, en un escenario de tasas de interés mínimas, en cero o negativas, y alta volatilidad.

"Bitcoin no es afectado por ninguna agenda política, por ninguna empresa o la decisión de un individuo. Si un gobierno o banco central decide imprimir más dinero, puede hacerlo, pero no puedes crear más bitcoins, hay un número limitado".

Ahí reside su valor. Su creador o creadores, bajo el seudónimo Satoshi Nakamoto, establecieron un límite de 21 millones de unidades. Para conseguirlos, poderosas computadoras deben resolver operaciones matemáticas, en un proceso denominado, minar. En la actualidad, hay 18,5 millones de bitcoins en transacción, dándole a este activo un valor de mercado de US$641 mil millones. Si fuera una empresa, su valor se ubicaría justo entre Alibaba y Tesla.

Otro de los atractivos de Bitcoin es su estructura descentralizada. No hay un solo emisor que copie el rol de un banco central, sino una red de computadoras distribuidas alrededor del mundo. Otras criptomonedas (incluyendo la de Binance, BNB) tienen creadores identificados, y son más centralizadas, y por ello -apunta CZ- quizás más susceptibles a la agenda de un grupo particular.

CZ y Binance siguen el mismo patrón. Al igual que otras bolsas de criptomonedas, Binance nació en China, pero el régimen de Beijing (que anunció lanzará su propia criptomoneda) vetó las operaciones de este tipo de firmas. Desde entonces, Binance no tiene un edificio corporativo como Apple o Facebook, sino que sus operaciones están distribuidas entre Singapur, Hong Kong, Malta, EEUU y se cree que Japón. Su propio CEO, afirma Bloomberg, distribuye su residencia entre varios de estos países.

A modo de garantía para los usuarios, CZ insiste en que su apuesta por las criptomonedas es de largo plazo. La CEO de Binance Estados Unidos proyecta que el bitcoin llegará a US$100.000, JPMorgan lo compara con el oro y apunta un precio objetivo de US$146.000. Pero CZ mide el potencial de crecimiento en otro factor: "Solo un 1% de la población ha adoptado las criptomonedas, lo que deja un 99% de margen de crecimiento".

No solo eso, CZ explica que Bitcoin es solo el inicio, el punto de entrada para la economía basada en blockchain. De nuevo recurriendo a los 90's, una década que parece darse cuenta entiendo muy bien, afirma que bitcoin es como esa primera dirección de correo. Así que, para llegar hasta las redes sociales o la realidad virtual, el blockchain todavía tiene gran espacio para evolucionar en sus aplicaciones.

"Esta es la industria con más potencial de crecimiento en la actualidad", sostiene. En un reciente mensaje a los usuarios de Binance afirmó: "Un mundo post-pandémico verá emerger una nueva economía digital a través de muchas industrias, lo que podría dar a las criptomonedas un empujón a un nuevo nivel de adopción".

India, la pandemia deja al desnudo al león asiático

Con un programa nacionalista, Narendra Modi prometió convertir a India en un nuevo poder mundial. Hoy depende de la ayuda internacional, para superar una ola de la pandemia que ha desbordado sus hospitales y multiplicado las pilas funerarias en las calles.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR