Click acá para ir directamente al contenido

Glocal

¿Quiénes son los hombres de Putin en la mira de Occidente?

¿Quiénes son los hombres de Putin en la mira de Occidente?

La élite rusa es numerosa, pero hay un grupo de hombres que tiene un denominador común: son cercanos a Putin desde su época en la KGB y sobre ellos pesan acusaciones de diversa índole desde Occidente.

Por: Marcela Vélez-Plickert | Publicado: Viernes 4 de marzo de 2022 a las 16:15
  • T+
  • T-

En Putin’s People, publicado en medio de la pandemia, la excorresponsal del Financial Times en Moscú, Catherine Belton, detalla cómo Putin reemplazó a todos los oligarcas creados por las corruptas privatizaciones de la era de Boris Yeltsin, por una nueva generación de oligarcas.

A excepción de Abramovich, en su mayoría los une algo en común: su paso por la KGB o por las oficinas municipales de San Petersburgo donde Putin comenzó su carrera pública.

El grupo ha crecido y ha formado su propia realeza, con matrimonios entre las familias. No todos los nombres que cita Belton en su libro aparecen hoy en las listas de sanciones. A ellos hay que sumar una segunda generación, los “hijos de”, muchos CEO, directores o presidentes de las grandes estatales rusas.

Algunos también integran ahora la lista en la mira de Occidente.


Igor Sechin (61)
CEO de Rosneft


Uno de los colaboradores más antiguos, cercanos y leales de Vladimir Putin, y por ello uno de los hombres más poderosos después del Presidente ruso. Sechin fue secretario de Putin desde cuando éste asumió como vicealcalde de San Petersburgo en 1994. Diez años después, Putin nombró a su leal secretario como presidente de la estatal Rosneft. La firma con que Putin tomó bajo control estatal los activos de la petrolera Yukos, cuando su dueño perdió el favor del Kremlin.

Sechin es llamado también “Darth Vader” y es señalado como el líder de los siloviki, el clan de ex KGBs más cercano a Putin.

El empresario está en la lista de sanciones de EEUU desde 2014, y ahora también en las listas de la UE y Reino Unido. Su hijo, Ivan Sechin, también está en la lista. En 2014, a los 24 años, el joven Sechin asumió la vicegerencia de la división offshore de Rosneft.

No hay estimación de su fortuna, pero su yate, Amore Vero, confiscado el jueves por las autoridades francesas, está valorado en US$ 120 millones.


Roman Abramovich (55)
Chelsea FC, Evraz


La versión oficial es que Roman Abramovich compró el Chelsea en 2003 porque ama el fútbol. Pero en Putin’s People, la periodista Catherine Belton, recoge el testimonio de un ex favorito del Kremlin hoy en el exilio, quien sostiene que la decisión fue de Putin como parte de su estrategia para mostrar una “nueva Rusia”.

Abramovich, curiosamente, es un sobreviviente de “La Familia”, el grupo de empresarios que se enriquecieron tras la caída del comunismo y que rodeaban a Boris Yeltsin.

Él habría sido solo el ejecutor. En una rara entrevista con The Observer en 2018, Abramovich negó esa versión. También negó que haya sido una orden de Putin el que asuma como gobernador de la remota Chukotka, donde invirtió parte de su fortuna personal para mejorar la calidad de vida de la empobrecida zona.

Lo cierto es que es el único de los oligarcas de alto perfil de los años ‘90 que ni está en el exilio o prisión. Su fortuna, según Forbes, alcanzó en 2021 los US$ 14.500 millones.


Gennady Timchenko (69)
Volga Group, Novatek


Viejo amigo de Putin. Otro miembro del círculo de hombres que Putin conoció en San Petersburgo y que llevó con él a Moscú. Timchenko ha negado que haya sido operativo de la KGB, pero es cercano al grupo de exagentes que goza de la confianza de Putin.

Fue uno de los primeros traders de petróleo ruso tras la caída del comunismo, para lo cual fue clave la licencia que recibió del entonces funcionario municipal Putin en 1991.

El presidente ruso ha negado haber intervenido en el crecimiento de la fortuna de Timchenko. Pero Belton registra cómo Gunvor rápidamente tras la llegada de Putin al Kremlin absorbió otras firmas de trading de empresarios que entraron en conflicto con el Presidente.

El Tesoro estadounidense acusa a Timchenko de operar como “billetera” de Putin, y acusa que el presidente ruso es accionista/beneficiario de los negocios de su aliado.

Forbes calcula su fortuna en casi US$ 18.000 millones. Está en la lista de sanciones de EEUU, UE y Reino Unido.


Oleg Deripaska (54)
Basic Element


Uno de los nombres más reconocidos de la “Red Square” de Londres. Aunque la mansión en el número 5 de Belgravia Square suele estar apagada, el gobierno estadounidense asegura que es la residencia oficial de Oleg Deripaska.

El empresario, que hizo su fortuna con el trading de metales, es parte de la nueva generación de empresarios que creció con Putin y las políticas de apertura comercial que implementó en sus primeros años de gobierno. Deripaska es identificado en Moscú como un “don” de la industria metalúrgica.

En la sanción que le impuso en 2014, EEUU acusa a Deripaska de “blanqueo de dinero, dar la orden de asesinar a un empresario rival, extorsiones y chantajes, y vínculos con un grupo de delincuencia organizada rusa”.

Ha sido uno de los pocos en expresar su rechazo a la guerra, en un mensaje en el que pide “parar el baño de sangre”. Forbes calcula su fortuna en unos US$ 3.000 millones.


Los Shamalov 
Gazprom, Bank Rossiya

Originarios de Leningrado (hoy San Petersburgo), los Shamalov ejemplifican la meteórica carrera de los cercanos a Vladimir Putin. Dentista de profesión, Nikolai Shamalov trabajó al mando de Putin, cuando éste estaba a cargo de las relaciones internacionales de San Petersburgo. Las familias son amigas.

Shamalov fue socio en una de las primeras iniciativas empresariales de Putin, la cooperativa inmobiliaria Ozero. En 2004, Shamalov y otro cercano a Putin compraron el Banco Rossiya, antes una pequeña firma regional, y ahora considerado por EEUU como el banco de la élite rusa.

Cuando tenía 23 años, Yuri (hoy de 52) se convirtió en presidente de Gazfond, que luego pasaría a controlar Gazprombank, del cual hoy es vicepresidente. Su hermano, Kirill, se convirtió en consejero legal de Gazprom para actividad internacional con solo 20 años, en 2002. En febrero de 2013, Kirill Shamalov se casó con Katerina Tikhonova, la hija menor de Vladimir Putin.

Un año después, el joven empresario adquirió una participación controladora de la petroquímica Sibur, gracias a la decisión de Timchenko de vender sus acciones, y a un préstamo por US$ 1.300 millones de Gazprombank.

Kirill y Katerina se separaron en 2018, pero el empresario destaca como uno de los multimillonarios más jóvenes del país.


Mikhail Fridman (57)
AlfaBank


Fundador del banco privado más grande de Rusia, Mikhail Fridman nació en la Ucrania soviética. Ha ocupado los titulares desde que el miércoles en conferencia de prensa advirtió que las sanciones a Rusia y sus millonarios no pararán la guerra.

Fridman se vio obligado a congelar su participación en LetterOne, el grupo de inversión que fundó tras vender intereses petroleros a Rosneft. Fridman es uno de los residentes más notorios de la comunidad de millonarios rusos de Highgate, Londres, donde posee la victoriana Athlon House, que adquirió por US$ 65 millones.

Es considerado por la UE como “el banquero del círculo cercano de Putin”. Alfabank está en la lista de sanciones de EEUU desde 2014.

Forbes estima la fortuna de Fridman en US$ 12.600 millones.


Los Rotenberg 


Los hermanos Boris (65) y Arkady (70) Rotenberg son amigos de juventud de Putin y, según consigna Belton en Putin’s People, eran sus compañeros de entrenamiento de judo. Belton los coloca en el círculo de “empresarios conectados a la KGB”.

Tras la llegada de Putin al Kremlin, en 2001, fundaron el banco SMP y luego la empresa constructora SGM, que ha ganado millonarios contratos del Estado para gasoductos e infraestructura eléctrica.

Junto a Igor, hijo de Arkady, los Rotenberg están en la lista de sanciones de EEUU y la UE. Entre los tres suman una fortuna por US$ 5.000 millones, según Forbes.

72 horas en Lima, un paseo por la capital gastronómica de Sudamérica

En tres días se logra degustar un buen bocado de la capital peruana, que compite con ciudades como Tokio, México DF y Copenhague para coronarse como el próximo epicentro de la gastronomía internacional. Esto, de la mano de una camada de chefs sub-45 que representan a la nueva generación de cocineros (y empresarios) rojiblancos. Estos son los imperdibles para pasar 72 horas llenas de mariscos, rocoto y pisco sour.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR