Click acá para ir directamente al contenido

Lecciones de Vida

Francisco "Chaleco" López: “Cuando tienes temor quedas segundo”

Francisco "Chaleco" López: “Cuando tienes temor quedas segundo”

El deportista nacional acaba de coronarse campeón por segunda vez del Dakar. En conversación con DF MAS reflexiona sobre su vida, su carrera, la política y coparte sus próximos proyectos. "Yo entreno, me dedico, busco a los mejores. Y por eso tengo estos resultados", cuenta.

Por: Mateo Navas | Publicado: Domingo 24 de enero de 2021 a las 04:00
  • T+
  • T-

"Me dicen "Chaleco" porque en los años setenta mi padre usaba un chaleco de lana como protección. Él corrió varios campeonatos de Chile en moto y lo ocupaba. Yo rápidamente heredé ese apodo cuando lo acompañaba a las competencias.

Desde niño sabía que era muy hábil para andar en moto, pero nunca pensé adónde iba a llegar. Yo nací y estudié en Curicó, después nos fuimos a Teno y hoy vivo en Santiago. Eso sí, viajo frecuentemente a Curicó porque tenemos una tienda de motos. Si tuviera que elegir me quedo con la Región del Maule, porque tiene playas muy bonitas, mariscos y frutas exquisitas.

Soy muy competitivo. En cualquier juego, en cualquier carrera. Aunque sea en la calle o en la casa. Muchos dicen que tengo suerte, pero la suerte no existe. Yo no estoy jugándome unas fichas para intentar ganar. Yo entreno, me dedico, busco a los mejores. Y por eso tengo estos resultados. Nunca he dejado nada al azar. Tengo el mejor buggy, el mejor navegante, el mejor equipo. Entreno todo el año y me digo: 'estoy preparado para ir a luchar por la victoria'. Quizás mi contrincante esté mucho mejor, pero por lo menos siento que estoy preparado.

Sin un equipo uno no puede lograr un resultado. Desde un mecánico, preparador físico, el navegante, los auspiciadores, kinesiólogos, nutricionistas. Si se corta un eslabón la pirámide no se puede lograr. Hay mucha gente que no sale en la foto o en los resultados.

A todos se los digo. A mí nadie me toca la puerta. A mí nadie me envió un correo preguntando si quería ir al Dakar 2021. No. Partió desde mi pieza, desde mi casa, con mi familia. Pensando en un objetivo específico, presentándome ante auspiciadores. Ha sido como un emprendimiento. Corrí en moto, en auto y en buggy. Siempre me he reinventado.

Yo creo que ha ido mejorando la situación de los deportistas. Hace dos años que recibo apoyo del ministerio del Deporte. Hay un cambio en curso. Obviamente se necesita más apoyo, deberíamos tener más, pero por lo menos hay una muy buena base.

 Imagen foto_00000004

El triunfo es siempre algo que uno busca. Sobre todo este año que estuvo muy complejo salir a competir con la pandemia. Pero finalmente salimos, llegamos allá, sin ningún contagio en el equipo. Ganamos la competencia que fue súper extensa, muy agotadora, donde luchamos todos los días. Tuve la suerte que mi navegante, Juan Pablo Latrach, se preocupó de los pasajes, las visas, todos los PCR y los permisos de la Federación. Tuvimos que volar en un chárter especial de París a Arabia Saudita.

No tengo un ritual específico. Cuando tú tienes un temor en cualquier ámbito quedas segundo. Tampoco tengo una cábala. Solamente encomendarse al de arriba para que te acompañe, pasarlo bien día a día y disfrutar el momento.

Es una desconexión estar en el desierto. Como mucha gente sube una montaña, ve los amaneceres o lee un libro. En el caso de nosotros, aunque no estemos 100% desconectados, igual nos desconectamos. Estás en tu mundo, estás buscando la navegación, lugares bonitos.

A las motos no vuelvo más, solamente como hobby. Ellas son la madre del desierto y obviamente son las más peligrosas. Los buggy son mucho más seguros, se rompen más fácil, pero es muy difícil que te pase algo. Por la edad que tengo (45), estamos felices en esta categoría. Pero sigo andando en moto en el día a día. Los fines de semana trato de subir los cerros o saltar con unos amigos. Lo llevamos en las venas, así que no se puede dejar.

Cuando descanso me gusta andar en bici y me gustan las motos antiguas. Todo vinculado al deporte. También me gusta la música, tengo muchos vinilos de grupos de rock ochenteros y noventeros. Pero no toco un instrumento.

Doy charlas motivacionales y de seguridad. Empecé porque alguien me dijo que querían escuchar mi carrera deportiva, la perseverancia, cómo me había levantado de mis fracasos. Ahí empecé y me di cuenta que habían valores muy potentes que se podían transmitir. Lo hago de forma constante, hablando también de seguridad y prevención de riesgo. Trato de transmitir eso, especialmente para el rubro de la minería.

El año pasado fue muy rico familiarmente. Tuve la fortuna de estar con mi señora, mis hijos, en la casa. Ese fue el lado bueno del 2020. Ellos me acompañan en todos mis proyectos, van conmigo aunque no estén ahí. Para mí es súper importante que estén involucrados con lo que hago. No me dicen que me retire. Me dicen que lo pase bien, que lo disfrute.

No me interesa la política. No tengo el tiempo ni la entiendo. Uno tiene que ser bueno en su propio segmento. Yo soy bueno en algo pero no me siento capacitado para la política y no me sentiría cómodo con las críticas, ya que tienes que estar dispuesto a que las hagan.

No hay fecha para el retiro. Puede ser en diez años o en uno. Depende de cómo nos trate la vida. Ahora se vienen unas semanas de vacaciones y luego empezaré a programar el campeonato nacional, el cual se corre hace mucho tiempo y me gustaría hacerlo nuevamente".

Ernesto Mosso: “Tenemos que salvar Chile”

El dueño de las joyerías Mosso reflexiona sobre el intento de asalto que sufrió uno de sus locales ubicado en el Alto Las Condes. "Nunca se sobredimensiona cuando se trata de seguridad", asegura.

SIGUIENTE »
« ANTERIOR