Click acá para ir directamente al contenido

Lecciones de Vida

César Leiva: “Mi campaña sirve para demostrar las falencias del sistema”

César Leiva: “Mi campaña sirve para demostrar las falencias del sistema”

Conocido por ser la mente detrás de Contralorito, fue el único candidato independiente fuera de lista en la Región Metropolitana. Fue la segunda mayoría en su distrito (7,5%) y una de las mayores votaciones a nivel nacional, pero no logró salir electo.

Por: Marcos Sepúlveda Loyola | Publicado: Sábado 27 de noviembre de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

No fui electo a pesar de ser la segunda mayoría a nivel distrital. ¿Cómo se explica que una persona que haya sacado menos de 900 votos fuese electa por arrastre y yo que tuve más de 35 mil sufragios no fuese elegido? Provoca impotencia. Pero mi campaña sirve para demostrar las falencias del sistema, al ser independiente no tuve espacio en la franja, no me dieron financiamiento, tenía que ganarle a una lista.

El sistema D’Hondt (método matemático que permite obtener el número de cargos electos en proporción a los votos obtenidos) en Chile está hecho a la medida, ya que las listas no llevan la cantidad de diputados que se eligen, sino que llevan uno más. En el caso de mi distrito debía competir contra nueve diputados por listas y no ocho. El sistema señala que las minorías deben estar representadas, pero hay una sobrerrepresentación de minorías que fueron arrastradas.

Los resultados para diputados salieron tarde. Estábamos en “el comando”, la casa de mi hermana. No nos despegamos de la calculadora para ver si entrábamos o no.

Para ganar debería de haber gastado más de $ 40 millones ¿A quién le pedía plata? No podía poner más que $ 13 millones, con los que hice maravillas.

En mi participación como funcionario público, me di cuenta de varias situaciones irregulares al interior de la administración del Estado, principalmente en las contrataciones y el pago de horas extras. Hay una naturalización de las prácticas irregulares.

Escuchando a las personas que interactuaban con Contralorito me di cuenta de que para la gente es muy relevante el tema de la corrupción, ya que cada vez que comunicábamos algo, las personas aprendían y aumentaban las denuncias. Quieren fiscalizar a sus autoridades y las instituciones debemos dar el espacio. Eso me motivó para ser diputado y luchar contra la corrupción.

Me puse a disposición de Gabriel Boric, en un sentido muy pragmático, yo no quiero que salga Kast.

Tenía todo cuesta arriba: tuve que juntar patrocinios para postularme; los medios de comunicación no tomaron mucho en cuenta mi campaña, solo un medio extranjero me entrevistó; el BancoEstado me negó el crédito; me dieron 0.07 segundos en la franja, por lo que decidí postular al récord Guinness.

En un momento pensé en ir dentro de una lista, el Frente Amplio me ofreció un cupo para ser compañero de lista de Claudia Mix (diputada Partido Comunes, distrito 8). Lo rechacé porque para mí ella y mucha gente de su partido no deberían estar en política.

Nosotros denunciamos que ella tuvo una doble remuneración cuando trabajó en la Municipalidad de Maipú. “Si esto no les parece suficiente para bajarla, yo no tengo nada que hacer aquí”, le dije al comité político del Frente Amplio.

No podía ser un chivo expiatorio de ella, a ella no la sacaron porque era incumbente, yo saqué mayor votación que todo Comunes juntos. Si yo hubiese ido con Claudia, la hubiese arrastrado. Ella salió porque había dos personas más a las que le ofrecieron un cupo a las 10 de la noche. Esa no es forma de hacer política.

Nadie me consideraba, ni siquiera me invitaban a los debates, y solo Carmen Hertz sacó más votos que yo. Me di cuenta de que tenía posibilidades de ganar cuando llegaba a las ferias de Quilicura, Maipú y Pudahuel en donde la gente se paraba a conversar conmigo y les contaba mi historia.

Soy un cabro que creció toda su vida en el 12 de Pajaritos, que estudió becado Publicidad en la Universidad de Santiago y que los fines de semana trabajaba para ayudar a mi familia como vendedor en el Portal La Dehesa. Todo esto le hacía sentido a la gente.

Jamás me presenté cómo el creador de Contralorito, prefería contar mi historia de vida, de qué quería para la diputación, era súper pedagógico en la forma de expresarme. Me encanta hablar y explicarles a las personas, llegué a quedar afónico de tanto hablar.

A diferencia de mis contendores, yo iba sin padrinos políticos, solo me acompañaba un grupo de voluntarios. Los saludaba, conversábamos. No hubo día en que no saliera a hablar con la gente, jamás me echaron de una feria, era súper buena la recepción.

Era honesto en señalar que no podía prometer ciertas cosas que no estaban a mi alcance, que dependía de una mayoría, y que si era electo prefería enfocarme en mi rol fiscalizador, más que en el legislador.

Algo muy enriquecedor de la campaña fue hacer campaña con Fabiola Campillai, conocerla fue algo muy potente, pude empatizar con su nivel de resiliencia y su capacidad de querer encauzar su rabia en acciones hacia la comunidad.

Mi idea es seguir trabajando por eliminar la corrupción de la política y encauzar esta alta votación hacia ese objetivo.

Hoy está todo financiado, podría incluso pedir más reembolso ¿Cómo se hace? Aumentando boletas y costos, pero yo mandé mi declaración el sábado con lo que efectivamente gasté. Mi campaña costó $ 13 millones y puedo reembolsar $ 42 millones. Me pasaría de cara de raja de cobrar más de lo que gasté.

No puede ser que declaren gastos cuando ya conocen los votos.

Me puse a disposición de Gabriel Boric, en un sentido muy pragmático, yo no quiero que salga Kast.

No quiere decir que yo quiera ser parte del gobierno de Gabriel Boric, no es algo que yo ande buscando. El candidato escribió y quiere conversar conmigo, yo creo que él quiere saber por qué obtuve esta votación.

Rodrigo Yañez: “Estoy disponible para poder colaborar en el traspaso” de Boric

El subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales negoció cada una de las vacunas que hoy tienen a Chile catalogado como “el mejor país para pasar la pandemia”. Aquí recuerda su infancia en Antofagasta, su aterrizaje en la Universidad Católica, la infuencia de María Luisa Brahm y los momentos más tensos en la negociación de las dosis.

María Belén Carvajal, árbitra de fútbol: “Al principio me gritaban ‘anda a lavar la loza’”

A inicios de diciembre debutó como jueza central de primera división. Nunca una mujer había llegado a ese puesto. Ahora, ad portas de su posible estreno en una Copa Libertadores, cuenta que no es fácil ser árbitra de un deporte dominado por hombres, que tuvo “una responsabilidad de género”, pero que pese a todo “el fútbol profesional sí está preparado para recibir más mujeres”.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR