Click acá para ir directamente al contenido

Glocal

Mauricio Macri: “No hay ninguna posibilidad de que yo participe en un gobierno de Javier Milei”

Mauricio Macri: “No hay ninguna posibilidad de que yo participe en un gobierno de Javier Milei”

En vísperas de las elecciones presidenciales argentinas, el exmandatario trasandino -que estuvo de paso por Chile- reflexiona sobre lo que se juega para su país este domingo 22 de octubre. Dice estar confiado en que su candidata, Patricia Bullrich, será la vencedora. Se desmarca de Javier Milei; y es durísimo con el actual gobierno de Alberto Fernández: “Yo lo llamo un ‘ejército de demolición’. Sin duda, a esta altura es el peor gobierno que hemos tenido en la historia”.

Por: Patricio De la Paz y Mateo Navas - Fotos: Verónica Ortiz | Publicado: Sábado 21 de octubre de 2023 a las 04:00
  • T+
  • T-

Aunque son pocos los argentinos que se atreven a dar un pronóstico de las elecciones presidenciales de este domingo, el exPresidente Mauricio Macri dice estar seguro. Para él, Patricia Bullrich -candidata de Juntos por el Cambio, representante de la centro-derecha trasandina y a quien él apoya- será la próxima Presidenta de su país.

Su pronóstico con tanta seguridad llama la atención. Dentro de los tres principales candidatos que se medirán en esta elección en el país vecino -Bullrich; Javier Milei, de Libertad Avanza; y el oficialista Sergio Massa, de Unión por la Patria,- la ex ministra de Seguridad del gobierno macrista es la que corre con menos opciones, al menos según lo que muestran los últimos sondeos de opinión. 

En su pronóstico, Macri también evita referirse al “elefante en la habitación” de estos comicios: Milei, un candidato que sacudió el statu quo de la política local; favorito para llegar a la Casa Rosada, se situó primero en las primarias de agosto y hoy encabeza las encuestas frente a la presidencial. 

La mañana de este domingo 22, Mauricio Macri se levantará temprano para ir a votar por Bullrich, una doctora en ciencia política a la que él atribuye una amplia experiencia en el Estado. Luego, dice, regresará a su casa y se reunirá con su familia. “Trataré de que pase lo más rápido posible el tiempo. Porque uno se pone muy nervioso”, comenta a DF MAS, sentado en el sitial de una sala de reuniones de la firma de inversiones Picton, en Las Condes, que lo invitó a Chile como expositor del aniversario 11 de la compañía.

“Trataré de que pase lo más rápido posible el tiempo. Porque uno se pone muy nervioso”, comenta a DF MAS, sentado en el sitial de una sala de reuniones de la firma de inversiones Picton.

Macri adelanta también que, a pesar de los nervios, no tiene ninguna cábala para el día de la elección: “Se me acabaron en la época de Boca Juniors con Carlos Bilardo, así es que ya abandoné eso”. Fue presidente de ese club deportivo entre 1995 y 2007.

Es lunes 16 de octubre y el reloj marca el mediodía. En poco más de una hora, el exPresidente de Argentina será entrevistado por la diputada española Cayetana Álvarez de Toledo (Partido Popular, y con nacionalidad argentina y francesa además) en un almuerzo en el hotel Ritz-Carlton que reunió a empresarios y ejecutivos chilenos. Más tarde, en otro evento en El Mercurio, Macri tildará de “pobresismo” a las ideas progresistas y criticará a Milei por “su falta de experiencia”. También se referirá a él como “otro mesías” que se presenta como la clave para solucionar todos los problemas de su país. 

- Hace cuatro años usted dejó la presidencia de Argentina. Aparte de las cosas tangibles, como la economía, ¿cuánto ha cambiado su país desde que se fue de la Casa Rosada? ¿Cuánto peor está?

- Lamentablemente, y es bastante obvio, está mucho peor. Desorden macroeconómico, una inflación mensual de alimentos de más de 15%, reservas negativas en el Banco Central por más de US$ 10 mil millones y una brecha cambiaria que casi se multiplica por tres. Eso paraliza las exportaciones y ha distorsionado las importaciones. Ya prácticamente no hay importaciones porque hay que financiarlas. Están parando severamente la economía. Y a la vez hay una pérdida de la tranquilidad en la calle con el avance de la inseguridad, el crimen organizado y el narcotráfico. Un deterioro creciente en el sistema de educación. Por como uno lo mida, la cosa ha empeorado mucho. Yo llamo a este gobierno un “ejército de demolición”. Sin duda, a esta altura es el peor gobierno que hemos tenido en la historia.

- A su juicio, ¿qué es lo fundamental que se juega Argentina en esta elección?

- Está en juego hacer realidad un cambio profundo que tal vez comenzó como un prólogo entre 2015 y el 2019 (su gobierno). Argentina es un país eternamente lleno de potencialidades y la realidad demuestra que lo único que hemos hecho es aumentar sistemáticamente la pobreza. Dice mi candidata, Patricia Bullrich: “Tenemos todo como país y los argentinos no tenemos nada”. La falta de reglas e institucionalidad ha generado que unos vivos se hayan apropiado del trabajo de la gente, de los impuestos que pagan las personas. Y eso ha empobrecido a la enorme mayoría de los argentinos, favoreciendo a una pequeña minoría.

"Argentina es un país eternamente lleno de potencialidades y la realidad demuestra que lo único que hemos hecho es aumentar sistemáticamente la pobreza. Dice mi candidata, Patricia Bullrich: 'Tenemos todo como país y los argentinos no tenemos nada'”

“Me sentí muy solo”

Macri dice estar preocupado por lo que está sucediendo en Argentina. La semana pasada el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó un IPC de septiembre de 12,7%, lo que deja al país trasandino con la tercera mayor cifra de inflación anual en el mundo, después de Venezuela y El Líbano.

“Es un desgobierno absoluto. Nadie sabe dónde está el Presidente (Alberto Fernández, de la coalición de izquierda Unión por la Patria), dónde está la vicepresidenta (Cristina Férnandez de Kirchner). Tenemos un candidato, que es el Ministro de Economía (Sergio Massa), que hace zafarranchos irresponsables todos los días. Está imprimiendo billetes para todo el mundo, llevándonos a la hiper”. 

- Usted ha dicho que Javier Milei es un candidato con “buenas intenciones”. ¿A qué se refiere con eso? ¿Mantiene un vínculo personal con él?
- Lo que yo trato de plantear es que no estoy para discutir la intencionalidad de Milei. Estoy para discutir la factibilidad de que pueda llevar a cabo los cambios. Pongo mi experiencia por delante: yo estaba con cuatro gobernadores y el 30% de la Cámara de Diputados y me sentí muy solo para tratar de imponer una agenda de cambio frente a la enorme fuerza que tiene el statu quo. Y él va a tener cero gobernadores y menos del 20% de la Cámara de Diputados.

Tengo la certeza de que es imposible poder liderar un cambio con esa carencia de apoyo político. Y además, hay que sumarle que nosotros ya tenemos un equipo armado. Entonces, es muy importante tener ese músculo, esa experiencia. Patricia estuvo ahí. Ya dio esas batallas. Ya sabe lo que es el Estado. Ya enfrentó a las fuerzas del statu quo, a la agresión de (Santiago) Maldonado, a sindicalistas como (Hugo) Moyano y otros que utilizan y abusan de su poder. Entonces hay que haber estado ahí para entender la magnitud y dificultad del conflicto.

"Él (Milei) va a tener cero gobernadores y menos del 20% de la Cámara de Diputados. Tengo la certeza de que es imposible poder liderar un cambio con esa carencia de apoyo político"

- Usted habla de statu quo. Javier Milei, muchas veces, para referirse al statu quo, usa el concepto de “casta política”. ¿Usted siente que pertenece a ese grupo?
- Yo jamás me sentí parte. Yo vine a la política a ayudar, a prestar un servicio. Me fui con menos de lo que tenía cuando llegué. Así que estoy muy tranquilo de la intencionalidad y de lo que hemos armado y que es el espíritu que mueve a nuestra candidata. A terminar con los privilegios. Ella habla todo el tiempo de la austeridad y yo creo que son valores fundamentales: predicar con el ejemplo.

- Poniéndose en el escenario de un balotaje entre Milei y Patricia Bullrich. ¿Qué tiene la candidata de Juntos por el Cambio para ganarle al representante de Libertad Avanza?
- Vamos a tener más de 10 gobernadores, una presencia muy importante en la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores, gente que ya estuvo en el Estado y sabe lo que va a enfrentar. Son dos cosas muy valiosas, que a mí me dan la tranquilidad de que ahí hay un peso específico que es capaz de llevar a cabo el cambio que todos soñamos. Porque acá hay más de un 70% de argentinos que han votado por un cambio. El tema es discutir quién es capaz de llevarlo a cabo. Para mí no hay duda: Patricia Bullrich.

“Estas ficciones no contribuyen”

Una de las mayores dudas en Argentina es qué tan cercano es Mauricio Macri a Javier Milei. El exmandatario es considerado uno de los pocos representantes de Juntos por el Cambio que ha tendido puentes con el candidato de Libertad Avanza. Tanto así, que el aspirante a la Casa Rosada lo ha invitado en múltiples ocasiones a su eventual gobierno. 

En agosto, por ejemplo, Milei lanzó: “Si soy presidente, Macri tendría un rol destacado como representante de la Argentina. Sería una figura por encima de Cancillería y demás... un representante del país, no sé cómo se define, habría que crear la figura, pero creo que es alguien que puede abrir mercados”. 

- Javier Milei lo ha elogiado. Ha dicho, por ejemplo, que usted está por encima de Patricia Bullrich y que incluso le gustaría tenerlo en un eventual gobierno. ¿Qué piensa al respecto?
- Le agradezco, pero no hay ninguna posibilidad de que yo participe en un gobierno de Javier Milei. Me quiero quedar acá, como una ayuda a Juntos por el Cambio en seguir formando nuevos dirigentes, estar disponible para cualquier consulta.

- En su reciente gira por Estados Unidos usted dijo que Juntos por el Cambio debería apoyar a Milei si es que él gana la elección. ¿Cree que su coalición se uniría como bloque en esa misión?
- Lo que yo dije en Harvard se descontextualizó. Y lo que creo es que todos queremos defender la República, pase lo que pase.

- Escenario de ficción: pasan al balotaje Milei y Massa. ¿Usted apoyaría públicamente a Milei?
- Yo estoy con Patricia Bullrich y vamos a ganar esta elección. Estas ficciones no contribuyen.

¿Usted habla con ella de forma diaria, periódica? ¿Por teléfono, por WhatsApp?
- Estamos en contacto. Estuve hace poquito caminando con ella.

- ¿Dónde?
- Pergamino y Junín.

- En el escenario de que ganara Bullrich, ¿usted en qué podría aportar?
- No voy a participar en el gobierno. Le he dicho que estoy con disposición para colaborar.

"No hay ninguna posibilidad de que yo participe en un gobierno de Javier Milei. Me quiero quedar acá, como una ayuda a Juntos por el Cambio en seguir formando nuevos dirigentes, estar disponible para cualquier consulta"

“Lo que este gobierno ha hecho es destruir la confianza”

- Hay expertos en Argentina que hablan de tres sensaciones dando vueltas en el ambiente: la inevitabilidad del conflicto, es decir, el querer “romperlo todo”; el abismo, o sea un sentimiento de que está todo mal; y la percepción de carencia y que todo está más caro. ¿Cómo se puede gobernar un país así?
- Está difícil gobernar en todas partes. Ustedes no tienen ni el 20% de los problemas que tenemos nosotros y también están en una situación de conflictividad, de debate profundo, de cambio de Constitución. Y uno viaja por el mundo y encuentra el mismo nivel de conflictividad en Ecuador, Estados Unidos, España… Creo que en Argentina el eje fundamental es restablecer la confianza. Lo que este gobierno ha hecho es destruir la confianza. No sólo lo ves en el riesgo país, sino que en el día a día de los argentinos. El que tiene un comercio no sabe si le conviene vender o le conviene esperar. Nadie se anima a tomar un crédito de nada. Todo este desmadre del sistema nos ha ido carcomiendo.

- Frente a ese panorama, y considerando que los cambios que pide la sociedad son estructurales, ¿qué tanto se puede lograr en un periodo presidencial de cuatro años?
- Cuatro años es muy poco tiempo, sobre todo por la caída que ha tenido la Argentina. Pero si uno restablece la confianza, se recupera la esperanza; si ven que Argentina está mejorando de a poco, ya es otro estado de ánimo, porque la gente se puede proyectar. Lo que nos ha matado a nosotros es la inestabilidad, la imprevisibilidad. Eso es lo que te destruye y lo que hace que finalmente nuestros jóvenes hayan abandonado masivamente Argentina desde agosto de 2019, cuando perdimos las primarias.

- ¿Le parece que la confianza y la esperanza son asuntos rápidos de lograr?
- Requiere que Patricia (Bullrich) demuestre esa firmeza que tiene, restableciendo el equilibrio presupuestario a pesar de todos los ataques que va a recibir de mafias que se han apropiado de una parte de la Argentina. Restablecer la ley y dar ejemplo claro de que todo el gobierno se comporta de manera austera, decente y con actitud de servidor público, no de apropiador de lo público. Si uno establece eso, la confianza va a ir creciendo. Y eso es un arbolito que se va regando. ¿A qué velocidad? Depende del momento. En 2015 generamos un espacio de confianza muy grande, por eso salimos del cepo inmediatamente. Ahora estamos más dañados que aquella vez. Va a costar un poco más. Pero yo sigo siendo optimista.

"Está difícil gobernar en todas partes. Ustedes no tienen ni el 20% de los problemas que tenemos nosotros y también están en una situación de conflictividad, de debate profundo, de cambio de Constitución"

“Es otra de las cosas por las cuales podemos ir al Guinness”

A finales del año pasado el exPresidente argentino publicó Para Qué, libro donde relata su camino a la política y su experiencia como máximo dirigente de Boca Juniors. El punto de inicio fue el secuestro que sufrió en 1991, que terminó 12 días después, luego del pago de una recompensa de US$ 6 millones. En la publicación también da espacio para criticar a la izquierda de su país. 

- En el último capítulo de su libro Para Qué, usted escribe: “El Estado argentino, tal como lo conocimos, ha colapsado. Hoy no es otra cosa que una gigantesca fábrica de déficit, inflación y pobreza”. ¿Esto se logró sólo con el gobierno de Alberto Fernández o usted siente algún grado de responsabilidad?

- Nosotros dejamos, después de mucho tiempo, el déficit prácticamente en cero. Fue un enorme esfuerzo y recibimos una enorme oposición de muchos sectores de poder. Teníamos el Banco Central lleno de reservas, un solo tipo de cambio, exportábamos a cientos de países nuestra producción, teníamos superávit energético después de mucho tiempo. Y todo voló por el aire el 12 de agosto (de 2019, considerado el “lunes negro argentino”, el día después de la derrota de Macri en las PASO frente a Alberto Fernández). No contribuimos a este desquicio. Tal vez falló la narrativa para explicar por qué era necesario hacer todo eso, y eso generó que mucha gente deba estar arrepentida de no haber continuado el mismo rumbo.

- Uno de los responsables de esa “fábrica de déficit, inflación y pobreza” es el actual ministro de Economía, que además es candidato presidencial: Sergio Massa. Y no sólo eso, sino que tiene grandes posibilidades de llegar a la presidencia. ¿Cómo Argentina llega a eso?
- Esa es otra de las cosas por la cual podemos ir al Guinness como argentinos. Es inentendible. Aparte que él diga: “Yo voy a ser el Presidente que derrote la inflación”… Es impresionante, es impresionante, la verdad es bastante difícil de entender.


“(Chile) ha perdido la dinámica de crecimiento”

- ¿Cómo ve el gobierno del Presidente Gabriel Boric? Usted habló de que nosotros, los chilenos, tenemos el 20% de los problemas que tienen ustedes…
- Ha perdido la dinámica de crecimiento que llevaba. Con la pandemia de por medio, el gobierno de Sebastián Piñera tuvo un impulso muy potente. Esta administración no ha controlado la inflación, que a nivel de ustedes es altísima. Y eso obviamente ataca directamente la capacidad de desarrollo y de entender que Chile ha mostrado éxito ya por varias décadas.

Invitación a Sam Altman a Torres del Paine y conversación con Jamie Dimon: della Maggiora habla de su intensa semana en Davos

El cofundador y CEO de Betterfly llegó el pasado domingo a la ciudad suiza para participar de la reunión anual del Foro Económico Mundial, evento que estuvo marcado por las discusiones en torno a la inteligencia artificial y el discurso del Presidente de Argentina, Javier Milei. El emprendedor chileno también mantuvo conversaciones con Satya Nadella, CEO de Microsoft y Dara Khosrowshahi, de Uber.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR