Click acá para ir directamente al contenido

Glocal

Trump insultó a los latinos y pese a ello, lo apoyaron

Trump insultó a los latinos y pese a ello, lo apoyaron

Culturalmente son conservadores y alérgicos al socialismo. pero en estas elecciones, los latinos tampoco fueron cortejados por los demócratas.

Por: John Paul Rathbone, Financial Times. | Publicado: Domingo 8 de noviembre de 2020 a las 04:00
  • T+
  • T-

Donald Trump los llamó "hombres malvados", "narcotraficantes, criminales y violadores" en una serie de insultos latinos en sus cuatro años en el cargo.

Sin embargo, su desempeño, que mejoró entre los votantes latinos, tanto hombres como mujeres, casi le ganó Arizona, le aseguró Texas y, lo que es más importante, le ganó Florida, convirtiendo las elecciones en una contienda reñida. ¿Cómo lo hizo?

El hecho de que muchos latinos voten a favor de los conservadores no es nada nuevo. La población — ahora un grupo étnico en EEUU más grande que los afroamericanos — ha contribuido a la base de votantes republicanos desde que comenzó el movimiento "Latinos con Eisenhower" en California en la década de 1950.

Los latinos, a pesar de su diversidad, comparten ciertos rasgos conservadores culturales, como la importancia de la familia, el idioma, la Iglesia y el trabajo. George W. Bush aprovechó eso cuando habló español y enfatizó temas como la fe en su campaña electoral de 2000.

Aun así, para comprender por qué el Trump ganó más votantes latinos en 2020 que en 2016 — aumentando su participación nacional en dos puntos porcentuales y en 15 puntos en Florida — hay que estudiar su discurso en un mitin en Doral a fines de septiembre.

Para una audiencia floridana de cubanos, nicaragüenses y venezolanos, todos los cuales han huido de dictaduras socialistas, Trump enfatizó un punto simple: la supuesta amenaza socialista del "Castro-Chavismo". Apuntando al papel de Joe Biden como vicepresidente, el presidente Trump señaló que "se reunió con Maduro [de Venezuela]", lo que provocó abucheos.

Barack Obama también "traicionó al pueblo cubano y enriqueció al régimen de Castro".

Su mensaje contrastó con el de algunos demócratas como Alexandria Ocasio Cortez, quien ha adoptado la etiqueta "socialista democrática". También resonó entre los exiliados que buscan una nueva vida en EEUU, en el lado mejor del "muro" de Trump. El republicano convirtió la votación por él en "dejar atrás el país de mierda que abandonaste y acoger la falsa imagen del magnate de negocios como la salvación capitalista", dice Michael Bustamante, un académico de la Universidad Internacional de Florida (FIU). "La campaña de Biden nunca dio una respuesta efectiva a las acusaciones de 'socialismo'".

Las actitudes raciales pueden haber sido otro factor, especialmente porque las encuestas sugieren que la mayoría de los latinos no se identifican como personas de color. Tras la muerte de George Floyd, "las teorías de la conspiración que vinculaban Black Lives Matter con una vanguardia comunista global provocaron una respuesta particularmente virulenta a favor de la ley y el orden", agrega Bustamante.

Claramente, estos factores tienen menos influencia en otras comunidades latinas con diferentes historias. En Florida, por ejemplo, el 47 por ciento de los latinos votaron por los republicanos, según las encuestas de salida, cayendo a sólo el 21 por ciento en California, donde la mayoría de los latinos son mexicanos.

Las guerras culturales y el socialismo no fueron las únicas razones por las que Trump ganó Florida. Se alió con una potente maquinaria republicana, construida durante los años de Ronald Reagan y dirigida por el senador Marco Rubio, quien una vez se opuso a Trump. Hizo una mejor campaña en las comunidades con frecuentes mítines y caravanas de automóviles a todo volumen con canciones pro-Trump, con letras como "Oh, Dios mío, voy a votar por Trump" de la banda de emigrados Los 3 de La Habana.

De hecho, su éxito en Miami, una ciudad muy afectada por Covid-19, con algunas de las tasas de inscripción en Obamacare más altas del país y una vulnerabilidad al cambio climático, es una llamada de atención para los demócratas sobre su incapacidad para atraer nuevos votantes latinos. "Los demócratas nunca han encontrado una manera de hablar con los cubanos como lo hacen los republicanos, uniéndolos a una batalla geopolítica más grande", dijo Guillermo Grenier, otro académico de FIU.

Más existencialmente, el éxito de Trump plantea la pregunta de por qué los inmigrantes latinos votan por el mismo autoritarismo de 'hombre fuerte' del que alguna vez huyeron. Mi conclusión, habiendo crecido entre cubanos exiliados y con mi hijo nacido en Venezuela, es que EEUU, en su división política y enorme desigualdad social, también se está volviendo un país más latinoamericano.

72 horas en Lima, un paseo por la capital gastronómica de Sudamérica

En tres días se logra degustar un buen bocado de la capital peruana, que compite con ciudades como Tokio, México DF y Copenhague para coronarse como el próximo epicentro de la gastronomía internacional. Esto, de la mano de una camada de chefs sub-45 que representan a la nueva generación de cocineros (y empresarios) rojiblancos. Estos son los imperdibles para pasar 72 horas llenas de mariscos, rocoto y pisco sour.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR